Así esclaviza en pleno siglo XXI una compañía azucarera

Por RT

Inspectores laborales hallaron evidencia de numerosas irregularidades, aunque los acusados negaron todos los cargos.

Tráfico de trabajadores, mano de obra infantil y violación de las leyes contra la servidumbre fueron los delitos hallados por inspectores laborales en una plantación azucarera de Karnataka, en el sur de la India, de donde la Policía rescató a 28 personas sometidas a un régimen abusivo.

“Hallamos evidencia clara de esclavitud, con trabajadores a los que no les pagaban el salario mínimo y con niños menores de 14 años que eran usados para cortar la caña”, detalló Soujanya Karthik, uno de los miembros de la administración del distrito de Mysore que socorrió a las víctimas, publicó la agencia Reuters.

Además del supervisor del campo, la investigación por estos delitos también apuntó a su asistente y a una fábrica dirigida por Bannari Amman Sugars Ltd., una de las más grandes productoras de azúcar del país.

El descargo

Desde la empresa negaron las acusaciones y recordaron que a mediados de octubre enviaron una carta a los inspectores estatales en la que aclaraban que los productores eran los responsables de cosechar y llevar la caña hasta la puerta de la compañía y que el precio era fijado por los gobiernos nacional y estatal.

“Garantizar el cumplimiento en los campos no es nuestro trabajo, solo tratamos con el contratista que suministra la caña. Dentro de la fábrica, seguimos las leyes laborales”, agregó el gerente general, identificado como Veluswarmy.

La voz de las víctimas

Los trabajadores rescatados contaron que cada familia recibía un pago de 1.000 rupias (15 dólares) por semana,con una jornada laboral de hasta 12 horas en la que cortaban, juntaban y cargaban la caña.

El nivel de sometimiento era tal que a uno de los trabajadores, Gowramma Raja, ni siquiera lo autorizaron a faltar cuando su hijo murió. “Tuve que rogarles para que me dieran unos días de licencia”, dijo.

Por su parte, William Christopher, de la ONG International Justice Mission (Misión Internacional de Justicia, en español) que asistió al Gobierno en el rescate de los trabajadores esclavizados, insistió en que hay pruebas de la explotación en los campos. “Vivían en condiciones inseguras en carpas de lona sin luz, baño ni agua potable”,detalló.

India prohibió el trabajo forzoso en 1976, aunque esa práctica continuó de manera generalizada, con millones de marginales y miembros de comunidades locales desempeñándose en campos, hornos de ladrillos, molinos, burdeles o en funciones domésticas para pagar deudas a sus empleadores o prestamistas.

Así esclaviza en pleno siglo XXI una compañía azucarera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *