Se acerca una mini glaciación para 2019

Parece que (al fin) los medios empiezan a entender que el mundo se está enfriando y no calentando como afirmaban los “calentólogos”.

El mínimo de Maunder (también conocido como el mínimo de manchas solares prolongada) es el nombre que se utiliza para el período que abarca más o menos desde 1645 hasta 1715, cuando el número de las manchas solares disminuyó drásticamente, como se señaló por los observadores solares de la época.

Al igual que el Mínimo Dalton y el de Spörer, el mínimo de Maunder coincidió con un período donde la temperatura global estuvo por debajo de lo normal.

Durante un período de 30 años dentro del Mínimo de Maunder, los astrónomos observaron solamente cerca de 50 manchas solares, en contraposición a unos 40.000-50.000 puntos.

El climatólogo John Casey, ex ingeniero del transbordador espacial y consultor de la NASA, cree que los últimos años de invierno, descrito por USA Today como “uno de los más frío y con más nive” va a ser una ocurrencia regular en las próximas décadas.

Casey afirma que hay más pruebas de que la Tierra es cada vez más fría debido a una disminución de la actividad solar. Él advierte en su último libro, Oscuro Invierno que una importante alteración del clima mundial ya ha comenzado y que, como mínimo es probable que dure 30 años.

Contábamos lo que ocurría este año 2016 en el Sol en este videoprograma:

Imágenes de la NASA revelaron que las manchas solares habían desaparecido, dejándolo en blanco. Pero, por cuarta vez en este año, la cara del Sol aparecía lisa. Esto significa que, probablemente que el planeta está a punto de entrar en otra fase larga de frío.

La ausencia de manchas solares aumentó en los últimos meses. De esta manera, el Sol ha estado en su periodo más tranquilo, durante más de un siglo. Normalmente, la actividad de las manchas solares oscila entre 11 o 12 años, pero esta está disminuyendo más rápidamente que en cualquier momento de los últimos 10 mil años.

Esto solo pasó desde el siglo XV y su punto más álgido fue desde 1645 hasta 1755. El río Támesis de Londres se congeló. Hubo hambre generalizada debido a las malas cosechas. Esto se conoció como el Mínimo de Maunder. Esto coincidió con la parte más fría de la “Pequeña Edad de Hielo”. Pasó de los siglos XV al XVII. Europa, América del Norte y el resto del mundo sufrieron inviernos muy crudos.

Todavía no se sabe si hay una conexión entre la baja actividad de las manchas solares y los inviernos fríos, pero se cree que la variación solar es parte del cambio climático y tiene más incidencia que el Calentamiento global. En 2019-2020, se verá esta actividad en su punto más bajo.

¿Qué ha pasado y qué pasará?

De acuerdo con Paul Dorian, meteorólogo en Vencore Weather, El sol ya ha estado completamente en blanco este año y esto se vio a partir del 4 de junio. Fue la primera vez que ocurrió desde 2011.

Edad de Hielo en 2019

Pero, esto solo indicaría que va para una nueva fase. Y duraría meses. Ahora bien, el viento solar disminuye y el campo magnético del Sol se debilita durante los mínimos solares, por lo que es más fácil que los rayos cósmicos lleguen a la Tierra.

Casey predice la escasez de alimentos y disturbios civiles causados por esas carencias, debido en gran parte a que los gobiernos no se preparan para las cuestiones que el clima más frío traerá. También predice que las temperaturas perversamente amargas en invierno causará un aumento de la demanda de electricidad y calefacción superando la oferta.

Casey no está solo en su pensamiento. El experto en clima de Rusia y astrofísico, Habibullo Abdussamatov, va un paso más allá y afirma que estamos en el comienzo de una nueva edad de hielo.

Un informe de enero 2013 de Science News de la NASA detalla científicamente la conexión de las manchas solares con el clima y que vale la pena leer. Debe recordarse que desde que el informe fue escrito el ciclo solar 24 ha demostrado ser no el ciclo más pequeño en 50 años, sino el más pequeño desde hace 100 años. El último ciclo solar con un número de manchas solares similar fue en 1906, ciclo solar 14.

Matt Penn y William Livingston del Observatorio Solar Nacional predicen que para cuando llege el ciclo Solar 25, los campos magnéticos en el Sol serán tan débiles que pocas o ninguna mancha solar se formará. Líneas independientes de investigación que involucran la heliosismología y los campos polares tienden a apoyar su conclusión.

Livingston y Penn son astrónomos solares con la ONE (Observatorio Solar Nacional) en Tucson, Arizona. Ellos usan una medida conocida como la división Zeeman para recopilar datos sobre las manchas solares. Ellos descubrieron en 1990, que el número de manchas solares está cayendo y que una vez que el campo magnético cae por debajo de 1.500 Gauss, no se formarán manchas solares. (Gauss es una medición de campo magnético. El Gauss de la Tierra es menor que uno). Si el declive continúa al ritmo actual se estima que el Sol estará en dicha “línea roja” para el año 2016. Si estos científicos están en lo correcto, nos estamos dirigiendo a un período de inviernos muy fríos y veranos mucho más fríos.

Imagínese un año tras año de inviernos con “vórtice polar” que empiezan temprano, terminan tarde y entregan frío sin precedentes a todo el país. Veranos frescos y húmedos afectarán a la producción de alimentos, al igual que las inundaciones por la nieve que se derrite cuando por fin llega la primavera.
El American Meteorological Society Journal da la siguiente información con respecto a las muertes relacionadas con el frío en comparación con las muertes relacionadas con el calor en los Estados Unidos en el período 1979-1999. El artículo se titula “La mortalidad por el calor Versus Mortalidad por el frío”.

Durante el periodo de estudio 1979-1999 un total de 3.829 personas murieron a causa de exceso de calor en los Estados Unidos. Un promedio de 182 muertes al año. Para el mismo período de tiempo 15.707 personas murieron de frío, un promedio de 748 muertes al año.

A partir de estas cifras, el frío mata cuatro veces más personas que el calor. Si estos científicos están en lo cierto se puede esperar que la cifra aumente dramáticamente a medida que la demanda de energía supere a la oferta. Las fuentes de alimentación también se ven afectados por las tormentas de hielo y nieve que dará lugar a más apagones y a la interrupción. En general, la infraestructura no podrá hacer frente a mes tras mes de frío excesivo. El transporte puede verse severamente afectado por los fenómenos meteorológicos, que tiene el golpe de efecto de golpear a la economía. Las entregas de alimentos regulares a las tiendas pueden fallar dejando a muchos con hambre y cada vez más desesperados.

Lo dicho, no os dejéis engañar por la farsa del calentamiento global…

8 comentarios en “Se acerca una mini glaciación para 2019

  1. De ser cierto, esto puede llevar complicaciones a las zonas habitadas más septentrionales. No creo que a los paises mediterráneos nos afecte demasiado.

    1. El astrofísico ruso dice quite es el comienzo de una nueva edad de hielo.Sí es así las poblaciones del norte se verán forzadas a bajar.Y ellos son los mejor preparados militarmente.Los países menos desarrollados están en las zonas cálidas y ellos pagarán los platos rotos.

  2. Si son unos caraduras desde los 90 privatizaron todo y no invirtieron como prometieron, estan igual y hasta peor q cuando eran del estado, y los resultados de sus mentiras se vieron en el tiempo. Ahora resulta q hay q comprar o grupos electrogenos o velas y sobre todo rezar. Cuando se roba tanto, pasa esto.

  3. Que tiempos, por un lado pronostican calentamiento global y por otro glaciaciones ….. ni lo uno ni lo otro. Se les produce una glaciacion por la cantidad de hielo en la bebida de alta graduación que se consume.

  4. La verdad no es lo unico de k preocuparse a menor o nulo actividad solar, los volcanes y la actividad sismica van a ocasionar desastres en el planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *