La dura realidad detrás de los pollos que son criados para consumo humano

granja, pollos, animales, bienestar animal, multinacionales

La ONG World Animal Protection, preocupada por las pésimas condiciones en las que son criados los pollos durante su corta vida, les exige a las empresas de comida rápida compromiso con el bienestar de estos animales.

Los pollos viven con nosotros desde hace más de 5.000 años y pueden ser criaturas curiosas y ocupadas que aman escarbar, explorar, picotear y darse baños de polvo. Los estudios muestran que los pollos son capaces de experimentar empatía, dolor y estrés. Pero lamentablemente, millones de ellos viven hacinados y en sitios inhóspitos, privados de la luz natural en granjas industriales.

pollo, animales, crueldad animal, carne, empresas, Mc Donall's

Actualmente, se estima que cada año, 40 mil millones de pollos alrededor del mundo viven en condiciones de crueldad en este tipo de granjas. Solo tienen alrededor de 40 días de vida antes de ser sacrificados (es decir, cuando aún son prácticamente bebés). Durante ese tiempo, habitan en espacios reducidos y oscuros, y son criados con poca, si es que alguna, consideración como animales vivos. Además, son seleccionados genéticamente para que se desarrollen a una velocidad anormalmente rápida, lo que ejerce una gran presión sobre su corazón, pulmones y patas. Como resultado, viven toda su vida con dolor crónico, lesiones en su piel y patas, y hasta insuficiencia cardiaca.

A pesar de conocer esta realidad, el pollo que se consume en grandes cadenas de comida rápida como KFC, McDonald’s y Burger King, proviene de estos lugares sombríos. Por ello, la organización global World Animal Protection, investiga el bienestar de los pollos que son criados para consumo humano.

Para tal fin, la ONG ha creado el “Ranking de empresas sobre el bienestar de los pollos” como parte de su campaña Change for Chickens, la cual desafía a la industria de la comida rápida a detener la crueldad y el sufrimiento en la producción de carne de pollo en todo el mundo, así como también a abastecerse de granjas que garanticen el bienestar de los animales, en lugar de las granjas industriales.

Dicho ranking clasifica el desempeño de los restaurantes de comida rápida frente a su compromiso, ambición y transparencia en el bienestar de los pollos, y los resultados han revelado algunos hallazgos alarmantes. Se ha detectado que los estándares de bienestar de muchas de estas compañías son preocupantemente bajos, lo que significa que los consumidores están comprando, inadvertidamente, productos de animales que viven en condiciones de crueldad y sufrimiento.

Condiciones de vida indignas

Los pollos de engorde son criados para sufrir. Como si lo recientemente dicho fuera poco, podemos agregar que las jaulas en las que viven restringen severamente su libertad y comportamiento natural. A menudo, son apiladas una encima de la otra, lo que hace imposible que estos inteligentes animales lleven a cabo comportamientos naturales como la exploración, los baños de polvo o el posarse en sitios elevados.

Las jaulas se caracterizan por la sobrepoblación, la falta de luz natural y la rápida tasa de crecimiento y engorde, lo que origina estrés, cojeras, y enfermedades, a tal punto que algunos pollos están demasiado enfermos para ponerse de pie.

pollo, animales, crueldad animal, carne, empresas, Mc Donall's

Y sin embargo, la mayoría de las aves que se sirven en estos restaurantes, provienen de sitios como estos, pero a pesar de ello, muchas compañías no están mostrando ninguna intención para mejorar la realidad de estos animales.

Qué se les pide a las empresas

La campaña Change for Chickens de World Animal Protection presiona a la industria alimentaria para que se comprometa a hacer cambios de políticas globales que mejorarán el bienestar de miles de millones de pollos. En particular, se espera que las empresas:

  • Usen razas de pollos que tengan tasas de crecimiento más naturales.
  • Garanticen que los pollos tengan espacios para comportarse más naturalmente. Las jaulas deben ser eliminadas y nunca más usadas.
  • Darle la oportunidad a los pollos de disfrutar de un comportamiento natural a través de estrategias de enriquecimiento como plataformas elevadas, objetos para picotear, luz natural y refugios de calidad.
  • Garantizar que los pollos sean sacrificados con métodos más humanos que eviten los grilletes y que aseguren que estos estén inconscientes antes del sacrificio.

Ahora bien, ¿cómo evaluar si una empresa está cumpliendo con su compromiso de abastecerse con pollos que provengan de granjas donde se practique el bienestar animal?

Las empresas se evalúan a través de información pública disponible en tres áreas:

  • Compromiso. Las políticas establecen claramente que el bienestar de los animales es importante para la empresa.
  • Ambición. Un cronograma definido que demuestre los objetivos, metas y promesas que la compañía se ha trazado para mejorar las condiciones de vida de los pollos y cuándo las van a cumplir.
  • Transparencia. A través de sus informes de desempeño, y qué tan clara es la organización cuando se trata de mantener sus promesas de bienestar.
pollo, animales, crueldad animal, carne, empresas, Mc Donall's

Entre las compañías evaluadas por World Animal Protection se encuentran: Burger King, Domino’s Pizza Group, Domino’s Inc, KFC, McDonald’s, Nando’s, Pizza Hut, Starbucks and Subway. Los hallazgos clave del “Ranking de empresas sobre el bienestar de los pollos” 2020 son:

  • Domino’s Inc recibió un puntaje de ‘0’, indicando que ellos no tienen ningún interés en el bienestar de los pollos.
  • Cuatro compañías (Burger King, Pizza Hut, Domino’s plc[1] y Domino’s Inc[2]) fueron calificadas con una puntuación muy pobre.
  • Los compromisos no se están cumpliendo lo suficientemente rápido. Más de 160 compañías en el mundo se han unido al Better Chicken Commitment, pero dos tercios de estas empresas evaluadas no lo han cumplido.
  • Los compromisos se han limitado a los Estados Unidos, Canadá y un pequeño número de países europeos, así que un mayor alcance internacional es crucial.
  • Solo cuatro compañías reportan los resultados de algunos indicadores sobre pollos de engorde, pero ninguna informa sobre el desempeño del bienestar general de los animales. Esto complica la tarea a la hora de responsabilizarlos por los compromisos adquiridos.
  • Solo un tercio (tres de nueve) de las empresas evaluadas recibieron un puntaje superior a ‘pobre’, lo que significa que muchas siguen fallando en sus compromisos.
  • Solo una compañía, KFC, fue clasificada en la categoría ‘progresando’, puesto que ahora hacen parte del Better Chicken Commitment. Este compromiso incluye el uso de razas de gallinas de crecimiento más lento, la creación de lugares con más luz para los animales, y espacios que les permitan tener un comportamiento más natural.

Como se puede ver en la tabla anterior, los resultados muestran que, en algunos lugares de Europa, KFC ha subido del cuarto lugar en el que estaba el año pasado, a ser la compañía con mayores avances en el “Ranking de empresas sobre el bienestar de los pollos” (Pecking Order 2020). Esto demuestra que el progreso sí es posible, pero que todavía hay mucho por hacer para mejorar. Desafortunadamente, Pizza Hut y Burger King han bajado considerablemente en el ranking.

Si bien es alentador ver que compañías como KFC comienzan a tomar en serio el bienestar de los pollos, los resultados siguen siendo extremadamente preocupantes. Esto demuestra que la mayoría de las empresas tienen un largo camino por recorrer para darle una mejor vida a estos animales.

Aún hay mucho por hacer

Jonty Whittleton, jefe de campaña global en World Animal Protection sostiene que:

“Decenas de miles de millones de aves nunca tienen la oportunidad de ver la luz del sol, o crecer en un ambiente sano donde puedan tener un comportamiento natural. Al contrario, sus vidas por lo general están llenas de dolor, miedo y estrés. No existe una excusa; estas grandes compañías tienen el poder para ponerle fin al sufrimiento que le están causando a estos animales, a costa de sus ganancias.

“Nos quitamos el sombrero por KFC, pues dio un paso adelante por los pollos en seis países europeos, pero este es solo el inicio. Hay mucho más por hacer, y otras empresas no han tenido avances suficientes y, en otros casos, han empeorado su desempeño frente a este tema. Compañías como Burger King están recibiendo publicidad positiva por sus hamburguesas y nuggets sin carne, pero estas novedades no deberían esconder el sufrimiento que padecen estos animales en las granjas alrededor del mundo, todos los días.”

“Los consumidores se preocupan cada vez más por el bienestar animal, y nosotros seguiremos alzando nuestros voz por ellos y por los pollos para presionar a estas organizaciones y así lograr cambios reales.” 

Las compañías de comida que continúan ignorando esta situación están bajo una gran presión para cambiar sus métodos. World Animal Protection revisará la Pecking Order cada año para monitorear el progreso de las grandes cadenas de comida rápida. La organización espera que los futuros cambios en el ranking resalten los esfuerzos de las compañías que realmente están liderando el camino hacia un mejor bienestar para los pollos.

La ONG hace un llamado a estas compañías globales para que lideren y garanticen que los pollos que son servidos en sus restaurantes tengan una vida digna. Las empresas evaluadas en el “Ranking de empresas sobre el bienestar de los pollos” tienen una oportunidad gigante en sus manos y pueden usar su poder para mejorar la vida de cientos de millones de animales.

Para conocer más sobre este tema, visite: www.worldanimalprotection.org

https://www.ecoportal.net/temas-especiales/pollo-consumo-humano/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.