El proyecto Blue Beam y el Nuevo Orden Mundial

Una de las teoría de la conspiración más locas relacionada con el Nuevo Orden Mundial es el proyecto Blue Beam (Rayo Azul). Básicamente se trata de crear hologramas proyectados a escala planetaria mezclados con mensajes telepáticos masivos. Sí, tan complejo como suena. Todo para culminar, al mismo tiempo en todo el planeta, con un mensaje religioso/político universal que propicie la unión de todas las religiones e ideas políticas en un solo credo.

proyecto blue beam

Es una de las conspiraciones que más me gustan porque parece sacada de una película clásica estilo James Bond. Esas en las que los malos tienen en su poder una tecnología impresionante capaz de dominar al mundo pero que, por alguna razón, no termina de funcionar del todo bien. De hecho se han dado ya varias fechas definitivas para activar el plan: 1996, 2000, 2012… ¡quizá este año! Y, a pesar de todo, es una de las teorías más aceptadas por los teóricos de la conspiración.

Serge Monast, el investigador que destapa la gran conspiración

Todo comenzó con el periodista, poeta y ensayista Serge Monast (1945-1996). En los años 70 y 80, Serge Monast consigue una gran reputación como periodista de investigación en Canadá. Como sólo escribía en francés era un periodista con cierta fama a nivel mundial pero sólo entre los francófonos. Hasta que en la década de los 90 crece su interés por las teorías de la conspiración y todo lo relacionado con el Nuevo Orden Mundial.

Serge Monast
Serge Monast en un programa de TV

Tras hacerse amigo de una celebridad de estas teorías de la conspiración, el excomandante del ejército canadiense William Guy Carr, fundó l’ Agence Internationale de Presse libre(Agencia Internacional de la Prensa Libre) donde comienzan a publicar ensayos sobre los peligros del control del gobierno. Sus textos comienzan a alcanzar cierta notoriedad dentro del mundillo de la conspiranoia francófona y culminan en sus dos libros más importantes que le dieron finalmente la fama mundial: “Project Blue Beam (NASA)” en 1994 y “Los protocolos de Toronto (6.6.6)” en 1995.

A pesar del poco tiempo transcurrido desde su publicación hasta hoy, es prácticamente imposible encontrar una copia de alguno de estos libros. Tampoco hay ningún ensayo original o documentos realizados por Serge Monast. Lo que sí puedes encontrar son algunas entrevistas hechas para la televisión al propio Serge donde explica sus teorías. Eso sí, en francés.

Uno de los pocos documentos relacionados con Monast que han sobrevivido es la traducción de una transcripción de una de sus charlas. En este documento se explica qué es esto del proyecto Blue Beam y los pasos necesarios para que sea un éxito.

documento blue beam
Transcripción de la Charla de Serge Monast sobre el proyecto Blue Beam

Este documento circula por internet como si fuera un documento oficial de la ONU en el que se reconocen los protocolos a seguir para el proyecto Blue Beam. Supongo que el logo que le han puesto arriba ayuda a que se mantenga esa idea, pero en realidad es la transcripción de su charla, nada más. En este enlace puedes encontrar la transcripción completa en inglés y la explicación de cómo la hicieron.

Serge Monast se sentía perseguido por las autoridades por culpa de sus revelaciones. Le preocupaba la influencia de los conspiradores hasta tal extremo que prohibió a sus hijos ir a la escuela para educarlos él mismo en casa. Las autoridades obligaron a que los hijos volvieran a la escuela y le quitaron la custodia. Pasó una noche en la comisaría y al volver a casa tuvo un ataque al corazón que resultó letal. Murió el 5 de Diciembre de 1996. Por supuesto, su muerte es sospechosa de ser inducida por un arma secreta del gobierno para que dejara de difundir sus planes.

El proyecto Blue Beam

Las teorías de Serge Monast se basan en una realidad que considera incuestionable: desde los años 50 existe un poder en la sombra en las Naciones Unidas, llamado 6.6.6, cuyo único propósito es imponer un gobierno mundial con una sola ideología.

onu

Para conseguir este propósito tienen un plan maestro del que forma parte un proyecto llamado Blue Beam cuyo objetivo principal es lograr la unificación religiosa. Esta unificación religiosa es fundamental para los que buscan el Nuevo Orden Mundial. Las creencias religiosas son una fuente de conflictos y pueden actuar como base de una gran resistencia frente a un gobierno impuesto. Es un fastidio para los que quieran dominar el mundo tener que lidiar con las peleas entre religiones. O que te salga un líder religioso que cuestione tus leyes. Así que, si se eliminan las diferencias espirituales, es mucho más sencillo conseguir que la humanidad acepte un único destino global. Y así se crearía la necesidad de un gobierno mundial que nos dirija a ese destino.

El plan está dividido en cuatro etapas para lograr su objetivo. Su ejecución se basa principalmente en la existencia de una tecnología muy sofisticada y extremadamente potente. Y aunque esta ejecución lleva anunciándose como inminente desde 1996, los propios creyentes en esta teoría reconocen que es un plan tan complejo que han ido retrasando la fecha final. Pero estas cuatro fases siguen adelante sin pausa.

Fase 1: Nuevos descubrimientos arqueológicos reinterpretan la historia.

Hay que destruir los cimientos en los que se basan las religiones existentes. Antes de crear una nueva ideología es mejor destruir la anterior. Así será más fácil rellenar el hueco dejado.

70 libros de metal
70 libros de metal han sido encontrados en una cueva en Jordania. Podría ofrecer detalles clave de los últimos años de la vida de Jesús.

Algunas veces bastará con encontrar explicaciones científicas a misterios religiosos. Otras veces bastarán simples manuscritos encontrados por azar. Pero en otras ocasiones esos cimientos en los que se basan las religiones los destruirán casi literalmente. Para ello se deberían provocar terremotos en lugares de fuerte significado espiritual. Tras estos terremotos, los arqueólogos (ya sean por estar metidos en el proyecto o bien por ser engañados también) descubrirían evidencias contundentes de que las religiones están basadas en mentiras.

Un momento… ¿Provocar terremotos a voluntad? Sí, esta es una de esas tecnologías imprescindibles para que el plan tenga éxito. Por lo visto no basta con encontrar los manuscritos en una cueva o en una excavación normal. Para que una conspiración cale bien debe presentar algo más complejo. Si eres un habitual del mundo de las conspiraciones lo habrás relacionado rápidamente con el programa HAARP. Lo resumo brevemente por si no lo conoces:

Existe la creencia de que una investigación científica llamada High Frequency Active Auroral Research Program (Programa de Investigación de Aurora Activa de Alta Frecuencia, HAARP por sus siglas en inglés), dedicada a estudiar las propiedades de la ionosfera, es en realidad un programa secreto que busca fines militares. Los científicos han descubierto que hay una relación directa entre los terremotos y la actividad de la ionosfera sobre el lugar donde ocurren esos terremotos. Los teóricos de la conspiración afirman que han logrado crear el proceso inverso. Así, al lograr poner la ionosfera en esa actividad particular, se puede inducir la creación de un terremoto en ese lugar. Y ya puestos también pueden cambiar el clima, crear huracanes, sequías…

Antenas del programa HAARP
Las antenas del programa HAARP están a la vista, no es proyecto tan secreto después de todo…

En la foto puedes ver uno de los enclaves donde originalmente se hacían estos experimentos, pero por lo visto este sistema de antenas ha quedado obsoleto. Ahora el que está de moda es uno mucho más avanzado y con una forma más misteriosa que unas simples antenas parecidas a las de televisión de tu propia casa: El Sea-Based X-Band Radar (SBX-1).

El Sea-Based X-Band Radar (SBX-1)
El Sea-Based X-Band Radar (SBX-1)

Hace más cosas de las que hacía el HAARP original y con más potencia, tiene una enorme bola blanca que la hace mucho más misteriosa y… ¡se desplaza por agua! El juguete favorito de la armada de EEUU y de los teóricos de la conspiración.

Una vez destruida las creencias más importantes, sería el momento ideal para rellenar el hueco dejado.

Fase 2: el gran espectáculo en el cielo

Según esta teoría, la NASA ha estado colocando todos estos años unos satélites capaces de proyectar enormes y complejos hologramas en 3D. En cada país, y al mismo tiempo, aparecerán sus figuras religiosas más importantes proyectadas en el cielo. Jesús, Mahoma, Krishna… Todos aparecerán de repente en el cielo, enormes y majestuosos. Esperando a que todo el mundo les preste atención. No será fácil ignorar eso.

proyección blue beam

Una vez conseguida esta atención, hablarían en todo el mundo en diferentes lenguas para comunicar un mensaje en el que desarrollarán los ideales de la nueva religión. Acto seguido, sonará el Himno de la Alegría de Beethoven y todas las figuras se transformarán en una misma imagen para simbolizar esta unión de creencias.

Pero todos conocemos cómo funcionamos los humanos, y seguro que muchos empezarían a reinterpretar los mensajes. Se crearían sectas, nuevas religiones, nuevas ideas… No, habría que parar eso de alguna forma.

Fase 3: Dios te hablará directamente

La tercera etapa del proyecto Blue Beam se conseguiría con algo llamado “comunicación telepática electrónica bidireccional”. Es decir, mediante una tecnología avanzada se controlará la mente de todos mediante mensajes en los que este nuevo Dios hablará directamente a nuestro cerebro. Así ya no hay posibilidad de que malinterpretes su mensaje.

telepatia

Y esto, ¿cómo se consigue? Pues parece ser que hay dos opciones que, según los creyentes de esta teoría, son viables actualmente. A través de una máquina que emite unas ondas al aire que llegarían directamente al cerebro. O bien mediante chips receptores que nos han ido colocando en nuestro interior todos estos años. Sobre todo cada vez que nos hemos vacunado.

Si ya pensabas que esto es absolutamente increíble y que sería más que suficiente para que hagamos lo que nos pidan, sigue leyendo que aún queda más.

Fase 4: la falsa invasión extraterrestre

Como en la serie V o en la película Independence Day, aparecerán naves extraterrestres en el cielo con toda la pinta de querer invadirnos o destruirnos. Por supuesto, estas naves son creadas con el mismo sistema de hologramas que hizo aparecer a Dios en el cielo.

proyecto blue beam

En algún momento, se producirá el Arrebatamiento (o Rapto) de los cristianos más creyentes. En la tradición cristiana, esto significa que de repente los elegidos empezarán a volar hacia el cielo. Supuestamente para encontrarse con Dios. Esto se realizaría por medio de una especie de rayo tractor por el que se elevaría a la gente hacia… no se sabe muy bien dónde.

arrebatamiento

Tras todo este caos, desorden, voces en la cabeza y gente volando la implantación de un Nuevo Orden Mundial no sólo será bien recibida sino que la gente lo exigirá por voluntad propia.

Y hasta aquí el espectáculo.

¿Qué credibilidad tiene el proyecto Blue Beam?

Desde mi punto de vista ninguna en absoluta. Pero no te negaré que me encantaría que fuera verdad. Dioses apareciendo en el cielo, la voz de Morgan Freeman en mi cabeza diciéndome lo que debo pensar, falsos extraterrestres invadiéndonos… ¡Hasta tiene banda sonora elegida y todo! ¿Quién puede resistirse a ese espectáculo?

Cualquiera que esté al tanto de los avances de la tecnología actual sabrá que, por lo que conocemos, todos estos aparatos necesarios son absolutamente imposibles actualmente. Esto es lo más avanzado en cuestión de hologramas que hemos visto hasta ahora.

En un escenario, con un entorno muy controlado, sólo se puede ver desde frente… y aún así se nota bastante que es una proyección y que Michael Jackson no está ahí realmente. En el siguiente vídeo se explica cómo se hizo algo similar en un concierto en el que el rapero Tupac apareció en forma de holograma:

Como ves, se nota bastante aunque esté en un entorno muy controlado. Y siempre de frente hacia el público. Imagina a plena luz del día, a un tamaño gigantesco con todo el mundo mirando desde diferentes ángulos… ¿Y el sonido? ¿De dónde viene el sonido? ¿Unos altavoces gigantes?

Todo eso sin contar con que debía ser realmente convincente para que no pensaramos que se trata de un holograma como los que ya conocemos. Si ya sabes que estas cosas existen… ¿cómo vas a creerte cualquier imagen que aparezca sin más en el cielo? En el siguiente vídeo se puede ver una de esas pruebas secretas que se realizan de estos hologramas gigantes en el cielo. Ocurrió, supuestamente, el 9 de diciembre de 2009 en los cielos de Noruega.

Si esto fuera verdad, más que una prueba suficiente de que el proyecto Blue Beam está ya en marcha, parece justo lo contrario: que están muy lejos de hacer aparecer a un Michael Jackson gigante en el cielo…

Por supuesto, los científicos niegan la posibilidad de que se puedan crear terremotos a voluntad en zonas concretas. Con esta o cualquier otra tecnología. Pero claro, la gran baza de todas las conspiraciones es que es imposible saber si están ocultando la verdad. Cualquier fenómeno de la naturaleza que sea especialmente duro es siempre interpretado por los conspiranoicos como una consecuencia del programa HAARP o el SBX-1. Ya casi no hay terremotos o huracanes en el mundo que sean naturales, a todos les encuentran un motivo oculto para que sucedan…

¿Y de verdad haría falta tantas cosas para dominar el mundo? Ni siquiera serían necesarios los terremotos ni las apariciones gigantescas. Bastaría con esa increíble tecnología que es capaz de hacernos oír cosas en nuestra cabeza. Para la inmensa mayoría de las personas, eso ya sería suficientemente impresionante como para obedecer todo lo que digan esas voces.

Todo va tan rápido y nos cuesta tanto asimilar tantos cambios, tantos nuevos descubrimientos, nuevas tecnologías, nuevos conceptos… que es fácil que nos intenten colar, sin la más mínima evidencia, que todo esto ya es posible. Por ejemplo, José Luis Camacho de la web mundodesconocido.es es uno de los divulgadores del misterio español más conocidos. Sus vídeos tienen cientos de miles de visitas, y así es como habla de una tecnología holográfica parecida a la necesaria para el Blue Beam.

Un montón de palabras científicas, que suenan muy bien juntas y que parece que describen algo muy sofisticado. Con una voz segura y con convicción te dice que todo eso existe, pero sin una sola prueba, sin una imagen, sin un enlace, sin un documento… nada. Tenemos que creerle porque sí. Y así todos los que hablan de este tipo de proyectos que necesitan una tecnología tremendamente avanzada.

Y después de todo, si ahora vemos la imagen de un cristo en el cielo… ¿No sospecharíamos primero de que se trata del proyecto Blue Beam?

http://expedienteoculto.com/el-proyecto-blue-beam-y-el-nuevo-orden-mundial/

2 comentarios en “El proyecto Blue Beam y el Nuevo Orden Mundial

  1. Me quedo con la frase final. ¿No será un truco de magia, un juego de prestidigitación, en el que se nos hacer poner el foco de atención en un lado para jugárnosla por el otro?
    ¿No se estará precisamente fomentando el descreimiento?

  2. Los científicos no niegan esa posibilidad, además estan registradas en la ONU como armas…si no existieran para q legislar? Ya esta, hace rato q estan re-escribiendo la historia y usando cursos y tecno, a sus fines.,, pueden matar gente, siempre lo han hecho, x sus pactos, pero toda la documentacion, ha sido descubierta , cada paso registrado, y ellos no hacen + q representar una obra, q debe ser actuada, asi dijo uno de sus agentes, el gran visitador, q lo colocaron en cuarentena, pero se ve q aun destartalado, les sirve. Mr. Kissinger. …saludos Jose.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *