EL DIOS DESCONOCIDO

        

  Tenemos tanto escrito, tantos sueños, tantos esfuerzos tratando de servir a ese Dios que conocemos, a ese Dios que es Infinito, Eterno, que abarca y Es Todo y además ha creado cuantos Universos existan en la Eternidad, que me pregunto, el porqué no tratamos de conocer a ese Dios desconocido al que señalan y vislumbran algunos filósofos y Maestros.

          Tras todos los libros sagrados, tras la mayoría de los filósofos que describen, que enseñan cómo y cuál es la Naturaleza de Dios, hay indicios de ese Dios Desconocido, sin nombre, que Siendo, es el único que sólo puede estar en Inexistencia por toda una Eternidad que tampoco llegará a nacer.

          Cuando hablamos de Dios, a veces lo hacemos siguiendo lo que hemos aprendido, lo que hemos estudiado o lo que percibimos desde esos conocimientos, que nos marcan el camino de lo que debemos percibir y pensar.

          El Dios Infinito, ocupa un espacio inimaginable, más grande que el mayor espacio que la mente pueda imaginar.

          El Dios Eterno, existirá más allá de todo el tiempo que podamos imaginar.

          El Dios Todo, será la suma de cuanto existe y de cuanto no existe, ha existido y existirá a lo largo de la Eternidad.

          El Dios Creador, ha creado Todo de la Nada, pero sin embargo su Creación y Él, no dejan de ser Uno. Incluso cuando la Creación es pecadora, le ignora, le niega, le traiciona y le vende por cualquier precio que les den, incluso dispuestos a darlo gratis si hace falta, su Amor le permite crear un Cielo donde llevarlos y que sean felices eternamente y a otros, enviarlos al infierno eternamente para que experimenten todo tipo de horrores y dolor.

          Sin embargo, la Eternidad, tiende a no tener fin, pero sí un Principio.

          Lo Infinito, puede extenderse y crecer eternamente, sin encontrar un final, pero tiene un punto de salida, de comienzo.

          Dicen como sin importancia y que a pesar de que todos lo sabemos que: Dios no tiene principio ni final, le llaman el No-Nacido, porque no ha llegado nunca a nacer, a tener el principio que haría necesario una Madre y un Padre.

          Es un Dios que no puede existir, que no puede crear, que no puede salvar o dirigir sus Universos.

          Nací de mi Madre, me dieron un nombre, me volvieron a dar otro el de Yui Shin, como, duermo, y vivo cada ahora, cada día y sin embargo, existe ese Desconocido, que podríamos llamar mi Dios, que no controla el corazón, la respiración, el pensamiento, las emociones, ni ninguno de mis Universos, porque me dio el libre albedrío y la libertad para vivir y expresarle a Él, el Dios Desconocido que vive en cada Creación, en cada Manifestación y en cambio no nace cuando lo hacemos nosotros.

          Él no es mi Creador, soy yo quien crea lo que Él Es, porque siendo Todo, sólo puede manifestarse como el Vacío que yo ocupo, Siendo, sin embargo, cuanto llena ese Vacío que soy yo.

          El No-Nacido, no puede ser nombrado, ni percibido, porque es Inexistencia Absoluta, y sin embargo todo cuanto exista fuera del tiempo y del espacio, todo cuanto exista dentro del tiempo y del espacio, será la Naturaleza, el Perfume, la muestra inequívoca de que esa Inexistencia es Todo lo que Dios Pueda Ser, porque es “Lo que Es el Infinito, la Eternidad, sin que tenga que existir el tiempo y el espacio”.

https://yuishinsan.blogspot.com/2021/09/el-dios-desconocido.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.