NEFILIM/PADRES ESPIRITUALES & DIOS/SATANÁS

Se indicó en la 10 conclusión, que en post posteriores se llevaria a cabo el análisis más detallado de las repercusiones, que la historia del libro de Enki tenía para los hombres.

Una de ellas tiene que ver con el bien y el mal.

Veamos en primer lugar,  la postura defendida por los Nefilim, en el libro de Enki, llevada hasta sus últimas consecuencias.

El pecado original

Esta pintura de Adán y Eva con la Serpiente puede ser engañosa hasta que hayas completado la investigación. La mayoría de la gente puede ver esta imagen y pensar que la Serpiente es Satán, cuando en realidad representa a Dios. Fue Dios/Ea quien quería enseñar la verdad y era Satán el que quería impedir que la raza humana recobrara la espiritualidad.

Mientras la Humanidad aceptó su estatus de sirviente, y obedecía a sus “maestros” todas sus necesidades físicas serían cubiertas y se les permitiría permanecer en su “paraíso” indefinidamente.

La palabra en latín para “manzana” y para “mal” es la misma (malum), la manzana vino a representar la fruta prohibida (Conocimiento) del jardín del Edén. Por lo tanto se utiliza a menudo para simbolizar la caída en el pecado, o el pecado mismo.

La Biblia nos dice que Dios ordeno a Adán y Eva que no comieran de ese fruto. La fruta es el símbolo del conocimiento. En la pintura de arriba, Eva esta cogiendo la fruta, después ella y Adán comen de ella. ¿Fue Satán quien le dijo a ella que comiera de la fruta? ¡Ciertamente la Serpiente en el árbol sugiere eso! Pero de nuevo, es un malentendido.

La Serpiente es el Príncipe Ea.

Después de que EA creara a la raza humana quiso enseñar a la humanidad la verdad sobre la espiritualidad. Pero los otros “dioses” quisieron mantener el control de los Adanes. EA formó una organización llamada “La Hermandad de la Serpiente”. Su propósito original era el de educar a la raza humana sobre la verdad espiritual.

Los otros “dioses” no querían que la raza humana fuera libre, todos ellos querían controlar a los humanos. Así que divulgaron falsedades respecto al Príncipe Ea. Enseñaron que Ea era malvado, llamándolo Satán, Príncipe de la Oscuridad, el mal encarnado etc., etc., ¡un manojo de mentiras! Ea estaba en contra del severo tratamiento que recibía la raza humana, incluso denuncio la injusticia del mismo.

Aquí tenemos el momento crucial en la historia de la humanidad. Satán derrocó a Dios/Ea tomó el control de la raza humana y extendió la mentira, tornando la Hermandad de la Serpiente contra Ea. Satán engaño a todo el mundo ocupando la posición de Dios. Por tanto la manera correcta de interpretar la pintura de arriba es ver la Serpiente en el árbol como Dios y a Satán como el Dios que ha prohibido la obtención del conocimiento.

Solo uno de los dos, Dios o Satán, mentiría u ocultaría la información.

Dios = Satan, Satan = Dios

Y es aquí donde la comunidad “Cristiana” falla miserablemente. La mayoría no estudian la antigua Sumeria (Edén) para intentar saber la verdad. Por tanto la mayor parte de ellos creen que la Serpiente es Satán cuando en realidad representa a EA, un ¡LUCHADOR POR LA LIBERTAD!

Para muchos Cristianos esto puede parecer increíble, aunque hay pruebas demoledoras que demuestran que Satán tomó el lugar de Dios y engaño al mundo. En este sitio Web leeréis paginas que revelan que el Satanismo esta dentro de la misma iglesia de Dios.

Después de que la humanidad comiera del fruto (adquiriera el conocimiento) supieron que estaban desnudos. Esto les hizo darse cuenta de que eran esclavos de los “dioses”, algo que fue EXTREMADAMENTE incomodo. Estos dioses malvados no querían por supuesto que la raza humana recuperara la espiritualidad.

La razón, querían esclavos.

Los humanos hacían el trabajo, mientras los “dioses” vivían en un paraíso de lujo y comodidades.

Por ello el Señor Dios le envió [Adán] fuera del jardín del Edén, para labrar la tierra de la que había sido tomado.
Así que condujo fuera al hombre; y lo colocó al este del jardín del Edén
querubines [Ángeles], y una espada en llamas que giraba en todas direcciones, para
proteger el camino [impedir el acceso] al árbol de la vida.
Génesis 3:23-24

Justo después de que la Humanidad comiera del fruto fue expulsado del “paraíso”, expulsado del Edén. La “espada llameante” simboliza las medidas directas que los dioses llevaron a cabo para asegurar que el conocimiento espiritual genuino nunca llegara a ser accesible a la raza humana.

Para impedir el posterior acceso a ese conocimiento, el Homo Sapiens fue condenado a una pena más:

17 Al hombre le dijo: «Por haber escuchado la voz de tu mujer y comido del árbol del
que yo te había prohibido comer, maldito sea el suelo por tu causa: con fatiga sacarás
de él el alimento todos los días de tu vida.

18 Espinas y abrojos te producirá, y comerás
la hierba del campo.

19 Con el sudor de tu rostro comerás el pan, hasta que vuelvas al
suelo, pues de él fuiste tomado. Porque eres polvo y al polvo tornarás.»
Génesis 3:17-19

El pasaje anterior muestra que los dioses nunca tuvieron la intención de dejar que los humanos se elevaran por encima del nivel de una existencia material ardua. Esto les dejaría poco tiempo para intentar buscar la comprensión que necesitaban para ser espiritualmente libres.

Y justo como se muestra en la película, “The Matrix” (Matrix), Satán controla tu vida. El 5% de los Masones adoran a Lucifer. Las citas de autores Masones que están al final de la página anteriormente citada lo prueban.

Esta guerra no es solo una guerra física, es una guerra espiritual.

Como vemos la aceptación de la versión Nefilim, tiene miga, y repercusiones espirituales.  Vayamos ahora a otra fuente , opuesta a la anterior. De esa manera tendremos dos opiniones distintas que nos permitiran aclarar las ideas y tomar partido.

Las sorprendentes enseñanzas de los Pleyadianos

Acerca del viaje del Creador Principal

La humanidad es un experimento. La humanidad ha sido diseñada, como la mayor parte de lo que existe en la creación. El Creador Principal empezó a experimentar con la creación en este universo hace ya mucho tiempo, con el propósito de una mayor auto-exploración, auto-gratificación y auto-expresión.

El Creador Principal trajo a este universo energías y esencias de vida —extensiones de sí mismo— y obsequió a esas extensiones con los dones que él poseía. Entregó sus capacidades de buena gana y sin pedir nada a cambio. Existen muchos otros universos y muchas otras formas de diseñar universos; éste, en particular, fue diseñado como una zona de libre albedrío, en la cual todo estaría permitido.

El Creador Principal les dijo a estas extensiones de sí mismo: «Salid y cread, y devolvédmelo todo». Era una tarea bastante sencilla ¿no es así?

En otras palabras, lo que el Creador Principal estaba diciendo era:

«Os daré mis dones. Salid y dad de vosotros sin pedir nada a cambio, de manera que todo lo que creéis en este universo comprenda que su esencia es mi identidad».

Estas extensiones del Creador Principal, a las que llamamos dioses creadores, salieron y empezaron a experimentar con la energía del Creador Principal, ya que existía en ellos mismos. Empezaron a crear su propia jerarquía, que a su vez creó otras jerarquías. Cada jerarquía creó otra jerarquía, y así sucesivamente, para dotarlas de su propia esencia y para participar del desarrollo de este universo. Finalmente, en uno de los sistemas galácticos, se planeó diseñar a la Tierra como centro intergaláctico de intercambio de información. Era un plan increíble. La Tierra era un lugar hermoso, situado en el límite de uno de los sistemas galácticos y de fácil acceso desde otras galaxias. Estaba cerca de muchos portales de paso: las carreteras por las que viajan las energías a través del espacio.

Hubo mucha actividad para crear una representación individual de todas las galaxias en este planeta. Algunos de los dioses creadores eran expertos en genética.

Eran capaces de unir moléculas por medio de sus jerarquías — moléculas de identidad, frecuencia y carga eléctrica codificadas—, para crear vida. Muchas civilizaciones sensibles dieron su ADN para tener una representación de su codificación en este planeta. Luego, los expertos en genética diseñaron diversas especies, unas humanas, otras animales, jugando con las variedades de ADN que las civilizaciones sensibles habían donado para convertir la Tierra en este centro de intercambio de información, este centro de luz, esta Biblioteca Viviente. El plan para la Tierra era grandioso.

Los Planificadores Originales de la Tierra eran miembros de la Familia de Luz, seres que trabajaban para, y estaban asociados con, un aspecto de la conciencia llamado Luz. La Luz es información.

La Familia de Luz creó el centro de información que había concebido; diseñaron un lugar donde las galaxias contribuirían con su información y donde todos podrían participar y compartir sus conocimientos específicos. La Tierra había de convertirse en una biblioteca cósmica, un lugar de una belleza increíble que experimentaría cómo almacenar la información mediante frecuencias y mediante el proceso genético.

Fuera de la estructura del tiempo, 100.000 años pueden transcurrir en lo que sería un año en la estructura del tiempo tal como vosotros la conocéis. Estos dioses creadores no existían en el tiempo tal como lo conocéis. Cientos de miles de años o un millón de años no eran nada para ellos. Se crearon diferentes energías. Hace 500.000 años aproximadamente, había especies de humanos en la Tierra que desarrollaron civilizaciones muy evolucionadas.

No estamos hablando de civilizaciones como Lemuria o la Atlántida; desde nuestro punto de vista, esas civilizaciones eran modernas. Estamos hablando de civilizaciones antiguas, civilizaciones que están enterradas bajo capas de hielo en la zona sur del continente de la Antártica.

Finalmente, hubo luchas por el proyecto de la Biblioteca Viviente de la Tierra. Era lo suficientemente atractivo para ser poseído por algunos. Durante los primeros años de la historia de la Tierra, hubo guerras en el espacio por la posesión de este planeta. ¿Os habéis preguntado alguna vez a quién le pertenece la Tierra? Es un buen trozo de propiedad.

¿Pensáis que podía permanecer sin propietario en el espacio? Tuvieron lugar algunas escaramuzas y la Tierra se convirtió en un lugar de dualidad. Ciertos dioses creadores que tenían el derecho de hacer lo que quisieran —porque la Tierra era una zona de libre albedrío— llegaron y tomaron posesión. A esto lo llamamos «incursión» en la Tierra. Fue como una incursión corporativa en Wall Street.

Estos dioses creadores hicieron incursión en la Tierra hace aproximadamente 300.000 años —el período, en términos históricos, que vosotros llamaríais el principio de la civilización humana—. Éste es, simplemente, el período que, hoy en día, se enseña como el principio de la civilización. En realidad, fue tan sólo el principio de la última fase, la fase de la humanidad moderna.

Cuando tuvo lugar la escaramuza, un grupo de entidades luchó en el espacio y ganó el territorio de la Tierra. Estos nuevos propietarios no quisieron que la especie nativa de la Tierra —los humanos— fueran informados de lo que había sucedido. Al no estar informados, serían más fáciles de controlar. Es por eso que la luz es información y la oscuridad es falta de información.

Estas entidades lucharon contra la luz y la Tierra se convirtió en su territorio. Es un nuevo concepto de la luz, ¿no es verdad?

Hubo una gran radiactividad y mucha acción nuclear, y una gran parte de la Tierra se hizo pedazos. La especie original, creación humana, experimentó una gran destrucción. Estos nuevos dioses creadores, los nuevos propietarios, eran también expertos en genética. Entendían cómo se crea la vida y tenían sus propias razones para querer este territorio. Los territorios son creados y mantenidos por ciertas energías por muchas razones, y una de ellas es que hay conciencia en todas las cosas.

La conciencia se comunica continuamente. La conciencia vibra, o puede ser llevada a vibrar, con ciertas frecuencias electromagnéticas. Las energías de conciencia electromagnéticas pueden ser influenciadas para que vibren de cierta manera con el fin de crear una fuente de alimento. Así como podemos preparar y comer las manzanas de muchas maneras, la conciencia también puede ser preparada e ingerida de muchas formas. Algunas entidades, en el proceso de su propia evolución, empezaron a descubrir que, mientras creaban vida y dotaban de consciencia a las cosas mediante la modulación de frecuencias de las formas de consciencia, podían alimentarse; podían mantenerse en control.

Empezaron a darse cuenta que era así como el Creador Principal se nutría. El Creador Principal encarga a otros la tarea de crear una frecuencia de consciencia electromagnética que le sirve de alimento. Los nuevos propietarios del planeta tenían un apetito diferente y otras preferencias que los antiguos propietarios. Se nutrían con el caos y el miedo. Esto los alimentaba, los estimulaba y los mantenía en el poder.

Estos nuevos propietarios que llegaron hace 300.000 años, son los magníficos seres de los que se os habla en la Biblia, en las tablas babilónicas y sumerias y en los textos de todo el mundo. Vinieron a la Tierra y volvieron a ordenar a la nativa especie humana. Volvieron a ordenar vuestro ADN con el fin de haceros transmitir dentro de una cierta banda de frecuencia limitada, cuya frecuencia los pudiera alimentar y mantener en el poder.

El ser humano original era un ser magnífico, cuyas doce hebras de ADN habían sido donadas por una variedad de civilizaciones sensibles. Cuando llegaron los nuevos propietarios, trabajaron en sus laboratorios y crearon versiones de humanos con un ADN diferente —el ADN de dos hebras, de hélice doble—. Cogieron el ADN original de la especie humana y lo diseccionaron. El diseño original del ADN permaneció en las células humanas, pero sin funcionar; fue desconectado.

Dentro de las células humanas hay filamentos con códigos de luz, hebras muy finas de energía que transportan información. Cuando estas hebras trabajan juntas como un cable —como las fibras ópticas— forman la hélice de tu ADN. Cuando fuisteis reordenados, se os dejó con una hélice doble. Todo aquello que no fuera necesario para la supervivencia y que os pudiera proporcionar información fue desconectado, y se os dejó tan sólo una doble hélice que os mantiene dentro de frecuencias controlables y operables.

Una valla de frecuencia, algo así como una valla eléctrica, fue colocada alrededor del planeta para controlar la medida en que las frecuencias de los humanos podían ser moduladas y cambiadas. Según la historia, esta valla de frecuencia dificultó la entrada de las frecuencias de luz (información). Cuando las frecuencias de luz lograban atravesar la valla de control, no había luz para recibirlas.

El ADN de los humanos estaba desconectado, los filamentos con códigos de luz ya no estaban organizados, de manera que los rayos cósmicos creativos que traían luz no tenían con qué conectar ni a qué agarrarse.

¿Cuál es vuestra función en esta historia? Sois miembros de la Familia de la Luz.

El mero hecho de que estéis leyendo este libro demuestra que formáis parte de la Familia de la Luz. Para algunos de vosotros, esto es como un sueño. Os estamos recordando lo que ya sabéis en vuestro interior. Hemos venido a este planeta para poner en marcha vuestros bancos de memoria, para inspirar a la raza humana, a través de la banda de la luz, para que empecéis a recordar quiénes sois, a crear vuestra propia realidad y a alterar la frecuencia del planeta y exigir ser dueños de vosotros mismos y de este territorio.

Nosotros, como Pleyadianos, regresamos a través del tiempo —penetramos en lo que se podría llamar nuestro pasado— en el rastro de representantes de la luz. Regresamos para compartir la frecuencia con vosotros, una frecuencia que cada uno de vosotros ha aceptado llevar en este planeta con el fin de cambiar el ADN de la raza humana. Ésta es una gran historia. Digna de titulares.

Los Planificadores Originales no están a punto de perder el territorio. ¿Pensáis que van a darse por vencidos tan fácilmente? Los Planificadores Originales empezaron a pedirle a la Familia de la Luz que viniera e infiltrara el proyecto, que se encamaran y que trajeran la luz —como información vía rayos cósmicos creativos— al sitio en que se había perdido.

La Familia de la Luz empezó su trabajo aquí, llegando a un sistema que estaba falto de luz y falto de información. Mutando las leyes de la humanidad, estos rayos cósmicos creativos empezaron a penetrar en los cuerpos de la gente, individuo por individuo, luego grupo por grupo. Estas frecuencias de información fueron traídas al planeta en pequeñas cantidades durante eones.

A veces se libraban grandes batallas para mantener a distancia a la luz, o información, que siempre buscaba expresarse. Los Planificadores Originales sabían que, hablando cósmicamente, ésta era una lección de tolerancia, de comprender a los dioses creadores que habían tomado su proyecto.

Los Planificadores Originales se dispusieron a insertar su propia versión de un plan para coincidir con una época en que la frecuencia de la Tierra sería alterada, una época en la que los propietarios perecerían si no eran capaces de cambiar su propia frecuencia. Las emociones son una fuente de alimento. Para algunos la fuente de alimento es el amor, y los Planificadores Originales se proponen transformar la frecuencia de la Tierra en amor. Las fuentes de nutrición de los actuales propietarios —miedo, ansiedad, caos, hambre, y pesimismo— deben ser eliminadas.

¿Podéis adivinar quién se encargará de eliminar estas fuentes? ¡Vosotros!, como miembros de la Familia de la Luz sois renegados. Estáis contra el sistema, dispuestos a conquistar vuestros propios miedos y demostrarle al resto del planeta que no hay razón para tener miedo de nada. Os encanta entrar y crear problemas. Vuestra rama de la Familia de la Luz es famosa. Sois famosos por entrar en sistemas de realidad y alterar la frecuencia, haciendo llegar la información. Hacer proselitismo no es vuestra tarea como miembros de la Familia de la Luz.

Simplemente, entráis en sistemas y actuáis como receptáculos; dejáis entrar los rayos cósmicos creativos en vuestros cuerpos, los cuerpos que ocupáis como humanos. Estáis disfrazados de humanos, y vosotros permitís que el proceso tenga lugar. Estáis codificados y, a medida que vuestra memoria se comience a elevar, responderéis al plan en el que vinisteis a participar con el fin de alterar las frecuencias.

Empezaréis a sostener, guardar y mantener una cierta frecuencia y luego vivirla. La identidad como frecuencia es la suma total de vuestros cuerpos físico, mental, emocional y espiritual, emitidos en forma de pulsaciones electrónicas. Mientras vivís vuestra frecuencia, afectáis a todo el mundo, dondequiera que vayáis. Eso es lo que estáis haciendo ahora. Hay muchos que ya comprenden su misión, y existen aquellos cuyos recuerdos están empezando a surgir.

El plan para cambiar la modulación de frecuencia que afecta a la especie humana incluye la reconexión de vuestros ADN y de los filamentos con codificación de luz. El plan es gigantesco en estos momentos. La Tierra está ayudando, a su manera, a la evolución del universo. Es en la Tierra donde están sucediendo cosas: es aquí donde está la acción, donde hay que estar.

Es donde el plan está empezando a florecer, y lo que suceda en la Tierra afectará a muchos mundos. Como miembros de la Familia de la Luz, aceptasteis venir a la Tierra muchas veces —bajo muchos disfraces y en distintas épocas— para aprender el oficio, para comprender al personaje y para entrenaros. Necesitabais experimentar la Tierra y prepararos para el momento en que la alteración de frecuencias empezara a ocurrir y os encarnaréis en grandes números para llevar el plan a la acción.

La Familia de la Luz de todas partes está empezando a unirse. Tenéis que concentraros en lo que tenéis en común, no en lo que os diferencia. Como miembros de la Familia de la Luz, hacéis llegar información al planeta de una manera neutral, para estimular vuestro propio crecimiento. Necesitáis hacerlo, porque vuestro propio crecimiento afecta al crecimiento del planeta.

Vuestro ADN evolucionará desde las dos hélices hacia las doce hélices. Estas doce hélices corresponden a centros de energía, o chakras, dentro y fuera de vuestros cuerpos. Hay millones de vosotros en estos momentos en misión en el planeta y habéis aceptado llevar la frecuencia para realizarlo. Montones de vosotros estáis deviniendo impecables, y estos montones están afectando a los otros.

Pronto comenzaréis a tener una gran claridad con respecto a quiénes sois y a cuál es vuestra misión.

Este proceso es un enorme salto en la evolución y tendrá lugar de una forma acelerada en los próximos veinte años. Hay quienes ya han recibido una realineación de las doce hebras de ADN, las doce hélices. Las doce hebras en espiral del ADN interactúan unas con otras dentro y fuera del cuerpo. La conexión de las doce hebras significa que los doce centros de energía o información pueden empezar a funcionar y enviarse información unos a otros.

Tradicionalmente, siete de estos centros están ubicados en el cuerpo y cinco están situados fuera del cuerpo. Se les conoce normalmente como centros de los chakras, y están alineados con el movimiento giratorio de los doce cuerpos celestiales que conocéis en vuestro sistema solar —los doce cuerpos celestiales que vibran, como los reconocéis, en 3D—. Estos doce cuerpos celestiales giran con información: giran con los sistemas de chakras que salen hacia el fin del universo y giran con el ADN que gira dentro de vuestros cuerpos.

Cuando el ADN humano empiece a reconectarse como un sistema de doce hélices y se actúe sobre esta información, habrá un poder increíble. Los individuos cambiarán la cara del universo uniéndose y formulando juntos lo que desean —convirtiéndose en un receptáculo telepático de las energías de todo el cosmos. Al proceso de reconexión de vuestro ADN lo llamamos una mutación. Una vez que vosotros, como miembros de la Familia de la Luz, seáis capaces de permitir esta mutación en vuestros cuerpos, seréis capaces de integrar vuestros doce centros de información. Empezaréis a entender que vosotros creáis vuestras experiencias y aprenderéis a ser creadores conscientes.

Más que eso, os convertiréis en recordadores conscientes de quiénes sois.

A medida que el chakra número diez, el once y el doce empiecen a abrirse, muchas energías de fuera del planeta aparecerán en vuestras vidas. Estas energías irán llegando a este planeta a medida que más y más de vosotros alberguéis las frecuencias más elevadas. El décimo chakra conecta con el sistema solar, el décimo-primero con la galaxia y el decimosegundo con un lugar en el universo. A medida que vayáis manteniendo estas frecuencias, traeréis una información al planeta que sorprenderá y escandalizará a la mayor parte del mundo.

Se producirá una fusión de identidades, una fusión de culturas, una infusión de muchos «nuevos órdenes mundiales», y habrá un gran caos y una gran confusión. Como miembros de la Familia de la Luz, podéis simplemente observar, sabiendo que el caos y la confusión han de llegar para echar abajo el sistema y para que pueda ser reconstruido con luz.

Como miembros de la Familia de la Luz podéis comprender que está teniendo lugar un proceso evolutivo y que todos aquellos que puedan manejar las cambiantes frecuencias evolucionarán sin lugar a dudas.

Es emocionante estar en la Tierra en estos momentos.

Es un buen plan, ¿no os parece?

Capitulo 3
Quiénes son vuestros dioses

Existen muchos malentendidos en el concepto de divinidad.

Los universos están llenos de seres inteligentes que han evolucionado a través del tiempo y han desarrollado todo tipo de capacidades y funciones para satisfacer su necesidad de expresarse creativamente. La importancia que hay detrás de la existencia y de la consciencia es la creatividad, y la creatividad se manifiesta de muchas maneras.

Hace eones, la Tierra no era más que un pensamiento en las mentes de unos seres grandiosos que se habían propuesto crear nuevas formas de existencia. Muchos de estos seres influyeron en la creación de este universo y vosotros los habéis denominado Dios. En realidad, son energías extraterrestres portadoras de luz separadas del Creador Principal. Nosotros rara vez usamos el término Dios con D mayúscula.

En el caso de que utilizáramos este término, nos estaríamos refiriendo a la entidad que conocemos como el Creador Principal. El Creador Principal, en su propia implosión personal a través del amor, dotó a todas las cosas de consciencia. Todas la cosas son el Creador Principal en el viaje del Creador Principal.

Nosotros nos vemos a nosotros mismos como una extensión del Creador Principal —siempre recogiendo información, lanzándonos a la aventura, haciendo lo que haga falta para que nuestras vidas sean más interesantes, que sean un desafío, de manera que podamos alimentar al Creador Principal—. Como alimentamos al Creador Principal con nuestros planes y nuestros esfuerzos, dotamos al Creador Principal de una mayor energía para nuevas creaciones.

Nunca nos hemos acercado a la entidad del Creador Principal.

Incluso aquellos de nosotros que somos seres de la más grandiosa vibración de luz, no tenemos la capacidad, en esta etapa de nuestra evolución, de estar próximos al Creador Principal. No estamos lo suficientemente preparados para manejar la intensidad de la emanación. Desearíamos que en algún punto de nuestra evolución pudiéramos ver o quizá fundimos con el Creador Principal por un tiempo. Sabemos que esto es posible, de manera que es algo por lo que luchamos.

La evolución de la consciencia y la capacidad de albergar información es lo que nos permite aproximamos al Creador Principal. Muchas personas en la Tierra sienten que han llegado a fundirse con Dios. Se han fundido con una porción del Creador Principal, adecuada para su vibración en esos momentos. La vibración total del Creador Principal destruiría al vehículo físico en un instante, ya que éste no es capaz de albergar tanta información. Aquellos que representan a «Dios» para vosotros, no son sino una mínima parte del Creador Principal.

Incluso el Creador Principal no es sino una porción de algo mayor.

El Creador Principal está siempre descubriendo que es hijo de otra creación que se halla en un constante proceso de descubrimiento personal y de adquisición de conciencia. Recordad, la conciencia está en todas las cosas y la conciencia nunca fue inventada, simplemente fue. La conciencia es saber, y vuestro saber es vuestro lugar más cercano al Creador Principal.

Cuando confiáis en lo que sabéis, estáis activando al Dios en vosotros. En esta época, existe una gran adquisición de conciencia en el planeta en cuanto a las verdaderas dimensiones del mundo y en cuanto a quién es quién en el juego del mundo: no sólo quién es quién en el juego mundial, sino también quién es quién en el juego cósmico.

Así como en la Tierra tenéis jerarquías de las que podéis ser o no conscientes, existen jerarquías en el cosmos. Podéis vivir en una cierta área y no ser conscientes de que existen jerarquías. Podéis cultivar vuestra tierra, pagar vuestros impuestos, decidir si votar o simplemente ignorar cualquier estructura política burocrática. De la misma manera, la Tierra ignora la estructura política burocrática que opera en el universo.

Es importante que comprendáis que las burocracias o jerarquías existen, y que estas organizaciones tienen una experiencia del tiempo diferente a la vuestra. Algunos no viven en la misma estructura de tiempo que vosotros conocéis.

Lo que para vosotros es un día, quizá para otros sea tan sólo una porción del día.

Si podéis empezar a comprender esto, podréis comprender por qué, aparentemente, este planeta ha sido abandonado a su suerte durante los últimos miles de años. Ahora, la actividad está empezando a bullir desde los cielos y os enfrentaréis con el hecho de tener que insertar una enorme cantidad de nuevos conocimientos en vuestros paradigmas y vuestros sistemas de creencias.

A este planeta le espera un gran cambio cultural, una gran sorpresa. Habéis venido aquí con un propósito: los dioses que reordenaron a la especie humana están regresando. Algunos de ellos ya están aquí. Este planeta ha sido visitado una y otra vez, y muchas formas diferentes de seres humanos han sido sembradas aquí por medio de diversos experimentos.

Muchos factores influyentes han creado el curso de la historia de la Tierra. Han habido civilizaciones en este planeta durante millones de años que han ido y venido sin dejar rastro. Estas civilizaciones, todas y cada una de ellas, fueron influenciadas por aquellos que llamáis Dios.

Vuestra historia ha sido influenciada por un número de seres de luz a los cuales habéis denominado Dios. En la Biblia, muchos de estos seres han sido combinados para representar a un solo ser, cuando en realidad no eran un solo ser, sino una combinación de unas energías extraterrestres muy poderosas de seres de luz. Desde nuestra perspectiva eran energías conscientes, y es fácil comprender por qué fueron glorificadas y adoradas.

No existe literatura sobre la Tierra que ofrezca una descripción auténtica de estos seres. Todos los dioses vinieron aquí a aprender y para aumentar su propio desarrollo trabajando con la creatividad, la conciencia y la energía. Algunos tuvieron mucho éxito y aprendieron sus lecciones, mientras que otros cometieron terribles errores.

¿Quiénes eran estos dioses de los tiempos antiguos?

Eran seres capaces de cambiar la realidad y de ordenar a los espíritus de la naturaleza que se inclinarán ante ellos. Los humanos han llamado tradicionalmente Dios a seres que podían hacer cosas que la raza humana no podía. Estos seres pasaron por las sociedades de las antiguas culturas, retratados como criaturas aladas y bolas de luz. El mundo está permeado con pistas, claves y artefactos de lo que fueron estos dioses.

Sin embargo, aquellos que aspiraban a manipular a los humanos construyeron sus propias historias para crear un paradigma que os controlaría. Se os dijo que estos seres eran auténticos dioses, y se os enseñó a venerarlos, obedecerlos y adorarlos.

Este paradigma está a punto de cambiar. La verdad saldrá a la luz, una verdad que cambiará por completo vuestra visión del mundo. Las reverberaciones del «shock» se moverán por todo el planeta.

Los dioses creadores que han estado gobernando este planeta tienen la habilidad de adquirir forma física aunque, por lo general, existen en otras dimensiones. Mantienen a la Tierra en una cierta frecuencia de vibración mientras crean el trauma emocional que necesitan para su nutrición. Hay seres que honran la vida por encima de todo, pero también hay seres que no honran la vida y que no comprenden su conexión con ella. La consciencia alimenta a la consciencia. Os resulta difícil entender este concepto porque vosotros os alimentáis con comida.

Todo alimento tiene consciencia en algún punto de su desarrollo, aunque lo frías, lo hiervas o lo recojas de tu jardín; lo ingieres para nutrirte. Vuestras emociones son alimento para otros. Cuando se os controla para que creéis destrucción e inquietud, estáis creando una frecuencia de vibración que apoya la existencia de estos otros seres porque es así como se nutren.

Hay quienes viven de la frecuencia del amor, y están interesados en restablecer el alimento del amor en este planeta. Les gustaría llevar este universo a la frecuencia del amor para que tenga la oportunidad de salir y sembrar otros mundos. Representáis al grupo que reniega de luz y habéis aceptado regresar al planeta.

Tenéis una misión. Venís a estos cuerpos físicos y los controláis, y os proponéis, mediante el poder de vuestra identidad espiritual, cambiar vuestro cuerpo físico. Todos vosotros seleccionasteis cuidadosamente las líneas genéticas que más os convenían. Cada uno de vosotros escogió una historia genética a través de la cual han entrado miembros de la Familia de la Luz.

Cuando los seres humanos existían en su dominio legítimo y podían comprender muchas realidades, poseían la habilidad de ser multidimensionales, de ser iguales a los dioses. Estáis empezando a despertar esta identidad en vuestro interior. Los dioses invadieron esta realidad. Así como en vuestra realidad existen quienes llegan y toman posesión de un negocio quizá porque hay abundancia de fondos de pensión, de la misma manera en aquella época había una gran abundancia de fondos en este planeta.

Os volvieron a ordenar genéticamente para que creyerais que eran dioses con D mayúscula.

Fue entonces cuando la Familia de la Luz fue dispersada del planeta y el equipo de la oscuridad, que operaba con ignorancia, llegó. Vuestros cuerpos llevan miedo y el recuerdo de haber luchado por la sabiduría que esos dioses representaban y que os fue arrebata da. Los dioses que hicieron esto son unas magníficas criaturas del espacio. Pueden hacer todo tipo de manipulaciones y trabajar con realidades de muchas formas diferentes. Los humanos, por ignorancia, llaman Dios con D mayúscula a estos seres del espacio.

Dios con D mayúscula nunca ha visitado este planeta como entidad. Dios con D mayúscula está en todas las cosas. Vosotros sólo habéis tratado con dioses con d minúscula que han querido ser adorados y han intentado confundiros. Ellos ven a la Tierra como un principado, un lugar que poseen en los límites de este universo de libre albedrío.

Antes de la invasión, poseíais grandes habilidades. El ejemplo biogenético original del humano poseía una increíble información, era interdimensional y podía hacer muchas cosas. Cuando estos dioses creadores invadieron, se encontraron con que la especie local sabía demasiado. La especie local poseía habilidades que eran demasiado parecidas a las de aquellos que se hacían pasar por Dios.

Una manipulación biogenética tuvo lugar y hubo mucha destrucción. Se trajeron versiones experimentales de la especie al planeta, y la base de datos fue dispersada, pero no destruida. En una época, vuestro ADN estuvo intacto. Era como una hermosa biblioteca donde la información estaba toda catalogada y se podía encontrar cualquier cosa en un instante.

Cuando tuvo lugar una alteración biogenética para desconectar la información, fue como si alguien hubiera escondido el sistema de referencias y hubiera sacado todos los libros de las estanterías y los hubiera apilado en el suelo, para crear desorden. Así fue como vuestro ADN fue dispersado y mezclado por los invasores hace mucho tiempo.

Ahora os estamos contando una historia; definitivamente existe una historia. Cuando hablamos no nos dirigimos a vuestra mente lógica sino a vuestros bancos de memoria, para que podáis recordar haber participado en esta historia. De esta forma, empezaréis a comprender lo que ha sucedido y quiénes sois en este proceso.

Toda la información genética fue dispersada; fue desordenada, pero la dejaron dentro de las células. La única información que quedó para que pudierais jugar y para que pudierais funcionar fue la doble hélice. Gran parte de la base de datos a lo largo de la doble hélice fue cerrada, de manera que empezasteis a trabajar con muy poca información. Erais muy fáciles de manipular y controlar por muchos aspectos de la consciencia que se hacían pasar por Dios con D mayúscula.

Ciertas entidades tomaron a la especie existente, que era en verdad una especie gloriosa, y la transformaron para su propio beneficio, sus propias necesidades. Desorganizaron la frecuencia de información dentro de los seres humanos, cambiaron el ADN y os dieron la doble hélice para que permanecierais en la ignorancia.

Vuestra frecuencia de acceso fue cerrada con el fin de que no pudierais hacer girar el dial de vuestra propia radio. Estos dioses creadores se dispusieron a alterar el ADN dentro del cuerpo humano: la inteligencia, el anteproyecto, el código. Si el código no tiene dónde operar, no puede lanzarse a la existencia ni expresarse. Si os encierran en una habitación pequeña y no se os proporciona un sitio donde crecer, no podéis expresaros. Durante estos últimos miles de años, vuestro código ha sido forzado a entrar en un ADN muy limitado.

Uno de los aspectos más emocionantes de estar en ‘ la Tierra en estos momentos es que se está llevando a cabo una reorganización del ADN. Están llegando rayos cósmicos al planeta para que el cambio sea difundido y tenga lugar una reordenación dentro del cuerpo. La información diseminada que contiene la historia y la consciencia de la Biblioteca Viviente se está alineando en estos momentos.

El ADN está evolucionando. Se están formando nuevas hélices o hebras a medida que los filamentos con codificación de luz se van agrupando. La información diseminada se está reuniendo en vuestros cuerpos por medio de energías electromagnéticas del Creador Principal. Estamos aquí para supervisar el proceso, para ofrecer asistencia y también para evolucionar con vosotros.

A medida que esta reordenación y reunificación vayan produciéndose, iréis creando un sistema nervioso más evolucionado que tendrá capacidad de albergar más información en vuestra consciencia. Despertaréis muchas células del cerebro que han estado dormidas, y llegaréis a utilizar todo vuestro cuerpo físico en lugar del pequeño porcentaje con el que habéis estado funcionando hasta ahora.

Este cambio, esta consciencia, está afectando a todos los rincones del planeta. Aquellos de vosotros que sois Guardianes de la Luz y que queréis cambiar esta realidad por completo y aportar nuevas opciones, estáis anclando la frecuencia. Si no es anclada y comprendida podría crear caos. Creará caos. Por eso tenéis que echar raíces.

El caos, cuando es utilizado de la forma apropiada, provoca un estado de reorganización. El tiempo se está colapsando y la energía está creciendo. Habéis venido a usar esa energía antes que nada. Abriréis caminos de consciencia a medida que la energía vaya entrando en vuestro cuerpo. Esta energía ayudará a los otros, para que no tengan que pasar por lo que vosotros habéis pasado.

Muchas personas empezarán a sentir esta energía sin haber recibido ninguna preparación. Estáis recibiendo luz, datos e información, y al hacerlo creáis nuevos caminos que serán explorados por la consciencia, sin decir una palabra.

Los nuevos caminos de consciencia crean nuevas realidades, nuevas opciones, y nuevas formas de ser y de vivir. Es por esta razón que el colapso de vuestra sociedad es inevitable: no contiene luz; no contiene posibilidades multidimensionales; os tiene limitados y estáis cansados de todo eso. Los dioses creadores son seres del espacio que poseen su propio hogar en el espacio.

También están evolucionando. Hay quienes quisieran echarlos del «club de los dioses creadores» porque consideran que no valoran la vida que crean. Antes de que tomaran posesión hace aproximadamente 300.000 años, muchos de los miembros del equipo original trabajaron aquí para traer información y crear este vasto centro de información que había de ser utilizado para conectar muchos sistemas galácticos.

Luego hubo una gran guerra entre los dioses creadores, y los seres del espacio cuyas historias están en los antiguos manuscritos de este planeta, ganaron la batalla. Llegaron aquí porque tenían sus propias razones para querer este lugar. En este universo del Creador Principal, todo está permitido. Como todo está permitido, se aprenden muchas lecciones. Algunos de estos dioses creadores se casaron y unieron sus líneas, de la misma manera que en el continente europeo muchos monarcas y familias reales se han casado y han unido sus reinos.

Los dioses creadores mezclaban una estirpe con otra para ver qué podían crear. No olvidéis que tenían conocimientos de genética y que todo fue creado mediante la manifestación y el uso de la fuerza de la vida y comprendiendo el funcionamiento de dicha fuerza. En estos momentos, la inmensidad de este proyecto está más allá de vuestra comprensión.

¿Quiénes son estos seres que llegaron e hicieron a un lado los planes originales para la Tierra? ¿Quiénes son estos seres espaciales a los que a veces llamamos los Camisetas Oscuras?

Sed amables cuando habléis de las fuerzas de la oscuridad. No habléis de ellos como si fueran malos. Tenéis que comprender, simplemente, que no están informados, y crean sistemas porque imaginan que es así como deben operar. Lucharon en una época y se apartaron a sí mismos del conocimiento, de manera que ahora se aferran desesperadamente al poco conocimiento que poseen y a la vida tal como la conocen. Es una vida basada en el miedo, una vida que no respeta otras vidas, una vida que utiliza a otras vidas.

¿Quiénes son estos seres? Son los reptiles.

Estos seres del espacio son parte humanos y parte reptiles. Los llamamos Lagartis porque nos gusta aligerar las cosas y darles un toque de humor para que no os lo toméis demasiado en serio y que no os afecte. No estamos aquí para asustaros, estamos aquí para informaros. Todo esto ya lo sabéis en vuestro interior y, a medida que os vayáis abriendo a la historia de lo que sois, algunos de vosotros tendréis acceso a recuerdos reptiles.

Es una ilusión creer que siempre os encamáis como seres humanos. Os encamáis para experimentar la creación, para reunir información sobre la creación y para comprenderla colectivamente. En definitiva, no tenéis un solo tipo de experiencia. Sería como cenar en el mismo restaurante durante toda vuestra vida y decir: «Sé todo lo que hay que saber sobre la comida». Es una tontería. Ampliad vuestras fronteras y daos cuenta de que tenéis que experimentar muchas cosas. Hay esplendor en toda forma de vida.

Los dioses creadores toman muchas formas y no todos son Lagartis. Existen dioses creadores con forma de insecto. A los Pleyadianos se nos asocia con los dioses creadores con forma de ave y de reptil. Hubo quienes llegaron del espacio y trabajaron con la energía de las aves en muchas culturas diferentes. Si observáis los dibujos de las antiguas culturas de Egipto, América del Sur y América del Norte, veréis signos de aves y reptiles.

En una época, las aves y los reptiles trabajaron juntos, y en otras épocas lucharon. A medida que seáis capaces de abarcar más, la historia irá creciendo. Empezaréis a recordar vuestra historia.

Los dioses creadores están muy conectados a vosotros. Cuando decidís ser padres, aceptáis aprender de vuestros hijos, ser responsables de su bienestar y enseñarles a ser responsables de sí mismos. Lo mismo sucede con los dioses creadores. Al veros crecer, aprenden sobre la vida; aprenden de lo que crean; digamos que están aprendiendo a ser unos buenos padres.

Algunos dioses creadores crearon vida simplemente para que cuidara de ellos o para que atendiera a sus necesidades. Se han alimentado de vuestras emociones. Uno de los grandes secretos que se os ha ocultado como especie es la riqueza que acompaña a la emoción. Se os ha mantenido alejados de la exploración de las emociones porque a través de ellas podéis comprender muchas cosas. Vuestras emociones os conectan con el cuerpo espiritual. El cuerpo espiritual, por supuesto, no es físico y existe en la esfera multi-dimensional.

La gama de modulación de frecuencia ha sido cambiada y las energías de fuera están trabajando para alterar el planeta. Estas energías os necesitan. No pueden alterar el planeta desde fuera —el planeta debe ser alterado desde dentro—. Las energías simplemente hacen entrar rayos cósmicos que penetran en vuestro cuerpo y crean un salto evolutivo dentro de él. Una vez que hayáis comprendido el uso correcto de las emociones y empecéis a controlar vuestra propia frecuencia, seréis capaces de emitir estos rayos.

Entonces, ya no alimentaréis la frecuencia del miedo en este plano de la existencia. A medida que la frecuencia del miedo empiece a disminuir en este planeta, muchas actividades serán promulgadas para provocar un incremento del miedo, porque aquellos que viven de la frecuencia del temor empezarán a perder su fuente de nutrición, su alimento.

Harán un intento de reinstaurar esa frecuencia antes de cambiar su nutrición a la nueva frecuencia del amor. Los Lagartis han colocado en la Tierra aparatos que emiten y aumentan la agitación en este planeta. Esta agitación les es enviada y, de alguna manera, los sostiene.

Para poder llegar a un planeta, es necesario tener un portal o un camino por donde entrar. Podríais volar hacia el espacio, a Júpiter, por ejemplo, pero si no encontráis el portal que os permite entrar en el marco de tiempo de existencia del planeta, podríais aterrizar en un sitio de aspecto desolado y sin vida. Los portales os permiten entrar en una dimensión del planeta en la que hay vida.

Los portales conducen a los pasillos del tiempo y sirven como zonas de experiencia multidimensional. Ha habido muchos portales en la Tierra que han permitido que diferentes especies, dioses creadores del espacio, se inserten. En la actualidad existe una lucha por un enorme portal: el portal de Oriente Medio. Si retrocedéis en la historia de la Tierra, reconoceréis que muchos dramas de la religión y la civilización han sido introducidos por ese portal. Es un portal enorme, con un radio de aproximadamente mil millas.

Es por esta razón que hay tanta actividad en Oriente Medio. Es el portal que utilizan los Lagartis.

Hasta cierto punto, los Lagartis han controlado este portal. Han utilizado este área para crear bases y cavernas subterráneas desde donde operan. La antigua civilización de Mesopotamia, situada entre el Eufrates y el Tigris, era una colonia del espacio en la que fue introducida una cierta civilización. Kuwait está situada en la boca de este territorio. Éste es un portal que implica la manipulación de la población humana para atender a las necesidades de otros. Dentro de la población de Lagartis, hay quienes son benévolos y quienes son malévolos.

¿Por qué os estamos contando todo esto? ¿Por qué necesitáis saberlo?

Necesitáis saberlo porque la realidad de los Lagartis está regresando y fundiéndose con vuestra dimensión. Parte de vuestro salto evolutivo en la consciencia consiste no sólo en entrar en la onda del amor y la luz y comer helados cada día. Tenéis que comprender la complejidad de la realidad, todas las formas de realidad que existen y cómo todas ellas son vosotros. Tenéis que estar en paz con ellas y fundiros con ellas para crear una implosión en vuestras almas. De esta forma, podéis regresar al Creador Principal.

Os enfrentaréis con muchas oportunidades de juzgar muchas cosas y clasificarlas como malas. Pero, cuando juzgáis y clasificáis, no estáis experimentando y sintiendo las nuevas realidades. Recordad siempre que ésta es una zona de libre albedrío y que hay un Plan Divino, que será el último plan, la última carta que jugar. Todos tenéis que recordar que esta carta será un as. La naturaleza del drama en este planeta es bastante interesante.

Siempre que hay una modulación de frecuencia de un sistema existente, hay un cierto magnetismo que sale de dicho sistema. Este magnetismo atrae toda energía que haya estado involucrada alguna vez en dicho sistema, para que tome parte en la evolución o el proceso. Estáis magnetizando todo aquello que experimentasteis alguna vez, para poder sentir todo lo que necesitáis sentir.

Los dioses creadores de la antigüedad están regresando a esta época porque ése es el Plan Divino. Ellos deben participar en él y comprender que sus frecuencias van a ser cambiadas. Se están resistiendo a esto, al igual que muchos seres humanos. Sin embargo, crean sus propias realidades. Estos dioses creadores de los últimos 300.000 años han olvidado quién los creó. Han olvidado a sus dioses.

Como miembros de la Familia de la Luz, vosotros no habéis olvidado. Vuestra tarea es la comprensión: hacer llegar al planeta la comprensión que estabilizará la energía y generará el poder de crear. En este planeta se subestima la luz, y estos dioses creadores os subestiman a vosotros. En su propia brillantez, tienen sus puntos oscuros. Están tan enamorados del poder, que luchan entre ellos.

Los dioses creadores renunciaron a una porción de sí mismos y se durmieron en sus laureles, enamorados de su propio proyecto. Estáis relacionados a estos seres porque sois extensiones o fuerzas operativas de ellos. Estáis aquí para influir en la realidad, no sólo desde fuera, sino también desde dentro. Esto es lo que intentáis recordar.

Los dioses creadores están regresando a invadiros otra vez porque no quieren morir de inanición. Entienden que se está llevando a cabo una «destrucción de sistemas» a través vuestro, de manera que están aquí para crear más destrucción y miedo, para luchar otra vez por este territorio. Su fuente de alimentación es importante para ellos. Están perdiendo el control del planeta, así que están regresando a su portal principal en Oriente Medio, donde tienen su madriguera bajo tierra, para crear miedo y caos.

Los Planificadores Originales desean que vuelva a haber libertad de elección en cuanto a las frecuencias en este planeta.

Los dioses que han estado al mando durante este último período de la evolución utilizan la modulación de frecuencias y no permiten la libertad de elección. Al daros una imagen falsa de la realidad de todas las maneras posibles, os están quitando energía psíquica. No estamos diciendo que estos dioses sean malos. Nos limitamos a informaros de los acontecimientos que están teniendo lugar y de la forma tan inocente en que os habéis involucrado en estos acontecimientos.

No os dais cuenta de que estas situaciones son montajes para que penséis o sintáis de una cierta manera y para haceros vibrar con una cierta consciencia.

Nosotros jugamos a lo mismo. Si os fijáis en lo que hemos hecho, ¿acaso no hemos montado un plan de modulación de frecuencia para vosotros? ¿No os hemos atrapado, seducido, convencido de vuestro libre albedrío para que pudierais escoger vibrar en una cierta frecuencia? Hemos hecho lo mismo que los constructores.

Os convendría, a todos vosotros, abandonar vuestras viejas definiciones de Santa Claus. De la misma manera que descubristeis la verdad acerca de Santa Claus, el Ratoncito Pérez y el Conejo de Pascua, ahora descubriréis que existe un montaje, una historia, una versión idealizada de todas estas energías que habéis adorado como dioses.

La energía predominante en este planeta dispara vuestros sistemas de creencias a su antojo. Dirige un increíble flujo de energía hacia fuera, y esta energía está viva. Se os ha dicho que todos vuestros pensamientos hacen un mundo: son reales —van a alguna parte—. Hay cinco billones de personas pensando en estos momentos. Toda esa cantidad de energía está viva en la Tierra. ¿Cuál es el sentimiento que predomina en esa energía, y qué es lo que esta energía puede ser convencida de exhibir?

No estamos aquí para decir quién tiene razón y quién no la tiene, y quién es quién dentro de la jerarquía. Sólo queremos desbaratar la ilusión, pinchar los globos de lo que se os ha llevado a creer. No queremos decir que esté mal; sólo queremos sugeriros que penséis en grande. Sentid la notable pérdida que tendrá lugar dentro de esta energía cuando más y más de vosotros dejéis de vibrar de acuerdo con este plan.

Pensad en lo que podréis hacer cuando os sobrepongáis a la modulación de frecuencia o a la insistencia de vuestra mente lógica y cuando, impecablemente, os elevéis como Conservadores de Frecuencia. Recordad que la identidad como frecuencia es la suma total de vuestra emisión de vuestros cuerpos físico, mental, emocional y espiritual en forma de pulsaciones electromagnéticas. Cada vez que empezáis a poseer lo que otro ha emitido, y a cultivarlo a vuestro antojo, estáis cambiando la vibración en el planeta.

Como desbaratadores de sistemas, éste es uno de los temas en los que sois profundamente expertos. No queremos desacreditar ni restar importancia a lo que habéis estado usando hasta ahora como herramientas, pero queremos que superéis vuestras antiguas herramientas. Parte de vuestra reverencia y lealtad ha consistido en creer en sistemas que ya no os sirven, y llegará el momento en que cada uno de vosotros irá más allá de los pasos que ahora os guían.

Otra energía será capaz de decir:

«Bueno, cuando los Pleyadianos os mostraron esto, estuvo muy bien. Os llevaron aquí y allá. Ahora nosotros os llevaremos más lejos».

No hay forma de detener la evolución, pues nada de lo que se le ha entregado al planeta representa la verdad última.

Cuando recordéis vuestro pasado reptil, encontraréis que muchos de los personajes influyentes en el sistema patriarcal de la historia, formaban parte de la. familia reptil. Así como no todos los humanos son malos, no todos los reptiles lo son. Forman parte del Creador Principal igual que vosotros, y su semblante y fisiología no es inferior. Los maestros en genética son capaces de adquirir muchas formas diferentes. Es sabido que parte de la dificultad de trabajar con una especie aislada es la conmoción que puede tener lugar ante la completa revelación de la verdad.

Ha habido muchos otros dioses creadores, de los cuales sólo algunos han tenido forma humana. Actualmente, vuestro mayor estado de inquietud o incomodidad lo producen seres del tipo de existencia reptil, por que son los que os resultan más extraños.

Nuestra intención ha sido expandir vuestras ideas acerca de quiénes son vuestros dioses porque esos dioses están regresando a la Tierra. Por eso están pasando tantas cosas en el planeta. Cuando aprendáis a conservar las frecuencias que llegan de los rayos cósmicos creativos, estaréis preparados para conocer a estos dioses. Como ya hemos dicho, algunos de ellos ya están aquí.

Caminan por vuestras calles y participan en vuestras academias, vuestro gobierno y vuestros lugares de trabajo. Están aquí para observar y para dirigir la energía. Algunos vienen para ofrecer asistencia y otros están aquí para aprender y evolucionar. Algunos no tienen muy buenas intenciones.

Tenéis que aprender a discernir las energías extraterrestres. Éste es un universo de libre albedrío, de manera que todas las formas de vida están permitidas aquí. Si una energía intenta asustaros, controlaros o manipularos, no debe interesar trabajar con ella. Podéis escoger con quién queréis trabajar. Que alguien haya desarrollado unas habilidades fantásticas y aparentemente mágicas, no significa necesariamente que sea una entidad espiritualmente evolucionada. Aprended a discernir.

Estáis viviendo en una época importante, en la que la energía está cobrando vida. Todo lo que estáis sintiendo es el resultado de esto y del despertar a vuestras potencialidades escondidas. El viento se agita y os muestra que hay una gran agitación en el aire.

Los dioses están aquí. Vosotros sois esos dioses.

A medida que vayáis despertando a vuestra historia, vuestros antiguos ojos se empezarán a abrir.

Son los ojos de Horus, que no ven a través de los ojos de un ser humano, sino desde el punto de vista de un dios. Ven la conexión y el propósito en todas las cosas, pues los ojos antiguos pueden ver muchas realidades y conectar la imagen completa, la historia completa. Cuando abráis los ojos antiguos que existen en vosotros, no sólo podréis conectar con toda vuestra historia personal, sino que también podréis conectar con la historia planetaria, la historia galáctica y la historia universal.

Entonces, sin lugar a dudas, descubriréis quiénes son vuestros dioses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.