El Crash Course PARTE 1º

Este curso sobre el planeta tierra no habla de ovnis, de misterios o de una historia pasada. Este curso muestra de manera clara, aunque se alargue un poco, la situación real en la que nos encontramos actualmente, como civilización, como cultura, como sociedad.

Las conclusiones para nuestro futuro están basadas en un riguroso análisis, demoledor pero real.

Debajo de cada video, he puesto, por escrito, el comienzo del video.

Las soluciones son la parte con la que no estoy de acuerdo. De hecho me parecen peligrosas y sobre todo ayudarían a producir más rápidamente, el futuro que anuncia.

Pero el analisis es muy bueno, real y nos permitirá mirar los telediarios con otro perfil.

 

 

El usamericano Chris Martenson se doctoró en ciencias en la Duke University (Durham, North Carolina). Es autor del Crash Course, que rápidamente recibió grandes elogios y alcanzó una enorme popularidad en su versión inglesa original. El Crash Course pretende ayudarles a comprender la naturaleza de algunos retos de extraordinaria gravedad para nuestra economía y su futura prosperidad. Lo que están ustedes a punto de ver es una versión muy resumida de un seminario de entre 6 y 8 horas que Chris Martenson ha estado impartiendo desde hace cuatro años en su país, Usamérica.

Gracias a Manuel Talens, quien ofreció gratuitamente su tiempo y esfuerzo para traducirlo al español, nos complace presentarles el Crash Course de Chris Martenson en español. Esperamos que les sea provechoso.

Hola, me llamo Atenea Acevedo y soy la presentadora de esta serie. El Crash Course integra diversos temas aparentemente dispersos para formar una sola narración. Hablaremos de economía, energía y medio ambiente, y ello porque en la encrucijada de tales temas es donde se cuenta la historia más trascendental de cualquier generación.

 

Es muy importante que distingamos entre hechos, opiniones y creencias. Trataré con todas mis fuerzas de ser muy clara cuando presente hechos, ofrezca una opinión o comunique mis creencias.

Lo dejaré claro desde el principio: tengo tres creencias que voy a compartir con ustedes y, a continuación, les explicaré cómo fue que llegué a ellas.

La primera es que los próximos veinte años serán completamente distintos de los últimos veinte. ¿Por qué es importante esta creencia? Pues porque tendemos a basar nuestra opinión sobre el futuro en nuestra experiencia del pasado reciente. Es algo que forma parte de la naturaleza humana, pero que se convierte en un lastre gigantesco en momentos decisivos. Déjenme decirles que somos testigos de un CAMBIO MASIVO. Cuando empecé a impartir este curso hace tres años solía decir que un cambio masivo se avecinaba. Pues bien, aquí lo tenemos, creo que ya está en marcha y voy a decirles por qué.

¿Qué es lo que quiero decir cuando afirmo que “un cambio masivo ya está en marcha”? Bien, llegados a este punto tenemos que escarbar en una sigla compuesta de cuatro letras, “EEMA”, y tres conceptos, y en ello pasaremos el tiempo restante del Crash Course.

La primera “E” de la sigla “EEMA” es la Economía, que es la lente a través de la cual el Crash Course observa todo. La Economía se subdivide aquí en cuatro áreas principales: 1) Dinero exponencial; 2) El primer colapso de la historia de una borrachera mundial de dinero a crédito; 3) Una población que envejece y 4) La incapacidad nacional para el ahorro. Si no les parece claro lo que estas cuatro áreas significan, no se preocupen; vamos a analizar cada una de ellas en detalle.

La segunda “E” de la sigla “EEMA” es la Energía y en ella analizaremos lo que el pico del petróleo significa para un sistema económico basado en una continua expansión. Este tema es lo bastante importante como para que le dedicase en exclusiva un Crash Course, pero no puedo y, por eso, no lo haré.

Y, por último, las letras “MA” de la sigla “EEMA” corresponden al Medio Ambiente, el cual ejercerá un peso económico incognoscible, pero significativo, debido a la disminución de los recursos y a otras presiones del sistema cuando las dos “E” afecten su dinero y reclamen su atención.

En el Crash Course aprenderemos algunos conceptos fundamentales. El más importante de todos ellos es el crecimiento exponencial. Una comprensión cabal de este concepto mejorará nuestras posibilidades de vivir un futuro mejor.

He aquí un clásico gráfico que muestra el crecimiento exponencial. Se trata de una curva en forma de “palo de hockey”, que representa una cantidad de algo a lo largo del tiempo. Para que una curva termine pareciéndose a ésta, ese algo que representa debe crecer de forma porcentual a lo largo del tiempo.

Cuanto más lenta sea la tasa porcentual de crecimiento más prolongado será el tiempo que se necesita para que la curva adopte la forma de un palo de hockey.

Otro concepto que debe quedar claro en este gráfico es que una vez que la función exponencial empieza a “repuntar”, incluso si la tasa porcentual de crecimiento se mantiene constante y, posiblemente, bastante baja, las cantidades siguen aumentando cada vez con mayor rapidez.

Esta breve presentación pretende ayudarlos a comprender el poder de la función exponencial. Si la población, la demanda de petróleo, la oferta de dinero o cualquier otra cosa aumentan con respecto a su proporción actual y dicho crecimiento se expresa mediante un gráfico a lo largo de un período determinado, dicho gráfico adoptará la forma de un palo de hockey.

Dicho de manera más simple, todo aquello que crece porcentualmente a lo largo del tiempo lo hace de forma exponencial.

Para ilustrar el poder del crecimiento exponencial utilizaré un ejemplo tomado de un magnífico trabajo del Dr. Albert Bartlett.

Ahora voy a presentar el segundo concepto clave. Para ello, citaré a un filósofo del siglo XIX.

He aquí la cita.

“Toda verdad pasa siempre por tres fases. Al principio se la ridiculiza. Luego se la rechaza con violencia. Y al final se la acepta algo como evidente.”

Esta perspicaz cita pertenece a ese hombre de aspecto tan feliz que aparece aquí abajo a la derecha.

En algún momento de los próximos 20 años el concepto que voy ahora a presentar será también “evidente”. Pero, por ahora, muchos lo consideran ridículo.

Este concepto gira en torno al crecimiento.

Antes de empezar nuestro viaje a través de la Economía, el Medio Ambiente y la Energía, necesitamos comprender qué es esa entelequia que solemos llamar dinero.

El dinero es algo tan consustancial a nuestra vida diaria que probablemente no hemos pensado nunca en analizar qué es o qué representa.

El dinero es una creación humana tan esencial que, si de repente desapareciese, en su lugar surgiría espontáneamente otra forma de dinero, que podría ser, por ejemplo, vacas, tabaco, pan, cáscaras de frutos secos o incluso conchas de nautilo.

Sin dinero no existirían las complejas especializaciones laborales de la actualidad, porque el trueque es algo muy incomodo y dificultoso. Pero lo más importante es que cada tipo de sistema monetario tiene sus pros y sus contras y todos ellos imponen sus propias reglas, favoreciendo algunos comportamientos y restringiendo otros.

En este capítulo estudiaremos el proceso mediante el cual se crea el dinero.

Permítanme que les presente a John Kenneth Galbraith. Durante muchos años fue profesor en la Universidad de Harvard y también intervino en el mundo de la política durante los gobiernos de Franklin D. Roosevelt, Harry S. Truman, John F. Kennedy y Lyndon B. Johnson; entre los diversos puestos que ocupó, fue embajador de Usamérica ante la India durante el mandato de Kennedy.

Fue uno de los pocos galardonados en dos ocasiones con la Medalla presidencial de la libertad.

Se trata claramente de un personaje fuera de serie. Acuñó una frase famosa sobre el dinero: “El proceso que permite crear dinero es tan sencillo que nadie se lo puede creer”. A continuación vamos a ocuparnos de ese proceso.

Veamos ahora dónde se crea el dinero. Sucede así:

Supongamos que el Congreso necesita más dinero del que tiene. Ya lo sé, se trata de una suposición bastante imprecisa… Quién sabe, a lo mejor lo necesita porque ha hecho algo históricamente estúpido, como por ejemplo bajar los impuestos mientras que estaba metido en dos guerras al mismo tiempo… Pero lo cierto es que el Congreso no tiene dinero, así que transmite una solicitud al Departamento del Tesoro para gastos adicionales.

Lo que ahora voy a decir puede que les sorprenda o que los deje consternados, o quizá no, pero lo cierto es que el Departamento del Tesoro vive en la precariedad más absoluta y raramente tiene dinero en su poder para más de dos semanas.

Antes de ocuparnos de los acontecimientos actuales debemos conocer las circunstancias que nos condujeron a ellos.

Me propongo ofrecer una versión extraordinariamente breve de la reciente historia monetaria usamericana. Este capítulo pretende demostrar que el gobierno de Usamérica ha alterado radicalmente las reglas en situaciones de emergencia y que nuestro sistema monetario es mucho más reciente de lo que ustedes creen.

Después del pánico de 1907, cuando el banquero privado J.P. Morgan intervino como prestamista de última instancia, los bancos iniciaron una campaña a favor de una solución gubernamental. En 1913 se decidió la creación de un cártel, auspiciado por el gobierno federal, que recibió el nombre de Reserva Federal. Dicho cártel aparentaba ser gubernamental, pero en realidad no lo era. La masa monetaria de la Reserva Federal debía permanecer en manos de las entidades bancarias que formaban parte del cártel, no el gobierno usamericano ni tampoco el público. Esta situación no ha cambiado en la actualidad. Por eso, lo que denominamos Reserva Federal es en realidad un cártel bancario auspiciado por el gobierno federal y autorizado a crear dinero mediante préstamos.

Antes de adentrarnos en el estudio de las condiciones económicas actuales nos ocuparemos de un nuevo concepto clave, que es la inflación.

La mayoría de nosotros cree que la inflación se debe al aumento de los precios, pero no es así. Imaginemos que una manzana y una naranja valen 1 dólar este año, pero 10 dólares al siguiente. Dado que su gusto por las manzanas y las naranjas no cambia de un año para otro, lo que de verdad ha cambiado es su dinero, pues ha perdido valor.

La inflación no está causada por el aumento de los precios. El aumento de los precios es más bien un síntoma de la inflación. La inflación está causada por la presencia de demasiado dinero circulante con respecto a los bienes y servicios que de verdad existen en la realidad. Lo que nos suele sorprender es el aumento del precio de las cosas pero, de hecho, la inflación es simplemente la pérdida de valor del dinero debido a su exceso en el mercado.

A lo largo del Crash Course nos encontraremos a menudo con cifras expresadas en billones. ¿Cuánto es un billón? He de confesarles algo: Ni yo mismo estoy seguro de poder imaginarlo.

Un billón es una cifra extraordinariamente grande y me parece que vale la pena que dediquemos un par de minutos para tratar de aclarar el concepto.

En primer lugar, hablemos de números.

Con este capítulo iniciamos la segunda parte del Crash Course. Aquí encontrarán la información que nos llevó a mí y a mi familia a hacer profundos cambios en nuestras vidas, nuestra casa y mi trabajo, o incluso en dónde comprar nuestros alimentos. Con los conocimientos que han adquirido hasta ahora ya pueden comprender de qué manera los componentes de la sigla EEMA, es decir, Economía, Energía y Medio Ambiente, se entrecruzan y convergen en una estrecha ventana al futuro: Los próximos veinte años. Los datos que presentaré a partir de ahora me han llevado a la conclusión de que los próximos veinte años van a ser totalmente distintos de los últimos veinte. Debo advertirles algo: este material puede ser espeluznante y quizás algunos de ustedes lo encuentren difícil de soportar.

Así que empezaremos esta segunda parte con “La deuda”. Estudiaremos dos nuevos conceptos clave, de los cuales uno es esencial. Se trata del siguiente: Las deudas que no cesan de crecer dan por supuesto de forma implícita que el futuro va a ser mejor que el presente. En este capítulo examinaremos con todo detalle dicha afirmación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.