La Famosa Ciudad Maya de Copán: Un Lugar con Arte y Jeroglíficos en Abundancia

http://www.ancient-origins.es/

Portada: Cancha de Juego de Pelota en Copán, Honduras (public domain)

Situada en Honduras, cerca de su frontera con Guatemala, se encuentra la antigua ciudad Maya de Copán. Un asentamiento relativamente pequeño, que se remonta a casi 2.000 años atrás y que fue en el pasado la ciudad-estado más oriental del mundo maya. En el transcurso de 400 años, Copán fue esculpida a partir de un pequeño valle centroamericano para acabar convirtiéndose en una gran ciudad con pirámides, templos y estatuas, todos ellos pintados con una amplia gama de colores, entre los que predominaba el rojo oscuro. Está considerada la más “artística” de las ciudades mayas y es famosa por sus esculturas de piedra labrada que decoran sus plazas y templos, así como por una impresionante escalinata en la que se encuentra escrita la historia entera de Copán en jeroglíficos mayas.

Los Monarcas de Copán: 16 Reyes, Una Sola Dinastía

Copán empezó siendo un asentamiento agrícola hacia el 1000 a. C. A medida que fue creciendo, empezó a funcionar como centro político, civil y religioso del valle de Copán, además de como centro de un territorio de mayor tamaño que cubría la región sudoriental del área de influencia Maya. Desde principios del siglo V d. C. hasta el 820 d. C., 16 reyes se sucedieron en el trono de Copán, perteneciendo todos ellos a una única dinastía (familia).

El líder Maya Yax Kuk Mo, procedente del área de Tikal (Petén), llegó al valle de Copán en el año 427 d. C. Él fundó la dinastía que transformó Copán en una de las más grandes ciudades mayas. Su período de mayor esplendor, paralelamente al de otras importantes ciudades mayas, tuvo lugar durante el período Clásico, del 300 d. C. al 900 d. C.

Quemador de incienso que representa a Yax Kuk Mo-(Charles Tilford/Ancient History Encyclopedia)

Quemador de incienso que representa a Yax Kuk Mo. Algunos afirman que las gafas que lleva son la prueba del contacto de los antiguos mayas con alienígenas, mientras que otros creen que solo son parte del tocado del monarca. (Charles Tilford/Ancient History Encyclopedia)

La Caída de Copán

En el siglo VIII d. C., el 13º rey de Copán perdió una batalla contra un reino vecino y fue decapitado. De ahí en adelante, el reino de Copán decayó gradualmente y acabó por desaparecer. Su decadencia pudo haber estado provocada en parte por revueltas internas, guerras y enfermedades. Se calcula que en su época de máximo esplendor, Copán llegó a alojar a 20.000 personas.

La Arquitectura de Copán Hoy

A día de hoy, el valle de Copán se extiende sobre un área de unos 25 kilómetros cuadrados, ocupando la antigua ciudad aproximadamente 100 hectáreas, que incluyen su complejo principal de ruinas junto a otros complejos secundarios. Consta de una Acrópolis, templos de piedra, dos pirámides de gran tamaño, escaleras, plazas y sepulcros. La Plaza Oriental destaca por su altura dentro del valle y alberga una escalinata con jaguares esculpidos. Cerca de esta escalinata, en la Gran Plaza, hay una cancha de pelota con marcadores que se asemejan a cabezas de guacamayo, y que se usó en el pasado para practicar el juego de pelota tlachtil (en Maya: pok-ta-pok). Es la segunda cancha de mayor tamaño del mundo maya después de la de Chichén Itzá.

Mapa del Centro de Copán (Wikimedia Commons)

Mapa del Centro de Copán (Wikimedia Commons)

La Escalinata de los Jeroglíficos: Una Construcción que Relata la Historia de Copán

Cabe pensar que el elemento más notable de Copán es la Escalinata de los Jeroglíficos. No solo se trata de un asombroso logro arquitectónico y artístico sino que también es un importante documento histórico maya. La escalinata consta de 63 escalones de piedra construidos en la cima de una estructura piramidal de 30 meros de altura que conduce a uno de los templos.

Esta escalinata jeroglífica contiene más de 1.250 bloques de piedra con hasta 2.200 jeroglíficos que constituyen el texto de mayor longitud labrado en piedra que se haya encontrado jamás en la antigua América. Cada paso que se da en la escalinata está grabado con textos mayas que describen la historia de Copán. Cuando esta construcción fue descubierta por primera vez, se hallaba en ruinas, y se montó de nuevo sin comprender su lenguaje ni conocer la secuencia correcta de sus bloques. Como resultado, el texto se encuentra desordenado y el contenido de la historia de las escalinatas se desconoce. Lo que sí es cierto, sin embargo, es que es una historia sobre los 16 reyes de Copán, que empieza por Yax K’uk Moh en la base y acaba con la muerte de “18 Conejo” en el escalón 61, arriba del todo. La historia parece hacer hincapié en el 12º rey K’ak Uti Ha K’awiil, algo quizás relacionado con su enterramiento, situado en las profundidades de la pirámide de la escalinata. En el eje central de esta escalinata hay también cinco retratos de reyes anteriores ataviados con sus mejores galas militares. Sus adornos nos hablan de guerras, autosacrificio y culto a los antepasados.

Pintura de la escalinata de los jeroglíficos en Copán, Honduras (Scott & Emily/Flickr)

Pintura de la escalinata de los jeroglíficos en Copán, Honduras (Scott & Emily/Flickr)

Altar Q: Arte en Honor a los 16 Reyes

Copán está considerado el más famoso logro artístico del mundo maya. En la mayor parte de sus monumentos se pueden encontrar jeroglíficos, pero estos no se limitan a registrar la historia y las tradiciones de los mayas. Los propios monumentos están codificados con imaginería e inconografía. Por ejemplo, el Altar Q está considerado por lo general una de las piezas más intrigantes de entre todas las obras de arte de esta ciudad. Las cuatro caras de esta piedra labrada nos muestran retratos de los 16 reyes de Copán sentados en tronos formados por los glifos de sus nombres. La imagen de Yax K’uk Mo’ en una de las caras del Altar Q es una de las más detalladas de todo Copán, hasta el punto que llegan a apreciarse en ella incluso sus joyas. El mítico monarca aparece representado con pendientes dilatadores en sus orejas y una barra de jade colgando horizontalmente sobre su pecho. El relieve también le muestra sosteniendo un escudo en su brazo derecho, lo cual nos indica que era un guerrero zurdo.

Altar Q, Copán, Honduras (Simon Fraser University Museum)

Altar Q, Copán, Honduras (Simon Fraser University Museum)

Los Re-Descubrimientos de Copán

El primer europeo que descubrió Copán fue el explorador español Diego García de Palacio en el año 1570. Escribió una descripción de los restos de la ciudad maya destinada al rey Felipe II, pero no hizo ningún esfuerzo por explorar las ruinas. Muchos años más tarde, el explorador norteamericano John Lloyd Stephens, junto con el arquitecto y pintor británico Frederick Catherwood, redescubrieron Copán en 1839. Continuando con su exploración al año siguiente, documentaron las ruinas por primera vez en la historia y son reconocidos como los re-descubridores de la civilización Maya. En 1841, Stephens y Catherwood publicaron un libro titulado “Incidencias de un Viaje a Centroamérica, Chiapas y Yucatán.”  El libro estaba ilustrado con grabados basados en las pinturas de Catherwood y era la descripción más detallada de la cultura Maya publicada hasta la fecha. Estas pinturas han estado en circulación durante más de 150 años y son las principales responsables de la presentación de la cultura Maya al resto del mundo.

A lo largo de todo el siglo XIX se llevarían a cabo expediciones sucesivas en Copán por parte de diversos equipos de arqueólogos. Finalmente, durante los años 30 y 40, las ruinas fueron restauradas por un grupo patrocinado por la Institución Carnegie de Washington D. C. y el gobierno de Honduras.

El proyecto arqueológico más ambicioso emprendido en el lugar hasta el día de hoy es el Proyecto Arqueológico Copán, que se inició en 1977 gracias a un acuerdo de colaboración entre arqueólogos norteamericanos y hondureños, y que ha seguido adelante desde entonces.

150 Años y un Emplazamiento Maya Bien Documentado

Situado en las propias ruinas de Copán está el Museo de Escultura de Copán. Abierto en 1996, surgió a partir de una colaboración internacional destinada a conservar los monumentos originales de Copán, y alberga los ejemplos mejor conocidos de esculturas de esta antigua ciudad.

Tras 150 años de investigación, podemos asegurar que Copán es el yacimiento Maya mejor documentado de todos los conocidos, y está considerada una de las más bellas e importantes ciudades de esta civilización. Fue declarada Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1980 y la visitan más de 150.000 turistas nacionales e internacionales todos los años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *