Mozart era un MASÓN orgulloso y DIFUNDÍA SUS CONOCIMIENTOS al mundo

http://www.unsurcoenlasombra.com/

mozart-mason

Nuestra intención no es exponer al Mozart persona, músico o a su obra musical en general, sino un tema muy concreto de su vida: Mozart como M.: y su obra musical masónica.

A pesar que hoy día las biografías y estudios sobre la personalidad de este Maestro son innumerables, son muy pocos los que se dedican exclusivamente al tema de Mozart y de nuestra Ord.:, y algunas obras apenas tratan unos fragmentos, cuando no soslayan el tema. Y sin embargo en la vida de Mozart la Mas.: fue un aspecto muy importante.

Porque Mozart no tenía a la Ob.: como una de tantas actividades recreativas, sino que se sentía realmente comprometido con la causamasónica; para él ser M.: era un motivo de orgullo y no se molestaba en proclamarlo y decirlo abiertamente en público, y todo el mundo conocía su filiación masónica. Mozart se consideraba un Masón militante, lo cual le ocupó un lugar muy destacado en su existencia y le amplió su horizonte.

Por otra parte, a las actividades masónicas dedicaba gran parte de su tiempo y anhelos, y sobre todo, le brindó su más grande talento musical, dirigiendo conciertos de beneficencia o en honor de la Ob.: o los TTrab: de Música en los TTall.:, y componiendo obras en honor o para eventos de la Mas.: u obras PProf.: donde la impronta de aquélla se hallaba presente, como expondremos más adelante en detalle.

1784, el año de la consagración masónica de Mozart, cuando éste tenía veintiocho años de edad y tan sólo cinco años antes de lo que después sería la Revolución Francesa (1789), veía una Mas.: muy activa y entusiasta en el Imperio de Austria, y particularmente en su capital Viena. Gozaba de la condescendencia y protección del Emperador José II, a quien se atribuye la reorganización de las LLog.: en Viena, y a quien se asocia en la ópera “La Flauta Mágica” con el sacerdote Sarastro, de lo cual no hay sin embargo parecer unánime de los estudiosos de la obra mozartiana.

Resultado de imagen para mozart mason

La Mas.: vienesa era pujante y progresista, nutriente y difusora de las Nuevas Ideas que circulaban por Europa, y buscaba espíritus innovadores, esclarecidos.

Es de mencionar que la Mas.: de esa época no era incompatible con el Catolicismo, a pesar que la Iglesia ya la había condenado en la Encíclica “In Eminenti” (1738), por lo que es de destacar que Mozart jamás abjuró de su condición de católico.

Aparte, no debe olvidarse que la Gran Asociación, que no era considerada secreta en esos días, constituía toda una novedad y moda en Viena, lo que impelía a muchas personas a querer pertenecer a la Ob.:. Sin embargo, la tensión que vive Europa a nivel político hacia esa época, la cual se sacude por la onda expansiva de la Revolución Francesa, motiva que la Mas.: comience a ser mal mirada por los pertenecientes al “establishment” y a ser tomada como subversiva, máxime cuando se sabía que se discutía en el seno de las LLog.: temas atinentes a Política, y el propio Emperador José II toma una postura de distancia y de vigilancia, y a su muerte (1790), su sucesor Leopoldo II iniciará un tratamiento hostil respecto a la Ord.:, prohibiéndose más tarde.

Como M.:, Mozart creía en la Naturaleza y en la Igualdad de los Hombres, y realmente creía que en la Mas.: este segundo ideal encontraba su realidad.

Se considera que Mozart era de espíritu bueno, generoso y compasivo, y tal fue el ardor con que Mozart tomó a la Ord.: y tal la devoción que tenía por su Log.: que determinó que su padre entrara también poco más tarde. De la Ob.:, y particularmente de algunos generosos HH.:, Mozart recibió ayuda económica en sus tiempos más difíciles, por lo que guardó también un profundo agradecimiento. Sin embargo, a nivel de la sociedad establecida Mozart comenzó a ser mal mirado por su condición de M.:, siendo objeto de discriminaciones y postergaciones por otros músicos intrigantes y mediocres, y al punto tal que la Iglesia le escatimó sus auxilios religiosos en los momentos últimos por el sólo hecho de ser M.:.

El día 5.12.1784 la Resp.: Log.: “Zur Wohltätigkeit” (“A la Beneficencia”) dirige una Plancha consignando que el día 14.12.1784 a las 18.30 hs. sería iniciado el “director de orquesta Mozart”, lo cual es confirmado en otra Pl.: de fecha 11.12.1784. Finalmente Mozart, tal cual lo previsto, es iniciado el 14.12.1784 en la Log.: “Beneficencia”.

Poco después comienza a participar activamente en otra Log.: llamada “Zur Wahren Eintracht” (“A la Verdadera Concordia”), de tendencia progresista, registrándose su nombre en la Lista de Visitantes el día 24.12.1784. En esta segunda Logia se le da un Aumento de Sal.: a Comp.: por delegación y solicitud de su Log.: Madre en fecha 7.1.1785. En esta Log.: “A la Verdadera Concordia” se inicia Haydn, otro gran músico y amigo de Mozart, ceremonia a la cual este segundo no puede concurrir por postergarse del 28.1.1785 para el 12.2.1785. Se dice que Mozart pudo haber llegado a Maest.:, de lo cual nada consta en los Archivos, no pudiendo en verdad ser ésto corroborado.

Habíamos dicho que impelido por su hijo, Leopold Mozart se inicia en la Gran Cofradía, lo que se concreta en 1785 en la Log.: “A la Verdadera Concordia” y tan grande fue su esfuerzo que en poco tiempo y en el mismo año llegó al Gr.: de Maest.:. Consta la participación de Mozart en la dirección de un concierto de beneficencia de la Mas.: fechado el 20.10.1785. Poco después, y debido a una reestructura de las LLog.: vienesas, la Log.: Madre de Wolfgang Mozart se funde con la Log.: “Zur Neugekronten Hoffnung” (“A la Nueva Coronada Esperanza”), en donde nuestro músico concluirá su carrera masónica, que sólo se interrumpirá con su pasaje al O.: E.:. En esta Log.: conocerá a Schikaneder, quien será importante colaborador con los libretos de algunas obras musicales de contenido masónico.

mozart masonería

Se considera a Mozart el creador o el impulsor más destacado del simbolismo musical masónico. De su actividad para nuestra causa el H.: Mozart dedicó muchas composiciones a los TTrab.: de las LLog.: a cuyo Cuad.: pertenecía o con quienes mantenía vinculaciones. Aún hoy muchas de sus composiciones masónicas se escuchan en las LLog.: de Alemania y Austria, y un fragmento de una obra suya es nuestro actual Himno Masónico.

Como obras que podríamos considerar “premasónicas” tenemos una pequeña Aria acompañada de teclado llamada “Die Freude” (“La Alegría”), compuesta sobre un poema masónico y que data de 1767; en segundo lugar “O Heiliges Band” (Indice Köchel 148), año 1772.

Dentro de las obras musicales masónicas propiamente dichas de Mozart tenemos:

– Cantata “Dir, Seele des Weltalls” (I.K. 429) de 1783, dedicada al Sol y en modo Mi b Mayor (tres bemoles), tonalidad muy usada en las composicones masónicas mozartianas.

– “Gesellenreise (Die ihr einem neuen Grade)”, I.K. 468, “El Viaje del Compañero”, compuesta según se dice para el Rit.: de Col.: del padre de Mozart. Del 26.3.1785.

– Cantata “Die Maurerfreude” o “Sehen, wie dem staren Forscherauge” (I.K. 471), “La Alegría de los Masones”, compuesta en honor de Ignaz Von Born, Ven.: Maest.: de la Log.: “A la Verdadera Concordia” y benefactor de Mozart, estrenada en presencia del padre de Mozart, y con la cual fue recibido en Praga por los HH.: de la Log.: “A la Verdad y la Unión” con motivo del estreno en esa ciudad de su ópera “La Clemenza di Tito”. Data del 26.4.1785.

– “Oda Fúnebre” o “Maurerische Trauermusik” (I.K. 477), de noviembre de 1785, en honor de los HH.: Macklenburg y Esterhazy. Se la ha considerado un enlace entre la Misa en Do menor y el Requiem.

– Dos Lieder para tenor, coro y piano “Zerfliesset heut, geliebte Brüder” y “Ihr, unsre neuen Leiter” (I.K. 483 y 484 respectivamente). Este segundo para instalación de funcionarios de Logia, y de 1786.

– Adagio en Fa, para entrada solemne de Miembros de Log.:. En éste se podía escuchar el ruido de los malletes. Hoy supuestamente perdida.

– Cantata “Die ihr des unermesslichen Weltalls Schopfer ehrt” (I.K. 619).

– “Eine kleine Freimaurer-Kantate” (“Pequeña Cantata Masónica”), para la inauguración del nuevo Temp.: de la Log.: “A la Nueva Coronada Esperanza” en el 15.11.1791, que llegó a dirigir Mozart, en Do Mayor y una de sus últimas obras, ya en su lecho de muerte, uno de cuyos movimientos constituye el actual Himno Masónico nuestro, del cual en el Diccionario Enciclopédico de la Masonería consta una transcripción para piano con una letra en español del H.: Rosendo Arus y Arderiu de pésimo contenido literario y que no se corresponde con el texto original alemán (I.K. 623).

– “Lasst uns mit geschlungen Händen” (I.K. 623 a), himno a la Fraternidad Universal y que sirvió como base para el Himno Nacional Austríaco.

– “La Flauta Mágica” (“Die Zauberflöte”), I.K. 620, sobre libreto del H.: Schikaneder. No es una obra propiamente masónica, si bien texto y música se inspiran en la simbología Mas.:. Opera en alemán que presenta a primera vista un argumento fantasioso pero apreciable para Iniciados, ambientada en el Egipto antiguo, cuya Obertura está escrita en Mi b Mayor (tres bemoles) y comienza con tres acordes. Su análisis daría lugar a un tema aparte.

Resultado de imagen para mozart mason

Esta publicación es propiedad de : http://www.diariomasonico.com/masones-famosos/mozart-y-la-masoneria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *