La NASA tiene listo NEXT-C: el potente propulsor iónico que usará para impactar contra un asteroide y desviarlo

Aunque la probabilidad es baja, siempre se puede dar la posibilidad de que un asteroide impacte contra la Tierra. Es por eso que durante décadas hemos buscado métodos y métodos para evitarlo. Uno de los más factibles y que la NASA ya está probando es el de impactar una nave contra el asteroide para desviarlo. Y para ello ya ha preparado el potente motor iónico encargado de estrellar la nave.


Se trata de la misión DART (Double Asteroide Redirection Test) de la NASA. Una misión que se puso en marca hace unos años y tiene como objetivo principal impactar contra un sistema de asteroides binarios para estudiar la viabilidad de esta técnica.

Programada para el próximo 22 de julio de 2021, la misión se dirigirá al sistema de asteroides binarios Didymos, a nada más y nada menos que 11 millones de kilómetros de la Tierra. Didymos está compuesto por un asteroide de unos 780 metros y otro de unos 160 metros. La idea es impactar contra este último en septiembre del año que viene.

DidymosImagen generada por ordenador del sistema de asteroides binarios Didymos.

NEXT-C, LICIA y Hera

No son palabras aleatorias, sino los componentes principales de esta misión. el primero y quizás más importante de todos es NEXT-C, nombre que recibe el propulsor iónico de la NASA. Según han indicado, el propulsor ha pasado todas las pruebas necesarias de estrés cinético, vacío térmico, rendimiento, frío extremo y otras pruebas de simulación de vuelo.

NEXT-CNEXT-C en una de las pruebas de la NASA.

Los propulsores iónicos se han utilizado durante décadas para la exploración espacial. Se caracterizan por utilizar un haz de iónes acelerados para generar la propulsión. Son propios de la exploración espacial porque requieren de menos cantidad de masa y por lo tanto tienen una mejor eficacia de combustible frente a a los motores de combustible líquido. Sin embargo también tienen aceleraciones más bajas. Misiones como Deep Space 1 de la NASA o Hayabusa de la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial utilizan motores iónicos.

No obstante, ninguno es tan potente como el nuevo NEXT-C desarrollado para DART. Indican que consigue una potencia de 6,9 kW y un empuje de 236 mN con un impulso específico de 3.190 segundos. Para tenerlo en perspectiva, el propulsor NSTAR utilizado en la misión Deep Space tiene 2,3 kW de potencia y un empuje de 92 mN. En ambos casos el propulsor utilizado es xenón.

NEXTPropulsor iónico NEXT, en el que está basado NEXT-C también.

Cuando DART llegue al sistema de asteroides binarios Didymos veremos de qué es capaz NEXT-C. Impactará directamente contra el asteroide pequeño de Didymos. Pero antes de eso desprenderá un total de 6 cubesats, unos pequeños satélites proporcionados por la Agencia Espacial Italiana y que reciben el nombre de LICIA. Estos cubesat capturarán las imágenes de la colisión y enviarán los datos de vuelta a la Tierra.


Este vídeo compara dos decenas de asteroides distintos con personas, camiones y toda la ciudad de Nueva York

 

El impacto calculan que moverá la velocidad orbital de Didymos B en aproximadamente medio milímetro por segundo. Parece una cifra ínfima, pero es suficiente para que los telescopios terrestres detecten con el tiempo un cambio en su periodo de rotación.

El impacto de DART probablemente causará un cráter de unos 20 metros de diámetro. Es ahí donde entra en acción Hera, una misión de la ESA que se lanzará en 2024 y espera llegar en 2027 al asteroide dañado. Una vez ahí analizará el efecto causado por DART más en detalle y también recopilará más datos del sistema de asteroides binario.

Vía | SciTechDaily
Más información | NASA

https://www.xataka.com/espacio/nasa-tiene-listo-next-c-potente-propulsor-ionico-que-usara-para-impactar-asteroide-desviarlo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.