EXPERTOS TEMEN QUE LA NIÑA PRODUZCA FENÓMENOS MÁS EXTREMOS EN PRÓXIMOS MESES

Eventos meteorológicos motivados por el fenómeno de La Niña, que podría actuar por segundo año consecutivo aunque más débilmente que en 2020, producirán hasta noviembre tormentas e inundaciones en algunas regiones del planeta pero a la vez exacerbarán la sequía en otras, según advirtieron expertos.

©
Las sequías y olas de calor han aumentado los incendios forestales, como este verano ha podido verse en el Mediterráneo y en California (EEUU), entre otras áreas. (EFE/David Arquimbau Sintes/)

En un informe publicado por la Organización Meteorológica Mundial (OMM), los meteorólogos predicen temperaturas en las masas continentales superiores a la media hasta noviembre, especialmente en el hemisferio norte, pese a que La Niña suele producir un enfriamiento del suelo oceánico, sobre todo en el Pacífico.

La Niña es un fenómeno que produce un enfriamiento a gran escala de las aguas de la superficie oceánica en las zonas central y oriental del Pacífico ecuatorial, además de otros cambios en la circulación atmosférica tropical, a saber, los vientos, la presión y las precipitaciones. Por lo general, tiene efectos en el tiempo y el clima contrarios a los de El Niño, que es la fase cálida del fenómeno denominado “El Niño-Oscilación del Sur (ENOS)”.

No obstante, todos los fenómenos climáticos de origen natural ahora se producen en el contexto del cambio climático antropógeno, que provoca la subida de las temperaturas mundiales, exacerba los fenómenos meteorológicos extremos y altera las configuraciones de las precipitaciones estacionales.

“El cambio climático antropógeno acrecienta los efectos de los fenómenos de origen natural, como La Niña, e incide cada vez más en las condiciones meteorológicas, en particular mediante una mayor intensidad del calor y las sequías (y el riesgo conexo de incendios forestales), así como los diluvios y las inundaciones sin precedentes”, afirmó el profesor Petteri Taalas, Secretario General de la OMM.

“Esto ha sucedido en los últimos meses en casi todas las regiones del mundo, con efectos devastadores y trágicos. El cambio climático está acentuando la gravedad y la frecuencia de los desastres”, agregó.

“La mejora de las alertas tempranas y la gestión de los riesgos de desastre nos permite ser más eficaces para salvar vidas; sin embargo, los efectos socioeconómicos y humanitarios están aumentando vertiginosamente a través de una mayor inseguridad alimentaria, nuevos desplazamientos y migraciones y posibles disturbios”, explicó el profesor Taalas.

En el boletín El Niño/La Niña Hoy más reciente de la OMM se contemplan dos posibles escenarios: o bien se mantienen unas condiciones neutras con respecto al ENOS, o bien vuelven a instaurarse unas condiciones compatibles con La Niña hacia finales de año. Para el período de septiembre a noviembre, la probabilidad de que se produzcan unas condiciones neutras del ENOS es del 60 %, y la probabilidad de que se instaure un episodio de La Niña es del 40 %; para los períodos de octubre a diciembre y de noviembre a enero, las probabilidades de que se mantengan las condiciones neutras del ENOS y de que se forme un episodio de La Niña son las mismas. De acuerdo con las proyecciones sobre El Niño/La Niña, es probable que en 2022 vuelvan a darse unas condiciones neutras en cuanto al ENOS.

El Niño y La Niña son importantes condicionantes del sistema climático de la Tierra, pero no son los únicos. Además del boletín El Niño/La Niña Hoy, que la OMM publica desde hace tiempo, la Organización también publica ahora ediciones periódicas del Boletín sobre el clima estacional mundial, en el que se tienen en cuenta las influencias de todos los demás condicionantes climáticos importantes, como la oscilación del Atlántico Norte, la oscilación del Ártico y el dipolo del océano Índico.

El Boletín sobre el clima estacional mundial se basa en las predicciones de los centros mundiales de producción de predicciones a largo plazo de la OMM, y los datos que contiene están a disposición de los gobiernos, las Naciones Unidas, las instancias decisorias y otras partes interesadas de sectores sensibles al clima para que adopten medidas de preparación y protejan las vidas y los medios de subsistencia.

Taalas concedió que los sistemas de alerta temprana y gestión de desastres han mejorado en los últimos años, reduciendo el coste en vidas de muchos desastres, “pero su impacto socioeconómico y humanitario sigue aumentando en forma de más inseguridad alimentaria, migraciones y posible descontento social”.

A pesar de que se pronostica que volverá a instaurarse un episodio débil de La Niña, se prevé que las temperaturas de la superficie del mar superiores a la media en muchas partes del mundo influirán en las temperaturas del aire durante el período comprendido entre septiembre y noviembre de 2021. De acuerdo con las predicciones, las anomalías positivas de la temperatura del aire en zonas terrestres serán más fuertes en el hemisferio norte, excepto en el subcontinente indio. Según se desprende del Boletín sobre el clima estacional mundial, se prevé que las temperaturas estarán, en su mayoría, por encima de la media en la zona central y oriental de América del Norte, el extremo norte de Asia y el Ártico, así como en las zonas central y oriental de África y la parte meridional de América del Sur.

1 comentario en “EXPERTOS TEMEN QUE LA NIÑA PRODUZCA FENÓMENOS MÁS EXTREMOS EN PRÓXIMOS MESES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.