Cientos de personas ven cómo se estrella un enorme OVNI en Kazajstán

Por Mundo Esotérico y Paranormal

Un enorme OVNI con luces pulsantes se estrelló y explotó a tan solo 128 kilómetros del estadio de fútbol Cosmos Arena, también llamado Samara Arena, ubicado en la ciudad de Samara en Rusia, y donde se ha celebrado el encuentro entre Suecia-Inglaterra del Mundial de Rusia 2018, con victoria para los ingleses por dos tanos a cero.

Según el tabloide británico Daily Mirror, el misterioso accidente ocurrió durante la medianoche, cuando aparecieron dos bolas brillantes iluminando el cielo. El OVNI se estrelló cerca del pueblo de Bostandyk, provocando una fuerte explosión que hizo que temblaran las casas cercanas e incendiando un monte cercano, dejando a su paso arboles y pastos destruidos a un kilómetro a la redonda.

Sin embargo, lo más extraño fue que los habitantes de las zonas cercanas aseguraron que poco después del accidente se cortaron las comunicaciones telefónicas, tanto la fija como la móvil. Algunos de los testigos más valientes se dirigieron inmediatamente al lugar donde supuestamente se estrelló el OVNI y en medio de las llamas encontraron un misterioso objeto plateado parcialmente enterrado en el suelo.

Al parecer tenía una especie de escotilla sellada con unas válvulas que sobresalían. Algunos intentaron abrir la cubierta sin éxito. A parte de este objeto, había otro cerca similar y más pequeño.

“El material OVNI no parece estar hecho de metal”, dijo uno de los testigos. “Es suave como la tela.”

Fuentes policiales dijeron que el objeto extraño que cayó del cielo era como una bola que había sido sellada y cerrada. Los bordes del OVNI se habían derretido posiblemente a la reentrada en la atmósfera de la Tierra. También es importante señalar que los residentes de Karasu, otro pueblo cercano al lugar del accidente, dijeron que el objeto parecía girar sin control en el cielo con luces brillantes pulsantes antes de estrellarse.

“Esta esfera resplandeciente parecía girar y dar la vuelta a nuestro pueblo”, explicó Assel Mukhambetkaliyeva, una mujer que vive en el pueblo de Karasu, a los medios locales. “Luego cayó en algún lugar detrás del pueblo y explotó. Hubo un fuerte estruendo. La casa tembló. Apareció una gran llama y humo sobre el lugar de la caída. Salimos corriendo de la casa asustados. Es bueno que nadie haya resultado herido.”

Según las descripciones aportadas por los testigos, el OVNI tenía forma de bola y aproximadamente 3 metros de diámetro. También encontraron un segundo objeto esférico, de menor tamaño, cerca. Los bomberos tardaron cuatro horas en apagar las llamas en el monte. Los habitantes de los pueblos cercanos fueron los primeros en llegar al lugar e inspeccionar el objeto extraterrestre.

Hasta el momento no ha habido una explicación oficial de las autoridades kazajas ni de ninguna agencia espacial. Por lo que rápidamente comenzaron a circular todo tipo de teorías sobre el misterioso accidente. Una teoría es que se trató de un artefacto aeroespacial como los restos de un cohete o un satélite, como ya ocurrió en España en 2015.

Sin embargo, tanto teóricos de la conspiración como ufólogos coinciden en que claramente se trata de una nave de origen extraterrestre que se ha estrellado. Destacan el hecho de que los desechos espaciales no tienen luces parpadeantes y sobre todo el corte de las comunicaciones en la zona del incidente, que coincide con el protocolo de las autoridades en caso de la caída de un objeto no terrestre, con el único objeto de poder encubrir el suceso. Por suerte, esta vez disponemos de imágenes que demuestran lo que ha ocurrido en Kazajstán. Ahora cada uno debe de sacar sus propias conclusiones.

¿El extraño objeto estrellado en Kazajstán es un OVNI de origen extraterrestre? ¿O se trata de los restos de un cohete o un satélite, como sugieren los escépticos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.