«Siempre hubo cambios climáticos»: los indicios que nos dieron el pasado

Un equipo de investigación de Mar del Plata investiga los acantilados costeros que rodean la ciudad en busca de paleocuevas gigantes. Aquí habitaban animales cavadores en el período del cenozoico superior, correspondiente a los últimos cinco millones de años. Las cuevas brindan indicios acerca de los cambios climáticos ocurridos en el pasado.

Big Bang

Las paleocuevas gigantes eran sistemas de galerías subterráneas interconectadas, que formaban verdaderas ciudades bajo la tierra. Estás podían llegar a tener un diámetro de hasta 2,20 metros.

Allí habitaban animales cavadores de gran tamaño como los osos hormigueros, osos meleros, perezosos y armadillos. Estos pertenecían al grupo de los xenartros, autóctonos de América del Sur.

Vivir en cuevas les permitió evitar la competencia con los grandes mamíferos que llegaron desde Norteamérica para colonizar la superficie terrestre, como los osos gigantes.

«Esta línea de investigación busca entender cómo se formó esta fauna de grandes cavadores de América del Sur y qué nos está contando acerca del ambiente y el clima», señaló el Licenciado en Paleontología Matías Taglioretti.

El investigador afirmó que actualmente estamos viviendo en un verano planetario o era interglacial. Estos períodos se caracterizan por un aumento de la temperatura terrestre, lo cual ya ha sucedido en el pasado. Considera que el calentamiento global que estamos viviendo es completamente natural y no producto de la acción del hombre.

«El último verano planetario ocurrió hace 120.000 años atrás cuando había 2,5 grados más que en la actualidad. Por lo tanto, sería totalmente natural que las temperaturas continuaran en aumento», agregó Taglioretti.

El paleontólogo sostuvo que los períodos interglaciales duran menos que las eras de hielo y que la próxima glaciación podría llegar en alrededor de 5000 años.

https://mundo.sputniknews.com/radio_big_bang/201904191086799564-investigacion-paleocuevas-gigantes/

1 comentario en “«Siempre hubo cambios climáticos»: los indicios que nos dieron el pasado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.