¿Y si la explosión del edificio de la Iglesia católica en la calle Toledo de Madrid no la causó un escape de gas?

¿Por que se oculta la información? En una sociedad formada como la nuestra, la verdad acaba sabiéndose, y lo único que se consigue es que se sepa más tarde. Según las fuentes oficiales, al menos cuatro personas murieron tras la explosión de gas que provocó el derrumbe de parte de un edificio de seis plantas en la calle Toledo número 98, en el céntrico barrio La Latina de Madrid, en torno a las tres de la tarde de este miércoles. Si desde el primer momento nos hubiesen aportado información clave, no tendríamos motivos para dudar de la versión oficial sobre las causas del siniestro. Quizás haya sido una explosión de gas, pero el hecho de que hace unos días supiéramos que el Estado Islámico ordenó a su «lobos» atacar iglesias en España, y el empeño de la prensa en ocultar que el edificio explosionado se trataba de una iglesia y que las víctimas mortales eran religiosos católicos, a nosotros nos genera algunas dudas. Y todavía más estando como estamos en manos de un gobierno de trileros que, desde el ‘caso Delcy’, al inicio de su mandato, no ha hecho más que engañarnos. ¿Por qué deberíamos creerles ahora?

Tras la explosión, la calle Toledo parecía un paisaje lunar que nos recordaba a la también tristemente célebre calle Claudio Coello tras el atentado con explosivos del almirante Carrero Blanco, el 21 de diciembre de 1973. También entonces se habló inicialmente de un accidente por una fuga de gas.

Por otra parte, la presencia de los TEDAX contribuyó sin duda a alimentar las especulaciones sobre la causa del siniestro. Por el momento no se ha dado conocer el informe de estos especialistas en explosivos.

Lo que sí es un hecho objetivo es que el derrumbe ha afectado a la parroquia Virgen de la Paloma y la vivienda de los sacerdotes. Dos de ellos han fallecido.

El suceso de ayer nos sirve también para comprobar el grado de credulidad de la opinión española al aceptar sin rechistar la versión oficial de las mismas instituciones estatales que nos mienten a diario. Si hubieran dicho que el derrumbe del edificio lo provocó un elefante volador en caída libre, la mayoría lo habría creído. El desistimiento moral e intelectual de una parte de la población española prefigura un futuro de pesadilla.

¿Y si la explosión del edificio de la Iglesia católica en la calle Toledo de Madrid no la hubiese causado un escape de gas?

1 comentario en “¿Y si la explosión del edificio de la Iglesia católica en la calle Toledo de Madrid no la causó un escape de gas?

  1. Lo que prefigura, no ya un futuro sino un presente de pesadilla es la existencia de medios basura como este.

    «… el empeño de la prensa en ocultar que el edificio explosionado se trataba de una iglesia…»

    ¿ Qué ocultación ? desde el primer momento se dijo que era, no una iglesia sino, una parroquia y dependencias parroquiales, así como viviendas de religiosos.

    El edificio no se derrumbó. Hubo una explosión de gas producto, posiblemente, de mal funcionamiento de la caldera.

    Todo este afán de generar desconfianza, miedo y confusión es incomprensible, malsano y pernicioso. Ni siquiera alcanzo a imaginar cuáles sean los motivos de los autores.

    Es todo tan grotesco que llega a dar asco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.