Los ocupas de una casa de Sevilla llaman a la policía porque los propietarios les molestan

Arriba, los ocupas dentro de la casa de la calle Baloncesto

Han dado con todo el sudor de su frente 3.000 euros de señal para comprarle al banco una casa de la calle Baloncesto sita en Sevilla-Este y el lunes iban a firmar el contrato de compraventa pero temen que no va a poder ser.

Hace dos días unos ocupas se metieron en la vivienda y esta mañana ante la cacerolada que han hecho los vecinos apoyando a los propietarios, la familia que está dentro ha llamado a la Policía Nacional porque le molesta el ruido.

El joven matrimonio que vive de alquiler también en Sevilla-Este no puede interponer denuncia formal porque hasta el lunes no firma el contrato de compraventa y le han aconsejado que no lo haga, si bien, civilmente, ellos son los propietarios pues no solo ha mediadio la voluntad de las partes sino que además hay una señal de 3.000 euros abonada.

J.U. de 32 años de edad y madre de un niño de 3 ha declarado que se siente indefensa ante esta situación y que no sabe si va a comprar un piso en el que hay una familia dentro «a la que no se echa a la calle así como así».

El vecindario está indignado y apoyando en todo momento a los futuros propietarios que no saben qué hace ni a dónde acudir.

Hace escasos minutos la Policía ha entrado en la casa con los dueños a «negociar» y los ocupas les ha dicho que necesitan una vivienda así porque tienen 4 hijos. Han asegurado que hasta el martes no se irán pero J.U. no se lo cree y además, afirma que dentro de la casa no había niño alguno.

Así las cosas los propietarios sostienen que no firmaran nada con el banco si esas personas siguen dentro de la casa en la cual no hay ni luz ni agua.

Los ocupas de una casa de Sevilla llaman a la Policía porque los propietarios les molestan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.