La liberación natural de los hábitos

Cuando reconoces la verdadera naturaleza de la mente, dice el maestro de Dzogchen, Tsoknyi Rinpoche, todos los patrones habituales son liberados naturalmente en el espacio de sabiduría. Eso incluye al hábito último conocido como samsara.

Photo by Mohamed Nohassi.

El patrón habitual último es el samsara -la rueda de la existencia cíclica habitual que causa todo tu sufrimiento. El karma que conduce esa rueda -los tres venenos del apego, la agresión y la ignorancia- son, de hecho, hábitos muy arraigados de la mente.

Cuando finalmente te cansas de participar inconscientemente en el espectáculo habitual de la programación samsárica, ¿qué puedes hacer para cambiarla? El budismo enseña tres modos básicos de cortar con tus ataduras al samsara una vez que has decidido que esto es algo que realmente necesitas y quieres hacer.

Una aproximación es cortar con el mundo de los fenómenos y tu apego a él. Este es el camino de la renuncia. Está ilustrado por las pinturas de esqueletos en las paredes de los templos en Burma o Tailandia. Estos son recordatorios para los monjes y las monjas Theravada para que se mantengan libres del deseo y apego que surge en sus mentes. El problema es que este método de cortar con los episodios individuales de apego uno tras otro puede no tener fin.

Otra posibilidad es transformar enteramente el modo en el que percibes el samsara. En vez de renunciar a él, te entrenas en desarrollar una fuerte compasión y una visión profunda en la naturaleza vacía del samsara.

Otra posibilidad es transformar enteramente el modo en el que percibes el samsara. En vez de renunciar a él, te entrenas en desarrollar una fuerte compasión y una visión profunda en la naturaleza vacía del samsara. Al cambiar tu modo habitual equivocado en el que percibes los fenómenos, vas a cambiar cómo tu mente es afectada y responde a las emciones negativas y a la confusión. Esta es la aproximación básica del budismo Mahayana. Es una práctica sutil que requiere de bastante auto-examinación paciente y de una conciencia clara de tu motivación.

El tercer método es permitir que el samsara se manifieste e inmediatamente reconocer que es la expresión o manifestación de la sabiduría primordial. Esta es la aproximación de las tradiciones meditativas del Dzogchen y el Mahamudra del budismo Vajrayana.

En la práctica de Dzogchen, el punto más importante es el reconocimiento del espacio interior o vacuidad. Si tú puedes practicar esto, entonces cualquier fenómeno del samsara que surja es disuelto en la mente de sabiduría.

Para que esto suceda, tu reconocimiento de la naturaleza de la mente tiene que ser firme. Si puedes lograr esto, entonces cualquier cosa que surja en tu flujo mental -cualquier emoción, pensamiento, gustos, disgustos, percepciones de bueno o malo, etcétera- naturalmente es liberada sin esfuerzo.

El problema es que cuando los fenómenos surgen de la confusión y la ignorancia, ellos dominan tu percepción y el resultado es sufrimiento. Sin embargo, las emociones negativas habituales como el miedo pueden ser liberadas naturalmente al permitir que estas se disuelvan en el espacio interno de la mente. Esto lo puedes hacer porque la esencia de estas emociones habituales es, de hecho, sabiduría.

El punto clave es dejar ir al aferramiento dentro de la emoción y ver su verdadera naturaleza. Cuando las emociones habituales surgen, tú no las suprimes ni te quedas atrapado en ellas. No te dejas llevar al aferrarte al yo y al otro. Si sólo dejas que la emoción se disuelva, la energía que está atrapada adentro es liberada y brota como sabiduría.

Con una práctica continua en la verdadera naturaleza de la mente, puedes desarrollar una fuerte conciencia de auto-conocimiento de tal modo que ésta naturalemente transforme las emociones negativas en su esencia. Cuando los fenómenos surgen, son auto-liberados dado que tu identidad del ego y tu mente conceptual finalmente se han retirado. Entonces, la verdadera naturaleza de la mente, la cual es sabiduría, les permite resolverse naturalmente en el espacio interno.

La verdadera naturaleza de la mente no actúa, hace algo, modifica o funciona como un antídoto sutil a los fenómenos. Es simplemente espacio abierto y luminosidad en unión.

En Dzogchen, esto es llamado la “gran facilidad”,  en la cual incluso el concepto de la muerte es una broma, sólo un fenómeno más que está vacío ultimadamente. Tú has atravesado una puerta secreta del tipo: todo lo que te estaba escondido por la mente conceptual y la fijación al ego te es revelado. Te das cuenta de que ha sido completamente accesible y presente todo el tiempo como tu naturaleza básica.

La verdadera mente no actúa, hace algo, modifica o funciona como un tipo de antídoto sutil a los fenómenos. Es simplemente espacio abierto y luminosidad en unión. Si tú arrojas polvo de tiza de colores al aire, no tiene nada en lo qué sostenerse o de lo cual agarrarse. Natualmente cae al suelo. No es como que el espacio hace algo. Es simplemente como el espacio es. La verdadera naturaleza de la mente es así.

Hay desenvolvimientos progresivos en Dzogchen a medida que tú profundizas en tu experiencia de la mente de sabiduría y aprendes a liberar hábitos sin esfuerzo. La etapa de auto-liberación es comparada al arrojar tiza en el espacio. La liberación al surgimiento es como hacer un dibujo en el agua, y la liberación más allá del beneficio y el daño es como un ladrón entrando a una casa vacía.

Cuando logras este último nivel, todo lo que surge es visto como amistoso y tú estás completamente despreocupado. No necesitas aceptar, rechazar o cambiar nada. Todas las apariencias son realizadas como fenómeno de sabiduría pura, surgiendo espontáneamente como energía compasiva de la unión de la verdad absoluta y relativa.

Esta liberación natural de los pensamientos y emociones está basada en el reconocimiento no-conceptual del espacio interno. Tú sabes que la esencia de cualquier emoción aflictiva es sabiduría pura y que los pensamientos en sí mismos están vacíos. Esto te da un sentido profundo de facilidad espaciosa, una sensación de despreocupación. Tienes confianza en que todos los fenómenos pueden ser liberados naturalmente por sí mismos sin la necesidad de un antídoto o un remedio. Experimentas la pureza infinita que permea todo. No necesitas eliminar o abandonar nada, dado que ya es puro en esencia.

ACERCA DE TSOKNYI RINPOCHE

Tsoknyi Rinpoche es un maestro de meditación en los linajes Kagyu y Nyingma del budismo tibetano y es hijo del tardío Tulku Urgyen Rinpoche. Él enseña ampliamente en Occidente y supervisa monasterios de monjas y monjes en el Tibet y Nepal. Su libro más reciente es Open Heart, Open Mind.

ACERCA DE RATNA DAKINI (Traductora)

ratna dakini es una yoguini budista tibetana, poeta y traductora originaria de México. Ha publicado dos libros de poesía de dharma, el último titulado Sunbird (2020). Ha traducido para la Comunidad de Meditación de Tergar por Aprox. 6 años, y continúa traduciendo para Tergar, así como para la página en español de Lion’s Roar. Actualmente vive en San Miguel de Allende, donde enseña Yoga, practica danza y prepara un tercer libro de poesía.

La liberación natural de los hábitos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.