La misteriosa isla fantasma que albergó una civilización avanzada con magos y conejos gigantes

Conocida por albergar un culto poderoso y enigmático, la misteriosa isla de Hy-Brasil ha intrigado a aventureros e historiadores durante siglos, e incluso ha cautivado la atención de los investigadores de ovnis en los últimos tiempos.

Los marineros europeos conocieron una isla misteriosa que atravesó los mares hace cientos de años. Se llamaba Hy-Brasil, un lugar que se rumorea que fue la residencia de una raza avanzada de humanoides con poderes de otro mundo.

La isla aparece en varios mapas desde 1325 hasta 1800, y se encuentra a unas 200 millas (321 km) de la costa oeste de Irlanda.

Algunos marineros se esforzaron por encontrar la isla, pero aparentemente solo apareció al azar, y sus coordenadas exactas varían la mayor parte del tiempo, aunque se informó en la misma área del Océano Atlántico Norte.

En el folclore irlandés, se decía que Hy-Brasil estaba velado en una densa niebla, excepto un solo día cada siete años cuando se hacía visible, pero aún era inalcanzable sin la capacidad de escalar o volar.

Su nombre se deriva de la palabra «Breasal», que se traduce como «Gran Rey del mundo» en dialecto celta. El primer cartógrafo que lo marcó en el mapa en 1325 fue el cartógrafo genovés Angelino Dulcert. Usó el término «Bracile», pero más adelante, en 1375, el Atlas catalán se refirió a la isla como «Illa de Brasil» y la ilustró como dos islas distintas.

Continuó abundando en su misterio cuando, en 1436, apareció en el mapa veneciano del cartógrafo Andrea Bianco como ‘Sola De Brasil’. La isla volvió a estar presente en 1595 en el Mapa Ortelius de Europa y Europa Mercator Map, y también en diferentes otros gráficos en los años siguientes, aunque su paradero difería ligeramente.

Intrigados por lo que pudieron encontrar al llegar a Hy-Brasil, los marineros viajaron a su supuesta ubicación en números. Los registros hablan de John Jay Jr., quien partió de Bristol, Inglaterra, en 1480, y pasó dos semanas en el mar antes de regresar con sus esperanzas destrozadas. En 1481 fue el turno de Trinity y George que despegaron con dos barcos desde el mismo lugar en Inglaterra, solo para regresar con las manos vacías como su predecesor.

Sin embargo, no todos los viajeros de Bristol tuvieron mala suerte, como uno de los registros recuerda al diplomático español Pedro de Ayala, quien les contó a los Reyes Católicos de España sobre John Cobot (el primer europeo en visitar América del Norte desde los vikingos) y su exitoso intento de encontrar al famoso isla.

Otro marinero afortunado fue el capitán de barco escocés, John Nesbet, quien tropezó con Hy-Brasil mientras viajaba de Francia a Irlanda en el año 1674. Al ver la ilustre isla, se dice que envió una tripulación de cuatro hombres a sus costas. Los marineros supuestamente habían disfrutado de un día completo en la isla.

Según el relato del capitán, la tripulación conoció a un anciano que les ofreció oro y plata. La (s) cereza (s) en la parte superior del pastel que deslumbró a los marineros fueron los grandes conejos negros y el misterioso mago que se encontraron allí. Se decía que residían dentro de una fortificación masiva hecha de piedra.

Aunque la historia probablemente fue difícil de digerir incluso para las personas que vivían en esos tiempos, hubo una segunda expedición dirigida por Alexander Johnson que tuvo lugar aproximadamente al mismo tiempo y confirma el testimonio de Nisbet.

No se menciona nada sobre la extraña isla hasta 1872, cuando Robert O’Flaherty y T.J Westropp afirmaron haber puesto un pie allí una vez. De hecho, Westropp mencionó que visitó Hy-Brasil en otras tres ocasiones. Para que la gente creyera en sus afirmaciones, llevó a toda su familia allí para presenciar la desconcertante isla con sus propios ojos.

Hy-Brasil aparece en numerosos mitos y en varios mapas, por lo que es probable que al menos una pizca de verdad resida al final de esta historia. Algunos dicen que la isla es el hogar de dioses irlandeses, otros creen que está habitada por una civilización avanzada. Aunque ningún registro moderno recuerda a Hy-Brasil, ni aparece en cartas náuticas, hay un evento en la historia reciente que hace una referencia directa a él.

En lo que se conoce como el «incidente británico de Roswell», un oficial militar recibió las coordenadas de Hy-Brasil de la manera más peculiar.

Después de que se viera una extraña nave fuera de una base militar estadounidense en el bosque de Rendlesham, Reino Unido, en las proximidades de una instalación nuclear, el sargento Jim Pennistone pasó a investigar y descubrió un platillo volador. Al tocarlo, un mensaje telepático que consta de 16 páginas de código binario se imprimió en su mente.

Después de que Penniston hubiera traducido el código en los años siguientes, encontró varias coordenadas enviadas a lugares icónicos como la Pirámide de Giza y las Líneas de Nazca.

Lo que es más peculiar es que la parte superior e inferior de la transcripción comenzaban con las coordenadas de Hy-Brasil, o al menos el lugar al que comúnmente se refieren los marineros de todas las épocas. Un año de origen inexplicable de 8100 también fue parte del mensaje decodificado.

Hay varios gráficos que revelan el misterioso Hy-Brasil, pero dado que recientemente no se ha encontrado ninguna evidencia reciente de su existencia, los historiadores de la corriente principal se refieren al caso como uno de identidad o ubicación equivocadas.

Otros cartógrafos entusiastas aluden que Hy-Brasil podría haber sido el llamado Banco Porcupine, una isla descubierta en 1862 que solo se hizo notar cuando las mareas estaban extremadamente bajas. Algunos historiadores insinúan el final de la última Edad de Hielo, cuando el nivel del mar en todo el mundo era mucho más bajo.

En este caso, es posible que Hy-Brasil fuera un recordatorio de un lugar mítico real que sobrevivió a la prueba del tiempo a través de aquellos que lo recordaron vívidamente, una generación tras otra.

En cualquier caso, el rompecabezas de esta legendaria isla intrigará aún más a aquellos que buscan saber más sobre nuestro pasado antiguo, porque podría ser un recordatorio de una versión histórica alternativa del mundo en el que vivimos.

https://www.extranotix.com/2021/08/la-misteriosa-isla-fantasma-que-albergo.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.