Remote Kiss, el dispositivo que posibilita besos a larga distancia

Un extraño accesorio para teléfono llamado Remote Kiss cosecha éxitos en el mercado chino. Supuestamente, este dispositivo posibilita los besos a larga distancia, sin importar que los usuarios se encuentren en lugares distantes del planeta. El gadget se promociona como una forma de intimidad física remota para las parejas.

Remote Kiss besos a larga distancia1

Remote Kiss cuenta con múltiples actuadores, sensores de presión y un revestimiento de silicona que permite recrear los besos del usuario en cualquier parte del mundo. Por supuesto, siempre y cuando el destinatario también porte su Remote Kiss y una conexión a Internet. De acuerdo con información divulgada por algunos medios, este dispositivo incluso puede emular la temperatura de los labios en el usuario y reproducir los sonidos del beso.

Taobao, la plataforma de comercio electrónico más grande de China, ofrece el Remote Kiss desde hace algún tiempo. Sin embargo, el producto se hizo viral recientemente después que los internautas empezaran a compartir imágenes del dispositivo en redes sociales.

¿Cómo funcionan los besos a larga distancia del Remote Kiss?

A simple vista, el Remote Kiss parece una base para teléfono inteligente de diseño dudoso. Pero, esto se debe a que solo funciona cuando está conectado al puerto de carga del teléfono. El dispositivo incluye una aplicación nativa que posibilita la conexión entre dos usuarios. Evidentemente, antes de empezar a besuquearse ambas personas deben dar un consentimiento expreso.

Varios medios refieren que el inventor de este accesorio para besos a larga distancia es Jiang Zhongli, licenciado en mecatrónica por el Changzhou Institute of Mechatronic Technology (常州机电学院). Lo habría diseñado como parte de un proyecto universitario en 2018 y solicitado la patente un año después.

Sin embargo, dicha patente expiró este 2023 y las versiones comerciales inundaron el mercado chino rápidamente. En entrevista para Global Times, Zhongli se dijo sorprendido por la popularidad del producto y también señaló que buscaría mejorar el diseño y experiencia para el usuario.

“Cuando estaba en la universidad, mantenía una relación a larga distancia con mi novia. Estábamos limitados al contacto por teléfono, y ahí es donde surgió la inspiración para este dispositivo”, explicó Jiang Zhongli. Cabe aclarar que no estamos ante la primera “interfaz física que posibilita los besos a larga distancia”. En 2016 surgió un dispositivo llamado Kissenger que tenía el mismo fin.

Dispositivo controversial.

Pero, el Remote Kiss incluye un par de características avanzadas que lo diferencian y al mismo tiempo lo vuelven más controversial. Hablamos de la función “besos cerca”, que permite a los usuarios intercambiar besos con desconocidos. Además, los usuarios pueden subir sus rutinas de besos para que cualquier hijo de vecina los experimente.

El producto se encuentra en Taobao por unos 300 yuanes (alrededor de US$ 45). Por ahora no incluye lengua para practicar el beso francés u otras marranadas, pero no pasará mucho tiempo antes de que un fabricante la agregue. De eso estamos muy seguros. ¿Lo comprarías?

Remote Kiss, el dispositivo que posibilita besos a larga distancia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.