Aida. Activado de Semillas para su mejor consumo

por Ecoportal.net

Si bien es conocido el consumo de semillas como un alimento sustancial al garantizar un aporte lipídico y proteico, no siempre se practica del mejor modo.

Activado de Semillas para su mejor consumo

La activación de las semillas resulta siempre aconsejable, previo a cualquier forma de consumo.

¿Porqué Activar Semillas?

• Para activar los procesos enzimáticos.

• Para neutralizar los inhibidores enzimáticos.

• Para favorecer la absorción de sus proteínas.

• Para eliminar tóxicos naturales (ácido fítico y taninos).

• Para incrementar las cantidades de vitaminas (especialmente las del grupo B).

• Para hacerlas mas digeribles convirtiendo gran parte del almidón en glucosa absorbible.

Activar las semillas o frutos secos se refiere a un proceso muy simple:

Dejarlas remojando en agua por algunas horas.

Se le llama activación, porque al realizar este proceso, se desactivan ciertos inhibidores enzimáticos presentes en las semillas o frutos secos, los que sabiamente han sido creados por la naturaleza para que estos sólo germinen en contacto con las condiciones adecuadas de agua y luz. Cuando se presentan todas las condiciones, se activan los nutrientes que van a permitir que de las semillas y frutos secos crezcan nuevas plantas o árboles.

Ácido Fítico e Inhibidores Enzimáticos

Cada semilla individual contiene todos los nutrientes y las enzimas necesarias para producir una planta viva, pero permanece latente hasta que las condiciones para la germinación son las adecuadas. Lo que evita que las semillas de las plantas germinen es algo llamado Ácido Fítico, un compuesto que inhibe la fitasa, una enzima implicada en el proceso de germinación. El ácido fítico no sólo evita que las semillas germinen, sino que también ayuda a protegerlos de los depredadores. Sus inhibidores de enzimas bloquean la actividad de las enzimas digestivas, para que las semillas permanezcan intactas a medida que pasan a través del sistema digestivo de los animales que los comen.

El ácido fítico se considera un anti-nutrientes porque se une a minerales como magnesio, calcio, zinc, cobre y hierro en los intestinos, bloqueando su absorción y su realización del cuerpo. Rumiantes (vacas, bisontes, ovejas, ciervos, etc.) son los únicos animales que poseen fitasa, lo que les permite digerir el ácido fítico que se encuentra en las hierbas de los cereales que consumen.

En los humanos, el consumo de ácido fítico puede conducir a problemas digestivos, inflamación, gases, deficiencias de minerales y toda una serie de enfermedades asociadas. Las investigaciones relacionaron el consumo de ácido fítico a la anemia, pérdida de masa ósea, caries dental, depresión, alteraciones de la inmunidad y la inflamación.

En cuanto al tiempo de activación, en general se habla de 12 horas, aunque hay excepciones, como puede verse en la imagen. Allí se indica el tiempo de activación necesario para consumirlas directamente (comerlas o licuarlas) y el tiempo de activación necesario como remojo para proseguir luego con la germinación.

¿Cómo podemos consumir con seguridad alimentos que contienen Ácido Fítico?

Es bastante simple: consiste en “despertar” las semillas. Es un procedimiento muy común en horticultura, a fin de acelerar el desarrollo de la siembra, y solo requiere varias horas de remojo en agua.

En este período, la semilla absorbe agua y pone en marcha diversos procesos (cascadas enzimáticas): inactivan antinutrientes (como el ácido fítico), predigieren nutrientes (desdoblamientos) e incrementan su contenido nutricio (síntesis vitamínica y enzimática).

Además, así se eliminan eventuales restos de hongos y micotoxinas que hayan resistido el lavado previo. Y, al remojar semillas, granos y cereales, hace también que se incremente el nivel de nutrientes que dichos alimentos poseen hasta por 20 veces más. En pocas palabras, el dejar remojar un alimento nos va permitir obtener una mayor cantidad de nutrientes.

Es importante saber que este proceso sólo va a funcionar si se realiza a semillas o frutos crudos. Los frutos secos y semillas contienen muchos nutrientes, pero si han sido calentados a altas temperaturas, las grasas empezaran a enranciarse y muchos nutrientes seguramente se habrán destruido.

Cómo Activar Semillas

El procedimiento de activado consiste en introducir en un recipiente las semillas enjuagadas, completando el contenido con agua.

Al concluir el proceso( 8-12 hora) eliminar el agua de remojo (excelente para regar las plantas) y enjuagar las semillas con agua limpia.

Conviene exceptuar de este proceso previo, al lino y la chía para consumo directo, a fin de evitar la pérdida de sus saludables mucílagos. En realidad el mejor equilibrio sería moler las semillas, remojarlas unas horas y luego consumir estas semillas (molidas y activadas), sin descartar el líquido utilizado.

Extraído de
· LovingLife
· Lala Kitchen
· EcoAgricultor
· Clrain
· Libro “Alimento y Vitalidad” desde Prama.com

Ecoportal.net

Quinta esencia

https://quintasencia.wordpress.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *