Estudio científico propone controlar y reducir la población mundial por el bien del planeta

En el marco de la actual emergencia climática, un grupo de científicos ha publicado un estudio donde, entre otras propuestas para frenar el ritmo frenético del cambio climático, sugiere la reducción de la población mundial.

«Los científicos tenemos la obligación moral de advertir a la humanidad de cualquier amenaza catastrófica y decir las cosas como son. Con esta obligación como base declaramos, con el apoyo de 11.000 científicos firmantes de alrededor del mundo, que clara e inequívocamente el planeta Tierra está enfrentando una emergencia climática», dice el estudio publicado recientemente en BioScience.

El trabajo luego presenta varios gráficos y puntos a abordarse con el fin de responder a tal emergencia: energía, contaminación, naturaleza, comida, economía y, finalmente, población.

Sobre el último punto, la población, señala:

«La población sigue incrementándose todavía a un ritmo de 80 millones de personas por año, o más de 200.000 por día. La población del mundo debe ser estabilizada —e, idealmente, gradualmente REDUCIDA— dentro de un marco que asegure la integridad social. Hay políticas que han probado ser efectivas en fortalecer los derechos humanos al tiempo que se disminuyen los índices de fertilidad y se mitiga el impacto de las emisiones de gases de efecto invernadero y la pérdida de biodiversidad generadas por el crecimiento de la población.

»Estas políticas ponen a disposición de la gente los servicios de planeamiento familiar, removiendo barreras a su acceso y logrando una igualdad de género completa, incluyendo la educación primaria y secundaria como una normal global para todos, especialmente para las jóvenes mujeres».

Un tema de larga data

Cabe destacar que la preocupación por la superpoblación no es un tema nuevo. Tertuliano era un residente de la ciudad de Cartago en el siglo II d.C., cuando la población del mundo era de aproximadamente 190 millones de habitantes (solo el 3-4 % de lo que es hoy). En particular, dijo: «Lo que con más frecuencia se encuentra con nuestra vista es nuestra población abundante. Nuestros números son pesados para el mundo, que difícilmente pueden apoyarnos… De hecho, pestilencia, hambre y guerras, y los terremotos deben ser considerados como un remedio para las naciones, como el medio para podar la exuberancia de la raza humana». Antes de eso, Platón, Aristóteles y otros también abordaron el tema.

En referencia a esto último, lo de los «remedios para las naciones», muchos han sugerido que brotes epidémicos como el del nuevo coronavirus son un intento encubierto por reducir la población en Asia, justamente donde están los países con mayor densidad de población y que contribuyeron más a potenciar el flagelo del cambio climático.

Proyecciones futuras

Según las proyecciones, la población mundial continuará creciendo al menos hasta 2050, con una población que alcanzará los 9 mil millones en 2040,​ y algunas predicciones sitúan a la población en 11.000 millones en 2050.

Mapa de la densidad de población mundial por países.

Según el informe de las Naciones Unidas sobre las Perspectivas de la Población Mundial:

  • Las predicciones actuales de las Naciones Unidas estiman que la población mundial alcanzará los 9 mil millones alrededor de 2050, suponiendo una disminución en la tasa promedio de fertilidad de 2.5 a 2.0.
  • ​Casi todo el crecimiento tendrá lugar en las regiones menos desarrolladas, donde se espera que los 5.300 millones de habitantes actuales de los países subdesarrollados aumenten a 7.800 millones en 2050. Por el contrario, la población de las regiones más desarrolladas permanecerá prácticamente sin cambios, en 1.200 millones. Una excepción es la población de los Estados Unidos, que se espera que aumente en un 44 % entre 2008 y 2050.​
  • En 2000-2005, la fecundidad mundial promedio fue de 2,65 niños por mujer, aproximadamente la mitad del nivel en 1950-1955 (5 niños por mujer). En la variante media, se prevé que la fertilidad mundial disminuya aún más a 2,05 niños por mujer.
  • Durante 2005-2050, se espera que nueve países representen la mitad del aumento de la población mundial previsto: India, Pakistán, Nigeria, República Democrática del Congo, Bangladesh, Uganda, Estados Unidos, Etiopía y China, incluidos de acuerdo con el tamaño de su contribución al crecimiento de la población.
  • Se espera que la esperanza de vida mundial al nacer continúe aumentando de 65 años en 2000-2005 a 75 años en 2045-2050. En las regiones más desarrolladas, la proyección es de 82 años para el año 2050. Entre los países menos desarrollados, donde la esperanza de vida actual es de poco menos de 50 años, se espera que aumente a 66 años para 2045-2050.
  • Se espera que la población de 51 países o áreas sea más baja en 2050 que en 2005.
  • Durante 2005-2050, se prevé que el número neto de migrantes internacionales a regiones más desarrolladas sea de 98 millones. Dado que se proyecta que las muertes superarán los nacimientos en las regiones más desarrolladas en 73 millones durante 2005-2050, el crecimiento de la población en esas regiones se deberá en gran parte a la migración internacional.
  • En 2000-2005, la migración neta en 28 países impidió la disminución de la población o duplicó al menos la contribución del aumento natural (nacimientos menos muertes) al crecimiento de la población.
  • Las tasas de natalidad están cayendo en un pequeño porcentaje de países en desarrollo, mientras que la población real en muchos países desarrollados caerá sin inmigración.

La solución extraterrestre

Entre las soluciones a implementarse en un futuro para reducir el impacto de la humanidad en el planeta Tierra, y que no implican necesariamente una reducción de la población, está la de transportar parte de la humanidad a lugares del planeta deshabitados o fuera de éste.

Representantes de esta solución son la puesta en marcha de ciudades construidas sobre el océano o bien en la órbita terrestre. De igual manera, establecer colonias en el planeta Marte, algo que planea hacer la NASA antes de la mitad del presente siglo, sería otra forma de repartir la superpoblación humana a otros lugares del sistema solar.

En cuanto a la obtención de recursos sin depender de la Tierra, la minería espacial y la bioimpresión se perfilan como una solución cada vez más realista.

Estudio científico propone controlar y reducir la población mundial por el bien del planeta

2 comentarios en “Estudio científico propone controlar y reducir la población mundial por el bien del planeta

  1. El problema fuente de problemas es el sistema de organización social en uso, mezquino, mojigato, corrupto, incapaz, la democracia representativa, lo que redunda en la segregación del talento colectivo.
    ¿Soluciones?
    1.- Organizar periódicas olimpiadas regionales y mundiales de propuestas ciudadanas y difundir su resultado. Una forma de practicar y desarrollar el innato talento humano.
    2.- Ya que el dinero aún funciona, entonces el negocio del bien inmaterial, para difundirlo.
    3.- Preguntar a la ciudadanía con carácter de vinculante, si quieren la ley que respete la voluntad de todo aquel ciudadano o ciudadana que quiera morir, por ende, asistirle, concederle su último deseo, etc., si es la decisión mayoritaria, claro.

    El talento colectivo no esta siendo utilizado, cuando a todas luces es tal vez el principal recurso que los seres humanos disponemos de forma innata, pero no, tiene que prevalecer la mezquindad, la incapacidad, lo retrógrado, el sufrimiento y la proyección de la tragedia apocalíptica, cuando, con cambios en el sistema hacia lo honesto, lo participativo, utilizando el talento colectivo, bien podría ser lo opuesto, debería ser lo opuesto, el estado de civilización avanzada de la galaxia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.