Adversidad

Un árbol encerrado por gigantes
Requiere tenacidad para sobrevivir.

Inevitablemente todos enfrentamos tiempos de adversidad. Se nos niega influencia, la gente no escucha lo que tenemos que decir, y estamos restringidos por las circunstancias. En esta situación, los seguidores del Tao deben contar con su determinación. Sin eso, no pueden surgir con éxito del peligro.

Durante tiempos de adversidad, la visión y la determinación deciden el resultado. La mera obstinación nunca le ha servido bien a nadie. Observa cuidadosamente, y trata de actuar. Si te encuentras probado por la situación, confórtate en el hecho de que la adversidad nos fuerza a consolidar los propios recursos. Con frecuencia puedes surgir de la adversidad más fuerte que antes. No te dejes superar por el miedo. Toma riesgos calculados si debes, o enfrenta el peligro si tienes que hacerlo. Si tu mente está enfocada en hacer todo lo posible, triunfarás.

Sin la dificultad de estar encerrado, el árbol en el bosque no se vería forzado a reunir su poder para crecer hacia la luz. Debe verdaderamente sacar adelante toda su fuerza interior para extender sus ramas. Si se vuelve magnífico, es en parte debido a su sufrimiento. Así, los tiempos de adversidad pueden ser cruciales para el desarrollo de la personalidad interior.

http://www.vivirtao.com/2021/08/365-tao-54-24-de-agosto-2021-adversidad.html?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+365MeditacionesTao+%28365+Meditaciones+Tao%29

2 comentarios en “Adversidad

  1. Siempre he sorteado los obstáculos y las adversidades que enfrenté en la vida. Hoy me siento como el árbol rodeado por gigantes, pero siento que ya no puedo. Ya no.

    1. Hola Cristina:
      Lo que sientes, es sólo algo que tu elaboras y de lo que tu eres responsable.
      No se que tipo de obstáculos y adversidades padeces.
      En el budismo, los obstáculos y adversidades deben tomarse: 1º Con la sabiduría de saber que todo lo que nos ocurre es efecto causa de acciones nuestras, tanto en esta como en vidas pasadas. Son semillas que han germinado y ahora dan su fruto. 2º Es necesario aceptar y ser integro ante las adversidades, sólo así depuraremos el karma causante. Existen por delante incontables vidas futuras de nuestro continuo mental. Sabiendo esto, es necesario dedicar la vida actual a nuestro desarrollo espiritual.
      Nosotros no somos ni el cuerpo, ni la mente ni el yo que habitualmente nombramos como tales. Ante la adversidad del cuerpo no debemos decir nos pasa esto u aquello. sino a este cuerpo le pasa esto u aquello. Esta forma de verlo nos ayuda a tomar decisiones sabias, fuera del aferramiento del yo.
      Pero sobre todo, es necesario vivir y abrazar ese karma nuestro, y descubrir nuestro interior, a nosotros mismos.
      Todos somos uno fuera de este sueño que llamamos realidad.
      Namaste

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.