Turquía retira sus militares y agentes de inteligencia de Alepo y de Iraq

Fuentes bien informadas señalan que los agentes de inteligencia turcos, que habían estado entrenando al grupo terrorista Nureddin al Zinki, han recibido la orden de abandonar el campo de batalla de Alepo debido al continuo avance de las fuerzas del Ejército sirio y sus aliados y a la falta de unidad entre los militantes.
“Por otro lado, algunos grupos terroristas no tienen intención de participar en la batalla de Alepo contra las fuerzas del gobierno sirio. Todo esto ha obligado a Turquía a comenzar a evacuar a sus oficiales de inteligencia e instructores de Alepo”, añadieron.
“Más de 500 terroristas han muerto en los últimos cuatro días en Alepo. Ahrar al Sham ha sido acusado por el Ejército Sirio Libre y los grupos vinculados a Al Qaida, incluyendo el Frente al Nusra, de traición por negarse a enviar a más combatientes a este frente. Turquía y otros patrocinadores del terrorismo en Siria han llegado a la conclusión de que los grupos terroristas en Alepo no pueden resistir la ofensiva del Ejército sirio y sus aliados en la ciudad”, señalan las fuentes.

El jueves, Abu Yusuf al Muhayir, un portavoz de Ahrar al Sham, subrayó que el grupo terrorista no iba a participar en los combates en las Granjas de Maalah, en el norte de Alepo, contra el Ejército sirio y las fuerzas populares señalando que los militantes que tomen parte en la batalla de Alepo estarán condenados a experimentar una “derrota aplastante”.
Retirada apresurada de Iraq
Por otra parte, el Ejército turco ha ordenado a sus tropas estacionadas en Iraq que se retiren inmediatamente del país y vuelvan a sus guarniciones en Turquía.
La decisión del Ejército turco se produjo tras el fracaso del golpe de estado en Turquía en la noche del 15 de Julio.
El Ejército turco había enviado a cientos de tropas a una base militar en el norte de Iraq con la excusa de entrenar a las fuerzas kurdas que luchan contra el EI.
El gobierno y el pueblo de Iraq rechazaron este despliegue y vieron en él una materialización de los sueños expansionistas del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y su círculo.
El gobierno iraquí también presentó una queja en la ONU contra el gobierno turco.
http://spanish.almanar.com.lb/adetails.php?eid=133373&cid=23&fromval=1&frid=23&seccatid=44&s1=1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *