LA MASONERÍA ES LA ORGANIZACIÓN QUE GOBIERNA EL MUNDO

Si no eres masón, no tendrás ningún poder

La masonería moderna se desarrolló a través de varios grupos, entre ellos, la Iglesia Católica Romana, la Orden de Malta, los Caballeros Templarios, los Caballeros Reales y los Gremios de Canteros. Apretada síntesis: la francmasonería es la estructura criminal de la secta que controla este perrísimo mundo y sus orígenes están en las Órdenes Templarias que se crearon durante Las Cruzadas. Un ejemplo de su influjo, a los españoles algo nos afecta: la Masonería ha sido utilizada para impulsar todos los movimientos revolucionarios e independentistas, desde la revolución francesa hasta las independencias de los pueblos oriundos de la América Española.

Se calcula que en la actualidad hay unos veinte millones de masones en el mundo. La mayoría de presidentes, ministros, jueces, celebridades, perrodistas de “postín”, banqueros y demás personalidades relevantes. Trabajando, en la mayoría de los casos, para la genocida élite sin saberlo. Como toda “buena” secta, solo unos pocos arriba conocen el plan. Cuando se necesita algún “prescindible” peón para un cargo importante, entonces se le va premiando y preparando para el ascenso hasta que llega un punto en que ya no puede dar marcha atrás. Los célebres puntos de no retorno.

Los Grandes Maestros poseen el mayor conocimiento y las enseñanzas a través de ridículas iniciaciones o títulos. Para los miembros no psicopáticos o sociopáticos, las iniciaciones son en su mayoría puramente ceremoniales e inocuas. Sin embargo, aquellos que prueban sobradamente su criminalidad y su entera falta de escrúpulos reciben las “verdaderas” e inicuas lecciones sobre el engaño, el control mental y la guerra encubierta. El propósito fundamental de la masonería es el control mental mediante la sistémica y sistemática mentira engaño. Y su lenguaje, harto descifrado: los francmasones y otras organizaciones ocultistas utilizan códigos masónicos como números, símbolos y frases para comunicarse información entre ellos.


Todo el poder desde hace siglos

Es esta una historia de la civilización humana desplegada durante las postreras centurias donde el papel de las sociedades secretas deviene esencial. Estos omnímodos grupos de poder han operado en la clandestinidad durante cientos de años practicando nigérrimos rituales antiguos sirviéndose del más completo secretismo. Discreción, lo llaman.

Sabedores de una misión «salvífica», Los Faraones. Rememoremos dos de sus más queridas divisas. Post Tenebrax Lux y Ordo Ab Chao. El surgimiento de la luz después de las tinieblas. Y el orden extraído del caos, clave. Y otro memento: en la masonería el lema Ordo ab Chao se manifiesta simbólicamente como un águila de dos cabezas que sostiene una espada. Una cabeza apunta hacia la izquierda (camino del mal) y la otra hacia la derecha (el camino “bueno”). Implicaría que el mal (Lucifer) es necesario para crear el bien (el plan de Dios). Crear el caos para que el orden pueda ser restaurado. Su puto y tiránico «orden».


Sus hegelianas locuras

Y recordemos sucintamente su primer paso (tesis), creando un problema. El segundo paso (antítesis) es generar oposición al problema (miedo, pánico e histeria). El tercer paso (síntesis) es ofrecer la solución al problema creado tras haber dado el primer y planificadísimo paso: un cambio que hubiera sido imposible de imponer a la gente (esencialmente porque tritura de raíz la libertad, la verdad y la ley natural) sin el atroz condicionamiento psicológico adecuado logrado durante las dos primeras fases de sus macabros experimentos contra el ganado humano. (Falso)problema – reacción – solución. ¿Les suena la PLANdemia? ¿O el autoatentado del 11-S, días conmemorativos?

La “dialéctica hegeliana” es un componente clave del sistema luciferino, que no es solo un sistema teológico-religioso, sino un sistema fundamentalmente (bio)político. El principio hegeliano se compendia en el citado dogma Ordo ab Chao (Del Orden al Caos). La demente doctrina Del Orden al Caos es la misma doctrina que sostiene que Lucifer es una indeterminada “fuerza o energía”. Sic.

Ordo ab Chao, entonces, es la principal divisa del grado 33º del Rito Escocés Antiguo y Aceptado. Para algunos masones también es el lema del rito. Se suele traducir por Orden al Caos, aunque sería más ajustado Orden desde el Caos. No se trata de ordenar el Caos si no de afirmar que el Orden (restaurado) proviene del mismo y generado Caos.

Nada es lo que parece

Nuestros (míos, no) gobernantes, títeres mentirosos y traidores. El mundo actual como lo conocemos hace tiempo que no se compone de naciones y pueblos. Hoy día las diferentes naciones del mundo forman parte de un vastísimo y enredado tejido corporativo que se encarga de controlar y dirigir todos los aspectos de la vida de los individuos que habitan la Tierra. El mundo se ha convertido en un formidable negocio. Un negocio dirigido y adiestrado por unas poquísimas familias que se velan tras las religiones y los estados.

En la pirámide del poder actual es sencillo comprobar cómo todos los gobiernos del mundo son grotescas marionetas de intereses pecuniario transnacionales como son, ejemplo sencillo, las depredadoras multinacionales. Y recordemos que las mayores corporaciones que existen en este mundo pertenecen a la nobleza y aristocracia y por eso todas ellas comparten idéntica simbología. La escuadra y el compás, el tarot, la pirámide, el vector, el ojo que todo lo ve, la cruz, el sol, el cubo o la estrella de cinco puntas son todos símbolos masónicos y cabalistas utilizados por las diferentes sociedades secretas.

Los “cerebros” del mal: los think tanks

Y el fundamental recordatorio de que los por encima de los gobiernos títeres de las elites tenemos a los think tanks globalistas. Club Bilderberg. El eugenésico Club de Roma. La Comisión Trilateral. Fundación Carnegie para la Paz (dirigida a la sazón por una larga sucesión de ex dirigentes de los servicios secretos y orgánicamente vinculadas a unas cincuenta transnacionales). Consejo de Relaciones Exteriores (creado específicamente para generar un satánico Nuevo Orden Mundial mediante la manipulación de la política exterior y las relaciones de los Estados Unidos). Y por encima de estos siniestros clubes elitistas están los servicios secretos vinculados y apadrinando todo tipo de inicuos tráficos (prevalece, sobre todo, el narco). MI6 británico. La CIA (el mayor traficante de drogas del mundo). El Mossad. Los tres cerditos, pues.


¿Dejaremos que siempre ganen los malos?

Masonería. Illuminati con tomati. Sionismo. Jesuitas. Cábala. Órdenes Rosacruz y Hermética, aristocracia europea, órdenes de caballerías reales y templarias… Conventículos de logias proyectando sinárquicos y aciagos porvenires.

Mediante sacrificios humanos (preferentemente de niños y bebés), control mental, abuso ritual satánico, canibalismo, beber sangre (¡¡¡ ay, el adrenocromo!!!), bañarse en sangre, tráfico de personas y opio (y otras drogas, legales e ilegales), terrorismo, lavado de innúmero parné y crímenes de guerra…

… Indudablemente, pues, La Nobleza Negra siempre hormigueando. Los 300. Los 33. El Consejo Druida de los 13. Manejando aciagamente los destinos del mundo desde hace mucho –muchísimo– tiempo. Y todo deviene muy sencillo de comprender: o ellos o nosotros. O ellos o yo.

Y obviamente, sin el menor rescoldo de duda: yo.

Luys Coleto
(Visto en https://elcorreodeespana.com/)

http://astillasderealidad.blogspot.com/2021/09/la-masoneria-es-la-organizacion-que.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *