PIERRE MONTET…..TANIS Y LA TUMBA DE PSUSENNES I

La ciudad de Tanis, la actual Tell- san el-Hahar,se encuentra a 130Km. al Nordeste de El Cairo. Desde que se descubrieron sus ruinas ( en 1800 ya figuran en la Description de l’ Egypte) Tanis se identificaba con Per-Ramsés y también con Avaris, la ciudad de Ramsés II la primera y la capital de los Hicsos la segunda.
En 1918 A. Gardiner, leyendo los textos, vio que Per-Ramses era una ciudad diferente de Tanis, situando a esta última sobre la rama Pelúsica del Delta. No pensaba lo mismo Pierre Montet, profesor de egiptología en Estrasburgo quién,, en 1928 interesado por los vestigios de Ramsés II que afloran continuamente, decide excavar en Tanis.
Una vez más la casualidad es la “culpable” de un gran descubrimiento. Montet, había empezado su carrera en el Libano, concrecatamente excavando en Byblos; alli quedo sorprendido por los vestigios egipcios que se encontraba, y decidio buscar la reciprocidad en Egipto, buscando restos fenicios en Avaris…asi fue como llegó a Tanis…creyendo haber encontrado Per-Ramsés…pero que estos errores de ubicación no nos hagan olvidar la gran labor de este arqueólogo.
En condiciones muy dificiles, y siempre acompañado por su esposa, cada invierno el profesor recuperaba objetos que engrosaban las colecciones del museo cairota. Una vez construida la casa de la misión, el equipo basico estuvo formado por Jean-Louis Fougerousse, arquitecto; Georges Goyon arqueólogo asistente de Montet; el abad egiptólogo Paul Bucher y la dibujante Lucienne Eprou. Desde 1929 a 1940 la misión trabajó excavando la parte Sur del Gran Templo de Amón en Tanis.
Los descubrimientos convencieron, equivocadamente, a Montet de que Tanis era la antigua Per-Ramsés.El 25 de Febrero de 1939, limpiando los escombros de una de las viviendas ptolemáicas, Montet, tras levantar el bello pavimento de una de esas viviendas encontró restos de ushesbty de un rey, Sheshonq, que figuraba en la puerta del templo, y un nudo de Isis de oro. Levantando una gran losa con forma de dintel, descubrió una cavidad casi cubierta de tierra. Ayudado por Fopugerousse y Goyon, Pierre Montet, creyó encontrarse en la tumba de Sheshonq, pero las inscripciones demostraron que era Osorkon. (XXII dinastía).
El día 17 de marzo de 1939 (no podía ser de otra manera ) fue recordado por Montet como : ” Un día maravilloso digno de las Mil y una noches”, Montet entraba en la tumba inviolada del faraón de la XXI dinastía, Psusennes I.El sarcófago de plata don la cabeza de halcón, encontrado en la antecámara, se abrió el 21 de Marzo, en presencia del rey Farouk. Pero no se trataba de Pssusenes, sino de Sheshonq Heqakheperre…Era la primera tumba real encontrada intacta en Egipto.
Se utilizaron para la maniobra de separar la piedra de cierre, los mismos rodillos de bronce abandonados allí por los que sellaron la tumba. El 16 de Abril de 1941, a instancias del rey Faruk, se abré la cámara paralela a la de Psusennes (tumba III) descubriéndose la cámara funeraria de Amenemope, que, en principio, estuvo preparada para la reina Mutnedjmet, esposa de Psusenes.el arqueólogo francés Pierre Montet, descubrió entre 1939 y 1946, las tumbas, algunas intactas, de faraones de la XXI y XXII dinastías, dentro del llamado Tercer Período Intermedio.Su hallazgo, sus tesoros, su información sobre una época escasa de fuentes por aquellos tiempos, siempre formará parte de la historia de los descubrimientos más valiosos del antiguo Egipto.Pierre Montet no tuvo el apoyo mediático ni la importancia debida, o por lo menos la que sí gozaron Howard Carter y Lord Carnarvon en 1922, con toda seguridad, porque el mundo, en esos momentos, enzarzado en los avatares de las invasiones nazis y en la II Guerra Mundial, tuvo, naturalmente, cuestiones mucho más importantes y dramáticas que atender.Todo ello no puede restar importancia a las maravillosas piezas halladas, fruto de la artesanía egipcia y del valor que seguían otorgando a sus monarcas, a sus dioses y a sus creencias.Los faraones de las dinastías XXI y XXII no serían tan grandes como sus antecesores pero también, a su manera, continuaron las antiguas tradiciones e impulsaron otras facetas, dentro del contexto internacional de su tiempo……

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.