Los mandán, los indios de ojos azules que hablaban galés

Poco después de la Revolución Americana, cuando las tierras al oeste del Mississippi eran todavía reclamadas por España e Inglaterra, un grupo de inspección inglés visitó un campamento de indios mandán en lo que es ahora Missouri. Cuando el oficial que tenía el mando habló con su ordenanza en galés (ambos eran galeses), se asombraron de que un indio que estaba cerca interviniese de pronto en la conversación. Por lo visto, los dos rostros pálidos hablaban la lengua del indio. Empezaron a comparar palabras y encontraron que la lengua mandán era aproximadamente un 50 por ciento galesa. (Inglés: bread, paddle, great, head, etc. Mandán: bara, ree, ma, pan, etc. Galés: barra, ree/rhwyf, mawr pen, etc.).


Además, muchos de los mandán no se parecían a las otras tribus indias. Tenían los ojos azules y su piel era de un color menos oscuro que la de los otros indios. Las mujeres mandán, «extraordinariamente bellas», gustaron especialmente a los exploradores británicos.

Entonces el oficial inglés recordó que un príncipe druida Madoc de Gales se había hecho a la mar en 1170 con su séquito, con rumbo al Oeste, hacia el océano desconocido. ¿Era posible que él y sus acompañantes hubiesen llegado al Golfo de México y remontado el Mississippi, y se hubiesen quedado allí?.

Algún tiempo más tarde, la mayoría de los mandán, incluidos los viejos «narradores» y «recordadores» fueron aniquilados por una epidemia traída por los blancos. Los pocos supervivientes fueron absorbidos por otras tribus. Las probabilidades de descubrir un día por qué hablaban galés los indios mandán son muy escasas, ya que todos los mandán de pura sangre han desaparecido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.