EL ESPEJO

           Todos nos miramos en el espejo para ver nuestra “cara”, lo que somos, incluso lo que queremos ser.

          A veces el espejo es un río, un charco, un agua que refleja la luz y nuestra imagen, que dependiendo de su limpieza y de su calma, es más o menos nítida.

          Otras veces nos miramos en el espejo de la gente, de los demás, de la familia, nos comparamos, tratamos de que tengan una opinión agradable que nos dé felicidad y complacencia, intentando que en su opinión de nosotros nos sintamos más satisfechos con la imagen que vemos.

          Olvidando que no hay espejo en el que podamos ser lo que somos, ni verlo.


El espejo sólo puede ofrecernos una imagen más o menos nítida, más o menos distorsionada.

          Pero lo que somos, no puede ser un reflejo, ni lo que es visto o se puede ver, lo que somos depende sólo de nuestra manifestación, siendo lo que manifestamos siendo lo que somos.

          Es en su aceptación, cuando no importa en qué ahora, seguiremos manifestando algo más cercano a nuestro Ser, cuando siendo lo que somos, lo hacemos en Aceptación de aprender a ser Vida, manifestándola en lo que somos, Siendo Vida.

          HuiNeng lo llamó nuestra Cara Original, que es lo único que manifestamos en cada ahora, en la Eternidad. Incluso cuando lo hacemos, mirando en el Espejo.

https://yuishinsan.blogspot.com/2021/09/el-espejo.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.