Qué revela sobre el mulá Omar la biografía escrita por el propio Talibán

El texto de salió a la luz 19 años después de que fuera nombrado Amir ul-Mumineen, «el líder de los creyentes».

Un hombre carismático al que no le gusta jactarse de sus victorias, quien no aprecia las ceremonias ni la gente ceremoniosa. Un muyahidín de pocas palabras pero con sentido del humor, sencillo y que vive sin posesiones ni grandes lujos.

Así es el mulá Omar según los propios talibanes.

O al menos así lo describen en la biografía recién publicada en su página oficial,Voice of Jihad (la voz del yihadismo).

El texto de 5.000 palabras salió a la luz el sábado 4 de abril, exactamente 19 años después de que fuera nombrado Amir ul-Mumineen, «el líder de los creyentes».

La biografía insiste en que casi dos décadas después sigue siendo el responsable del control diario de las actividades del Talibán.

Por lo que, según expertos, la publicación tendría el objetivo de acallar los rumores de su posible muerte, ya que hace tiempo que no se le ve en público. Aunque se dice que está escondido en Pakistán.

Según expertos, la publicación tendría el objetivo de acallar los rumores de su posible muerte.

Asimismo, serviría de advertencia para el autodenominado grupo Estado Islámico.

Y es que la autoproclamación como califa de su jefe, Abu Bakar al Baghdadi, contradice el liderazgo del mulá Omar para con los musulmanes, un liderazgo que trasciende las fronteras nacionales.

EI ha tratado activamente de reclutar combatientes en Afganistán entre los talibanes desafectos del mulá.

Lea también: Afganistán confirma que «Estado Islámico» está en suelo afgano

Relatos de guerra

Por el tono, el texto se asemeja a una hagiografía, a una historia de la vida de un santo.

Inicia con el relato de la infancia del protagonista.

De acuerdo a la biografía, quien con los años se convertiría en el mulá Omar, estudió bajo la supervisión de sus tíos, eruditos religiosos, después de que su padre muriera cuando él tenía 5 años.

Omar fue comandante muyahidín en Kandahar.

A los 20 se unió a los muyahidín, los combatientes islámicos, poco después de la invasión soviética de 1980.

Y en tres años se convirtió en comandante.

En ese tiempo lo hirieron cuatro veces, incluida la ocasión en la que perdió su ojo derecho.

El texto también menciona que por aquel entonces su arma favorita era el RPG-7.

Además, no sólo era su arma predilecta, sino que era especialmente diestro con ella.

Así lo muestra el relato de un colega, el mulá Barader, la única referencia a una fuente incluida en la biografía.

En el relato cuenta cómo el mulá Omar usó el lanzacohetes para destrozar un tanque soviético.

Presidente de Afganistán, Ghani.
En la biografía no hay mención alguna a una posible reconciliación con el gobierno.

Este es, por otro lado, el capítulo más intrigante de la biografía.

Y es que Barader fue liberado de su cautiverio en Pakistán en 2013 porque los negociadores estadounidenses y afganos creyeron que eso podría dar pie a las conversaciones de paz.

Así que el hecho de que el relato esté incluido en la biografía podría sugerir que el servicio de inteligencia paquistaní tuvo algo que ver con su producción, o al menos que sabía que se estaba escribiendo.

«Líder natural»

El relato de la formación del Talibán coincide con el que se conoce hasta ahora.

De acuerdo a éste, los responsables fueron Omar y un grupo de excomandantes muyahidines indignados por el desorden y la violencia que siguió a la caída en 1992 del gobierno de Najibullah, respaldado por los soviéticos.

El texto también menciona que su arma favorita era el lanzacohetes RPG-7.

En una reunión en 1994, cuando tomaron la decisión de levantarse contra los señores de la guerra, el que sería el mulá Omar se erigió como «el líder natural».

La biografía incluye muchos detalles sobre las batallas que le llevaron a hacerse con el control de gran parte de Afganistán y que culminaron en 1997.

De acuerdo al texto, éstas terminaron con un Estado «basado en las reglas y principios puros de la sharia o ley islámica, y después de un largo intervalo el mundo volvió a ser testigo de un modelo práctico del gobierno islámico».

En esas líneas, sin embargo, no hay referencias a al Qaeda.

En lugar del 11 de septiembre de 2011, el texto dice que Estados Unidos atacó a Afganistán porque «el mundo no podía tolerar el sistema basado en la sharia».

Y el único momento en el que se menciona el mundo más allá de Afganistán es cuando se refiere al apoyo del mulá Omar a los palestinos en su lucha por recuperar Jerusalén.

Esta imagen conf¡rma la caracterización del Talibán como una organización islámica conservadora y nacionalista afgana con una estrecha visión del mundo.

«Sentido del humor»

En cuanto a la personalidad, el Talibán describe a su líder como un hombre «carismático» con un «especial sentido del humor».

Pero reconoce que no hay nada fuera de lo normal en él.

Como cuando ordenó la destrucción de los budas de Bamiyan en 2001, el mulá Omar sigue controlando las actividades del Talibán de Afganistán, de acuerdo a su biografía.

Como uno de los pocos occidentales que alguna vez lo pudo ver con sus propios ojos (fue en 1996), puedo confirmar que no destaca de entre el resto de los talibanes.

Pero la biografía señala esta característica como una virtud, clamando, entre otras cosa, que nunca poseyó una casa ni una cuenta bancaria, ni en el país ni en el extranjero.

«Adoptó un estilo de vida sencillo en todos los aspectos. Viste de forma sencilla, come comida sencilla, habla de cosas sencillas y tiende de forma natural a la franqueza y a la informalidad».

Lo que no sorprende es que «en la mayoría de sus reuniones suele hablar de la yihad».

La traducción al inglés del texto contiene algunos coloquialismos curiosos, con lo que podría concluirse que su público objetivo es el afgano.

Puede que no haya otro motivo para su publicación que el recordar a los afganos que sigue siendo un hombre con poder.

En esa línea, reivindica que «la superpotencia de Estados Unidos y sus fuerzas aliadas están al borde de la destrucción y la derrota».

Además, no hay mención alguna a una posible reconciliación con el gobierno.

Lea: Presidente de Afganistán ofrece puestos en el gabinete al Talibán

En su lugar, afirma que la sombra del mulá Omar controla la mayor parte del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.