Archivo de la categoría: CONSCIENCIA-FILOSOFÍA

Endomitosis de la Consciencia: Reflexiones metafísicas para una cosmología no dual (3)

Por Rafael Pulido Moyano 19 de septiembre de 2021 / Versión PDF

7. Evolución (a): la odisea de los holones y el campo estructural tetrádico

Los primeros casos de holones posteriores al Big Bang, ya dotados del “error” del espacio-tiempo, fueron probablemente algunas de esas partículas conocidas como quarks, leptones y fotones. Características como el llamado “spin” de estas partículas bien podrían ser la apariencia externa de su lado-conciencia interno. Como el resto de las llamadas “propiedades intrínsecas” de todas las partículas subatómicas, el spin sería meramente una expresión o manifestación externa de la tensión entre su naturaleza original existencia-conciencia ilimitada y su condición adquirida espaciotemporal limitada. El comportamiento de cualquier partícula subatómica y de cualquier estructura más compleja está sujeto a la misma dinámica: resolver la tensión ontológica, que básicamente consiste en reestablecer un estado de equilibrio. Seguir leyendo Endomitosis de la Consciencia: Reflexiones metafísicas para una cosmología no dual (3)

La nueva normalidad.

El mundo ha cambiado, decía él.
La vida ha cambiado, sí.
La Tercera Guerra Mundial ya está aquí,
como reza el título del libro.
Más nos vale adaptarnos a las nuevas condiciones
y hacer lo que podamos para proteger la libertad
personal:
de pensamiento, acción, etc.
Emocional también.
Espiritual también.
La naturaleza es de los pocos refugios que aún nos quedan.
La amistad.
El amor. Seguir leyendo La nueva normalidad.

Los cinco preceptos de la Iluminación Evolutiva

por Andrew Cohen Conciencia Integral
Andrew Cohen

El primer precepto: Claridad de Intención. Es la base de una vida espiritual auténtica. Sostiene que para lograr liberarnos del miedo, la ignorancia y el autoengaño no debemos tener ninguna duda de que queremos ser libres ahora más que cualquier otra cosa.

No tener dudas significa estar comprometidos no solo filosóficamente, sino más que nada emocionalmente. Esta transformación depende en ultima instancia de nuestra convicción emocional. Esto significa que aún bajo la presión en estados emocionales desafiantes como miedo, confusión, frustración o deseo no dudamos de cuál es la meta. El gran vuelco es llegar a un punto de nuestra evolución en el cual queremos ser libres aún más de lo que queremos encontrar alivios pasajeros. Seguir leyendo Los cinco preceptos de la Iluminación Evolutiva

De la Individualidad a la colectividad

El individuo o “Yo” debe de alcanzar su madurez, en la cultura hindú se trataría de alcanzar el “Atman” o “Yo soy”, y en la cábala la correspondencia seria alcanzar el sephirot de “Chesed”, cada cultura tiene su repertorio para definir al “Yo soy” o su Intimo, cuando esto sucede, es decir, que se adquiere la conciencia de “sí mismo”, entonces se reconoce la maestría sobre uno mismo, reconociendo cuál es su anatomía interna y cómo manejarla, manejando su cuerpo, su energía vital, sus emociones, sus pensamientos y voluntad.

Una vez se alcanza el conocimiento de sí mismo, del “yo soy”, la individualidad se ve enfrentada al colectivo, digamos que conozco bien mi anatomía interna, conozco y domino mi cuerpo, mi energía, mis emociones, mi mente racional, y puedo hacer uso inteligente de mi voluntad, en definitiva, he obtenido mi individualidad sagrada y soy consciente del “yo soy”; es entonces cuando la individualidad se enfrenta a la colectividad. Queremos decir que mientras una persona no alcanza su propia individualidad, mientras no adquiere su propia madurez, estará a expensas del colectivo, de ahí que se diga: “ahí va Vicente y toda la gente” o “ahí va Raimundo y todo el mundo”, etc., y mientras no tengamos individualidad propia formamos parte del colectivo como una manada de borregos siempre a expensas de lo que digan los líderes políticos, sociales, religiosos, etc.

Alcanzar la individualidad, el Atman, el “yo soy”, al Intimo, etc. es necesario e imprescindible en nuestro recorrido en la realización, pero ahí no termina el camino, más bien es a partir de adquirir la conciencia “yo soy” cuando empieza un nuevo recorrido en el camino, porque será a partir de ese momento cuando nuestros pensamientos, emociones, actitudes, etc. podrán ofrecer al resto del colectivo la oportunidad de mostrarles como pensar y reflexionar por sí mismo, como manejar las emociones para el bien común, como aplicar la voluntad para el bien de todos.

En nuestros tiempos actuales es cuando mejor podemos ver como lo individual se enfrenta a lo colectivo. Nos encontramos actualmente en una encrucijada entre lo individual y lo colectivo, ya que el “yo humano” ha alcanzado un potencial enorme en comparación con otras épocas, lamentablemente la individualidad no ha alcanzado la conciencia de sí mismos, por lo que es una individualidad egocéntrica que acrecienta las problemáticas en la que nos vemos envueltos hoy en día: desequilibrio económico, pandemias, cambio climático, etc. La necesidad de asumir una conciencia individual es imprescindible, debemos ser conscientes de nuestra individualidad de nuestro “yo soy”, para evitar seguir bajo la opresión de un colectivo inconsciente. Efectivamente, se trata de obtener la individualidad consciente de “sí mismos”, para salirnos del rebaño.

Alcanzada la individualidad consciente de “sí mismos” podemos actuar y pensar por sí mismos sin caer en la inconsciencia del rebaño colectivo, ahora bien, la individualidad obtenida de un ejerció de auto-conciencia deja de ser egocéntrica y se postula por el colectivo en una visión nueva y siempre eterna de lo que se denomina “conciencia cósmica”, de ahí, surge un nuevo caminar, de aquel que, habiendo alcanzado su independencia y libertad individual se ocupa de sus semejantes.

Mientras no despertamos a nuestra propia realidad del “yo soy”, desconocemos la propia potencialidad del “yo soy”, el Intimo o Atman, y creemos erróneamente que un maestro posee una fuerte y potente individualidad, con un poder y dominio de sí mismo extraordinario, esta falsa visión forma parte de la fantástica y mítica visión, siendo que muchos seudo-maestros se han aprovechado de esta fantasía, controlando y dominando a sus alumnos o discípulos. Para quienes aún no han despertado a la realidad de “sí mismos” se quedan atrapados en el sueño grupal, en el sueño colectivo que incluye el liderazgo de otros sometiendo su propia libertad como individuo; esto sucede tanto en el ámbito político, social como religioso.

Lo interesante es comprender que alcanzada la individualidad del “yo soy” entramos en un espacio no-dual, donde lo individual no entra en contradicción con lo colectivo, ya que la no-dualidad tiene la cualidad de la integración. Así, el individuo libre en la conciencia de “sí mismo” piensa, indaga, investiga, reflexiona por sí mismo sin caer en egocentrismo, ni los miedos que imponen unos y otros y tampoco por los miedos que puedan surgir de su interior.

El camino espiritual tiene un nuevo inicio cuando estamos conectados con el “yo soy”, cuando alcanzamos la libertad propia y quedamos exentos de la inconsciencia colectiva, es entonces cuando podemos verdaderamente aportar luz para sí mismo y para todo el colectivo. El “yo soy” ni es fuerte ni débil según los cánones del ego ordinario, el “yo soy” se emancipa libremente en la conciencia cósmica aprendiendo en cada instante de la virtud o del error, de la fortaleza y la debilidad, así, aprende de todas las cualidades que nos ofrece el universo o cosmos.

Entre lo individual y lo colectivo podemos crear un conflicto entre yo y el, entre yo y nosotros, o entre yo y ellos o vosotros, etc. en cambio cuando tenemos conciencia de sí mismos y nuestro Intimo se libera, este conflicto va cediendo hasta que desaparece, pues el yo egocéntrico se disuelve ante la compasión de una conciencia despierta que comprende la nimiedad y el vacío del ego.

Conforme nuestra conciencia de sí mismos se despierta y activa se va integrando en la conciencia cósmica, disolviéndose el pequeño yo egocéntrico en pos de una verdadera conciencia colectiva dada por la innata compasión que el Intimo Ser posee en su naturaleza eterna. La conciencia cósmica es el mismo océano de la vida libre en su movimiento; liberar la conciencia, despertarla e iluminarla se plasma en una integración compasiva que abarca la totalidad.

Cuando se es libre anhelas que toda la humanidad sea libre.

Atentamente:

Rafael Pavía.

https://conciencianodual.blogspot.com/2021/09/de-la-individualidad-la-colectividad.html

‘Dump Philosophy’: nuevo libro muestra cómo hemos convertido el mundo en un tiradero gigante

Micheal Marder es indudablemente uno de los filósofos más interesantes de nuestra época. En los últimos años se ha dedicado a desarrollar lo que llama «pensamiento vegetal», moviendo la atención hacia el mundo de las plantas, no sólo como la base de la vida en un sentido biológico, sino como un modelo para una vida filosófica. Marder, quien es profesor de investigación de la Fundación Vasca para la Ciencia, tuvo hace unos años la intuición de que mirar hacia el mundo de las plantas era lo mejor que el ser humano podía hacer si quería «crecer» y no perecer.

Empezó con Plant-Thinking: A Philosophy of Vegetal Life, de 2013. Este libro decisivo fue seguido, entre otros, por The Philosopher’s Plant: An Intellectual Herbarium, de 2014, donde presenta la influencia de las plantas o el entorno vegetal en ciertas ideas y en ciertos filósofos. Publicó también Through Vegetal Being en el 2016 en diálogo con la filósofa feminista Luce Irigaray y más recientemente Dump Philosophy: A Phenomenology of Devastation. (2020) y Green Mass: The Ecological Theology of St. Hildegard of Bingen (2021). Seguir leyendo ‘Dump Philosophy’: nuevo libro muestra cómo hemos convertido el mundo en un tiradero gigante

Iluminación

Fuego alimentándose del fuego. Todos entienden que el quemar madera producen fuego. Pero cuando el fuego se alimenta del fuego, eso es una rara condición que produce la mayor iluminación. Dos llamas se unen y producen una luz más magnífica que la que cualquiera de las dos haya podido dar sola. En el caso de la actividad comunitaria, esto significa que cuando uno coopera con otros los logros son mayores que lo que los individuos pueden generar por sí mismos. Semejante situación requiere de una armonía que generará ideas, inspiración, como también momentum para el crecimiento y la acción. Si las combinaciones ocurren correctamente, los resultados serán como el fuego sobre el fuego e iluminarán el mundo. 

Seguir leyendo Iluminación

De “ser consciente de” a… SER CONSCIENTE

“Hay un poema Zen que habla de la experiencia de la realización de LO QUE SOMOS, como energía eterna del universo. El poema dice: ‘No puedes asirla, ni puedes deshacerte de ella. Al no intentar poseerla, la consigues. Cuando hablas, permanece en silencio. Cuando estás en silencio, habla.

Esta frase —no siendo capaz de entenderlo, lo entiendes— es el sentimiento que Krishnamurti trata de transmitir a la gente cuando dice: ‘¿Por qué pides un método? No existe ningún método. Todos los métodos son simples trucos para fortalecer tu ego ‘. ¿Cómo obramos si no pedimos un método? Él responde: ‘Al preguntar eso, todavía estás pidiendo un método’. Seguir leyendo De “ser consciente de” a… SER CONSCIENTE

El animal que somos: polvo de estrellas y microbios estrellados.

«Estuvimos, durante mucho tiempo, adormecidos en la historia de que somos humanidad, y nos alejamos de ese organismo del que formamos parte, la Tierra. Comenzamos a pensar que la Tierra es una cosa y nosotros somos otra, la humanidad. Me doy cuenta de que no hay algo más que la naturaleza. Todo es naturaleza. El cosmos es naturaleza. Todo lo que puedo pensar es la naturaleza». 

Seguir leyendo El animal que somos: polvo de estrellas y microbios estrellados.

Endomitosis de la Consciencia: Reflexiones metafísicas para una cosmología no dual (2)

Reflexiones metafísicas para una cosmología no dual
― Segunda Parte ―

Por Rafael Pulido Moyano 12 de septiembre de 2021

4. La división primigenia de la conciencia: una caracterización lingüística.

Cuando mi forma Max Planck (1931) dijo en una entrevista a un periódico “considero la consciencia como fundamental” o “no podemos ir más allá de la consciencia”, estaba señalando el hecho experimentalmente obvio de que no hay nada fuera de , previo a  o que no sea YO. Y cuando consideró la materia “como un derivado de la consciencia”, Planck quiso decir que nada está hecho de una sustancia que no sea YO, lo que implica, entre otras cosas, que lo que los humanos llaman masa y energía son meras modulaciones espaciotemporales de MÍ. Seguir leyendo Endomitosis de la Consciencia: Reflexiones metafísicas para una cosmología no dual (2)