La ciencia da un paso trascendental: con células madre, científicos desarrollaron corazones palpitantes en el laboratorio

Corazón humano real

La ciencia se acerca al grandioso momento en que pueda hacerse crecer en el laboratorio un corazón trasplantable.

Se busca un corazón

En el mundo podría haber más de 50 000 seres humanos que en este momento requieren un trasplante de corazón. En Estados Unidos, uno de los países donde se realizan más trasplantes, la lista de espera actual es de 4000 personas.

No basta con conseguir la donación del órgano. Es posible que a pesar de todas las pruebas y comprobaciones, el corazón trasplantado sea rechazado por su nuevo huésped.

La gran esperanza para contrarrestar la escasez de órganos y los rechazos es el desarrollo de corazones a partir de las propias células de los pacientes. Científicos de la Escuela de Medicina de Harvard y del Hospital General de Massachusetts acaban de dar un trascendental paso, tras conseguir generar tejido cardíaco humano y palpitante a partir de células de la piel.

Corazón limpio

El objetivo final es producir corazones completos y funcionales a partir de los tejidos de su futuro receptor, pero este nirvana está algo lejos todavía.

Con anterioridad, se había desarrollado una ingeniosa técnica consistente en utilizar una solución detergente para despojar el corazón de un ratón donante de células que podrían desencadenar una reacción negativa en un receptor. Esta es la primera vez que el procedimiento de limpieza es aplicado en un corazón humano.

La técnica es casi de ciencia ficción. Se tomó el corazón humano a ser trasplantado y se limpió de células indeseables. A continuación, se tomaron células de la piel del receptor y mediante otro prodigioso proceso, se reconvirtieron en células madre pluripotentes mediante manipulación genética. Estas nuevas células quedaron capacitadas para convertirse en cualquier otracélula del organismo, incluidas las cardiacas.

Maravillosas palpitaciones

El siguiente capítulo de la fascinante película fue injertar las células pluripotentes en el corazón desinfectado. Seguidamente, se aplicó al corazón una solución nutritiva para conseguir la adaptación de las células a su nuevo hogar. Este proceso se tomó dos semanas. Transcurrido este lapso, el corazón maduró, quedando en principio como un órgano apto para el trasplante, con menores riesgos de rechazo.

El momento culminante llegó cuando se aplicó una descarga eléctrica al nuevo corazón: el órgano empezó a latir según lo esperado.

Aunque varios de estos experimentos ya se habían hecho antes, esta es la primera ocasión que se logra que el corazón reconstruido palpite, es decir, que trabaje, que es para lo que lo quiere su agradecido destinatario.

http://www.batanga.com/curiosidades/61422/la-ciencia-da-un-paso-trascendental-con-celulas-madre-cientificos-desarrollaron-corazones-palpitantes-en-el-laboratorio?utm_source=FacebookRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *