Objetos de poder: el Cráneo de Nostradamus

Biografía

Michel de Nostredame (1503-1566) nació en Saint-Rémy-de-Provence (Provenza) pero pasó una importante parte de su vida, y murió, en la cercana Salon-de-Provence por lo que a menudo se refieren a él como el Profeta de Salon.
Su familia paterna era de origen judio, pues su abuelo Guy de Gassonet se había convertido al catolicismo y adoptado el nombre de Pierre y el apellido Nostredame (de Nuestra Señora) en torno a 1455, su padre Jacques trabajaba de notario en la localidad una posición acomodada y respetada. Por parte de madre, Michel descendía de Pierre de Saint-Rémy, un prestigioso médico de la misma localidad, según algunos habiendo sido el médico personal de Renato de Anjou (1409-1480), conde de Provenza y rey, depuesto, de Nápoles (entre otros títulos). Por lo demás no existen muchos datos sobre su infancia y primeros años más allá de haber sido el mayor de, al menos, seis hermanos.

Estudió primero en la universidad de Avignon, que debió de abandonar por la llegada de la peste tras tan solo un año. Se le supone de una notoria memoria y gran capacidad intelectual, siendo descrito como experto en productos químicos, en astronomía y astrología, pero también de carácter mordaz.  Más tarde se matricula para estudiar medicina en Montpellier pero es expulsado por haber ejercido como boticario, considerada una profesión inferior e impropia para un médico. Algunos afirman que la expulsión fue temporal y que finalmente obtuvo un titulo en 1533 pero no existen registros de dicha titulación, pero eso no tendría por que ser necesariamente un problema para ejercer en su época.

Se establece en Agén, donde contrajo matrimonio y tuvo dos hijos, un niño y una niña. En torno a 1534 una epidemia de peste mata a su familia y Michel abandona la ciudad, iniciando un periodo de viajes por diversas regiones de Francia y quizás hasta tierras germanas e italianas.
En 1547 se casa por segunda vez, con una tal Anna Ponsard, y se establece finalmente en Salon-de-Provence. En 1550 comienza a publicar sus Almanaques, colecciones de predicciones astrológicas anuales, junto con recetas, curiosidades y otros elementos variados, que le hacen popular, durante estos años también publica algunos tratados sobre confituras, tintes y otros asuntos varios.
El 4 de Mayo de 1555 se publica la primera edición de sus Les Prophéties, con otra edición ampliada en 1557 y  otro más, de forma póstuma, en 1568.
Aún durante su vida se publican panfletos pro y contra Nostradamus y sus predicciones alcanzan incluso fama internacional (por ejemplo un testimonio húngaro de 1559 habla de él como una figura bien conocida en su país).
Traducción inglesa del siglo XVII

En 1561 es detenido por orden del rey Carlos IX (quizás por atreverse a hacer profecías sobre el destino de los reyes, algo considerado de mal agüero y más teniendo en cuenta la forma en que los últimos Capeto habían ido cayendo) pero parece ser que recuperó el favor real poco después, siendo liberado y, según algunos, nombrado médico real. Se cree que durante sus años restantes fue visitado repetidamente por la reina madre y, también, por Enrique de Borbón (el futuro Enrique IV).

Murió en 1566 de causas naturales, supuestamente tras predecir el mismo dicho suceso. Dejó seis hijos, el mayor de los cuales, César de Nostredame (1553-1629), alcanzó cierta fama como historiador y artista, suyo es el retrato de su padre que encabeza esta entrada.

Les Prophéties

El lenguaje de las predicciones es extremadamente enrevesado, mezcla francés, latín, un poco de griego  y algo de provenzal. Pero además está lleno de alusiones oscuras, metáforas y símbolos alquímicos y astrológicos, incluso acrónimos y ocasionalmente trasposiciones de letras o sílabas.
La primera edición (1557) contaba con 353 cuartetas (estrofas de cuatro versos) organizadas en  grupos de centurias (supuestamente grupos de 100 cuartetas pero en realidad irregularmente distribuidas en siete) y la última (1568) con 942 de estas estrofas(en 10 centurias también incompletas).
Por poner un ejemplo de cuarteta (al azar):
L’Arc du tresor pur Achilles deceu,
Auz procrez sceu le quadrangulaire:
Au faict Royal le comment sera sceu,
Corps veu pendu au veu du populaire
Centuria VII, Cuarteta I
Que he encontrado traducida como: El arco del tesoro por Aquiles engañado,/a los procesados comunicada la cuadrangular:/El cómo del hecho real será sabido,/cuerpo visto colgado según voluntad popular. Y las interpretaciones, a menudo, señalan a las ejecuciones de la Revolución francesa.
Por poner otro ejemplo, una de las cuarteta más citadas es aquella en que profetiza la muerte de Enrique II (producida en 1559) se lee:
Le lyon iune le vieux surmontera, / El joven león sobrepasará al viejo
En champ bellique per singulier duelle, /En campo de batalla por duelo singular,
Dans cage d’or les yeux lyt cervera, / En jaula de oro los ojos le sacará,
Deux classes une puis mourir mort cruelle. /Dos clases (o flotas) una, después morir con muerte cruel.
Centuria I, Cuarteta XXXV
Que, como siempre a posteriori, se interpreta como refiriéndose a la forma en que el joven conde Gabriel de Montgomery mató al viejo rey durante la celebración de un torneo, cuando su lanza se rompió y un fragmento de la misma accidentalmente penetró en el yelmo del rey, clavándose en su ojo derecho y provocándole la muerte, tras una cruel agonía de varios días. Aunque está interpretación tiene varios problemas, y no está claro que la identificación fuera hecha en la época, me parece un buen ejemplo del lenguaje y la exégesis necesaria para extraer algún significado de las cuartetas.

En obras y ediciones posteriores se añadieron, sin que está muy claro su origen, aún algunas cuartetas más (incluso añadiendo dos centurias más, la XI y la XII, con solo un puñado de cuartetas cada una) algunos dicen que estas cuartetas adicionales fueron descubiertas entre los papeles del profeta y añadidas por sus editores y comentaristas mientras que otros las consideran apócrifas. A menudo esas ediciones posteriores se antedataban (es decir se indicaba que habían sido publicadas antes de su fecha real de publicación) para aumentar el impacto de supuestas profecías cumplidas.

La mayoría de las cuartetas no cuentan con fecha (solo 17 lo hacen, la más tardía 3797), aunque algunas si cuentan con indicaciones astrológicas (por lo demás cíclicas), estas no parecen seguir ningún orden lógico y las cuartetas parecen saltar de un asunto a otro, y de un periodo temporal a otro, de forma caótica. Algunos interpretes han defendido que es necesario utilizar un documento adicional (por ejemplo el testamento del autor) para extraer un orden a este galimatías.

Método de adivinación

No está claro sobre como realiza exactamente sus profecías, en realidad el mismo ofrece relatos contradictorios que cada interprete de su obra valora en distinta medida: así se habla sobre el uso de métodos principalmente astrológicos, la utilización de una bola de cristal o un espejo de bronce y otros que hablan de trances visionarios, el uso de vapores químicos (al estilo de la Sibila délfica) o incluso de visiones recibidas durante crisis epilépticas. También se discute la posible influencia de las técnicas de combinación lingüística de la Cábala, gematríatemurah y notarikon (lo que podría explicar su reticencia a hablar del asunto) para obtener sus conclusiones o ocultar sus significados.
Lo que parece probado es que en la composición de textos abundan las citas (no declaradas) de otros autores, tanto proféticos como históricos, de donde toma imágenes, metáforas y predicciones completas. Entre las obras que se ha rastreado que Nostradamus usa como patrón o fuente, encontramos, junto con la Biblia y diversos autores clásicos, sobre todo el Mirabilis Liber. Este, publicado en Francia en 1522, es una recopilación en latín de diversos autores proféticos cristianos  desde el Apocalipsis del seudo-Metodio (del siglo VII) y las muy prestigiosas profecías atribuidas a Joaquín de Fiore (1135-1202).
Esto, que podría parecernos una impostura, no es raro en autores proféticos del periodo, que basados en una concepción cíclica de la historia no ven ningún problema en volver a utilizar profecías antiguas o incluso sucesos del pasado para dilucidar hechos del futuro. Al fin y al cabo las revoluciones planetarias son en gran medida cíclicas en la concepción astrológica (aunque no lo sean tanto en la realidad) y si, por su influencia, un acontecimiento se ha producido cuando las estrellas estaban en una posición determinada cuando aquellas vuelvan a dicha posición, sin duda, deben repetirse hechos similares. De la misma manera que se dice los Primigenios serán liberados cuando las estrellas estén, de nuevo, en la posición correcta (signifique lo que signifique eso).

Nostradamus y Solomon Kane

Los años de vida del profeta concuerdan perfectamente para utilizarlo, vivo o recientemente fallecido, en una aventura de Solomon Kane. Supuestas nuevas profecías pueden tener una significación más inmediato, quizás incluso servir como pistas para futuras aventuras o como señal de un inminente apocalipsis que solo los personajes puedan evitar. Los oponentes en las guerras de religión seguramente querrán hacerse con cualquier información sobre el futuro y mandarán sin duda a agentes a buscar estos textos si creen que pueden darles ventaja.
Es posible jugar con el significado de cuartetas existentes (el texto es fácilmente encontrable en internet, por ejemplo) pero también puedes escribir las tuyas propias. Otra opción que puede ser divertida es utilizar alguno de los generadores aleatorios de cuartetas (como este en inglés) y utilizarla como patrón para futuras aventuras (o dejar que los jugadores las interpreten imaginativamente en ese sentido)

La tumba y el cráneo

A su muerte el adivino fue enterrado en la iglesia de los franciscanos de Salon pero en algún momento se desarrolló una curiosa leyenda, que aquel que bebiera del cráneo del profeta adquiriría su capacidad de ver el futuro y también que una maldición pesaría sobre aquel que abriera la tumba.
Hay quien defiende que una de las las cuartetas se refiere a la apertura de su tumba:
Qui ouvrira le monument trouvé / Quien abra el monumento encontrado
Et no viendra le serrer promptement / y no venga a guardarlo prontamente,
Mal luy viendra, & ne porurra prouvé / mal lellegará, y no podrá probar
Si mieux doil estre Roy Breton ou Normand / si mejor deber ser rey bretón o normando
Centuria IX, Cuarteta VII
Uniendo ambas leyendas hay una historia que afirma que efectivamente la tumba fue abierta en 1792, en plenas convulsiones revolucionarias, y que en torno al cuello del cadáver se encontraba un medallón inscrito con dicha fecha (y otros símbolos astrológicos). Uno de los ladrones de tumbas tomaría el cráneo y efectivamente bebería de él, muriendo poco después en una emboscada (o asesinado por sus propios compañeros según otra versión, cuando empezó a gritar atemorizado por sus visiones). Aunque los restos fueron enterrados de nuevo, en una tumba diferente en la colegiata de San Lorenzo (donde aún se encuentra), el cráneo nunca volvió a ser localizado.

Desde entonces el cráneo ha pasado de mano en mano en los círculos ocultistas franceses, más como una rareza que otra cosa, pues se cree que efectivamente el don de la profecía es cierto pero que no es menos cierta la maldición para quien use sus poderes y solo se atreverían a usarlo en situaciones desesperadas.
Rumores de que Napoleón utilizó sus poderes (y provocó con ello su caída) no han podido ser probados como tampoco los que dicen que durante la comuna de París (1871) el cráneo estaba en manos de un círculo esotérico cercano a los revolucionarios, cuyos miembros lo utilizaron, solo para descubrir el trágico fin que esperaba a la revuelta y la  sangrienta represión  posterior. antes de ser ellos mismos asesinados.
Durante la primera guerra mundial agentes del servicio secreto francés y agentes alemanes infiltrados buscaron insistentemente el cráneo pero aparentemente no encontraron más que indicios de que este había sido ocultado por los revolucionarios (quizás en alguna sección de las Catacumbas quizás en las cercanías del Cementerio del Père Lachaise).  De nuevo en los años 30 agentes de la Sociedad Thule y la  Ahnenerbe han comenzado a interesarse por el objeto.

El Cráneo de Nostradamus (en juego)

El objeto conocido como el cráneo de Nostradamus (que se une a la serie de cabezas y cráneos que ya han aparecido por aquí)  es, como suele suceder con objetos y poderes que permiten prever el futuro, más un recurso de la trama (un macguffin si se quiere) que un instrumento realmente útil en términos de juego por lo que su funcionamiento es muy similar en cualquier sistema.
Para utilizarlo es necesario beber vino del cráneo mismo o bien inhalar el humo producido por una mezcla de aceites y esencias quemadas en su interior. Varias personas pueden compartir una misma visión si inhalan el humo juntos o si comparten el vino.

Las visiones que genera normalmente giran siempre en torno a desastres, naturales o artificiales, y son bastante imprecisas en términos de tiempo o lugar. La visión se asemeja a un montaje rápido de escenas, con sonido ambiente, pero sobre las que el visionario no tiene ningún control y que normalmente duran apenas unos minutos.

En una campaña situada en el pasado puede fácilmente utilizarse acontecimientos del futuro descritos de forma vaga. En la época pulp puedes fácilmente dejar caer imágenes de los horrores de la segunda guerra mundial, imagínate describir por ejemplo la explosión atómica sobre Hiroshima a alguien que no tiene referentes sobre el tema (e imagínate el efecto si se usa en épocas anteriores). El cráneo no proporciona información adicional, ni contexto, ni explicación, solo una serie de imágenes dramáticas que pueden situarse por indicaciones externas pero que no necesariamente pueden ser comprendidas.
Puedes pedir tiradas de diversos conocimientos para intentar situar en el espacio o en el tiempo la visión (por ejemplo idiomas o antropología pueden ayudar a situar el lugar y astronomía, en caso de que se vea el cielo, la fecha). En cualquier caso también puede utilizarse para ofrecer indicios del camino futuro de una campaña, quizás una visión de un villano por venir o del efecto de los planes de los oponentes, en caso de no ser detenidos.
Si el juego en cuestión utiliza un sistema de salud mental usar el cráneo seguramente provoque un efecto sobre la misma (una perdida de 1d6 en caso de fallar la tirada de Cordura en el caso de la Llamada, por ejemplo), mientras que en FATE y sistemas con aspectos y condiciones sería un buen momento para imponer una obsesión o incluso delirios sobre el asunto.
Otros objetos relacionados con Nostradamus han aparecido aquí o allá a lo largo de los años, por ejemplo una supuesta bola de cristal propiedad del profeta (y supuestamente procedente del oráculo de Delfos) se relaciona con un caso del famoso detective Solar Pons.
http://aventurasextraordinarias.blogspot.com/2020/10/objetos-de-poder-el-craneo-de.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.