Advierten que el reinicio del Gran Colisionador de Hadrones puede abrir un portal a otra dimensión o una catástrofe cósmica

El Gran Colisionador de Hadrones (LHC, por sus siglas en inglés) se ha reiniciado este viernes después de un parón de tres años, con el objetivo de resolver un problema científico sobre si una misteriosa anomalía podría señalar la existencia de una quinta fuerza fundamental de la naturaleza. Los científicos esperan que los hallazgos del pasado sirvan para ofrecer un segundo descubrimiento de gran éxito, más de una década después del bosón de Higgs.

Hasta ahora, todos los descubrimientos del LHC, incluido el Higgs, se ha ajustado al llamado modelo estándar. Esta ha sido la teoría rectora de la física de partículas desde la década de 1970, pero se sabe que está incompleta porque no logra explicar algunos de los misterios más profundos de la física, como la naturaleza de la materia oscura. Sin embargo, los datos recopilados en el experimento LHCb, uno de los cuatro detectores de partículas enormes en CERN, ubicado en Suiza, parecían mostrar que las partículas se comportaban de una manera que no podía explicarse con el modelo estándar.

Antes de que el LHC se apagara para una actualización en 2018, el equipo recopiló suficientes datos para sugerir que las probabilidades eran de aproximadamente mil a uno de que el resultado ocurriera por casualidad. En el último año, la anticipación se ha incrementado con nuevos e intrigantes indicios de la física más allá del modelo estándar visto en otros experimentos, incluidos los hallazgos recientes e inexplicables del Fermilab en los EE.UU.

La tercera ejecución, que se espera que dure hasta 2026, sigue a una actualización que ha incluido la instalación de potentes imanes adicionales diseñados para comprimir los protones dentro del colisionador en haces más finos y densos. Esto aumentará la tasa de colisión de partículas dentro del acelerador, lo que significa que los científicos podrán observar eventos más raros con mayor precisión. Pero tales experimentos podrían provocar un incidente nunca antes visto en la historia.

gran colisionador hadrones portal dimension - Advierten que el reinicio del Gran Colisionador de Hadrones puede abrir un portal a otra dimensión o una catástrofe cósmica

Portales dimensionales

Expertos en la materia advierten que el Gran Colisionador de Hadrones abrirá un “portal al infierno” como parte de una agenda más siniestra. Al parecer, la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) espera encontrar otras dimensiones y abrir portales a estas dimensiones.

Hay una sección importante del CERN que se encuentra en Saint-Genis-Pouilly, una comuna en un departamento de Francia. En la época romana, esta comuna se llamaba Apollokam, ya que la antigua ciudad y el templo estaban dedicados a Apolo, quien también el ángel del pozo sin fondo mencionado en el Apocalipsis 9:11.

Entonces, el CERN estará tratando activamente de abrir un portal al reino espiritual donde están los demonios, y la ubicación que eligieron está literalmente en la puerta del pozo sin fondo.

La destrucción de la Tierra

independientemente de que el reinicio del LHC pueda abrir un portal a otra dimensión, también hay otros peligros a tener en cuenta. Como hemos comentado anteriormente, el Gran Colisionador de Hadrones es también el acelerador de partículas más poderoso del planeta. Y eso lo convierte en un peligro potencial no solo para sí mismo o su entorno inmediato en Suiza, sino también para la Tierra y tal vez incluso para nuestra propia realidad.

El famoso astrofísico británico Lord Martin Rees, reveló en 2018 tres formas en las que el colisionador podría causar un desastre de proporciones cósmicas. Rees advirtió sobre la posibilidad de que los experimentos realizados en el LHC formen un agujero negro que absorbería todo lo que lo rodea.

Y si no se produce un apocalipsis a través de los agujeros negros, también es concebible que la Tierra se comprima en una “esfera hiperdensa de unos cien metros de diámetro”. Esto podría suceder debido a los quarks subatómicos generados por el LHC, que choca partículas entre sí a velocidades súper altas para estudiar las consecuencias. Los quarks podrían volver a ensamblarse en partículas con nombres apropiados (y actualmente hipotéticos) llamados strangelets, que, a su vez, podrían transformar todo a su paso en una nueva forma de materia altamente comprimida. Entonces la Tierra no sería más grande que un campo de fútbol.

gran colisionador hadrones catastrofe - Advierten que el reinicio del Gran Colisionador de Hadrones puede abrir un portal a otra dimensión o una catástrofe cósmica

Desafortunadamente, existe una tercera vía hacia un desastre inimaginable, cortesía del LHC. Rees cree que existe la posibilidad de que los colisionadores puedan causar una catástrofe que engulle el espacio mismo. El astrofísico británico explicó que, contrariamente a lo que podría imaginarse, el vacío del espacio no está realmente lleno de nada más que vacío. El vacío contiene todas las fuerzas y partículas que gobiernan el mundo físico. Y es posible que el vacío que podemos observar sea en realidad frágil e inestable.

Lo que esto significa es que cuando un colisionador crea energía concentrada al chocar partículas, puede causar una “transición de fase” que rompería la estructura del espacio. Esta sería una calamidad cósmica, no solo terrestre.

Como podemos comprobar el hecho de que hayan vuelto a poner en marcha el LHC es realmente una mala noticia. No solo está la posibilidad de que se abra un portal a otras realidades de existencia donde puedan habitar seres infernales, sino que también podría consumar algunas de las advertencias de Lord Martin Rees, que en todo caso cumplirían las profecías escitas en el libro del Apocalipsis.

Advierten que el reinicio del Gran Colisionador de Hadrones puede abrir un portal a otra dimensión o una catástrofe cósmica

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.