El 1er piloto DERRIBADO por un OVNI REAL: Thomas Mantell

avionderribadoporovni

7 de Enero de 1948, en el estado de Kentucky (EEUU), un Objeto Volador No Identificado es avistado en vuelo.Thomas Mantell, piloto de un caza de combate P-51 Mustang sale en su persecución. Su última transmisión fue que no conseguía alcanzarlo y que pronto tendría que abandonar la persecución además de que dijo que había divisado “personas” dentro de aquello. Horas después, Thomas apareció fallecido con su avión en el suelo…

Un testigo identificado afirmó que el avión explotó en el aire. El cuerpo de Mantell apareció en la cabina de mando. Las alas y la sección de la cola se habían roto en el impacto contra el suelo, y estaban a una corta distancia del avión.

Es uno de los más grandes misterios aeronáuticos hasta el día de hoy y conlleva el protagonismo de OVNI’s y aviones militares. El caso del piloto Thomas Mantell sucedió 7 de Enero de 1948, al mando de un avión P-51 Mustang que fue derribado por un objeto volador no identificado OVNI, cuando sobrevolaba la región comprendida entre Fort Knox y Franklin en el estado de Kentucky. Las comunicaciones con la torre de control exponían que el avión de Mantell había tenido un encuentro con un objeto muy luminoso y sin alerones o timones de cola, tenía una increíble velocidad y estaba ocupando el espacio aéreo de los EE.UU. Los restos del avión malogrado de Mantell se hallaron después del incidente, el cual perdió supuestamente el control de su avión al sobrepasar una altura superior a los 6000 metros (18.000 pies). Volaba junto con 3 aviones más de la Guardia Nacional de los EEUU.

A las 13:30 pm de aquella jornada, la policía del estado de Kentucky comienza a recibir denuncias de ciudadanos preocupados por haber detectado un gran objeto volador de forma circular sobre la ciudad deMansville. En pocos minutos, los avistamientos se extienden hasta las ciudades de Irvington y Owensboro. Este objeto metálico se vio claramente desde la Torre de Control de la Base de la Fuerza Aérea de los EEUU en Godman. El objeto fue descrito como muy grande, redondo, de color blanquecino, con una luz roja en su parte inferior y se movía muy lentamente hacia el Sur.

Poco más de una hora después se contacta con el escuadrón de Mantell para verificar el suceso. Su vuelo es el 869. El Control Aéreo de Godman los contacta y les pregunta si tienen suficiente combustible para acudir.Mantell, como líder de escuadrón, se lo confirma y les pide rumbo directo. Mantell acude con 2 aviones más y el tercero restante sigue su plan de vuelo original. Mantienen 15.000 (5.000 m).

Recortes de la prensa que en su día se hizo eco del caso, que llegó a conocerse en el mundo entero.

A las 14,45 pm, Mantell se comunicó con la torre de control del aeródromo diciendo los siguiente: “he visto el objeto, lo tengo ahora sobre la cabeza, trataré de aproximarme a él, para verlo bien… ahora lo tengo enfrente…, parece metálico… es de un tamaño tremendo… ahora se eleva y va tan rápido como yo (unos 600 Km/h), voy a subir hasta 6.000 metros y si no puedo alcanzarlo abandonaré la persecución…”.
Mantell siguió ascendiendo 18.000. 20.000, 22.000 pies….hasta los 30.000 pies, demasiado para su avión sin oxígeno y se niveló. Las teorías de Venus, o un globo Skyhook se vienen abajo por lo siguiente: En todo momento Mantell habla de persecución. El detalle de la misma velocidad es interesante ya que ocurre exactamente lo mismo que en los avistamientos en el espacio. Se mantiene la misma distancia, sea cual sea la velocidad del avión, o en su caso, el transbordador. Estudiamos las comunicaciones de los otros dos pilotos: “…éste extraño objeto está demasiado alto para que lo alcancemos y además va demasiado rápido…”.
¿Es posible que un globo de helio vaya más rápido que un P-51 Mustang?La respuesta es NO, por supuesto. Además de los avistamientos en el cielo que acabaron con Mantell estrellado, el coronel Guy F. Hix, en compañía delteniente coronel Garrison Wood y otros oficiales, estuvieron observando el objeto a través de prismáticos de 8 aumentos. El mismo coronel Hix lo describió de la siguiente manera: “…tenía la forma de una sombrilla, la mitad del tamaño aparente de la Luna y era de color blanco, excepto por una banda colorada que parecía girar…”.

thomasmantelnewspaper
Este objeto metálico se vio claramente desde la Torre de Control de la Base de la Fuerza Aérea de los EEUU en Godman. El objeto fue descrito como muy grande, redondo, de color blanquecino, con una luz roja en su parte inferior y se movía muy lentamente hacia el Sur.

Los otros pilotos comunicaron entonces por radio que el objeto había desaparecido entre las nubes a unavelocidad “espectacular”, nada que ver con la de los globos aerostáticos. Ellos abandonaron la persecución. De repente comunicó lo siguiente:
“…no consigo alcanzarlo, pronto tendré que abandonar la persecución…” 
Esto fue lo último que el piloto alcanzó a decir a la torre de control. Inmediatamente y, ante el prolongado y extraño silencio que siguió a esa comunicación a la radio del aviador, la torre de control llamó reiteradamente aMantell, pero éste jamás respondió. Su avión se estrella en una granja de Kentucky. Su reloj se para a las 15:16 pm. A las 15:50 pm todavía se detecta el OVNI sobre Tennessee. Un controlador de otra base aérea que hacía de relé entre Mantell y la base de Godman escuchó a Mantell decir: “Dios mío; Veo gente dentro de esa cosa”. Ese mismo día, sobre el atardecer, el cuerpo sin vida del veterano piloto apareció cerca de los escombros de su caza Mustang P-51 siniestrado, a unos 145 Kms. del campo de aviación.

la torre de control llamó reiteradamente a Mantell, pero éste jamás respondió. Su avión se estrella en una granja de Kentucky. Su reloj se para a las 15:16 pm. A las 15:50 pm todavía se detecta el OVNI sobre Tennessee.

¿EN QUÉ ESTADO APARECIÓ EL AVIÓN DE MANTELL?

Esta es otra cuestión sumamente importante a estudiar en este caso. Un testigo identificado afirmó que el avión explotó en el aire. El cuerpo de Mantell apareció en la cabina de mando. Las alas y la sección de la cola se habían roto en el impacto contra el suelo, y estaban a una corta distancia del avión. No había daños en los árboles de los alrededores y era obvio que no había habido ningún movimiento hacia adelante o hacia los lados cuando el avión se precipitó contra el suelo.

Il-caso-thomas-mantel
El causó alarma mundial. El fenómeno OVNI pasó de ser un mero entretenimiento a ser un caso de auténtica alarma social.

Los informes detallan que hubo muy pocos daños en el fuselaje del avión. Estaba de una sola pieza y no había ni un solo rastro de sangre en la cabina del piloto. No había rasguños en el fuselaje que indicaran algún desesperado intento de levantar el morro hacia delante. Las palas de la hélice no tenían nada revelador, no tenía marcas de impacto. Estaba girando cuando el avión impactó y una de las palas se incrustó en el terreno.La recopilación de datos de los daños del avión no eran comparables a los daños de un avión que sufre un accidente a gran velocidad contra el suelo. Con el peso del motor de ese avión, lo lógico sería que el avión entrara de morro contra el suelo. Sin embargo, el primer impacto fue con la panza de la aeronave. Incluso, en los últimos metros de la caída hubiera abierto una franja a través de las copas de los árboles y posteriormente un surco en el terreno. No había ni un solo indicio de estos hechos. El avión impactó con su vientre, cosa que causó mucho misterio entre los investigadores.

El caso del piloto Thomas Mantell sucedió 7 de Enero de 1948, al mando de un avión P-51 Mustang, como los de esta foto, que fue derribado por un objeto volador no identificado, cuando sobrevolaba la región comprendida entre Fort Knox y Franklin en el estado de Kentucky.

Según los datos recopilados hoy en día, el comportamiento de los OVNIS al respecto de estos desafíos aéreos, suele ser evasivo pero en ocasiones responden a la agresión, tal como le sucedió a un F-16 japonés, a un MIG cubano y a un caza ruso en el mar de Corea, entre otros muchos incidentes. A raíz de este incidente cambió para siempre el concepto OVNI en la sociedad. Pasó de ser un entretenimiento a causar una gran alarma social.
Mantell no ignoraba los límites de su avión. Manifestó por radio su intención de abandonar la caza si el OVNI sobrepasaba su “techo”. Mantell era un piloto muy experimentado que sabía identificar muy bien lo que veía y no podía tomar al planeta Venus por “un objeto metálico de dimensiones gigantescas.

73898475-2b57-484c-8df7-d718804cecd9
Detalle conmemorativo en recuerdo de Mantell. Los informes detallan que hubo muy pocos daños en el fuselaje del avión. Estaba de una sola pieza y no había ni un solo rastro de sangre en la cabina del piloto.

El 18 de Julio de 2013, tratamos esta historia en el programa de misterio de Luces y Sombras Radio, de Gran Canaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *