¿Somos Esferas?

Este post es una reflexión, propiciada por una de
las experiencias más impactantes y vívidas que me han ocurrido.
Quisiera que el lector la tomara con liviandad que
posee un vencejo a la hora de salir del nido que son 28 gramos.
También considero importante recalcar que no
canalizo absolutamente nada, o eso creo y también espero que así sea. Ya que no
quiero dejar influenciarme por ninguna entidad que pueda intoxicarme con su
palabrería halagadora y empalagosa.
Es difícil afirmar que nadie me ha mostrado lo que a
continuación les voy a relatar, porque obviamente creo que hay alguien que así
me lo ha querido mostrar, lo que no puedo decir es de quién se trata ni sus
intenciones.
“Simplemente expongo lo que he podido percibir o se
me ha mostrado ahí fuera, tal y como mi cerebro lo ha interpretado”
Se me hace complicado transmitir las sensaciones con palabras y más si no eres un erudito del lenguaje, tal y como es mi caso, pero
intentaré ser lo más claro y conciso en las descripciones, que no solo eran
perceptivas de vista y oído si no que también se componían de un fuerte e
intenso componente emocional.

Febrero 2015
Esta experiencia ocurrió de manera súbita, sin
preaviso, sin preparación previa por mi parte, no la busqué, por raro que
parezca, esta vez no fue así.
Estando en la cama durmiendo plácidamente, de
repente me desperté en el estado habitual de alteración de conciencia, con
plena consciencia de todo lo que me rodeaba.

Algo en mí me insinuó que no me alterara ni tuviera
miedo, como advirtiendo lo que a continuación estaba por suceder.

De repente, me vi girando en el aire de manera vertiginosa en
espiral, a toda velocidad. Como si algo tirara de mí de manera irremediable.
Atravesé el cabecero de la cama (en plano astral,

claro) que es de madera maciza, de unos doce centímetros como si de un papel
fino se tratara.

Acto seguido, me vi suspendido en el aire, en un
entorno diferente a cualquiera que hubiera experimentado, me vi fuera de todo
lugar y tiempo, una sensación extraña pero de alguna manera familiar, sin saber
porque exactamente.
El lugar era un inmenso espacio aparentemente vacio,
con poca luz,  no sentía frío o calor,
era otra sensación diferente. Reconozco que me sentí tranquilo, confortable y
extrañamente sereno, dado que estaba en un lugar totalmente extraño para mí, o
no…
En ese momento aprecié debajo de mí, una especie de
“rombo” de cuatro lados dividido en sub-partes, creo que eran 16 en total,
podrían ser más pero no las conté.
Estas contenían unos símbolos extraños, algunos eran
tipo geométrico y otros tipo runas, con la particularidad que todos estos
símbolos eran cambiantes, se trasformaban en otros diferentes constantemente,
como siguiendo un patrón específico.
He buscado por la red alguna imagen que pudiera
asemejarse a lo que vi:
Más adelante daré una explicación al respecto de
estas dos imágenes.

Pirámide de Pascal
                                       Triángulo de Yanghui
Prosigo con el relato de los hechos:
Este rombo que pude apreciar, estaba por debajo de
mí.
Todo el era una sucesión de múltiples combinaciones
de símbolos cambiantes permanentemente, unos sucedían a otros sin cesar, por lo
menos aprecié no menos de 16 celdillas que conformaban un patrón, altamente
sofisticado y para mí de imposible interpretación.
¿Un enorme ordenador? ¿La secuencia que crea nuestra
realidad?
¿La famosa rejilla de la matrix?  ¿El velo de Isis? No lo sé.
Desde luego, fuera lo que fuera yo estaba fuera de
su alcance, me encontraba por encima de esta rejilla y todavía no me había
percatado de la forma de mi cuerpo…
Me observé a mí mismo y comprobé que yo no tenía
cuerpo, no como el que poseo ahora, si no que ¡yo era una gran esfera traslúcida! Todo mi ser estaba dentro de la
esfera, toda mi conciencia y mi mente estaban dentro de esa esfera tan
perfecta.
Me sorprendí de verme así, no lo niego, pero tampoco
me causó ningún trauma ni miedo, me sentía bien en mi nuevo cuerpo, me
resultaba de alguna manera familiar.
Cuando de repente y desde la zona derecha donde me hallaba
pude percibir un sutil sonido que se aproximaba a mí.
Puse toda mi atención al sonido y este se convirtió
en una bella melodía, que jamás antes había escuchado.
Era una música muy bella, con mucho sentimiento,
parecía como si hubiese una orquesta a mi lado.
Tan bella era que me emocionó profundamente, me hizo
sentir una inmensa alegría.
Pero no pude identificar la procedencia de la
música.
Lo que si pude observar es como desde el centro de
la esfera, que era mi cuerpo, comenzaron a emanar unas ondas energéticas, como
una fuerte emisión de energía potentísima que procedía de mi interior, era
similar a la electricidad, no me causaba dolor, solo una extraña sensación en
el centro de mi cuerpo. La energía era inmensa y se desplazaba hacia los bordes
exteriores de la esfera.
No me cabe duda alguna de que esa energía la produjo
mi cuerpo, gracias al estímulo de la música que me provocó la emoción y ésta
fue la que desencadenó la emisión de energía.
Las emociones producen una inmensa y potentísima energía,
fue mi conclusión.
Quizá me quisieron enseñar precisamente esto en ese
lugar, el resto son apreciaciones mías y mis propias conclusiones que ahora les
voy a detallar.
Hasta aquí el relato de la experiencia lo más
preciso que he podido explicarlo.
 

Conclusiones

Le he estado dando muchas vueltas a esta
experiencia, no lo duden.
La primera conclusión a la que he llegado, es que,
literalmente, me mostraron cómo es nuestro cuerpo emocional, o qué somos y qué
forma tenemos en otros planos como seres.
Sencillamente somos esferas y no es de extrañar
porque es la forma más común en este universo de materia, tenemos esferas por
todas partes, a nivel pequeño: frutas, células, moléculas, semillas, el
corazón, el cerebro, el óvulo, el espermatozoide (obviando el flagelo) el huevo
etc.
A nivel mayor: La tierra, los planetas, las
estrellas, los cúmulos de estrellas etc.
La naturaleza ha adoptado esta magnífica forma esférica
en una gran variedad de cosas.
La segunda conclusión es que nuestras emociones producen una energía descomunal, así lo pude
sentir y así lo cuento.
 
 
Representación
de esferas en la historia
Llegados hasta aquí podemos hacer un breve repaso de
las esferas en la historia del arte ¿Qué representan? ¿Qué se nos ha ocultado?  Y si poseen algún tipo de simbolismo que bajo
esta nueva óptica nos permita entender mejor nuestro lugar en el mundo.
La esfera de la flor de la vida:
 
Ahora me pregunto si esta imagen de la flor de la
vida tuviera otro significado diferente al que le hemos dado siempre.
Está por todo el mundo, en muchas y diferentes
culturas.
La componen 19 círculos del mismo diámetro y 36
arcos formando un hexágono encerrado en un círculo mayor.
Y yo me pregunto ¿Y si la flor de la vida tuviera en
realidad otro significado? ¿Y si fuera la representación gráfica o simbólica de
la propia humanidad?
La humanidad tuvo una caída que fue recogida en textos
antiguos, desde la biblia a los textos sumerios, las guerras en los cielos y
los ángeles caídos.
Si hubo antaño otras humanidades y estas fueron
libres hoy en día no podemos decir lo mismo.
Vivimos en una sociedad piramidal, con cuatro
estamentos básicos de dominación:

Poder político

Poder religioso

Poder económico

Poder científico
Estos cuatro poderes se las han ingeniado a lo largo
de la historia para manejar los hilos de la humanidad a su antojo.
Pero ¿son estos poderes dependientes de algún otro poder
mayor que permanece oculto y que es, en última instancia, el que gobierna a
todos los demás?
No puedo responder a esa pregunta, pero si puedo dar
indicios en referencia a lo que me mostraron en la experiencia.
El rombo que vi en mi experiencia podría ser
perfectamente la visión en perspectiva de una pirámide desde las alturas.
 
Este símbolo de la pirámide representa nuestra
sociedad y nuestro sistema tal y como está concebido en la actualidad y por lo
menos desde hace más de 6000 años.
Es un sistema antinatural, no va en consonancia con
la naturaleza y es un sistema injusto, donde vemos cada día las desigualdades
que genera.
Las pirámides están repartidas por todo el planeta,
desde las más famosas de Egipto, las mayas y aztecas y las chinas.
Su función es desconocida, no se sabe por qué las
construyeron ni cómo ni quién.
Algunos investigadores como David Icke, dicen que
son puntos de acupuntura en el planeta por donde fluye la energía.
En parte estoy de acuerdo, pero la pregunta es ¿Qué
energía?
Ahí entra la sospecha que tengo al respecto de qué
tipo de energía canalizan las pirámides y hacia dónde va.
Una foto del 2009 de una pirámide en La Riviera Maya
emitiendo un rayo de luz:
 
¿Qué tipo de energía es la que recopilan las
pirámides y eyectan al exterior? O mejor dicho a otro plano diferente a la
realidad que vemos.
Sospecho
que la nuestra
, la misma que producimos al sentir
emociones, al sentir amor, alegría, júbilo, compasión y también las negativas
como odio, miedo, ira, tristeza, rabia etc.
Pude comprobar la cantidad de energía que emitió mi
cuerpo en cuestión de segundos, era descomunal. Eso solamente una persona, me
puedo imaginar 7000 millones de personas emitiendo ese tipo de energía ¡podría
mover el universo entero!
Un recurso que puede ser muy apreciado en otros
planos dimensionales.
En resumidas cuentas este mundo donde vivimos es un
lugar perfecto para experimentar emociones, nadie en absoluto se escapa de
ellas y las hay de muchos tipos, como hemos visto anteriormente.
Si todas estas emociones generan la energía que vi
es posible que otros seres se estén aprovechando de este recurso energético y
podamos ser una granja dirigida.
¿Por quién?
 
 
Leones del Congreso de Diputados en España
 
Observen cómo el león sostiene bajo su pata una
esfera ¿Les suena de algo? ¿Y Si la esfera representara al ser humano?
Otro ejemplo en China en el templo de la ciudad
prohibida:
En más detalle, pisando la Flor de la Vida ¿La
Humanidad?
Otro más en La España absolutista de Felipe IV, esta
vez con cuatro leones, que podrían representar a los cuatro poderes que antes
hemos visto:
Y otro más en la colina de Waterloo
¿Y quién domina al león? La respuesta es obvia:
Diosa Cibeles, carro tirado por dos leones y  la Diosa sumeria Inanna (Ishtar) con dos
leones a sus pies
Los leones representan los guardianes carceleros de
la humanidad (en este caso serían los reyes y los emperadores humanos), hoy en
día son los políticos y las grandes corporaciones,  estos vigilan y hacen cumplir la voluntad de
los dioses, que están por encima de ellos y les aseguran con sus leyes y
sistemas de creencias un flujo constante de energías procedentes de las
emociones humanas.
A cambio los Dioses o Diosas les aseguran un futuro
de poder en la Tierra a ellos y a sus descendencias, por los siglos de los
siglos… o No…
A estas alturas podemos repensarnos el sistema
piramidal que nos oprime y plantearnos si es el más adecuado para vivir en este
planeta.
Yo, sinceramente, creo que no.
Creo que hay otros sistemas de vida mucho más justos
e igualitarios dónde todos tengamos un lugar digno donde vivir y desarrollarnos
como especie.
El ejemplo lo tenemos en la propia naturaleza y en
las formas que tiene de trasmitir y preservar la vida con formas esféricas.
Un sistema esférico sería mucho más justo e
igualitario, donde no haya diferencias entre sus habitantes, todos unidos y que
la vida sea mucho más que una lucha continua de todos contra todos y donde
merezca la pena vivir.
Un ejemplo:
Una manzana, es esférica, está compuesta de tres
partes principales:
La piel, que la protege del exterior, el cuerpo que
lo conforma el 90% de su composición y las semillas, que están en el centro y es
el bien más preciado ya que contiene su futuro.
Nosotros deberíamos tomar ejemplo de las manzanas y
conformar una sociedad a su imagen. En el exterior las personas más fuertes y
comprometidas que protejan al resto, luego un gran grupo de personas que puedan
vivir y aportar sus conocimientos y esfuerzos en el bien de todos y por último
y lo más preciado deberían ser nuestras semillas, que son nuestros hijos y el
futuro de la especie.
 
Definitivamente somos esferas, siéntalo.
Un cordial saludo
Cuídense mucho
Manu Paterna
http://estadosalterconciencia.blogspot.com.es/2016/04/somos-esferas.html

9 comentarios en “¿Somos Esferas?

  1. El multiverso se constituye en un sinnúmero de esferas entrelazadas sinérgicamente unas de otras… Por ello es que no podremos explicar su naturaleza desde la perspectiva de principio ni fin… y mucho menos tomando como referencia el tiempo lineal.

    En un circulo, el principio y el fin, son absolutamente indeterminados.

    El asunto es… ¿ que es el tiempo, en medio y a través de estas esferas ?

    … Si amigo Manu… ya he sentido que todo y todos somos esferas…. y vibramos dentro de esferas toroidales, en una dinámica manifiesta, de tipo fractal.

    Gracias por compartir… Alex.

  2. Que extraño articulo, y me da la impresión que aunque tiene una cantidad mayoritaria de confusiones – por desconocimiento -, si tiene dos o tres cosas muy certeras y muy poco conocidas , siendo una de ellas y la que personalmente conceptuó es que en el nivel espiritual nuestra forma es multiforme esférica ( no es exactamente sus limites esférica ) ( lo siento por aquellos que creen que van a tener una forma antropomorfa igual o similar a la del cuerpo físico ).
    Y tomando como verídico el relato es interesante lo relacionado con la emoción …yo lo entendería mas acertadamente como sentimiento y vislumbro una muy más amplia interpretación que la expuesta.
    También hay una situación que no coincide si fuera en general o totalidad integrada, pero si sería aceptable como experiencia particularizada de la parte encarnada.

    1. Hola Reynaldo, gracias por tu comentario.
      Me alegra ver que los dos conceptos que resaltas son los que considero más importantes de la experiencia.
      Y también tienes razón en llamarlo sentimiento, es más acertado.
      La primera parte del relato es la experiencia en sí.
      La segunda es mi interpretación de tal experiencia, que es subjetiva y que puede estar equivocada y perfectamente puedo estar confundido.
      Por eso las publico, para que entre todos podamos darle un significado.
      Un saludo amigo
      Manu

    2. Creo que quien cuenta esta experiencia: fué su espíritu, desde su interior al reino de los espíritus puros, el reino que existe pero que no es racional porque es el lugar de la conciencia ilimitada y unificada, es el regreso a casa al Ser Único, es la sexta dimensión o sexto plano.

      1. Hola Vania, tus palabras me conmueven, ojalá pudiera corroborarlas, pero no puedo, no lo puedo aseverar, solamente exponer lo que pude ver y sentir e interpretar, a mi manera, desde mi pequeña mente lo que se me mostró.
        Desde luego que si es cómo tu dices, el sexto plano, es un lugar hermoso y lleno de paz, eso si lo puedo afirmar y creo que todos podemos acceder a él.
        Muchas gracias por el comentario.
        Un cordial saludo amiga
        Manu

  3. Hola Manu Paterna, una grata sorpresa es tu respuesta a mi comentario y siendo Ud. la persona de la experiencia.
    Y a la vez me da la oportunidad de aclarar, rectificar o explayarme un poquito más: donde escribí “- por desconocimiento-” debería ir “por percepción” ( es mas acertado este segundo término, a veces por apresuramiento uno coloca uno no tan adecuado ), ya que entiendo que has salido y/o percibido el plano nivel alto espiritual con la parte esencial particularizada de tí, y encarnado, la percepción que tiene la esencia ( o espíritu )siempre la vamos a hacer desde nuestra experiencia terrenal ya que esa esencia no esta integrada cien por cien ( ojó esto no significa separación ) que es cuando no esta ocupando ningún cuerpo.
    Reitero que me llamo mucho la atención – y primera vez que la veo a nivel artículos – lo de la forma esférica de la esencia con lo cual concuerdo y lo cual da para desmitificar una cantidad de mitos distribuidos desde siempre.
    Acabo de leer la perspectiva de la manzana que tu expresas e inmediatamente me dio el siguiente pensamiento : que la experiencia la has realizado con lo que tu o cualquiera de nosotros somos ( en estado encarnado) la piel de la manzana -xasi decirlo- que sería una décima parte de la totalidad que somos y resultando que estamos encarnados la percepción o mejor dicho la comprensión de ese momento y ambiente es diez veces menos. Como exprese en parrafos anterior.

    Estimo que tratar de interpretar lo inconcebible -xasi decirlo, ya que ese “ambiente” nada tiene de físico – es enredarnos en conceptos “físicos” … debiendo dejar que madure con el tiempo sin apresurarnos a darle un significado y en algun momento o circunstancia como un “clip” vislumbraremos un significado mas adecuado desde nuestra perspectiva terrenal.
    Lo valorable e imperdible es la experiencia en sentimiento que se expreso a falta de comprensión del momento, siendo el sentimiento el que engloba lo fundamental de la experiencia trascendental .
    Bueno, así es como lo veo.
    Gracias por tu aporte Manu Paterna, y un cordial saludo en la distancia.

    1. Hola Reynaldo, aprecio y agradezco tu análisis enormemente y el de todos los demás compañeros, que me ayuda, a mí y creo que a todos, a comprender mejor desde otros puntos de vista.
      Tienes razón que lo más importante es el sentimiento dentro de la experiencia y que la interpretación dependerá del momento en que se haga, no es lo mismo lo que pienso actualmente que lo pueda pensar dentro de 10 años, ahí estoy de acuerdo contigo.
      También quiero agradecer enormemente a Maestroviejo la dedicación a incluir mis post en su blog y crear un enlace en su página para difundirlos.
      Gracias Maestro
      Un abrazo para todos
      Manu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *