Los Aborígenes Vivían en el Interior del Desierto de Australia hace 50.000 años – Antes de lo que se Pensaba


Karnatukul durante una excavación en 2014.

Tenga en cuenta los agujeros cuadrados

excavados debajo de las paredes de roca.

Crédito: Peter Veth.

Arqueólogos de la Universidad de Australia Occidental (UWA) que trabajan con Custodios Tradicionales del Área Protegida Indígena Birriliburru (IPA) han recuperado evidencias de que seres humanos vivieron en la zona árida australiana hace 50.000 años.

Esto es 10.000 años antes de lo que se suponía anteriormente para los desiertos interiores de Australia, y para algunas de las primeras evidencias conocidas de personas que vivieron en desiertos de cualquier parte del mundo.

El hallazgo proviene del trabajo arqueológico (Karnatukul (Serpent’s Glen) – A New Chronology for the Oldest Site in Australia’s Western Desert) realizado a pedido de los Custodios Tradicionales mencionados arriba, y ha sido publicado en PLOS One .


Las remota cordilleras de Carnarvon están cerca de la ruta Stock Canning.

Las evidencias del sitio Karnatukul (anteriormente conocido como Serpents Glen) indican que hubo individuos que vivieron en este desierto interior desde muy temprano, tras producirse el primer asentamiento en Australia, hace más de 50.000 años, y que permanecieron en estas cordilleras durante la última Edad de Hielo.

La profesora Jo McDonald, directora del Centro de Investigación y Gestión del Arte Rupestre de la UWA, dijo que un importante hallazgo respaldaba que este grupo inicial de gentes del desierto fuera un innovador tecnológico.

“Encontramos en depósitos que se remontan a hace unos 43.000 años un primer microlito con respaldo, una herramienta multifuncional con mango que podría usarse como punta de lanza o para trabajar la madera”, dijo el profesor McDonald.

“Esto es más de 15.000 años antes que otros ejemplos australianos conocidos de este tipo de herramienta.

 

Los residuos encontrados en la herramienta indican que la tecnología de azadón se practicó mucho antes de lo que se había demostrado previamente en Australia.

 

Herramientas como esta se encuentran en su mayor parte en el sur y este de Australia, pero la mayoría datan de los últimos 4.000 años”.


Microlito con respaldo

(izquierda: superficie ventral, derecha: superficie dorsal)


La profesora McDonald dijo que los hallazgos respaldan la idea de que los primeros australianos se adaptaron con ingenio y flexibilidad a medida que se dispersaban por cada biorregión de Australia dentro de los diez primeros milenios después de llegar a este continente.

Por ejemplo, la evidencia del uso más antiguo del hacha en el mundo proviene del Kimberley.

“El hecho de que también hayamos sido capaces de demostrar una gama de comportamientos simbólicos en los últimos 1.000 años, con la producción de arte rupestre y unos niveles extraordinariamente altos de gestión de la zona al mismo tiempo, demuestra la continuidad y complejidad de las conexiones a largo plazo de las gentes del desierto de Australia”, dijo.


Paneles de arte rupestre de Karnatuku.


El co-investigador y profesor Peter Veth jefe del Departamento de Arqueología del Arte de la UWA Kimberley Foundation Ian Potter, dijo que el hallazgo representaba una revolución en la comprensión de la sofisticación adaptativa y tecnológica de los primeros pueblos aborígenes que vivieron en los desiertos interiores de Australia.

“Es fascinante ver que las narrativas científicas y aborígenes trabajan juntas para crear un extraordinario lienzo de los vastos paisajes desérticos de la imaginación australiana”, afirma el profesor Veth.

La profesora McDonald dijo que Birriliburru IPA es un área de posesión exclusiva dentro del área de determinación de títulos nativos mantenida en fideicomiso por Mungarlu Ngurrarankatja Rirraunkaja – Aboriginal Corporation (RNTBC).

Las cordilleras de Carnarvon permanecen cerradas en la actualidad a las visitas de turistas no acompañados.


Las visitas guiadas a esta área de gran importancia con los custodios tradicionales garantizan la protección de los lugares y brindan oportunidades de turismo sostenible.

Los guardabosques o custodios de Birriliburru patrullan activamente la zona y llevan a cabo actividades de gestión de tierras en el área para proteger y conservar los valores culturales de la misma.

De esta forma, el público aún puede experimentar un lugar que revoluciona nuestra comprensión de los primeros australianos, los cuales hicieron su hogar en uno de los continentes más secos del mundo.

 

 

Información Adicional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.