La práctica del amor auténtico

Ivan Trujillo-Priego nos invita a evaluar profundamente nuestras intenciones y deseos para practicar íntegra y auténticamente.

Foto de Malí Maeder

Durante mis años de práctica de mindfulness con grupos de jóvenes, han habido muchas veces en las que notó interacciones muy peculiares y me pregunto, cuál es la intención de los facilitadores o participantes en sanghas al interactuar con alguien más en la sangha. ¿Cuál es la verdadera intención detrás de ese deseo de conexión? El Sutra de la Red del Amor Auténtico  nos invita a ver las raíces de los deseos sensuales y entender mejores nuestras intenciones.

Este sutra tiene origen en el Dhammapada , uno de los textos budistas más conocidos del Canon Pali, cuya principal intención es ayudar a los monásticos a practicar el celibato. No obstante, esta sutra me ha ayudado como facilitador, líder y practicante laico a evaluar profundamente mis intenciones y deseos para practicar íntegra y auténticamente el amor auténtico.

“Los practicantes no pueden tomar la dirección del amor sensual. Debemos empezar por encontrar un camino para desarraigar totalmente el árbol del amor sensual y que sus raíces no puedan brotar de nuevo; no es tan simple como cortar hierbas en el suelo.”

Hoy en día los espacios de práctica de mindfulness son comunes y mucho más accesibles al público. Es necesario enfatizar que estos espacios de mindfulness son propuestos como lugares y contextos donde practicantes pueden compartir vulnerablemente, lo cual puede llevar a conocer a las personas de manera íntima. El estar en un espacio con personas que tienen gustos afines a los nuestros, donde se habla abiertamente de nuestras experiencias personales, sin darse cuenta, puede llevarnos a desarrollar atracciones hacia algún participante.

Como practicantes de mindfulness, es importante desarrollar una práctica constante de observación profunda de las raíces de nuestras percepciones, para así identificar el origen de nuestros deseos e intenciones al interactuar con otros

Como facilitador de estos espacios, cuando noto estas interacciones de atracción entre participantes, me crea preocupación y angustia. En particular, me preocupa los hombres facilitadores, ya que ellos son los responsables de la mayoria de los casos de abuso sexual en las comunidades budistas, derivados por el deseo sensual y el abuso del poder.

AMOR SENSUAL

Como facilitador, buscó guía en las enseñanzas Budistas, y encontró en el Sutra de la Red del Amor Sensual una guía que nos invita a practicar auténticamente, ser honestos con nosotros mismos y con los demás. El sutra empieza ofreciéndonos la práctica de ver profundamente a los objetos de la mente que forman las ideas y percepciones del amor sensual. Muchas veces nos aferramos a nuestra percepción, a la idea que hemos generado de la otra persona y queremos explorar esa conexión idealizada. Cegados por el apego a esa percepción ya la apariencia física momentánea, eventualmente nos dejaremos llevar por el deseo sensual.

“La mente del amor sensual es como una corriente de agua que sigue el curso de la energía del hábito y el orgullo. Nuestros pensamientos y nuestras percepciones están teñidos por los tonos del amor sensual; nosotros mismos escondemos la verdad y no podemos verla”

Como practicantes de mindfulness, es importante desarrollar una práctica constante de observación profunda de las raíces de nuestras percepciones, para así identificar el origen de nuestros deseos e intenciones al interactuar con otros. Esto no significa que el amor no puede existir entre dos practicantes, simplemente significa que debemos usar la práctica de la introspección para poder discernir si es un amor puro o una atracción sensual; una atracción sensual derivada sólo de las apariencias temporales, la idealización, la percepción e imagen que hemos formado de alguien más.

“Mi querido amor sensual, conozco tu origen. La mente que desea proceder de las necesidades y las percepciones incorrectas. Ahora ya no tengo más necesidades y percepciones erróneas respecto a ti, así que ¿cómo puedes surgir?”

AMOR AUTÉNTICO

Una forma en la que podemos transformar y remover las raíces de los deseos sensuales, es a través de la exploración de las formaciones mentales desde el punto de vista del amor auténtico. Thich Naht Hanh nos recuerda constantemente que el amor auténtico está compuesto de cuatro elementos, que en sánscrito se llaman: maitri (amabilidad amorosa), karuna (flash), mudita (alegría) y upeksha (ecuanimidad e inclusividad).

Primeramente, es importante practicar la amabilidad amorosa hacia nosotros mismos, practicando el amor hacia nosotros mismos para después poder ofrecerlo a los demás. Cuando amamos a los demás y vemos que sufren, nuestro sentido de compasión surge y nos invita a ayudar a la persona amada. Para esto necesitamos desarrollar la compasión propia, tener la práctica de hacer espacio para nuestro sufrimiento y sostener el dolor y las penas con cariño.

La palabra karuna no conlleva solamente la compasión sino también la liberación del sufrimiento en nosotros mismos y los demás. El elemento de alegría debe estar presente en el amor auténtico, no sólo el sufrimiento, si no ¿para qué amamos? Se vuelve importante desarrollar alegría en nosotros mismos para poder compartirla con el ser amado y no tener la expectativa de que el ser amado nos traerá o generará alegría para nosotros.

 Finalmente, upeksha nos pide practicar sin exclusión, nos invita a darnos cuenta de que nuestro amor es también el amor de mi ser amado, mi sufrimiento también es su sufrimiento, mi alegría es su alegría. Nos invita a ver que no hay separación entre el amante y el amado, la falsa idea del ser individual desaparece y nos volvemos un solo ente de amor.

Cuando practicamos los cuatro elementos del amor auténtico, nuestro amor se vuelve puro y la expresión de este amor auténtico. Al practicar a base del auténtico amor podremos transformar nuestros deseos sensuales y las percepciones falsas que nos llevan al deseo sensual.

“Dejando atrás los deseos, no teniendo en cuenta las huellas del paso del amor, desgarramos la red del amor; nada puede dañarnos nunca más.”

Finalmente, es pertinente realizar una invitación a todos los practicantes, pero más aún a los hombres en posiciones de poder. Les brindo una invitación a que antes de mostrarse como líderes en un espacio, lean el Sutra de la Red del Amor Auténtico y examinen profundamente las raíces y orígenes de los deseos sensuales. El sutra nos invita a reflexionar sobre nuestra motivación y nuestras intenciones, para así tener motivaciones auténticas, libres de deseo. Los invito a ser sinceros obtienen los mismos y no alejarse de su verdadero ser. La invitación es una práctica del amor auténtico como herramienta de transformación.

ACERCA DE IVAN TRUJILLO-PRIEGO

Ivan Trujillo Priego es un practicante de la tradición de Plum Village donde también es facilitador en distintas sanghas y retiros. Ivan es fundador de Sit, Walk, Listen, un grupo enfocado en justicia social y liberación colectiva, trayendo prácticas de la compasión, amor y la no-violencia a los espacios públicos. Ivan está comprometido a llevar a cabo la práctica de “budismo involucrado” en todo aspecto de su vida. Ivan creció en la tierra de los mexicas, antes conocida como Tenochtitlán y ahora como la Ciudad de México, donde la mezcla de las culturas nativas mexicanas y españolas han creado una oportunidad única para relacionarse con la naturaleza a través de prácticas ancestrales y modernas.

La practica del amor auténtico

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.