Las pinturas rupestres de Tassili n’Ajjer: ¿prueba de los antiguos astronautas?

En el parque nacional Tassili n’Ajjer, en el desierto del Sahara, ubicado en una vasta meseta en el sureste de Argelia, se encuentra uno de los conjuntos de arte rupestre más importantes que se conocen en la actualidad. Las pinturas rupestres de Tassili.

Lamentablemente, sólo queda visible un 20% de ellas, ya que la mayoría han sido destruidas por la erosión. Los expertos creen que las pinturas rupestres tienen entre 10000 y 15000 años de antigüedad.

Hay innumerables especies representadas en las cuevas; entre ellas hay jirafas, avestruces, elefantes, bueyes, caimanes, e incluso hipopótamos y ballenas; lo que demuestra que la región del Sáhara estaba llena de vida en un pasado lejano. No por nada Tassili significa «Meseta entre Ríos».

Pero los antiguos pueblos también representaron algo más, seres extraños que no se parecen a nada conocido en la región.

En 1976, una expedición española viajó al Sahara para investigar las misteriosas pinturas rupestres de Tassili. Después de analizar las numerosas pinturas rupestres, los investigadores llegaron a la conclusión de que seres extraterrestres visitaron regularmente la Tierra en un pasado lejano, y que los seres extraterrestres tuvieron un contacto regular con los antiguos habitantes de la región. Según ellos, una de las pinturas rupestres ilustra a varias mujeres que son llevadas a una nave de aspecto misterioso.

A la vista de estas pinturas, esos seres del espacio pudieron haber intervenido a nivel genético mejorando las razas. Quizás manipularon geneticamente las especies que estimaron más provechosas para el hombre. Pero muchos de sus experimentos resultaron fallidos. Esto explicaría la presencia en las pinturas de bestias desconocidas, y seres que la arqueología califica de «mitológicos».

Junto a algunas de estas pinturas, los investigadores han identificado un conjunto de símbolos que ha llevado a los expertos a especular con la existencia de algún tipo de sistema de escritura en la zona hace 9.000 años. Esto es algo que a la arqueología convencional le cuesta aceptar ya que cambia su tesis oficial que sugiere que Mesopotamia es la cuna de la civilización y la escritura.

También se pueden encontrar pinturas que representan vestimentas y tocados, imposibles hace 9000 años en el que no se conocían el arte del hilado.

Todas estas imágenes pertenecen a un mismo periodo. El de los cabezas redondas.

Estas misteriosas representaciones han alimentado el debate entre los investigadores.
¿Por qué iban a representar los ríos, las selvas y los animales autóctonos de la región en el pasado, y luego representar algo que no vieron, según la arqueología convencional, como las extrañas figuras humanoides con cascos y trajes?

Todo apunta a que los antiguos pobladores de Tassili retrataron su vida cotidiana y sus experiencias; no inventaron estas figuras humanoides, que en algunos casos, incluso se representan con misteriosas antenas en sus cascos.

Muchos creen que las pinturas rupestres de Tassili son la prueba de seres que visitaron la Tierra en un pasado lejano. Seres del cielo que vinieron a la tierra hace miles de años, y dejaron su huella en la historia a través de los relatos y las decisiones de las antiguas civilizaciones de todo el mundo.

https://www.helium-24.com/2021/07/Las-pinturas-rupestres-de-Tassili-nAjjer-prueba-de-los-antiguos-astronautas.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *