AYURVEDA PARA ACABAR CON Malos Hábitos

http://mauandayoyi.blogspot.com.es/
Es muy probable que el principal obstáculo para tu salud óptima seas tú. Los problemas de salud se dividen principalmente en dos categorías: aquellos que están vinculados a los genes, las lesiones o el entorno y aquellos que surgen de abusar de uno mismo. Muchas de las preocupaciones de la salud moderna de hoy en día están vinculadas con esta última, y la mayoría de ellas se pueden prevenir.
“Abusar de uno mismo” suena duro pero son esas pequeñas elecciones que hacemos todos los días las que se acumulan y conllevan a una enfermedad. ¿Tus elecciones cotidianas son malas para tu cuerpo? Darse cuenta de esto es cuestión de claridad, no de culpas. La conciencia te permite hacer algo al respecto, y eso empodera. Tú creas tus batallas antes de que empiecen y puedes comenzar a controlar el comportamiento.
¿Cómo dejar de sabotearse? Al igual que sucede con otros aspectos de la experiencia humana, puedes recurrir al ayurveda en busca de orientación.
Medita
Uno de los mayores beneficios de la meditación es que mejora la conciencia de uno mismo. La Meditación del Sonido Primordial es particularmente efectiva para ayudar a sintonizarte con tu yo superior. A través de una rutina de meditación cotidiana puedes ayudarte a reconocer más tu voz interior, además de hacerte más consciente de los pensamientos que motivan tus comportamientos negativos. Cuando se observa en silencio, esta conciencia desapegada puede ser muy poderosa en tus esfuerzos para recuperar el autocontrol.

Entiende qué haces
Tratándose de un mal hábito, basta con un nivel de conciencia básico para crear un cambio sustancial. Esta conciencia es en última instancia el reconocimiento del karma. El karma es el vocablo sánscrito que se usa para describir el principio de causalidad en el universo. Muchas veces cuando se habla del karma, éste se representa como un principio de venganza, una forma que tiene el universo de “cobrarse” todo el mal que se hace en el mundo. En algunos casos lo es, pero no es sólo eso. El karma es una ley universal fundamental que dice que a cada acción corresponde un efecto o un resultado. Todo lo que haces tiene un karma, no sólo las cosas malas. Este karma se compone de intención y acción por partes iguales. El verdadero alcance del poder kármico yace en tu capacidad de elegir, y después vivir con las consecuencias.
A través de esta línea de autoconciencia puedes ver la conexión directa entre tus hábitos y las cosas que te hacen infeliz en tu vida. Una vez que entiendes el poder de las elecciones conscientes, es posible abrir las puertas al cambio. Si quieres un resultado diferente, debes adoptar un enfoque diferente. Esta lógica no es nueva, pero puedes entenderla más profundamente a través de la meditación y de la verdadera observación de ti mismo. Al conocer la intención y el propósito de tus elecciones, y su efecto kármico, puedes encontrar depósitos de fortaleza para lograr los cambios que buscas.
Acéptate
No puedes forzarte a cambiar un patrón negativo. Debes aceptarte tal cual eres y después alimentar tu deseo de cambio. El ayurveda enseña que la vida es un flujo constante de energía, información, y conciencia. Cuando te aceptas como un ser que está evolucionando en lugar de uno que se queda estático, te permites aceptar tus errores y defectos como peldaños en el camino.
Aceptarte tal como eres es de vital importancia en el camino de la sanación. Comienza por asumir la responsabilidad por los efectos negativos de tus hábitos. Reconcíliate con el hecho de que disfrutas los hábitos negativos que tienes. Si tienes interés en cambiar, tal vez te hayas cansado de las desventajas, pero debes aceptar que te estás aferrando a las ventajas.
Al observarte sin juzgarte, puedes detener los hábitos negativos a través de la conciencia en lugar de hacerlo mediante la fuerza de voluntad. Por ejemplo, la culpa por sí misma no te hará cambiar los malos hábitos que tienes al comer entre comidas. Es necesario que entiendas bien lo que estás haciendo para poder sentirte inspirado a cambiar.
Encuentra alternativas más saludables
En el centro de nuestra conciencia, tu agni, o fuego digestivo, está metabolizando la energía y la información de tu mundo a través de los atributos de tu experiencia, ya sea que hablemos de alimentos o no. Aunque no aplica a todos los hábitos, algunas veces puedes sustituir unos gustos o atributos similares por otros de fuentes alternativas. En muchos casos, tus hábitos negativos son intentos burdos o inmaduros de sanar algo de tu constitución mente-cuerpo. Al hacer un autoanálisis, puedes aliarte, en lugar de enemistarte, con tu sanador interior.
Si eres una persona que usa los alimentos como un escape emocional, quizá busques comer algo dulce cuando te sientes afligido. Hay varias razones, tanto fisiológicas como psicológicas, por las que tiendes a hacerlo. De acuerdo con el ayurveda, puedes dominar ese antojo al obtener la naturaleza enriquecedora y nutriente del sabor dulce de otros medios. Esto puede significar que busques pasar tiempo con gente cariñosa, observando escenas que evoquen ternura, mostrando dulzura con alguien más, o conectándote contigo a través de actividades que te nutran. Después de todo, lo que estás buscando son los atributos de la ternura y el alimento.
Otro ejemplo puede ser el consumo diario de café o bebidas energéticas. Primero que nada, una forma efectiva de comenzar a enfrentar esta cuestión es descansar más. Si trabajas en el problema que el hábito resuelve, disminuyes la fuerza de ese hábito en tu vida. Si sigues sintiendo que necesitas un estímulo por la mañana, puedes obtenerlo de las infusiones. (El té vigorizante del Chopra Center es una mezcla de hierbas que aumenta tu energía.) Además, puedes usar el aceite estimulante de menta para despertar tus sentidos a través de la aromaterapia o el automasaje.
Estos son sólo algunos ejemplos de las alternativas para contrarrestar los hábitos poco saludables. En muchos casos terminarás por descubrir tu método personal. Disfruta la búsqueda, pero siempre experimenta con el propósito de ser más saludable y sentirte más pleno.
Busca las respuestas en tu interior
Algunas veces todo lo que debes hacer es preguntar y encontrarás la respuesta. Estas preguntas te ayudarán a recordar tu deseo de crear hábitos saludables:
  • ¿Qué objetivo tiene para mí?
  • ¿Por qué razones quiero cambiar este hábito?
  • ¿Hay otra forma de satisfacer esta necesidad que este hábito está calmando?
  • ¿Qué desequilibrios estoy tratando de arreglar (o quizá incluso causar) con este hábito?
  • ¿Cuando me dejo llevar por este hábito, cómo me siento después, siendo honesto? ¿Y por qué?
Puedes formular tus propias preguntas, dependiendo del hábito al que te enfrentes, pero las preguntas siempre deben tratar de hacerte más consciente de ti mismo y del karma de tus hábitos.
No existen los remedios exprés. Si de verdad quieres cambiar algo en tu vida, date tiempo para hacerlo; no lo fuerces. Te tomó aproximadamente 21 días o más crear ese mal hábito, así que por lo menos date ese tiempo antes de renunciar a tus intentos. El adagio que dice que “la costumbre es más fuerte que todo lo demás” tiene algo de cierto, pero con la ayuda del ayurveda, pueden surgir nuevos hábitos para reemplazar esos hábitos arraigados y dar pie a la sanación.
Leo Carver
The Chopra Center

2 comentarios en “AYURVEDA PARA ACABAR CON Malos Hábitos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *