Un científico de 104 años viaja de Australia a Suiza para una eutanasia voluntaria

El australiano David Goodall, que a sus 104 años es el científico más veterano del país, tiene previsto iniciar un viaje que terminará en Suiza, donde se someterá a una eutanasia a pesar de no padecer enfermedad terminal.

El científico, activista en favor de la legalización de la eutanasia en Australia, indicó que el propósito de su viaje es llegar al país europeo, donde la muerte asistida es legal, reporta la cadena local ABC.

El pasado mes, durante su último cumpleaños, Goodall aseguró que pasaría el resto de sus días haciendo campaña para que se legalice la eutanasia voluntaria en el estado de Australia Occidental, donde reside.

El australiano cambió de parecer e inicia este miércoles un viaje sin retorno, cuya primera parada será la ciudad francesa de Burdeos, donde visitará a familiares, para después concluir en la urbe suiza de Basilea.

Goodall, cuya condición física y su calidad de vida se han deteriorado significativamente, viajará desde Perth -la capital de Australia Occidental- acompañado por un representante de la ONG Exit International, en favor de la eutanasia.

“Siento que una persona tan anciana como yo debería tener los derechos plenos de un ciudadano, entre ellos el de la muerte voluntaria asistida”, remarcó el veterano en declaraciones a la ABC.

En 2016, Goodall acaparó la atención de los medios cuando la universidad en la que trabajó como investigador asociado honorífico le ordenó que dejara su oficina por considerarlo un riesgo a su propia seguridad.

Tras el recurso de Goodall, con el apoyo de la opinión pública, la decisión fue revertida, señala la ABC.

La eutanasia asistida es ilegal en muchos países y en Australia solamente es legal en el estado de Victoria, cuya capital es Melbourne, en donde se aprobó el año pasado.

Pero la ley en Victoria entrará en vigor en 2019 y estará restringida a pacientes con enfermedades terminales en pleno ejercicio de sus facultades mentales y con una esperanza de vida de menos de seis meses.

http://www.publico.es/internacional/eutanasia-cientifico-104-anos-viaja-australia-suiza-eutanasia-voluntaria.html

4 comentarios en “Un científico de 104 años viaja de Australia a Suiza para una eutanasia voluntaria

  1. Estoy totalmente de acuerdo con la eutanasia mi me gustaría una eutanasia asistida si tengo una enfermedad terminal o sino como él que ya no se puede ser autovalente y que vivió una vida larga ,irse en paz y consciente al abandonar el cuerpo que es transitorio

  2. Los prejuicios contra el suicidio ( ahora somos más eufemísticos y lo llamamos eutanasia voluntaria ) tienen sus raices en las religiones. Más concretamente en las abrahámicas y en general en todas aquellas que consideran la vida humana como algo ajeno al propio humano. Un préstamo de algún dios ( o dioses ).

    Es un lastre que arrastramos desde hace siglos. Para mí es un derecho fundamental del ser humano e inherente a su propia condición como tal. Una persona es dueña de su vida y nadie más. Si alguien desea abandonar la vida, siempre que esté en plenas facultades mentales, nadie es quién para impedírselo o cuestionar su decisión.

    Y, por tanto, una sociedad desarrollada debe ( ya que puede ) facilitar los medios más indoloros posibles. Y debe asímismo desdramatizar socialmente el hecho. Nadie está obligado a vivir. Y siempre es mejor morir pacífica y tranquilamente que arrojarse a un tren, o saltar al vacio desde un edificio o puente , o pegarse un tiro.

    El que quiere morir lo va a lograr, de una forma u otra.

    Pd: Lo realmente preocupante son las razones y/o causas que llevan a personas jóvenes, saludables y aparentemente despreocupadas a suicidarse. Que a un hombre sano de 104 años no se le permita morir es ridículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.