Archivos de la categoría OOPART Y MISTERIOS

El último gran misterio del planeta se encuentra bajo la Antártida (y nadie sabe qué tipo de vida puede albergar)

Escrito por Miguel Jorge / Gizmodo

En las profundidades de la superficie del hielo de la Antártida se esconde uno de los últimos grandes misterios del planeta. Quizá el único si algunos científicos están en lo cierto. Un lugar sellado desde hace 400 millones de años del que no sabemos qué tipo de vida albergó en su momento. Esto es lo que sabemos.

Este espacio que mide 250 kilómetros de largo y 50 kilómetros de ancho ha sido motivo de múltiples estudios. Su ambiente sellado bajo el hielo ha disparado las hipótesis de los científicos, quienes no sólo buscan formas inusuales de vida, también podría ser la llave para entender otros planetas.

Antes del lago

Todo comenzó a principios de los 90, exactamente en 1993. Una mañana como otra cualquiera en la jornada de trabajo de una plataforma de perforación rusa terminó con un hallazgo de lo más peculiar. Habían dado con “algo” a poco más de 3 kilómetros bajo el lugar más frío y desolado de la Tierra.

Durante décadas, los trabajadores de la Estación de Investigación de Vostok en la Antártida habían estado extrayendo muestras básicas de pozos profundos, muestras para posteriormente analizar las capas de hielo y estudiar el clima pasado de la Tierra. Pero aquel día fue distinto. Después de haber cavado en la profundidad de las capas de hielo, las capas se habían terminado.

Dicho de otra forma, el hielo debajo de aquella profundidad era inusual y a todas luces diferente. Los investigadores hablaban de hielo relativamente claro y sin ningún rasgo distintivo, una auténtica rareza que los científicos no podían explicar en aquel momento. ¿Qué hicieron? Seguir cavando para ver hasta donde llegaban.

Sin modo alguno de saberlo, aquel taladro de los rusos se había mezclado con los picos de uno de los lagos de agua dulce más grandes del planeta, una bolsa enorme de líquido cuyo ecosistema fue separado del resto de la Tierra hace millones de años. En cuanto a qué clase de organismos o “vida” podría llegar a albergar ese ambiente exótico, nadie, ni siquiera hoy, puede estar seguro.

Se sabe que en épocas prehistóricas el continente antártico era mucho más templado, incluso con follaje tropical exuberante y vida salvaje floreciente. Pero hace millones de años la corteza de la Tierra hizo que las masas terrestres de Australia y Sudamérica se separaran gradualmente de la Antártida, creando un anillo de mar abierto alrededor del continente más austral.

Como consecuencia de ello, una corriente oceánica masiva comenzó a rodear el polo desviando corrientes cálidas hacia el norte lejos de las costas de la Antártida. Sin agua tibia para poder moderar la temperatura se desarrolló una especie de costra de hielo polar sobre las tierras que antes aglutinaban bosques.

Sigue leyendo El último gran misterio del planeta se encuentra bajo la Antártida (y nadie sabe qué tipo de vida puede albergar)

El Misterioso fenómeno que hizo a la gente bailar hasta morir

Por Pallandox

Cuando oímos hablar sobre epidemias, se nos viene a la mente la imagen de miles de personas afectadas por la enfermedad, con dolor, sufrimiento y muerte. Pero aunque cueste de creer, no todas las epidemias están relacionadas con enfermedades dolorosas y molestas. Y sino, que se lo pregunten a los habitantes de Estrasburgo, en Francia.

El manuscrito de Sibiu: un texto de 500 años que describe los cohetes de varias etapas

El manuscrito de Sibiu descubierto en 1961, es una colección de alrededor de 450 páginas que incluyen, entre otras muchas cosas, detalles de cohetes de tres etapas y vuelo de cohetes tripulados.

La mayoría de nosotros desconoce el hecho de que hay incontables manuscritos antiguos diseminados por todo el mundo que describen lo que muchos consideran como logros improbables del pasado.

¿Qué dirías si te dijera que hay un manuscrito antiguo que data de hace casi 500 años y describe combustible líquido, cohetes de etapas múltiples e incluso cohetes tripulados?

O dirías que estoy loco, o solo son noticias falsas.

* ¿Han notado cómo las personas hoy en día dicen que las noticias falsas son algo que les resulta difícil de creer o va en contra de su sistema de creencias?

De todos modos, el manuscrito de Sibiu es real, no es una noticia falsa, y de hecho describe -entre otras cosas- combustible líquido y cohetes de varias etapas, y fue publicado oficialmente en el siglo XVI, aunque muchos creen que fue escrito usando textos que retroceden más en el tiempo.

El manuscrito de Sibiu fue encontrado en 1961 por Doru Todericiu, profesor de Ciencia y Tecnología de la Universidad de Bucarest. El manuscrito contenía alrededor de 450 páginas que fueron recuperadas de los archivos de la ciudad de Sibiu, en Rumania.

Para sorpresa de Todericiu, el texto antiguo se inundó con dibujos y datos técnicos sobre artillería, balística y descripciones detalladas de cohetes multietapa.

Conocido como el manuscrito de Sibiu desde entonces, se cree que el texto antiguo fue escrito por un hombre llamado Conrad Haas, entre 1550 y 1570.

Se cree que Conrad Haas fue un ingeniero militar que trabajó para el Reino de Hungría y el Principado de Transilvania.

Los orígenes del manuscrito antiguo no son muy claros, ni los orígenes de su autor que según los historiadores se cree que han nacido en Austria o Transilvania y se convirtieron en la cabeza del arsenal del Imperio austríaco bajo el rey Fernando I.

Descripción de un cohete de Conrad Haas. Crédito de la imagen: Wikimedia Commons

El manuscrito de Sibiu, escrito completamente en alemán, se consideró un tratado teórico sobre la construcción de diferentes tipos de armas, incluida, por primera vez en la historia, la tecnología de cohetes multietapa. También incluye detalles sobre la combinación de fuegos artificiales con armas, el diseño de aletas en forma de ala delta y la creación de mezclas de combustible con el uso de combustible líquido.

Sigue siendo un misterio si Haas logró o no usar sus diseños y ponerlo en práctica, pero hay algunos que afirman que se llevó a cabo un lanzamiento de cohetes en Sibiu en 1550 , pero no hay evidencia documental que respalde estas afirmaciones.

Sabemos por la historia que Johann Schmidlap, un fabricante de fuegos artificiales bávaros del siglo XVI y pionero de los cohetes, fue el primero en experimentar con cohetes de dos y tres etapas alrededor de 1590.

Antes del descubrimiento del manuscrito de Sibiu, los primeros detalles de un cohete de tres etapas se atribuyeron a Kazimierz Siemienowicz, un especialista polaco en artillería, que publicó detalles sobre la cohetería en su tratado de 1650 Artis Magnae Artilleriae Pars Prima.

Conrad Haas escribió algunas oraciones interesantes en su manuscrito en las que habla sobre el uso militar de los cohetes (traducido):

“Pero mi consejo es que haya más paz y no guerra, que los rifles se guarden con calma, de modo que no se dispare la bala, la pólvora no se queme ni se humedezca, así que el príncipe guarda su dinero, el arsenal domina su vida; ese es el consejo que da Conrad Haas “.

Ivan
Ivan es editor en jefe en ancient-code.com, también escribe para Universe Explorers. Es posible que lo haya visto aparecer en Discovery and History Channel.antiguo – código . com , también escribe para Universe Explorers. Es posible que lo haya visto aparecer en Discovery and History Channel.
https://www.ancient-code.com/the-sibiu-manuscript-a-500-year-old-text-that-describes-multi-stage-rockets/

El Agujero de Mel, entre la leyenda y la realidad

Por Mundo Esotérico y Paranormal

En 1997, el famoso programa de radio estadounidense “Coast to Coast AM” entrevistó a un hombre llamado Mel Waters, que afirmaba que en una zona de su propiedad ubicada en la colina de Manastash Ridge, Washington, había una especie de extraño agujero donde las personas habían ido durante años para arrojar residuos como frigoríficos, madera, tierra, ganado, o incluso personas muertas. Uno de los misterios del agujero según Mel era que no tenía fondo. Con el paso de los años la basura acumulada no se veía, iluminaba el agujero y no se reflejaba el fondo o los lados. Mel fue realizando su propia investigación, tiro un cubo de metal por el agujero sin oír ningún tipo de un sonido metálico, también lo probo con televisiones de tubo sin escuchar ninguna explosión, sólo silencio. Por lo que se podría decir, el agujero no tenía fin. El agujero mide unos 3 metros de diámetro, con una especie de muro de contención a su alrededor y sin fondo aparente.

Sigue leyendo El Agujero de Mel, entre la leyenda y la realidad

Hoia-Baciu, el Triángulo de las Bermudas de Transilvania

Por Mundo Esotérico y Paranormal

Cuando hablamos de Rumanía cualquier persona le viene a la mente el misticismo de Transilvania. Es inevitable no pensar en Drácula, vampiros chupadores de sangre y castillos encantados. Pero aparte de los vampiros, en el corazón de Transilvania también hay un misterioso bosque místico. Ovnis, tiempo perdido, extrañas sombras, misteriosas quemaduras, la sensación de sentirse observado, personas desaparecidas, susurros en mitad de la noche, son algunas de las razones por las que le bosque de Hoia-Baciu en Rumanía es conocido como “El triángulo de las Bermudas de Transilvania”.

El bosque de Hoia-Baciu

En lo profundo de Rumanía se encuentra la ciudad de Cluj-Napoca, la segunda ciudad más poblada del país. La antigua ciudad Cluj-Napoca, considerada la capital de la provincia histórica de Transilvania, está rodeada de grandes bosques y una enorme belleza natural, lo que permite a los lugareños disfrutar de su entorno natural, a excepción de un bosque, el Hoia-Baciu. Desde tiempos inmemorables, los lugareños han tenido un miedo al bosque de Hoia-Baciu, creyendo que es una puerta entre diferentes dimensiones.

Esta creencia dio paso a una gran cantidad de mitos y leyendas que se han transmitido de generación en generación. Son muchos los que piensan que una vez que entras, el ​​bosque despierta los más profundos miedos subconscientes del hombre.

Los misterios de Hoia-Baciu

Los valientes que se atreven a entrar en el bosque afirman experimentar estados inexplicables de náuseas, una fuerte ansiedad, inusuales dolores de cabeza, o la sensación de sentirse observado mientras avanzan entre los árboles y, en algunas ocasiones, incluso aparición de inexplicables erupciones cutáneas o quemaduras en sus cuerpos. Lo más sorprendente es que estas quemaduras generalmente no se sienten, pero aparece un severo enrojecimiento y, en raras ocasiones, ampollas.

Cualquier persona puede llegar a pensar que todas estas sintomatologías son debido algún tipo de reacción alérgica a ciertas plantas venenosas, pero la realidad es que ni los árboles ni las plantas son inmunes a este tipo de extraños fenómenos, ya que en algunas áreas la vegetación muestra signos de deshidratación, inusuales quemaduras en los tallos y necrosis en las hojas. Hubo también el caso de un pastor y su rebaño de unas 200 ovejas que entraron en el bosque y desaparecieron para siempre. Poco después de este incidente, el bosque fue conocido como “El Triángulo de las Bermudas de Rumanía” o “El Triángulo de las Bermudas de Transilvania”. 

Sigue leyendo Hoia-Baciu, el Triángulo de las Bermudas de Transilvania

Poderosos estallidos sin explicación alrededor del mundo desconciertan a los científicos

Por RT

En lo que va de año se han producido un total de 64 episodios similares en Estados Unidos, el Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda.

Una serie de fuertes estallidos en distintas partes del mundo tienen desconcertada a la comunidad científica, que sigue sin saber el origen de este fenómeno, que ha venido sintiéndose cada vez con mayor frecuencia.

Según ha informado el Daily Mail, en lo que va de año se han producido en total 64 episodios similares en el territorio estadounidense, en algunas zonas del Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda. Uno de los más recientes se produjo el pasado 14 de noviembre en el estado de Alabama (EE.UU.). Muchos de sus habitantes informaron a través de las redes sociales del suceso, denominado como ‘Bama Boom’, que incluso sacudió sus hogares.

Bill Cooke, portavoz de la Oficina de Medio Ambiente de Meteoroides de la NASA, señaló que este último episodio podría haber sido causado por un avión supersónico, un estallido en tierra o la explosión de meteoritos en la atmósfera. Al respecto, el Servicio Geológico de EE.UU. (USGS, por sus siglas en inglés), tras analizar los ruidos, confirmó que no fueron resultado de un terremoto.

De acuerdo con la revista Popular Mechanics, la fuente más común de estas “misteriosas estampidas sónicas” son vuelos militares no anunciados con aviones supersónicos. No obstante, en EE.UU. la Fuerza Aérea no se ha pronunciado al respecto.

Los misteriosos ruidos han sido reportados por decenas de residentes de distintos lugares: un habitante de la ciudad de Abergavenny (Gales, Reino Unido) lo ha descrito como si se tratara de “una ráfaga de escopeta o fuegos artificiales”. Otros lo relacionan con los meteoritos provenientes de la lluvia anual de estrellas Leónidas, que alcanzó su apogeo la semana pasada, e incluso con explosiones provocadas durante entrenamientos militares.

Ron Hranac, un experto en astronomía, afirmó en declaraciones a la CBS que si efectivamente los estallidos fueron producidos por un meteoroide, no estarían relacionados con las Leónidas porque los meteoritos de la tormenta son demasiado pequeños como para llegar al suelo y producir tal estruendo.

El pasado 27 de octubre, otro estallido fue registrado en la península de Eyre, al sur de Australia, luego de que varios testigos presenciaran el paso de un meteorito brillante. Un portavoz de la Red Desert Fireball, una red de cámaras en Australia que rastrear meteoritos que entran en la atmósfera, subraya que el fenómeno pudo ser causado por un cambio en la presión cuando el cuerpo celeste entró en la Tierra.

Cómo una misteriosa zona atrapa el agua del océano más antigua del mundo

En las profundidades del Océano Pacífico existe una misteriosa mancha de agua que permanece prácticamente estancada y atrapada. Es tanto el nivel de aislamiento de esta porción de agua, que la última vez que entró en contacto con la atmósfera de la Tierra, el mundo aún era el hogar de vikingos, mayas y romanos.

Ahora, un estudio científico publicado por Nature ha analizado la «Shadow Zone» (como la llaman) o «Zona de Sombra» en el Pacífico Norte con el objetivo de establecer por qué ha permanecido atrapada durante más de 1.000 años.

«La datación con carbono 14 ya nos había revelado que esta porción de agua es la más antigua en el profundo Pacífico Norte. Pero hasta ahora habíamos luchado por entender por qué las aguas más antiguas se agrupan a una profundidad de 2 kilómetros [1.2 millas]», dijo el autor principal Dr. Casimir de Lavergne, de la Universidad de Nueva Gales del Sur, Australia, en un comunicado.

«Lo que hemos encontrado es que a unos 2 kilómetros [1.2 millas] debajo de la superficie de los océanos Índico y Pacífico hay una ‘zona de sombra’ con escasos movimientos verticales que mantiene suspendida el agua del océano en un área durante siglos».

Basándose en investigaciones previas, los investigadores de este proyecto comenzaron a mirar hacia otros lugares anteriormente no analizados, por ejemplo: el fondo marino. Descubrieron que la profundidad y la forma del fondo del océano en esta área juegan un papel importante en atrapar el agua en este lugar.

Las corrientes de agua en el Pacífico generalmente comenzaron con el hielo salado de la Antártida derritiéndose y dirigiéndose al fondo del océano. A medida que el agua se dirige hacia el norte en el Pacífico, es arrastrada hacia arriba por las corrientes superficiales de las aguas oceánicas superiores cálidas de los mares tropicales. Las corrientes en las profundidades del mar también ayudan a «empujar» las aguas densas hacia arriba y hacia el norte. Juntas, estas fuerzas ayudan a asegurar que las aguas fluyan con una circulación vertical y de esta forma las capas comienzan a mezclarse más.

Sin embargo, en esta «Zona de Sombra», el agua permanece demasiado lejos de estas corrientes superficiales. Fundamentalmente, tampoco es alcanzada por las corrientes marinas más profundas debido a la topografía aproximada del lecho marino y la distancia de las fuentes de calor geotérmicas. Como el agua del fondo no puede elevarse más de 2,5 kilómetros (1,5 millas) por debajo de la superficie, el agua que está arriba simplemente se queda en un estado inmóvil.

«Cuando esta zona aislada atrapa el agua del océano milenario también atrapa nutrientes y carbono que tienen un impacto directo en la capacidad del océano para modificar el clima en escalas de tiempo centenarias», dijo el Dr. Fabien Roquet, autor del estudio de la Universidad de Estocolmo en Suecia.

El estudio científico ha sido publicado en la revista Nature.

Este artículo fue publicado por CodigoOculto.com

El misterio continúa: los científicos rusos refutan el mito del “meteoro de Tunguska”

La explosión de Tunguska fue una explosión aérea de gran potencia que ocurrió cerca del río Podkamennaya en Tunguska (Evenkia, Siberia, Rusia) a las 7:17 del 30 de junio de 1908. La detonación, similar a la de un arma termonuclear de gran potencia, ha sido atribuido a un cometa o un asteroide. Sin embargo, los investigadores ahora dicen que no fue el caso.

Los sobrevivientes del área afectada por la explosión lo describieron como un hongo gigante que se elevaba por el aire. Los animales huyeron, y las tiendas de los tungus ubicadas a más de 50 km volaron por el aire.

Hasta este día, nadie ha sido capaz de explicar qué explotó exactamente en Rusia.

El fenómeno Tunguska finalmente produjo más de 30 hipótesis y teorías sobre lo que sucedió.

La detonación, similar a la de un arma termonuclear de alta potencia, se ha atribuido a un cometa o un asteroide.

Debido a que no se ha recuperado ningún fragmento, se cree que lo que explotó en Rusia fue un cometa hecho de ICE.

Como no llegó a la superficie de la Tierra, no se produjo ningún cráter o astroblema.

Sin embargo, 108 años después, el fenómeno del meteorito de Tunguska sigue siendo un misterio.

Hasta ahora se sostenía que la explosión de un meteorito cerca del río Podkámennaya, en Siberia, fue lo que finalmente formó el lago Cheko.

Sin embargo, los científicos rusos demostraron que este lago no podría ser un cráter ya que tiene al menos 280 años de antigüedad.

Árboles quemados y derribados como resultado del evento de Tunguska. Crédito de imagen

La explosión de Tunguska devastó un área de 2.150 kilómetros cuadrados de bosque, rompió ventanas y derribó a personas que se encontraban dentro de un radio de 400 kilómetros de la zona de impacto.

En los días siguientes, los habitantes de Europa presenciaron una serie de fenómenos extraños, como nubes luminosas, puestas de sol de colores y luces inusuales durante la noche.

Los medios europeos luego dijeron que se trataba de un incidente OVNI o una erupción volcánica.

Sin embargo, los eventos políticos en la Rusia imperial impidieron una mayor investigación de este extraño fenómeno.

19 años después, una expedición dirigida por el científico ruso Leonid Kulik llegó a Tunguska para examinar el sitio de la explosión.

Sin embargo, los investigadores no pudieron descubrir ningún rastro de los meteoritos.

Sigue leyendo El misterio continúa: los científicos rusos refutan el mito del “meteoro de Tunguska”