Archivo de la categoría: Licuar las Piedras-ALQUIMIA

domi LA PRESENCIA DEL GREEN MAN EN SANTIAGO DE CHILE (Sergio Fritz Roa)

 

(Fotografía 1.-

Un Hombre Verde en el centro de Santiago de Chile.  Fotografía de Sergio Fritz)

 

Nuestra ciudad aun esconde secretos relacionados con el Hermetismo, los cuales solo se muestran a los ojos del buen observador y conocedor de esta auténtica gnosis espiritual.

 

Podría parecer extraño constatar acá, en el fin del mundo, la presencia del Green Man (Hombre Verde), el que sin embargo se encuentra con tanta fuerza en países como Francia, Alemania, España e Inglaterra  Y, sin embargo, si consideramos la información que proveeremos a continuación podremos comprender que sí tiene lógica y sentido.

 

 

1.- EL HOMBRE VERDE. ESENCIA Y SIMBOLISMO

 

Previamente se exige saber quién es y qué representa el Hombre Verde. Para resumir, es la expresión de la vegetación, de la primavera, de la vida que renace. Su simbolismo es muy rico y nos habla de los ciclos de la naturaleza, especialmente de la explosión del verdor, del surgimiento de las cosas. Se lo representa como una cabeza generalmente masculina ataviada con hojas o en otras ocasiones como un rostro que vomita ramas.

 

El Hombre Verde consta de difusión universal. En la  India se lo conoce como Varuna. En la mitología celta es llamado Cernunnos. Silvano, en la Roma antigua. Dentro del judaísmo la presencia de Elías tiene algunas características que nos recuerdan al Green Man, como por ejemplo la inmortalidad. Es posible que la imagen de Baco (dios no solo del vino sino de la agricultura) como la de Pan se relacione con el Hombre Verde. En efecto, así lo parece demostrar su carácter festivo, su residencia en los lugares boscosos, y la virilidad que se le asocia (no se olvide que verde proviene de la raíz vir, de donde se extraen palabras como virya, viril, etc.). El Hombre Verde es conocido en Francia como “le feuillou” y en Alemania como “der blattqesicht”.

 

(Fotografía 2.

Cernunnos prototipo del Green Man, en el caldero de Gundestrup. Dataría del s.II A.C)

 

En el mundo islámico, donde hallamos muchas representaciones y relatos sobre este ser, es conocido como al-Khadiral-Khezr o al-Khidr (que se traduce como “el Verdeante”, lo que lo asimila de inmediato con el Hombre Verde). Se lo presenta como santo o profeta. Es un maestro y es uno de los pocos inmortales.

 

Al-Khidr es desde una perspectiva esotérica el maestro de los sin maestros. Al ser un afrad es un solitario (lo que precisamente significa aquella palabra árabe). Y es el de mayor rango entre los afrad. El célebre shaykh murciano Ibn Arabi ha referido este carácter,  dejándonos un valioso testimonio de sus encuentros con él. Se cree que cuando no hay posibilidades de encontrar un maestro y si el estudiante está lo bastante avanzado la Providencia, a modo de compensación, le otorga la posibilidad de tener un encuentro con al-Khidr.  Se lo simboliza como un anciano vestido de verde cerca de un manantial, que es la fuente de agua eterna.

 

Cabe destacar el simbolismo polar de al-Khidr. Se lo vincula con la montaña Qaf. Nuestro amigo Alain Santacreu escribió en un brillante trabajo algo que nos parece  iluminador: “Esta semejanza entre Varuna y Khadir es más obvia si se considera que el reino del profeta se sitúa en el extremo norte, es decir en la Tierra del Jabalí («Varâhi » en sánscrito), que es la Tierra de la Tradición Primordial, la Tierra Sagrada Polar. En efecto, la raíz «var», por el nombre del jabalí, se encuentra en las lenguas nórdicas bajo la forma de «bor»; «Varâhi» es entonces «Boreas»”(1).

(Fotografía 3.

Khidr – el verdeante – de la tradición islámica)

 

Fulcanelli al hablarnos sobre “el hombre de los bosques” nos ha escrito acerca de la naturaleza del Green Mandesde una visión alquímica. En “Las moradas filosofales” lo describe como un loco, un peregrino y algo que nos permite relacionarlo con al-Khidr: “Es él, ese licencioso, quien representa para nosotros el miste antiguo  (del griego Muδτηζ, jefe de los iniciados)” (2).

 

Y más abajo: “Pues el loco, emblema humanizado de los hijos de Hermes, evoca aún el mercurio mismo, única y propia materia de los sabios” (3).

 

Para terminar, digamos que en un contexto cristiano también hallamos símiles, especialmente en la figura de San Jorge y otros santos. Entre ellos, uno que guarda plena relación con nuestra ciudad y del cual poco se ha investigado: Santiago el Verde. Pronto hablaremos de él.

 

 

2.-  LA CIUDAD DE SANTIAGO Y EL HOMBRE VERDE. NOMBRE Y RELACIONES SUTILES.

 

Sabido es que el nombre original de la capital chilena es Santiago del Nuevo Extremo. Se trata de un homenaje dado por los conquistadores españoles a Santiago Apóstol, a quien se creyó ver espantando en batalla a los indios.

 

El nombre Santiago tiene un sentido esotérico. Su origen sería San Yago o San “Jacques”. Yago, Yug, Jacques…. No olvidemos que Yug era una divinidad céltica que tuvo presencia en Francia  y España. El camino de Santiago que recorren los fervorosos católicos no sería otra cosa que una peregrinación a lugares de clara significación pre-cristiana. Y a propósito de  peregrinación, no se olvide que según la leyenda, Santiago habría sido un gran viajero, pues habría ido de la vieja Palestina a España. Y curiosamente uno de los apodos de Mercurio es peregrino. Khidr es por su parte el caminante por antonomasia en el mundo islámico. De allí  que se le considere el patrón de los viajeros. Por otro lado, es Santiago de Compostela -el lugar de término del peregrinaje-, donde se encuentra más cantidad de representaciones del Hombre Verde, especialmente en su catedral, lo cual nos permite relacionar otra vez el simbolismo de Santiago con el Hombre Verde (4).

 

Ya insinuamos que el culto de Santiago el Verde no es más que una manera de pervivencia en tierras hispánicas del Hombre Verde. Desarrollemos ahora la idea. En efecto, Santiago el Verde tiene por festividad el día primero  de mayo, lo cual nos recuerda las celebraciones paganas originadas este mes.

 

Lope de Vega en su comedia “Santiago el Verde” registra este culto:

 

 

“¡Oh, mayo! Una hermosa maya

Vaya sin vaya conmigo,

Quién dice que este no es

Santiago el Verde y sus flores,

No tengo dicha en amores,

Cuéstele mucho interés

Y no de arrayán alegre”

 

El verde, la belleza, la mujer, la vegetación, el amor y la alegría son palabras que se relacionarían con la fiesta de Santiago el Verde y el mes de mayo.

 

La celebración del primero de mayo (5) se efectuó en Madrid muy especialmente durante los siglos XVI y XVII. Se realizaba una peregrinación donde había comida, bailes, cantos hasta el amanecer y donde se daba la ocasión de encuentros amorosos. Las mujeres iban bellamente vestidas y portaban flores. Era la fiesta de la primavera, la cual se celebrará en Chile y que hacia el primer centenario de la República adquiere popularidad gracias a los esfuerzos de la Universidad de Chile y su Federación de Estudiantes y que se propagó por todo el país (véanse las interesantes fotografías de la fiesta de la primavera en la ciudad de Los Andes incluidas en este video:

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=6FCWlkApsD4[/youtube]

 

“En la mentalidad popular española, mayo es concebido como el mes del esplendor de la vegetación, de las fiestas y del amor, que en su transcurso se unen, se confunden y se complementan intercambiando sus atribuciones, así los vegetales se transmutan en símbolos amorosos y los amores pasan a ser símbolos de esplendor vegetal. En las distintas regiones de España se celebran fiestas que representan este mes a través de distintas figuras, ligadas sin embargo entre sí por la denominación común de «mayo»: un árbol, un pelele, un chico vestido de flores, y una muchacha también llamada la «maya», rodeada de otras muchas jóvenes. El carácter doble de las fiestas de mayo lo manifiesta la costumbre de que los novios adornen las casas de sus novias con ramos y flores y en las bodas simbólicas que tienen lugar entre los denominados «mayos» y «mayas»”(6). Maya es también la mujer joven o incluso niña que en esta festividad es vestida de novia para recibir dinero de los que asisten a la romería.

 

(Fotografía 4.

Interesante representación del Hombre Verde. Compárese con el chileno, de la fotografía 5)

 

Desde una perspectiva alquímica mayo es el mes donde se recoge el rocío, que para algunos es el componente de  una sal y para otros un disolvente. Más allá de ambas posturas, el rocío es uno de los recipientes naturales delSpiritus Mundi (Espíritu del Mundo) y que consiste en una sustancia celestial que en su bajada a nuestro mundo se ha ido enriqueciendo con la fuerza de fenómenos atmosféricos y astrológicosPero, además, no olvidemos que la mitología nos enseña que  Maya es la madre de Hermes o Mercurio. Por tanto, es en mayo donde deben empezar los trabajos tendientes a la obtención del mercurio filosofal, toda vez que en esa época la vida está surgiendo con fuerza imbatible.

 

Así, para resumir podemos hallar algunas interesantes relaciones entre la capital chilena y el culto al Hombre Verde:

 

a1)    El Hombre Verde es Santiago el Verde. Y el nombre de nuestra ciudad es Santiago.

b2)    Santiago apóstol fue homenajeado en Chile y la capital fue nombrada Santiago en su honor.

c3) La peregrinación a Santiago de Compostela finaliza en la catedral de dicha ciudad. Allí podemos encontrar gran cantidad de representaciones del Hombre Verde.

d4)  Mayo es el mes que da inicio a la primavera en el hemisferio norte. En Chile esto se realizaba lógicamente en la primavera del hemisferio sur, a través de la fiesta de la primavera. En Santiago de Chile ha existido la fiesta de la primavera, que nos vincula así con las antiguas festividades paganas de renacimiento y simbolismo vegetal, materias vinculadas con el Green Man.

e5)  En el mes de mayo hasta hoy día es celebrada la peregrinación o festividad del Cristo de Mayo, con motivo del terremoto del 13 de ese mes de 1647, que arruinó prácticamente a toda la ciudad y por tanto al templo  de San Agustín, incluso el techo y los muros, salvándose una imagen de Jesús crucificado realizada por el fray Pedro de Figueroa,..

6)   Aun cuando hoy quedan pocas, el Hombre Verde ha tenido interesantes representaciones en la arquitectura santiaguina.

 

Y es acerca de este último punto que deseamos escribir a continuación.

 

3.- REPRESENTACIONES DEL HOMBRE VERDE EN LA CAPITAL DE CHILE

 

La espantosa destrucción del patrimonio arquitectónico llevada a cabo las últimas décadas, los terremotos  y los incendios nos han privado no solo de contemplar edificios con estilos de notable belleza e historia sino que además de poder contar con mayores elementos que nos acerquen a la influencia del saber hermético en nuestra ciudad.

 

¿Cómo no recordar por ejemplo el retablo que se hallaba en el frontispicio del inmueble destruido para levantar un edificio y que estaba en la esquina de calle Franklin con Gran Avenida José Miguel Carrera, que mostraba un exquisito simbolismo referido a la extracción del rocío, material tan caro para la elaboración de una de las sales en la Gran Obra? O, ¿cómo no lamentar los innumerables deterioros que ha sufrido la Casa de los Diez, ubicada en calle Santa Rosa y próxima a la Alameda Bernardo O´Higgins, verdadera morada filosofal?

Por tanto, no es de extrañar que muchos materiales idóneos que pudieran demostrar mejor nuestra tesis hoy se hayan perdido para siempre.

 

A pesar de ello, algo hemos podido recopilar y fotografiar desde fines de los años 90.

 

En primer lugar en Almirante Barroso 260 hallamos uno de los más interesantes Hombres Verdes santiaguinos. Su rostro es de un hombre de edad, barbudo y con bigotes. Posee hojas como cabellera, pero aquéllas son tan particulares que también parecen cuernos, teniendo uno de ellos la forma de un hipocampo. Es ciertamente Cernunnos y Bafomet. Tiene a modo de corona 5 cabellos levantados y sobre estos un objeto que no es fácil de reconocer pero que parece poseer ruedas y ser algo para hilar, amasar o arar.  El rostro es sereno y muestra dignidad.

 

(Fotografía 5.

El Hombre Verde de Almirante Barroso 260. Fotografía de Sergio Fritz)

(Comparación del  Hombre Verde de Almirante Barroso 260 y uno europeo. Además del aspecto floral, nótese el parecido especialmente en lo que son las barbas, el tipo de orejas, lo que sería la corona y el rostro)

 

En la misma calle y a poca distancia se encuentra otro Hombre Verde. Nos referimos al de la casa ubicada en Almirante Barroso 250. Es este un rostro algo angelical, poco nítido, tal vez infantil. Mientras el anterior mira directamente, esté observa hacia lo alto. Rodeado el rostro por lo que serían ramas inmensas no contiene mayor simbolismo.

 

 

 

(Fotografía 6.

Hombre Verde ubicado en  Almirante Barroso 250. Fotografía de Sergio Fritz)

 

En calle Santo Domingo hay una gran casa, que comprende dos números: 1688 y 1690. Entre otras curiosidades arquitectónicas se encuentra un Hombre Verde… ¿o tal vez una Mujer Verde? Está repleta de hojas y su forma nos recuerda bastante a otros Green Mans que se hallan en Europa, por lo cual no es una figura tan original como sí lo es la primera que hemos estudiado. De todas maneras, expresa muy bien lo que es un Hombre Verde: simbolismo floral y abundancia vegetal.

 

 

 

 

(Fotografía 7. El Hombre Verde de calle Santo Domingo.

 Fotografía de Sergio Fritz)

 

(Fotografía 8. El Hombre Verde de calle Santo Domingo. Acercamiento.

Fotografía de Sergio Fritz)

 

 

4.- TÉRMINO DEL RECORRIDO

Aunque tal vez este artículo sea solo una aproximación al estudio de la presencia del Green Man en la capital chilena, esperamos con ella dar inicio a la vez que  incentivar el análisis de un rico símbolo. También es nuestro deseo propender con trabajos como el que se ha leído a los estudios esotéricos, especialmente del  patrimonio nacional y relacionarlos con lo universal. Pues es Hombre Verde no es privativo de una región del mundo ni de una tradición espiritual particular. La abundancia, la vida y  la naturaleza deben ser valores planetarios.

http://santiagohermetico.blogspot.com.es/

domi Alquimia: simbología

simb_alquimia

La alquimia, al ser la precursora directa de la química y en gran medida la que ayudó al desarrollo no sólo de esta ciencia, sino de la humanidad misma. Al igual que actualmente la química esta llena de símbolos que hacen posible su entendimiento, la alquimia utilizó un sinnúmero de símbolos que pretendían explicar en forma resumida su razón de ser.

Símbolos alquimia
Un tema por demás apasionante y complejo, aunque resulte casi imposible enumerar en un sólo artículo todos los símbolos utilizados en una práctica con tal desarrollo, en este post pretendemos presentar algunos de los símbolos más utilizados de este saber:

El águila
En la alquimia, el águila simbolizaba la volatilización cuando se le representaba devorando a un león, este simbolismo está estrechamente relacionado con Ave Fénix que renacía de sus propias cenizas.

El círculo o la circunferencia
Al no tener principio ni fin, fue símbolo de la eternidad, de la armonía universal y también de la unidad de la materia. Éste, junto con el cuadrado, son los símbolos más antiguos; los egipcios lo utilizaban para representar todas las ciencias. Con el transcurrir del tiempo y a la llegada del cristianismo, el círculo, al ser en un principio, símbolo de la eternidad, terminó siendo el signo de Dios.

El círculo cruzado por una línea horizontal, representa a la sal, en donde se suponía debía combinarse el azufre y el mercurio.

Cuando el círculo tiene en la parte superior una media luna y en la parte posterior una cruz, entonces estamos hablando del símbolo del mercurio

El cuadrado
El cuadrado ha representado, incluso antes de la llegada de la alquimia, al mundo y la naturaleza, representa al número 4, que a su vez representa cada uno de los cuatro elementos terrestres, es decir, aire, agua, fuego y tierra.

El dragón
El dragón tenía para la alquimia una multitud de símbolos, por ejemplo, la expresión “matar al dragón” significaba reducir los metales a una condición no metálica para que así pudiera asumir una nueva alma. El dragón alado simbolizaba al mercurio, mientras que un dragón sin alas representaba al azufre. Un dragón de fuego, era el fuego mismo y un dragón verde, significaba agua.

El esqueleto
Como es de esperar, el esqueleto simboliza a la muerte y la destrucción, la alquimia lo tomo para representar la putrefacción de la materia, es decir, la separación de sus elementos.

Júpiter
Llamado también Iupiter simbolizaba al estaño.

El sol
Representaba al oro, la quintaesencia de todos los metales, el fin mismo de la alquimia e incluso el elixir de la vida, la piedra filosofal, la Gran Obra.

La luna
Por su parte, la luna representaba el principio volátil de la Gran Obra, es decir, la plata. Una luna compacta, simbolizaba al oro blanco.

El Fuego o el Rey León
Ambos simbolizaban el azufre, un elemento indispensable para conseguir la sublimación de la Gran Obra.

El triángulo En la magia y la alquimia, simboliza al número 3, que a su vez, representan los tres principios: azufre, mercurio y sal, elementos para conseguir la Gran Obra. Si es un triángulo apuntando hacia arriba, representa al fuego; cuando apunta hacia abajo, representa al agua; si se le presenta apuntando hacia arriba y con una línea que lo divide, representa el viento; por último, si se le presenta apuntando hacia abajo y con una línea que lo divide, simboliza la tierra.

Un triángulo apuntando hacia arriba con una cruz debajo, representa el azufre. Además, el triángulo ha simbolizado desde los tiempos más remotos, al ser femenino.

La serpiente
Símbolo que representaba lo femenino. Aparecía en el caduceo de Hermes Trimegisto y actualmente forma parte del Báculo de Esculapio, que es el símbolo de la Medicina.

El Perro
Si se hablaba de Perro de Armenia, simbolizaba al azufre; cuando se mencionaba al Perro de Corasceno, simboliza el polvo mercurial.

http://lascosasquenuncaexistieron.com/2011/07/17/alquimia-simbologia/

domi ¿Quién fue Paracelso?

paracelso

Paracelso es el médico, alquimista y astrólogo más célebre de todos los tiempos, relacionado con la alquimia, con el saber hermético, con la creación del homúnculo, con la búsqueda de la Piedra Filosofal y un etcétera muy amplio que muy pronto le hizo ganar fama y envidias entre sus colegas.

Nació en Suiza en 1493, su verdadero nombre fueTheophrastus Bombast von Hohenheim; sin embargo, se llamó a sí mismo Paracelso que en latín significa “superior a Celso” haciendo referencia a un médico romano del siglo I de nuestra era. Creía en el concepto griego de los 4 elementos (agua, tierra, aire y fuego) y como tal, entre sus excentricidades encontramos que creía en la existencia de seres fantásticos y a cada uno de ellos correspondía un elemento: a los gnomoscorrespondía la tierra; a las nereidas el agua; a los silfos el aire y a las salamandras el fuego. También creía que el cosmos giraba en torno a tres sustancias espirituales: el mercurio, el sulfuro y la sal que de alguna manera definían la identidad humana: el sulfuro representaba al alma, la sal al cuerpo y el mercurio el espíritu.

En el campo de la alquimia, se decía que Paracelso fue el primero que logró transmutar el plomo en oro a través de métodos alquímicos. También pronto se hizo famoso al afirmar que había logrado crear un homúnculo, es decir un “hombrecillo” creado artificialmente por medio de la alquimia, mientras intentaba encontrar la piedra filosofal. Era además afin a lafilosofía hermética y todos sus estudios estaban relacionados con el saber hermético.

Como médico hizo grandes contribuciones a la disciplina siendo el primero en utilizar químicos y minerales, por ejemplo, a Paracelso debemos el Láudano que era utilizado en aquel entonces para reducir los dolores; además combinaba todos estos conocimientos con su visión hermética del mundo: mencionaba que el bienestar emocional redundaba en el bienestar físico, esta idea no es desconocida en el siglo XXI pero en pleno siglo XVI resultaba una completa locura hablar en estos términos, así que podemos afirmar que Paracelso fue todo un visionario que se adelantó por mucho a su tiempo.

Muchos misterios rodean su nombre, se dice que el fue el verdadero fundador de la Orden de los Rosacruces y que Cristian Rosacruz no era más que un pseudónimo para ocultar la verdadera identidad de Paracelso al frente de dicha sociedad.

http://lascosasquenuncaexistieron.com/2011/04/06/quien-fue-paracelso/

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=hzlG5MQvOVA&feature=em-subs_digest-vrecs[/youtube]

TUTORIALES SOBRE CONSTRUCCIÓN DE PIRÁMIDES.

La alquimia forma parte del conocimiento antiguo que ha ido pasando a través de las sociedades secretas hasta nuestros días, lo veíamos en el post Melocoton de piedra de Sant Cugat

Ahora tenemos unos videos que servirían para enseñar en las escuelas o para formar a los guías turísticos de Egipto, sobre cómo se hicieron de verdad las pirámides.

Evidentemente la ciencia infusa no vino sola, fue una transmisión desde una civilización mucho más antigua que la egipcia.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=1mq7cBMr65U&feature=related]

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=G9w3Qvux6fU&feature=related]

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=HkKRVQ8ZdgQ&feature=player_embedded]

Melocoton de piedra de Sant Cugat

En la restauración del monasterio de Sant Cugat del Vallés se encontró fortuitamente en una urna y escondido en un muro… una reproducción perfecta de marmol de un melocotón.

Dada la increible perfección que mostraba y tras analizar con escáneres y analisis químicos ese objeto medieval se descubrió que el melocotón de marmol tiene tres capas perfectamente diferenciadas, con pulpa hueso y piel y a parte de eso el marmol poseia vitaminasy minerales en las proporciones en las que naturalmente se encuentran en un melocotón.

Está claro que  un melocotón normal, fue sometido a un proceso de alquimia que lo convirtió en piedra. Esto demostraría como el conocimiento antiguo, (recordemos que los antiguos trasnaformaban la piedra en un líquido y luego de nuevo en piedra, lo vimos en el post  LICUAR LAS GRANDES ROCAS). Este proceso fué el utilizado para construir los monumentos antiguos como las pirámides.

Es una prueba más, de como el conocimiento antiguo se transmite mediante las sectas secretas.

«El “melocotón alquímico”, cristalizado en piedra, conservado en el Museo Arqueológico de Barcelona. Fue encontrado en 1972 escondido en una hornacina del monasterio de Sant Cugat, en Barcelona. Actualmente está guardado en una cámara acorazada.

Tanto el catarismo como la alquimia se practicaban en Catalunya. Cerca de Flix, en Tarragona, se han hallado lugares de culto cátaro, datados hacia finales del siglo XV. Montserrat y el monasterio de Sant Cugat del Vallès eran academias alquímicas. En la Biblioteca de Montserrat se conservan algunos incunables de contenido alquímico.

Leonardo visito varias veces Cataluña ¿Por qué fue Leonardo a Catalunya? Por tres razones: por el encargo que el monasterio de Montserrat le hiciera de pintar su San Jerónimo (así como alguna virgen; tal vez su Virgen del Gato, hoy perdida); por su condición de practicante del culto cátaro, vivo en sus días tanto en Italia como en Catalunya, y por su afición a la Alquimia. A este respecto, Julio II, abad de Montserrat por esos años, es conocido como Papa Alquimista.

LICUAR LAS GRANDES ROCAS

Gigantescas moles de piedra encajadas como las piezas de un colosal puzzle, enormes bloques de granito moldeados como si fuesen de barro, cientos de toneladas de piedra enigmática inexplicablemente transportados, esculpidos y encajados en distantes yacimientos arqueológicos.

A punto de entrar en el siglo XXI, la técnica del reblandecimiento de las piedras continúa siendo un misterio.

El autobús bordea la meseta de Gizéh para adentrarse mínimamente en el desierto. Cuando se detiene, los colaboradores del investigador Manuel José Delgado descienden del vehículo dispuestos a recorrer, a través de las dunas, la distancia que nos separa de la necrópolis que rodea las tres grandes pirámides de Gizéh.

A medida que ganan terreno, acercándose a la pirámide de Micerinos, los ojos de los expedicionarios escrutan cada centímetro de arena en busca de unas piedras muy concretas. Por fin, tras la intensa búsqueda, todo el equipo se reúne a la sombra de las pirámides-satélite de Micerinos a fin de examinar los resultados del rastreo. 

Licuado de Piedras, el secreto de las piramides ?


Piramide de Micerinos 

Varias piedras, de diferentes tamaños, son depositadas sobre una tela y Manuel Delgado las examina una a una.

Una sonrisa se dibuja en su rostro, bronceado por el sol del desierto egipcio que ha visitado en más de una veintena de ocasiones.

Con gesto triunfal, Delgado ha seleccionado 5 o 6 piedras de gran dureza pero que, incomprensiblemente, presentan formas redondeadas e, incluso, grabados. Se trata de piedras moldeadas artificialmente que, según Delgado, fueron reblandecidas y posteriormente endurecidas de nuevo mediante una milenaria técnica secreta, conocida tan sólo por algunos sacerdotes del enigmático Egipto faraónico… 


¿UN ARBUSTO PARA LICUAR PIEDRAS? 

En 1983, durante la grabación de la serie de RTVE El otro Perú (parte de los documentales La puerta del misterio, que hicieron famosos al doctor Jiménez del Oso en Iberoamérica), el conocido psiquiatra e investigador conseguía grabar una breve pero intensa entrevista con un sorprendente personaje antes de que éste falleciese. El padre Jorge Lira era un sacerdote católico y uno de los más prestigiosos expertos en folklore andino. Autor de numerosos libros y artículos, elaboró el que tal vez fue el primer erudito diccionario del quéchua al castellano.

teoria

Pero esa no era la razón por la que el doctor Jiménez del Oso se había desplazado hasta aquel pequeño pueblo cercano a Cuzco. El padre Lira afirmaba haber descubierto la forma para reblandecer las piedras…

Existe una leyenda entre muchos de los pueblos precolombinos, según la cual los dioses habrían hecho dos regalos a los indios nativos para que pudiesen construir colosales obras arquitectónicas como la fortaleza de Sacsayhuamán o Machu-Picchu. 

piedra
Sacsayhuamán 

piramides
Machu-Picchu 

Según el padre Lira, dicho regalo se trataría en realidad de dos plantas con sorprendentes propiedades.

La hoja de Coca sería una de ellas, capaz de anestesiar el dolor y el agotamiento de los obreros, que podrían resistir así el gigantesco esfuerzo físico que debió exigirles tan extraordinarias construcciones.

La segunda sería otra planta que, mezclada con diversos componentes, convertiría las rocas más duras en ligeras pastas fácilmente manipulables.

Durante catorce años el padre Lira estudió la leyenda de los antiguos andinos y, finalmente, consiguió identificar el arbusto de la Jotcha como la planta que, tras ser mezclada y tratada con otros vegetales y sustancias, era capaz de convertir la piedra en barro. “Los antiguos indios dominaban la técnica de la masificacion – afirma el padre Lira en uno de sus articulos –, reblandeciendo la piedra que reducían a una masa blanda que podían moldear con facilidad.” 

Alquimia



El sacerdote realizó varios experimentos con el arbusto de la Jotcha y llegó a conseguir que una sólida roca se ablandase hasta casi licuarse. Sin embargo, no logró volver a endurecerla, por lo que consideró su experimento como un fracaso.

Pero, a pesar de ese parcial fracaso, el padre Lira si logró demostrar que la técnica del reblandecimiento es posible.

Asi se explicarían los sorprendentes ensamblajes de algunas de las colosales rocas que componen las murallas de Sacsayhuamán u otras fortalezas precolombinas.

roca

Mientras, en Egipto, a miles de kilómetros de distancia, otros investigadores del pasado han realizado sorprendentes descubrimientos arqueológicos que también apuntan a la realidad de la técnica del reblandecimiento… 


formulas




LA ALQUIMIA MINERAL

El doctor Joseph Davidovits es un famoso investigador, afincado en París, cuyos estudios sobre materiales geopliméricos están considerados como los más revolucionarios para la industria científica desde la invención de los plásticos. Profesor en la Universidad de Toronto (Canadá), es director del Instituto para la Aplicación de las Ciencias Arqueológicas (IAPAS) de la Universidad de Barri (Florida).

En 1988, el doctor Davidovits publicaba, en co-autoria con Marguie Morris, el libro The Pyramids: An Enigma Solved (Dorset Press, Nueva York, 7988), obra fundamental para comprender la técnica del reblandecimiento pétreo en el antiguo Egipto.

En ella, Davidovits expone numerosos ejemplos de construcciones de los faraones egipcios realizadas reblandeciendo la piedra, modelándola y posteriormente volviéndola a endurecer una vez era colocada en su emplazamiento definitivo.

Más aún, el doctor Davidovits rnuestra análisis microscópicos y de rayos X de piedras en cuyo interior han sido descubiertos cabellos, bolsas de aire, fibras textiles, etc.




¿Cómo es posible que en las piedras utilizadas para la construcción de la Gran Pirámide de Keops se encuentren cabellos humanos?

¿Cómo llegaron restos de fibras y tejidos al interior de esas rocas sólidas procedentes de la arquitectura faraónica?

Para el investigador Manuel Delgado la explicación es sencilla y apunta a que los antiguos egipcios sabían cómo convertir la roca más dura en una pastosa masa que, durante su manipulación, podría recoger restos de materiales o formar grumos, al igual que ocurre con la masa del pan o del dulce mientras es manipulada por los reposteros.

Lo cierto es que los restos microscópicos que Davidovits ha encontrado en el interior de mas de 20 rocas de esa época histórica pa- recen demostrar la existencia de dicha técnica. Pero existen otros muchos indicios que la corroboran, como las hendiduras artificiales de ciertos monumentos o los emplastes añadidos a algunas construcciones, mastabas e incluso pirámides.

Como si un alfarero corrigiese algún error en su obra, añadiendo trozos de barro sobre los defectos, así aparecen algunos trozos de roca ’incrustados” en huecos o aparentes fallos en ciertas necrópolis o monumentos faraónicos. 

LAS FÓRMULAS DE LOS DIOSES

¿Como lo hacian?

Quizá la respuesta podamos encontrarla, como en el caso de otros enigmas del pasado, en antiguos textos jeroglíficos.
Tal vez la receta mágica, la fórmula secreta de esa alquimia mineral que supone la técnica del reblandecimiento de la piedra, se esconda en estelas o grabados jeroglificos.

licuar

Al menos, así lo afirman Davidovits o Manuel Delgado, quienes creen incluso haber descubierto el secreto en una pieza muy concreta: la Estela de Famine. En el texto The Pyramids: An Enigma Solved, Davidovits y Morris publican una traducción de la sorprendente estela, formada por más de 2.600 jeroglificos dispuestos en 32 columnas, donde se describen las fórmulas dictadas por el dios Jnum al faraón Zosher, autor de la famosa pirámide escalonada de Sakkara .

contruccion


Sakkara

Descubierta en 1889 por Charles Wilbour en la isla de Sehel, a tres kilómetros de Assuan, la Estela de Famine es conocida también como la Estela Química de Jnum. La razón de tan insólito nombre es muy sencilla: en ella, según Davidovits, se encuentra el recetario químico para la construcción de una especie de “piedra filosofaI” capaz de ablandar la roca.

El mismo Davidovits. al igual que ya lo había hecho el padre Jorge Lira en Perú. realizó experimentos de ablandamiento de la piedra basándose en los textos de la Estela de Famine. Y también como su colega peruano. el científico consiguió reblandecer rocas calizas. aunque igualmente tuvo problemas para volver a solidificarlas de forma homogénea.

Semejante técnica apunta a una forma de tecnología – en este caso química – que difícilmente encaja con nuestros conocimientos del pasado. Ya la reina Hatshepsut, cuya esfinge se conserva actualmente en Memphis, dejó escrito en el obelisco más grande del templo de Karnac que “las generaciones futuras se preguntaran sobre la técnica e izado de este gran monolito”. El secreto de dicha técnica, aplicada tanto en las construcciones inspiradas por esa soberana como en otros muchos monumentos faraónicos. está, en buena medida, basada en el reblandecimiento de la piedra.

molida
Templo de Karnac

licuada
Obelisco del Templo de Karnac

Para Manuel Delqado, que además de Egipto también ha recorrido buena parte del continente americano, se han encontrado evidencias de la técnica del ablandamiento pétreo en México, Perú y otros países.

En opinión del conocido astroarqueólogo español las piedras ablandadas de la meseta de Nazca. de Machu- Picchu o de la Gran Pirámide demuestran una tecnoloqía avanzada que existió en el pasado más remoto. Atribuir esa tecnología – concluye Delgado – a una civilización anterior como la Atlántida, o a la presencia de extraterrestres, es una cuestión de opiniones.

Pero a estas alturas nadie puede negar las evidencias de que nuestra historia no es como nos la han contado..