Voto en blanco, nulo y abstención, ¿a quién beneficia cada uno?

Un ciudadano introduciendo su papeleta en la urna./ EP

Un ciudadano introduciendo su papeleta en la urna./ EP

 EUROPA PRESS

MADRID.- Si, por el motivo que sea, usted no quiere apoyar a ningún partido en las elecciones de este domingo, tiene tres posibilidades: votar en blanco, nulo, o directamente no hacerlo, es decir, abstenerse. ¿Cuáles son las diferencias?

El voto nulo

El voto nulo se produce cuando dentro del sobre hay algún objeto o símbolo de más, es decir, cuando por ejemplo el sobre contiene más de una papeleta de dos candidaturas —si las dos son de la misma, se considera un voto válido—; cuando sólo tiene una, pero está marcada más de una vez, o cuando en el sobre hay algún objeto o frase que no debería estar ahí.

El voto nulo se considera un voto “gamberro” y casi siempre es voluntario. Estos votos se consideran como “voto emitido no válido” y no cuentan para realizar el reparto de escaños, por lo que no benefician ni perjudican a nadie.

Voto en blanco

El voto blanco se da cuando dentro del sobre no hay nada. Es decir, una persona ha ido hasta el colegio electoral y en su sobre no ha metido ninguna papeleta. Según la actualLey Electoral, esta clase de voto se considera válido, por lo que se suma a los votos obtenidos por las diferentes candidaturas para hacer el reparto de escaños.

Es aquí cuando entra en juego la ley d’Hondt, el sistema de cálculo proporcional utilizado en el sistema electoral español. Conforme a éste, en cada circunscripción se excluye primero a las candidaturas que no hayan obtenido, al menos, el 3% de los votos válidosemitidos, por lo que al incluir los votos en blanco, una candidatura necesita más votos para lograr escaño.

Para entender esto, es mejor utilizar un ejemplo: en una circunscripción imaginaria en la que ha habido 1.000 votos a candidaturas, 200 en blanco y 50 nulos, teniendo en cuenta sólo los votos a candidaturas, un partido necesitaría 30 votos (el 3%) para conseguir un escaño, mientras que al tener en cuenta los votos en blanco requeriría 36 (el 3% de 1.200).

Por lo tanto, en teoría, esta forma de voto desfavorecería a los partidos pequeños porque la misma ley d’Hondt les perjudica en las circunscripciones pequeñas. Sin embargo, el profesor de Ciencia Política de la Universidad de Málaga Manuel Arias asegura que, en la realidad, ni beneficia ni perjudica porque no es común que los partidos se queden en el límite del 3% de los votos.

Ahora bien, esta clase de voto tiene un significado claro: al igual que el voto nulo se considera “gamberro” y de enfado, el voto en blanco transmite la idea de que la persona está de acuerdo con el sistema electoral pero “no le satisface ninguna opción”, según Arias.

Abstención

La abstención es, simplemente, no ir a votar ni, lógicamente, introducir ningún voto. Al no haber voto, éste no se suma y no afecta a los resultados.

El significado de la abstención es mucho más difuso, pues no se sabe por qué la persona no ha ido: si es por indiferencia, descontento con el sistema electoral, enfermedad, etcétera.

http://www.publico.es/politica/voto-blanco-nulo-y-abstencion.html

5 comentarios en “Voto en blanco, nulo y abstención, ¿a quién beneficia cada uno?

  1. El significado e importancia de la abstención es mucho más grande de lo que señala el artículo.

    La abstención es lo que más horroriza a TODOS los partidos políticos, de hecho en lo poco que suelen estar de acuerdo es en reclamarle al electorado que vote, aunque sea en blanco. ¿ Por qué ?

    Pues por una simple cuestión de legitimidad. De valor moral podríamos llamarle.

    Por ejemplo : Si en un pais hay 20 millones de personas con derecho a voto, y en unas elecciones sólo votan 15 millones, y de ése número el partido que obtiene la victoria sólo cuenta con 7 millones de votos. No habrá conseguido ni siquiera el respaldo de la mitad de votantes útiles. Ésto significa que no representa la opinión mayoritaria, que no está moralmente legitimado para gobernar, aunque sí lo estará jurídicamente.

    Los índices de abstención en cualquier consulta pública son los que definen el grado de aceptación – rechazo que la sociedad muestra hacia los políticos, hacia el sistema político en general.

    Un partido que venza con menos de la mitad de los votos útiles, es un partido débil no respaldado por la mayoría. Es lo que llamaríamos el triunfo del ” menos malo “.

    Además se une el hecho del desconocimiento sobre el pensamiento del abstinente. No hay manera de saber con certeza qué piensa la sociedad, ya que sólo ha mostrado ” silencio “. Y ésta incerteza coloca al gobierno resultante en una situación muy precaria, muy inconsistente.

    Y por último, la abstención, hace visible cierto pasotismo, desinterés, hartazgo, rechazo al juego político. Y, obviamente, ésto no agrada a los que viven de ello ( los políticos ).

    De ahí que todos coincidan en pedir a la gente que vote. Ya que no votar los despoja de autoridad moral, de respaldo social, de representatividad ideológica.

    Un gobierno sin el respaldo mayoritario de la población, no está moralmente legitimado para ejercer.

    Por ello el mantra de los políticos ( todos ) siempre es el mismo: Voten, lo que sea, pero voten.

    Concluyendo podemos responder a la pregunta del encabezado ” ¿ a quién beneficia ? En el caso concreto de la abstención no se trata de beneficio sino de perjuicio. Perjudica a todos los políticos por igual. Daña y erosiona su imagen. Les resta autoridad moral y socava la credibilidad del sistema en sí mismo.

    La abstención, para un político, es Satanás; y para el que la ejerce una muestra de rechazo y un toque de atención.

  2. En Argentina es obligatorio ir a votar,tenés que aclarar por qué no fuiste sino te cobran una multa, también dicen que si no votás no podrás viajar al extranjero, tenemos un amigo que dice que a veces no va a votar, igualmente viaja. EEUU que es el país más democrático no es obligatorio…pienso que no debería serlo en ningún lado.

  3. Este problema ya lo resolvieron y les trae al fresco que votes o no, si no votas tu voto se lo reparten entre los partidos más representados, o sea que no eres un disidente por que interpretan que tu no participación es un signo de tu conformidad con el sistema establecido y con la voluntad de la mayoría, si votas en blanco por que quieres decir que no te gusta ninguna opción, entonces interpretan que te gustan tanto todas que no te puedes decidir y se lo reparten entre todos los partidos que participan.

  4. No sabia que era obligatorio votar en Argentina , no creo de deberia serlo en ningun pais.
    Pienso tambien como Jose que la abstencion tiene mas significado de lo que dice el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *