Los fondos buitre no prestaron dinero a nadie

En un artículo anterior explicábamos que los fondos buitre se basan en la securitización o titulización de la deuda externa. [1]
Citamos de ese artículo: “ La securitización o titulización es una operación que transforma la deuda tradicional entre prestamista y prestatario en una deuda cuyo acreedores son tenedores de bonos negociables no nominativos.”
El crédito tradicional sería el préstamo bancario, en el que el banco como institución sería el prestamista-acreedor. Citamos: “la securitización sería el caso en que el banco, en lugar de renovar el crédito y mantenerse como acreedor, cambia su función, y se transforma en intermediario de una operación en que el monto de la deuda pasa a manos de un elevado número de bonistas anónimos, de bonos no nominativos.”
“La securitización coloca al empresario “normal” en manos de prestamistas anónimos, que se cuentan por decenas, cientos o miles, cuya única finalidad es la especulación entre el precio de compra y el de venta o cobro al vencimiento.”
“Es lo que hizo Cavallo con la deuda externa cuando se “refinanció” siguiendo las directivas del Plan Brady. Hasta el Plan Brady los acreedores eran bancos. Después eran miles de bonistas.”
“No fue casual. Los grandes bancos internacionales temían no poder cobrar todas las deudas que debían los distintos países. Con el Plan Brady los bancos acreedores pasaron esa deuda a una multitud de bonistas y se desentendieron jurídicamente.”
“Los fondos buitre son el ejemplo más extremo de esta especulación de bonistas, apoyados implícitamente por el gobierno de EE.UU., como gerente de la parte más importante del capital concentrado internacional, dado que los bonos de deuda son una parte importante de este capital concentrado.”
Los fondos buitre no prestaron dinero a nadie. Lo único que hicieron fue esperar a que por el default los precios de los bonos tuvieran un valor de venta mínimo en el mercado, para comprarlos, planificando especulativamente venderlos a su valor nominal de 100%.
Para esta venta recurrieron a embargos y todo tipo de demandas judiciales, generalmente a jueces de Estados Unidos que estaban de su parte, como es el caso del Juez Griesa. (Una de las claudicaciones/complicidades de Cavallo, y gobiernos sucesivos, fue aceptar en los contratos la jurisdicción de tribunales extranjeros. El kirchnerismo no quiso o no pudo revertir esto en las reestructuraciones de deuda del 2005 y 2010.)
Los “préstamos” de los fondos buitre no son tales. Sólo han comprado bonos a precios mínimos, en una operación absolutamente especulativa, planificada minuciosamente del principio al fin. Esta es la estrategia habitual de los fondos buitre.
Se dedican a esperar que la deudas externas de los distintos países, instrumentadas a través de bonos desde el Plan Brady, lleguen a su valor mínimo derivado de la incapacidad del pago o default, para comprar estos bonos y esperar el momento propicio para demandar su cobro por el 100% de su valor nominal, más intereses y “gastos”.
Un caso paradigmático es el de la deuda externa en 1996 en Perú, durante la presidencia de Valentín Paniagua, sucesor del ya caído Fujimori. La deuda estaba en default desde la presidencia de Alan García. Finalmente consiguieron su objetivo en esa oportunidad. [2]
Una “deuda” cien por cien especulativa fue la que “honró” este gobierno argentino de Macri, endeudándose para poder hacerlo, provocando nueva deuda externa, con el agravante que pagó el 100% de lo reclamado, más intereses y gastos según lo requerido por los fondos buitre, sin intentar negociar una rebaja dado que eran evidentemente exagerados.
Los fondos buitre nunca exigen la compra de la totalidad de los bonos en su poder. Siempre conservan una parte de esos bonos para futuras especulaciones, con el objetivo de poder presionar a los distintos gobiernos, exigiendo las condiciones de pago más extremas.
En el caso del pago efectuado por este gobierno, también hicieron lo mismo. Se quedaron con cierta cantidad de bonos.
De manera que no es cierto que se “solucionó” el problema de los fondos buitre. Se les pagó el 100 % del valor de los bonos más intereses y gastos, pero pueden reclamar en cualquier momento por el cobro en similares condiciones de otros bonos que han conservado especulativamente
El poder económico concentrado y centralizado internacional está organizado en conglomerados empresarios donde una empresa posee o controla varios miles de otras empresas.
Dado el poder de lobby que ha tenido, por ejemplo, el fondo buitre de Paul Singer, el beneficiado con el pago de este gobierno, todo hace suponer que no está solo, sino que pertenece a un gran conglomerado empresario mundial, [3] de otra manera es difícil de explicar su poder de lobby. Se sabe que financió gran parte de la campaña electoral de Macri, y que el acuerdo de pago era anterior a las elecciones. [4]
También cabe suponer que la política especulativa de los fondos buitre es una estrategia del conglomerado internacional al cual pertenecería. Esto se deduce del hecho de que no pueden ignorar que el endeudamiento que provoca en los países el injustificado, desmesurado y especulativo reclamo de cobro de los bonos al 100% de su valor nominal es, en muchos casos, impagable.
 La estrategia final de los conglomerados parece ser la de operar a través de una de sus empresas controladas, un fondo buitre, para provocar en el país deudor una deuda impagable. En ese caso exigiría el pago de la deuda en especie, en bienes, como sucedió en la Argentina en la década del ’90 con la privatización de empresas estatales y hoy está sucediendo en Grecia. [5]
 En este país exigen el pago de una deuda impagable entregando islas [6]. Probablemente, llegado el momento adecuado, le exigirán a la Argentina empresas como Vaca Muerta, entre otros bienes físicos.
 Esto no es nuevo. Rivadavia tomó préstamos con la banca Baring, con la garantía de tierras de la Provincia de Buenos Aires. [7] [8] Poco después como necesitaba financiación y no podía vender las tierras, implementó la enfiteusis, especie de arrendamiento, al que accedieron en lugar de colonos gran número de terratenientes.
Finalmente, l as tierras en enfiteusis pasaron a poder de los terratenientes que oficiaban de enfiteutas. Y el crédito de la Baring Brothers se pagó en 1904. [9]
El pueblo argentino tiene que tener claro que el fondo buitre de Paul Singer nunca prestó nada. No se trató de un caso en el cual “había que honrar los préstamos” sino de la adquisición especulativa de bonos en default, o a punto de estarlo, para cobrar el 100% de su valor nominal.
Notas:
[1] Ver por ejemplo en wwwnudos gordianos.blogspot.com.ar (sin punto entre www y nudos gordianos), link http://wwwnudosgordianos.blogspot.com.ar/search?updated-max=2015-02-27T17:07:00-08:00&max-results=7&start=18&by-date=false, “La Securitizacion o Titulización: de los préstamos ‘normales’ a la especulación extrema”. También en Rebelión.org y en Kaosenlared.net
[2] Ver el artículo de Carlos Burgueño, Pesadilla buitre, una costosa salida “a la peruana, en el diario Ámbito Financiero del viernes 20 de junio de 2014,http://www.ambito.com/diario/746125-pesadilla-buitre-una-costosa-salida-a-la-peruana
[3] Leer, entre otros, el artículo Quien controla el mundo: las 10 empresas que participan en más de 40.000, Narciso Pizarro, El Salmón Contracorriente,http://www.rebelion.org/noticia.php?id=210673 , 2016.4.2
CONTRA.INFO. COMUNICACIÓN ALTERNATIVA
“Singer financió la campaña de Macri” Por Carlos Rossman , El periodista norteamericano Greg Palast …. /… denuncia que Singer, uno de los más grandes usureros del mundo financiero mundial, financió la campaña de Macri en Argentina aportando 2 millones y medio de dólares.
http://abcenlinea.com.ar/periodista-de-la-bbc-califico-de-presidente-titere-a-macri/, ABC en línea, 12.3.2016 Periodista de la BBC calificó de “presidente títere” a Macri
[5] La deuda griega fue “inventada” por la banca alemana, exigiéndole compra de armamento de guerra que Grecia nunca necesitó, por un monto impagable por Grecia. Hoy en día sigue reclamando ese tipo de compras, mientras cobran la deuda en especie, por ejemplo, obligando a Grecia a entregar islas.
Ver, por ejemplo, Armas, deuda y corrupción, de Frank Slijper, abril de 2013.
[6] http://www.telesurtv.net/news/Presion-de-UE-lleva-a-Grecia-a-vender-islas-para-pagar-deuda-20150720-0043.html, Telesur, 20 de julio de 2015, Presión de UE lleva a Grecia a vender islas para pagar deuda. El Primer Ministro Alexis Tsipras se vio obligado a poner en venta más de mil 200 islas del mar Jónico, debido a las presiones financieras del Eurogrupo.
[7] Ver, por ejemplo, en el libro “Néstor y Cristina Kirchner, Planificación y federalismo en acción”, de Julio de Vido y Federico Bernal , Ed. Planeta, 2015. Pág. 38: “…ejecución de la ley que manda dar en enfiteusis las tierras de propiedad pública”, y más abajo en la misma página: “…Miron Burgin… explica que “Al gobierno le está prohibido por ley vender las tierras públicas…” y sigue Bernal: “Ante la falta de patrimonio público que privatizar, el suelo ocuparía su lugar”.
Y en llamada al pie de página se sigue citando a M. Burgin: “extiende a toda la Nación la garantía hipotecaria que grava la tierra de Buenos Aires”.
[8] Ver también en el sitio http://historiaybiografias.com/oligarquia6/, Historia Argentina -Ley de Enfiteusis de Rivadavia- Reparto de la Tierra Publica Objetivo, donde se puede leer también el siguiente texto de H. Giberti: “La enfiteusis. La enfiteusis dejó triste saldo de su tortuosa aplicación: de 1822 a 1830. 538 propietarios en total obtuvieron por lo menos 3.026 leguas, o sea 8.656.000 hectáreas. Alcanzado este límite, la enfiteusis no convino más a los propios interesados que la votaron: son los grandes enfiteutas —los mismos que clamaban por limitaciones en las superficies acordadas cuando ellos alcanzaron límites casi infranqueables— los que ahora desean abolir el régimen. La actitud era lógica pues no convenía mantener esas enormes extensiones bajo un sistema que en definitiva reservaba las tierras al Estado: además, pese a todos los favoritismos, no se pudo evitar que se abrieran camino hacia la tierra, y su explotación directa, otros productores cuya proliferación afectaría fundamentalmente privilegios creados de antiguo.”
GIBERTI, Horacio C. E.: Historia económica de la ganadería argentina.
EL EMPRÉSTITO DEL BARING, por Felipe Pigna: “Para 1904, cuando se terminó de pagar el crédito, la Argentina había abonado a la Casa Baring Brothers la suma de 23.734.766 pesos fuertes”.

2 comentarios en “Los fondos buitre no prestaron dinero a nadie

  1. Graciosa ironia … ladrón -buitres- ( fundamentado reclamo legalmente) que roba a otro ladrón -gobierno- ( que en su emisión -tan inocente- explicito los medios legales )…tiene cien años de perdón y derecho a … cobrar con intereses acumulados jé jé jé .

    1. Después de los buitres llegan los vampiros, ó murciélagos.
      Para algunos quien roba a un ladrón, tiene la eternidad de perdón.
      Lo que ha robado hace que no le sirva para nada y su alma la pone en el sitio que la corresponde.
      Sin pies ni cabeza, la corta las manos, sin eso solo puede ocupar un lugar, bacterias comepiedras, en un lugar muy profundo para que cuando llegue a la superficie, este planeta llegue a su fin y el suyo también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.