Archivo de la categoría: Josep Pàmies

Aida. TERRORISMO ISLÁMICO-TERRORISMO ALIMENTARIO

https://alfazentauro.files.wordpress.com/2011/06/banksy.jpg?w=819&h=594

Nos escandalizamos de la muerte provocada hoy en Francia y anteriormente en Estados Unidos, Inglaterra, Rusia y en España por los islamistas, cuando las armas con las que nos matan a los occidentales proceden de nuestras fábricas.

Es curioso no, que busquemos el enemigo fuera, cuando la causa material e ideológica procede de nuestra sociedad occidental, ávida de petróleo, alimentos y demás riquezas que hay que controlar y consumir como locos por encima de nuestras necesidades.
El dolor provocado por nuestras armas, cuando son usadas en territorios enemigos islamistas, ya no nos producen escalofríos, y las muertes inocentes provocadas son centenares de veces superior a las que provocan los islamistas en occidente.

El odio al occidental y el odio al islamista se retroalimentan.

Seguro que quien mueve los hilos detrás de las bambalinas son los mismos descerebrados, que quieren hacernos vivir aquí y allí con el miedo en el cuerpo, para que no seamos libres y seguir manejando el rebaño humano a su antojo.

Lo mismo ocurre con el terrorismo alimentario. Según la OMS, el 59% de las muertes en el mundo son provocadas por la comida basura de multinacionales alimentarias que veneramos, comprando como borregos en los supermercados sus productos, y nuestros queridos representantes políticos, cínicamente mirando para otro lado.

Los mismos capitales invierten en armamento y en industrias alimentarias mortíferas.

Pero estos capitales provienen también del pequeño ahorrador que deja en manos de grandes bancos sus ahorros, para que le den la máxima rentabilidad y lógicamente invirtiendo en armas,alimentación basura y farmacéuticas, es como nos pueden dar un “poquito” más de rendimiento.

O sea que las armas más letales son por este orden:

1º- Industria alimentaria: 56 millones de muertes al año

2º- Armamento: Solo niños, 200.000 muertos por año y 600.000 heridos gravemente y/o discapacitados de por vida.

3º- Industria Farmacéutica. Los efectos secundarios ya son la tercera causa de muerte. Datos recogidos del libro “medicamentos que matan y crimen organizado”.

Que cada cual juzgue si el enemigo está fuera de nosotros o lo tenemos dentro de nuestra casa.

Somos Sociedades enfermas y nosotros mismos nos estamos eliminando.

¿Hay solución? Sí que hay solución. Pero empieza, no delegando responsabilidades en humanos (políticos) que están igual o más enfermos que nosotros, comiendo menos y más sano, no invirtiendo en bolsa ni dejando el dinero en los bancos, para que inviertan en lo que les da la gana y consumiendo menos medicamentos y más plantas medicinales y otras terapias de bajo coste inocuas, tal y como propone laDulceRevolución.

Fuente: Josep Pàmies blog

Stevia, el edulcorante verde

La stevia es entre 250 y 300 veces más potente que el azúcar de caña, pero sin contraindicaciones.
No aporta calorías ni grasas saturadas, ni azúcares, ni colesterol, ni carbohidratos.
JUAN FORNIELES
Miles de lechugas de hoja de roble, simétricas y orgullosas, marcan con su rojo burdeos el camino más corto para llegar a Pàmies Hortícoles. En este vergel de Balaguer (Lérida) trasiega un payés orgulloso y decidido, Josep Pàmies, el David de la stevia.
Este agricultor catalán se ha convertido en el azote de las multinacionales del azúcar, de las compañías fitosanitarias, de las empresas agroquímicas, de las grandes farmacéuticas, de las alimentarias y, cómo no, de la Administración.
Pàmies es la cuarta generación de agricultores expertos en hortalizas. Pegado a la tierra, montó junto a su hermano Miquel un pequeño imperio en torno a la lechuga, hasta que en 2000 se topó con la ‘stevia rebaudiana’, la planta dulce originaria de Paraguay que iba a cambiar su negocio y su filosofía vital.
Josep Pàmies, el David de la stevia. CARLOS GARCÍA
El payés andaba cabreado con el mundo porque sus cosechas intensivas iban de mal en peor por culpa de las plagas, del exceso de productos químicos y los precios a la baja. Investigando a través de internet se topó con la stevia de Paraguay y decidió probar suerte. Pidió semillas por correo y las plantó en su amada tierra recreando el clima tropical en un invernadero. Corría el año 2004.
La stevia es un edulcorante entre 250 y 300 veces más potente que el azúcar de caña, pero sin contraindicaciones. La planta, además, es fuente de proteínas, fibra, hierro, fósforo, calcio, potasio, zinc, vitaminas A y C. Y aún hay más: no engorda porque no aporta calorías ni grasas saturadas, ni azúcares, ni colesterol, ni carbohidratos.
Josep mimó los cultivos y comenzó su labor evangelizadora. Regaló plantas a diestro y siniestro y escuchó a sus amigos y clientes que tomaban las hojas verdes o las infusiones. Mejoraban su salud, controlaban su peso y, sobre todo, era una bendición para los pacientes diabéticos porque, según Pàmies, la stevia es “un excelente tratamiento para esta enfermedad”, especialmente “para los enfermos de tipo II y para un buen porcentaje de los de tipo I”.
El gran problema estriba en que la legislación no permite considerar la planta de la stevia como alimento y, por tanto, sólo se puede vender como ornamental. Es más, está prohibido destacar su uso terapéutico y, por tanto, no se puede comerciar con sus hojas secas o verdes para infusión -aunque la Administración mira para otro lado-. Esto cierra las puertas a su difusión y al aprovechamiento de los nutrientes y beneficios que puede aportar. Lo que sí permite la Ley es vender edulcorantes de stevia en pastillas o en formato que emula el azúcar, pero sólo tras someterla a un proceso químico.
“La Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que ‘no’, que no se puede vender azúcar moreno de stevia, que se tiene que refinar al 95% de pureza, entonces queda blanca y no marrón, que es la que se utiliza para endulzar bebidas. Si esas bebidas usaran el original, estaríamos hablando de bebidas antidiabéticas, esto sería acojonante, pero está prohibido”, denuncia Josep Pàmies.
“Esos edulcorantes que se venden hoy en día son un fraude porque hacen pasar como stevia el erititrol, que también es acalórico. Llevan un 1%, un 2% o un 3% de stevia y eso es un fraude al consumidor que permite el Ministerio”.
Estas palabras de Pàmies fraguan como verdad cuando se visita el lineal de un supermercado. Por ejemplo, un edulcorante de mesa que luce en grande “Stevia sin calorías” contiene un 2,4% de extracto de la planta. Otro, en versión pastillas, “a base de extracto de la planta”, eleva la apuesta al 35%. Un chocolate “sin azúcares añadidos” y con rótulo mayúsculo que dice “con edulcorante de la planta de Stevia” y el dibujo de unas hojas verdes, contiene “glucósidos de steviol” en un “¡0,007%!”.
La charla con el agricultor leridano transcurre dentro de un vivero gigante, al calor de 120 tipos de plantas medicinales y miles de stevias que lucen largos brotes y que apuran el verdor que decaerá a partir de noviembre.
Antes de recibir a ZEN dio una charla a futuros ingenieros agrónomos y, por la tarde, tenía una conferencia en Martorelles (Barcelona). Su difusión de los beneficios de la stevia está activa las 24 horas, los siete días de la semana. Los sábados, además, hay talleres para familias que vienen de toda España a aprender a cultivar y difundir la planta.
Sabor a regaliz o paloduz
El poder edulcorante de esta planta es impresionante: “En hoja fresca es siete veces mayor que el azúcar. Cuando se deshidrata es 80 veces superior”. Es tan potente que, al principio, siempre te pasas de frenada y las bebidas están demasiado dulces para el gusto habituado al azúcar.
CARLOS GARCÍA
Conforme Josep habla de las maravillas infinitas del azúcar verde, Carlos García -fotógrafo de este reportaje- y servidor vamos arrancando hojas y mascando. Como el cultivo es ecológico -se abona con restos de conchas del mar y otros abonos naturales-, no hay ni que lavarlas. Está riquísima, su sabor es un cruce entre el anís, el regaliz y el paloduz de nuestra infancia.
“La planta es un regulador de las puntas de azúcar”. De hecho, un gigante farmacéutico suizo “ha pedido decenas de patentes de la stevia para su uso médico, una de ellas para evitar que los deportistas de largas distancias tengan pájaras”, prosigue Pàmies.
El apóstol de la stevia se lanza con las propiedades terapéuticas que asegura tiene la planta. “Es antidiabética, hipotensora, cardiotónica [regula la presión y los latidos del corazón], diurética, antiácida [mejora el aparato digestivo], antioxidante y antirreumática”. La lista que recoge en su libro ‘Una dulce revolución’ es mucho más amplia: “Antimicrobiana, antibacteriana, antifúngica [aconsejable para la limpieza bucal], tiene un potente efecto dérmico [revitaliza las células y cicatriza], combate la ansiedad, reduce el deseo de comer y regula la glucosa en sangre”. Ahí queda.
Los comités éticos
Lo cierto es que aunque hay publicaciones científicas que mencionan sus bondades, no existen investigaciones concluyentes que hayan sido avaladas por grandes medios como ‘Lancet’ o el ‘British Journal of Medicine’. En España ha habido médicos que han querido estudiar en pacientes el efecto de la stevia, pero sus iniciativas han sido frenadas por “los comités éticos” y “las farmacéuticas”, según asegura Josep Pàmies.
“Esto lo frenan para evitar que la gente sepa las propiedades medicinales que tiene la planta. Si estuviera en los herbolarios y fuera legal, hundiría los negocios farmacéuticos de la diabetes, la hipertensión, el colesterol… Es una planta que es un peligro público para las farmacéuticas. Es una vergüenza que a nivel político esto no cambie”.
Hay muchos especialistas en Medicina que respaldan a Pàmies. Hoy mismo, se celebra en Balaguer la Feria de Alimentación y Salud en la que de 20 conferenciantes, 10 son médicos. También hay famosos que han usado sus brotes verdes ilegales para tratarse (Di Stefano, Mercedes Milá…) o para cocinar, como el tres estrellas Michelin Quique Dacosta o Ferran Adrià.
Pero Pàmies no sólo rema a favor de este edulcorante natural. A medida que habla, nos enseña otro de sus tesoros botánicos: la planta llamada kalenchoe. Este arbusto de hojas carnosas, conocido vulgarmente como “colombiana”, es su remedio para ayudar a que los enfermos de cáncer regeneren el tejido celular. Su propuesta, comer las hojas frescas -recuerda al formato del aloe vera, pero sabe a almendra verde-, levanta ampollas entre entusiastas y detractores de la medicina alternativa como complemento de la tradicional.
Pero el caballero de la stevia tiene más frentes abiertos. Afronta expedientes sancionadores por vender la planta seca, inspecciones de Sanidad cada dos por tres y un juicio por impulsar la marihuana como herramienta terapéutica. Pero a él poco le importa. Arranca un par de hojas, las masca y nos mira fijamente con sus ojos azul cielo que no dejan lugar al miedo. Tiene una determinación y nadie le va a frenar: la revolución dulce triunfará.
Batalla jurídica para legalizarla
Juan Creus, abogado en Madrid y propietario de un cultivo de stevia en Cáceres (www.biostevera.com), ha plantado cara jurídica al sistema y está pleiteando para que la UE admita que la hoja seca es un alimento. Algo que ya sucede en Japón, Brasil, EEUU o Paraguay.
Legal en Alemania. El Reglamento Europeo de Nuevos Alimentos 285/97 establecía que su ámbito no incluía los productos que se consumían habitualmente en cualquier país de la UE antes de su entrada en vigor (1997). Resulta que en el estado de Baviera, una empresa (Mens ur Natur) llevaba decenios comerciando con la hoja seca de stevia, hasta que las autoridades se lo prohibieron. El asunto llegó al Tribunal Contencioso de Múnich y al de Baviera, quienes dieron la razón a la compañía, considerando que la planta dulce es un «viejo alimento» y, por tanto, legal. Biostevera pidió en 2014 a la Subdirección de Promoción de Seguridad Jurídica Alimentaria del Ministerio de Sanidad (AECOSAN) que reconozca que la stevia es un «viejo alimento» en España. Todavía no hay respuesta.
Competencia desleal. El colmo es que las empresas alemanas aprovechan su ventana legal para comprar la producción a agricultores españoles como Biostevera y revender sus productos con gran margen, amparándose en que sus hojas cumplen la ley. Una paradoja que el IFOAM (Comisión Europea de Alimentos Ecológicos) ya puso de manifiesto en 2012.
Cuidado de la planta dulce en casa
La stevia rebaudiana es una planta barata (una maceta grande ronda los 2,5 euros) que se cría fácilmente en casa y que se multiplica si se siembran su esquejes. Prefiere el exterior al interior, tiene una vida útil de 10 ó 15 años y da brotes y hojas de marzo a noviembre. El primer consejo de Pàmies es adquirir un ejemplar que «no sea de una variedad modificada genéticamente por la industria de los edulcorantes», puesto que están haciendo evolucionar la stevia para que sea «muy productiva, pero con pocas propiedades medicinales».
Secado de las hojas. . “Durante los meses en quela planta está vegetando, podemos disponer de las hojas verdes y, si somos previsores, podemos secar algunas e infusionarlas en los meses que está dormida. Al secar las hojas, procuraremos que el sol no las toque, así se preservan sus propiedades”, recomienda el payés a través de su libro ‘Una dulce revolución’ (Stevia Editors,http://www.dolcarevolucio.cat).
‘Azúcar de stevia’. “Puedes crear tu propio azúcar haciendo una infusión de hojas en una olla grande. Vas reduciendo, a fuego lento, hasta que quede un jarabe de stevia que se puede conservar en la nevera. Hay gente que lo deshidrata del todo y le queda un polvo marrón, un azúcar integral con propiedades medicinales”, asegura el convencido Josep Pàmies.

«Manifiesto por el Uso Terapeutico del Cannabis» Fem La Nostra.


REPORTAJE DE TOTE TAMAYO
Hemos acompañado a la plataforma femlanostra.org y a la dolcarevolucio.cat en la presentación del Manifiesto para la despenalización del uso terapéutico de la Marihuana / Cannabis. Acudieron a este encuentro, en el Hospital del Mar de Barcelona, la Federación de Asociaciones Cannábicas de Catalunya catfac.org y weedmaps.com entre otras.

FEM LA NOSTRA, envió correo certificado al responsable de Oncología del Hospital del Mar, pero no contamos con su grata presencia, en cambio, los guardias de seguridad nos invitaron amablemente a retirarnos.

Seguimos asombrados ante la indiferencia de las instituciones públicas y del estado, financiados por la ciudadanía y elegidos para el servir al pueblo; Ante las propuestas e investigaciones presentadas por la misma ciudadanía, evidentemente contrastadas científicamente, en este caso, de las ventajas innumerables que ofrecen los componentes activos de esta planta maravillosa (Marihuana) en tratamientos médicos y terapéuticos. Pareciera que priman las relaciones con las farmacéuticas y las corporaciones privadas.


femlanostra.org/cuales-son-las-propiedades-medicinales-y-las-referencias-scientificas-acerca-del-cannabis/?lang=es
dolcarevolucio.cat/language/es/bienvenidos/
LA CAJA DE PANDORA

_______________________________________

«Marihuana, la planta medicinal prohibida» Josep Pàmies

¿Alguna vez te has preguntado por qué una planta como el cannabis es ilegal, mientras que el tabaco o el alcohol no lo son?

El cannabis es originario de Asia central, donde se ha cultivado desde hace más de 10.000 años. Son reconocidas sus propiedades analgésicas, antiespasmódicas y relajantes musculares. En 1937, en el momento en que fue prohibido, estaba presente en más de treinta preparados farmacéuticos en Estados Unidos. Pero entonces llegó la era de la industria químico-farmacéutica y sus pastillas analgésicas, que sustituirían a los remedios naturales, y la marihuana pasó a ser uno de sus competidores directos. A la vez, también hacía la competencia a la emergente industria del papel (producido a base de madera) y a la de las fibras sintéticas derivadas del petróleo (nailon y tergal). Por todo ello, estos lobbies se unieron para que el Parlamento de EEUU la declarara como droga, y así sacarla de en medio.

En este nuevo video de Miquel Figueroa, el agricultor Josep Pàmies defiende el uso terapéutico de la marihuana y critica el doble rasero que se aplica a la hora de ilegalizar un producto o planta. A través de la asociación La dulce Revolución, proporciona preparados de cannabis para aquellos que la necesiten, y gracias a esto ha conseguido recopilar gran cantidad de testimonios que explican, de primera mano, sus beneficios.


joseppamies.wordpress.com/2014/10/02/la-policia-requisa-la-marihuana-medicinal-de-mi-invernadero
dolcarevolucio.cat/es
Miquel Figueroa

________________________________

«Aplicaciones terapéuticas del cannabis« Dr. Manuel Guzmán
En la VII Fira de Alimentación y Salud, que tuvo lugar los días 4 y 5 de octubre de 2014 en Balaguer, Lleida (Cataluña – España)

Cómo los cannabinoides pueden contribuir al tratamiento paliativo de enfermedades como el cáncer, el dolor crónico y la esclerosis múltiple.

El cannabis se ha empleado tanto médica como recreativamente desde hace al menos cincuenta siglos. Sin embargo, la estructura química de sus componentes activos (los “cannabinoides”) no se dilucidó hasta principios de los años 1960, y hubo que esperar tres décadas más para que se comenzara a comprender cómo actúan dichos compuestos en nuestro organismo. Todos estos descubrimientos han contribuido al renacimiento del estudio de las propiedades terapéuticas de los cannabinoides. Probablemente el ejemplo más relevante de ellas es el tratamiento paliativo de los pacientes de cáncer, dolor crónico y esclerosis múltiple, en los cuales el cannabis y sus derivados pueden, por ejemplo y según el caso, inhibir las nauseas y vómitos asociados a la quimioterapia, atenuar la pérdida de peso, reducir la espasticidad, aliviar el dolor y disminuir la ansiedad. En esta conferencia se resumirá el estado actual de este tema.

Curriculum vitae
Manuel Guzmán nació en Madrid en 1963. Estudió Ciencias Biológicas en la Universidad Complutense de Madrid (UCM), por la cual se licenció en 1986 y doctoró en 1990. Realizó estancias posdoctorales en la Universidad de Utrecht (Holanda), el Hannah Research Institute de Ayr (Reino Unido) y la Universidad de California Irvine (EEUU). Desde 2005 es Catedrático de Bioquímica y Biología Molecular en la Facultad de Ciencias Químicas de la UCM. Entre 2006 y 2010 ocupó el puesto de Secretario de la Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular (SEBBM). Actualmente es Presidente de la Sociedad Española de Investigación sobre Cannabinoides (SEIC).

Desde hace unos 15 años su investigación se centra en el estudio de los mecanismos moleculares por los que los cannabinoides actúan en el organismo, así como cuál podría ser la utilidad terapéutica de dichos compuestos en los terrenos de la oncología y la neurodegeneración. Su trabajo ha permitido caracterizar nuevos mecanismos de acción y efectos de los cannabinoides y sugerir nuevas implicaciones fisiopatológicas derivadas de ellos.

Aida. Super-Josep Pamies en “El Mundo”: Stevia, el edulcorante verde más perseguido

  • La stevia es entre 250 y 300 veces más potente que el azúcar de caña, pero sin contraindicaciones
  • No aporta calorías ni grasas saturadas, ni azúcares, ni colesterol, ni carbohidratos

JUAN FORNIELES

Actualizado 25/10/201510:25

Miles de lechugas de hoja de roble, simétricas y orgullosas, marcan con su rojo burdeos el camino más corto para llegar a Pàmies Hortícoles. En este vergel de Balaguer (Lérida) trasiega un payés orgulloso y decidido, Josep Pàmies, el David de la stevia.

Este agricultor catalán se ha convertido en el azote de las multinacionales del azúcar, de las compañías fitosanitarias, de las empresas agroquímicas, de las grandes farmacéuticas, de las alimentarias y, cómo no, de la Administración.

Pàmies es la cuarta generación de agricultores expertos en hortalizas. Pegado a la tierra, montó junto a su hermano Miquel un pequeño imperio en torno a la lechuga, hasta que en 2000 se topó con la ‘stevia rebaudiana’, la planta dulce originaria de Paraguay que iba a cambiar su negocio y su filosofía vital.
Josep Pàmies, el David de la stevia. CARLOS GARCÍA

El payés andaba cabreado con el mundo porque sus cosechas intensivas iban de mal en peor por culpa de las plagas, del exceso de productos químicos y los precios a la baja. Investigando a través de internet se topó con la stevia de Paraguay y decidió probar suerte. Pidió semillas por correo y las plantó en su amada tierra recreando el clima tropical en un invernadero. Corría el año 2004.

La stevia es un edulcorante entre 250 y 300 veces más potente que el azúcar de caña, pero sin contraindicaciones. La planta, además, es fuente de proteínas, fibra, hierro, fósforo, calcio, potasio, zinc, vitaminas A y C. Y aún hay más: no engorda porque no aporta calorías ni grasas saturadas, ni azúcares, ni colesterol, ni carbohidratos.

Josep mimó los cultivos y comenzó su labor evangelizadora. Regaló plantas a diestro y siniestro y escuchó a sus amigos y clientes que tomaban las hojas verdes o las infusiones. Mejoraban su salud, controlaban su peso y, sobre todo, era una bendición para los pacientes diabéticos porque, según Pàmies, la stevia es “un excelente tratamiento para esta enfermedad”, especialmente “para los enfermos de tipo II y para un buen porcentaje de los de tipo I”.

El gran problema estriba en que la legislación no permite considerar la planta de la stevia como alimento y, por tanto, sólo se puede vender como ornamental. Es más, está prohibido destacar su uso terapéutico y, por tanto, no se puede comerciar con sus hojas secas o verdes para infusión -aunque la Administración mira para otro lado-. Esto cierra las puertas a su difusión y al aprovechamiento de los nutrientes y beneficios que puede aportar. Lo que sí permite la Ley es vender edulcorantes de stevia en pastillas o en formato que emula el azúcar, pero sólo tras someterla a un proceso químico.

“La Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que ‘no’, que no se puede vender azúcar moreno de stevia, que se tiene que refinar al 95% de pureza, entonces queda blanca y no marrón, que es la que se utiliza para endulzar bebidas. Si esas bebidas usaran el original, estaríamos hablando de bebidas antidiabéticas, esto sería acojonante, pero está prohibido”, denuncia Josep Pàmies.

“Esos edulcorantes que se venden hoy en día son un fraude porque hacen pasar como stevia el erititrol, que también es acalórico. Llevan un 1%, un 2% o un 3% de stevia y eso es un fraude al consumidor que permite el Ministerio”.

Estas palabras de Pàmies fraguan como verdad cuando se visita el lineal de un supermercado. Por ejemplo, un edulcorante de mesa que luce en grande “Stevia sin calorías” contiene un 2,4% de extracto de la planta. Otro, en versión pastillas, “a base de extracto de la planta”, eleva la apuesta al 35%. Un chocolate “sin azúcares añadidos” y con rótulo mayúsculo que dice “con edulcorante de la planta de Stevia” y el dibujo de unas hojas verdes, contiene “glucósidos de steviol” en un “¡0,007%!”.

La charla con el agricultor leridano transcurre dentro de un vivero gigante, al calor de 120 tipos de plantas medicinales y miles de stevias que lucen largos brotes y que apuran el verdor que decaerá a partir de noviembre.

Antes de recibir a ZEN dio una charla a futuros ingenieros agrónomos y, por la tarde, tenía una conferencia en Martorelles (Barcelona). Su difusión de los beneficios de la stevia está activa las 24 horas, los siete días de la semana. Los sábados, además, hay talleres para familias que vienen de toda España a aprender a cultivar y difundir la planta.
Sabor a regaliz o paloduz

El poder edulcorante de esta planta es impresionante: “En hoja fresca es siete veces mayor que el azúcar. Cuando se deshidrata es 80 veces superior”. Es tan potente que, al principio, siempre te pasas de frenada y las bebidas están demasiado dulces para el gusto habituado al azúcar.
CARLOS GARCÍA

Conforme Josep habla de las maravillas infinitas del azúcar verde, Carlos García -fotógrafo de este reportaje- y servidor vamos arrancando hojas y mascando. Como el cultivo es ecológico -se abona con restos de conchas del mar y otros abonos naturales-, no hay ni que lavarlas. Está riquísima, su sabor es un cruce entre el anís, el regaliz y el paloduz de nuestra infancia.

“La planta es un regulador de las puntas de azúcar”. De hecho, un gigante farmacéutico suizo “ha pedido decenas de patentes de la stevia para su uso médico, una de ellas para evitar que los deportistas de largas distancias tengan pájaras”, prosigue Pàmies.

El apóstol de la stevia se lanza con las propiedades terapéuticas que asegura tiene la planta. “Es antidiabética, hipotensora, cardiotónica [regula la presión y los latidos del corazón], diurética, antiácida [mejora el aparato digestivo], antioxidante y antirreumática”. La lista que recoge en su libro ‘Una dulce revolución’ es mucho más amplia: “Antimicrobiana, antibacteriana, antifúngica [aconsejable para la limpieza bucal], tiene un potente efecto dérmico [revitaliza las células y cicatriza], combate la ansiedad, reduce el deseo de comer y regula la glucosa en sangre”. Ahí queda.
Los comités éticos

Lo cierto es que aunque hay publicaciones científicas que mencionan sus bondades, no existen investigaciones concluyentes que hayan sido avaladas por grandes medios como ‘Lancet’ o el ‘British Journal of Medicine’. En España ha habido médicos que han querido estudiar en pacientes el efecto de la stevia, pero sus iniciativas han sido frenadas por “los comités éticos” y “las farmacéuticas”, según asegura Josep Pàmies.

“Esto lo frenan para evitar que la gente sepa las propiedades medicinales que tiene la planta. Si estuviera en los herbolarios y fuera legal, hundiría los negocios farmacéuticos de la diabetes, la hipertensión, el colesterol… Es una planta que es un peligro público para las farmacéuticas. Es una vergüenza que a nivel político esto no cambie”.

Hay muchos especialistas en Medicina que respaldan a Pàmies. Hoy mismo, se celebra en Balaguer la Feria de Alimentación y Salud en la que de 20 conferenciantes, 10 son médicos. También hay famosos que han usado sus brotes verdes ilegales para tratarse (Di Stefano, Mercedes Milá…) o para cocinar, como el tres estrellas Michelin Quique Dacosta o Ferran Adrià.

Pero Pàmies no sólo rema a favor de este edulcorante natural. A medida que habla, nos enseña otro de sus tesoros botánicos: la planta llamada kalenchoe. Este arbusto de hojas carnosas, conocido vulgarmente como “colombiana”, es su remedio para ayudar a que los enfermos de cáncer regeneren el tejido celular. Su propuesta, comer las hojas frescas -recuerda al formato del aloe vera, pero sabe a almendra verde-, levanta ampollas entre entusiastas y detractores de la medicina alternativa como complemento de la tradicional.

Pero el caballero de la stevia tiene más frentes abiertos. Afronta expedientes sancionadores por vender la planta seca, inspecciones de Sanidad cada dos por tres y un juicio por impulsar la marihuana como herramienta terapéutica. Pero a él poco le importa. Arranca un par de hojas, las masca y nos mira fijamente con sus ojos azul cielo que no dejan lugar al miedo. Tiene una determinación y nadie le va a frenar: la revolución dulce triunfará.
Batalla jurídica para legalizarla

Juan Creus, abogado en Madrid y propietario de un cultivo de stevia en Cáceres (www.biostevera.com), ha plantado cara jurídica al sistema y está pleiteando para que la UE admita que la hoja seca es un alimento. Algo que ya sucede en Japón, Brasil, EEUU o Paraguay.

Legal en Alemania. El Reglamento Europeo de Nuevos Alimentos 285/97 establecía que su ámbito no incluía los productos que se consumían habitualmente en cualquier país de la UE antes de su entrada en vigor (1997). Resulta que en el estado de Baviera, una empresa (Mens ur Natur) llevaba decenios comerciando con la hoja seca de stevia, hasta que las autoridades se lo prohibieron. El asunto llegó al Tribunal Contencioso de Múnich y al de Baviera, quienes dieron la razón a la compañía, considerando que la planta dulce es un «viejo alimento» y, por tanto, legal. Biostevera pidió en 2014 a la Subdirección de Promoción de Seguridad Jurídica Alimentaria del Ministerio de Sanidad (AECOSAN) que reconozca que la stevia es un «viejo alimento» en España. Todavía no hay respuesta.

Competencia desleal. El colmo es que las empresas alemanas aprovechan su ventana legal para comprar la producción a agricultores españoles como Biostevera y revender sus productos con gran margen, amparándose en que sus hojas cumplen la ley. Una paradoja que el IFOAM (Comisión Europea de Alimentos Ecológicos) ya puso de manifiesto en 2012.
Cuidado de la planta dulce en casa

La stevia rebaudiana es una planta barata (una maceta grande ronda los 2,5 euros) que se cría fácilmente en casa y que se multiplica si se siembran su esquejes. Prefiere el exterior al interior, tiene una vida útil de 10 ó 15 años y da brotes y hojas de marzo a noviembre. El primer consejo de Pàmies es adquirir un ejemplar que «no sea de una variedad modificada genéticamente por la industria de los edulcorantes», puesto que están haciendo evolucionar la stevia para que sea «muy productiva, pero con pocas propiedades medicinales».

Secado de las hojas. . “Durante los meses en quela planta está vegetando, podemos disponer de las hojas verdes y, si somos previsores, podemos secar algunas e infusionarlas en los meses que está dormida. Al secar las hojas, procuraremos que el sol no las toque, así se preservan sus propiedades”, recomienda el payés a través de su libro ‘Una dulce revolución’ (Stevia Editors,http://www.dolcarevolucio.cat).

‘Azúcar de stevia’. “Puedes crear tu propio azúcar haciendo una infusión de hojas en una olla grande. Vas reduciendo, a fuego lento, hasta que quede un jarabe de stevia que se puede conservar en la nevera. Hay gente que lo deshidrata del todo y le queda un polvo marrón, un azúcar integral con propiedades medicinales”, asegura el convencido Josep Pàmies.

Fuente: http://selenitaconsciente.com

Procedencia:  Cazadebunkers.com

Aida. joseppamies- SABOTAJE O CENSURA EN MI FACEBOOK

Sabotaje o censura en mi Facebook. joseppamies

Se han borrado de mi Facebook  de forma inexplicable unas 20 entradas, anunciando conferencias de la Feria “Alimentación y Salud” (24-25 Octubre en Balaguer-Lérida), de ponentes, muchos de ellos médicos que van a impartir ponencias, algunas de ellas polémicas, donde van a desenmascarar muchos intereses y corruptelas relacionadas con la alimentación y la salud de las personas.

No sabemos si se debe a presiones sobre facebook de parte de empresas o Administraciones. Pero nos tememos que sea una suma de las dos cosas.

Hace un año, unos hackers ya vaciaron la cuenta de nuestra Asociación Dulce Revolución, depositada en el BBVA y tuvimos que esperar más de un mes a que los pillaran, para que pudiéramos volver a disponer de nuestros pequeños activos. De estos o hackers nunca más hemos sabido, ya que el BBVA tenía que haber actuado contra ellos y si lo ha hecho nunca nos ha informado.

PayPal , también cerró la cuenta de la Dulce Revolución ,impidiendo la venta de libros y remedios naturales a nuestros simpatizantes.

Y hace tres años el Consejero de Salud de la Generalitat de Catalunya, nos amenazo con el cierre de la Dulce Revolución, si continuábamos informando y vendiendo MMS (Dióxido de cloro) a través de nuestra Web, cuando hay infinidad de ellas que lo están haciendo. El Conseller no pudo actuar porque retiramos de la Web la venta,  aunque no  la divulgación de las propiedades del MMS.

Mi relación con Dulce Revolución, coorganizadora conjuntamente con Slow Food de la “Feria Alimentación y Salud” y la divulgación de la misma por medio de mi Facebook  , quizás molestaba en exceso.

Os invitamos pues a asistir a esta Feria  para contrarrestar la presión que estamos recibiendo por infinidad de temas que la Dulce Revolución esta destapando. Para el que no pueda asistir, los videos de las Ponencias serán editados por diferentes medios en posterioridad.

Aida. Josep Pamies – Los Transgénicos son ya historia, algo más peligroso nos están dando de comer.

Nanobiotecnologia,

la invasión invisible de nuestros alimentos

El impacto de la nanobiotecnologia en la alimentación y la agricultura
El Grupo ETC ha editado un extraordinario trabajo de los potenciales peligros de la Nanotecnologia en su aplicación en la producción y transformación de alimentos.
Parece ser que ya no hay límites en la creación de nuevas formas de vida, nunca concebidas en la evolucion natural .
Las tecnicas transgénicas han servido y sirven para jugar a Frankestein, enlazando por ejemplo genes de rata con genes de lechuga , genes de salmon con genes de fresa o genes de medusa con enbrione humanos, però la Nanotecnologia ya permite a un nivel atómico, enlazar materia viva vegetal , animal o humana, con materia muerta o inerte. La ficción de Terminator , mitad robot , mitad carne humana, ya es posible en la pequeña o atómica dimensión de las partículas “nan”.
Pensar que algunos alimentos , cosméticos, medicamentos o pesticidas ya se están produciendo con esta tecnología y vendiendo inpúnemente , utilizando al conjunto de la Humanidad una vez más , como una inmensa cobaya, sin saber a lo que se expone y sin su consentimiento. Este hecho en si tendría que ser considerado un delito contra la salud pública y perseguible de oficio por nuestra querida y ciega “Justicia”. Pero no nos hagamos ilusiones y confiemos solo en nuestras propias fuerzas para denunciar estos hechos hasta que por pura vergüenza se vean obligados a actuar , políticos , fiscales y jueces.
En los enlaces que a continuación adjunto , pueden encontrar una información extraordinaria con la que no van a quedar indiferentes.
Si alguno de los enlaces no se visualiza , arrastrenlo hasta una ventana nueva de navegador y se abrirá.
No se porque, pero enlaces  de mucha importancia no se abren desde mi blog.
Los problemas de la Naotecnologia
Manual de bolsillo en Tecnologias Nanoescalares
De los Genomas a los Átomos, la inmensidad de lo mínimo
La Ingeniería Genética Extrema

Aida. Transgénicos y lobby corporativo-estatal

JOSEP PÀMIES: sobre Transgénicos, Política y Estado, Soberanía Alimentaria, Chemtrails y Grandes Multinacionales

En este video [ver bajo estas líneas], Josep Pàmies charla con nosotros sobre todos estos temas, además de la censura que ha vivido con los medios de comunicación y el ataque de Grandes Multinacionales. Una charla repleta de anécdotas e información de interés para todos.

www.dolcarevolucio.cat/es/

Transgénicos, Política y Estado, Soberanía Alimentaria, Chemtrails y Grandes Multinacionales

 

Link: https://www.youtube.com/watch?v=1PTSBA2shxU

https://www.ivoox.com/player_ej_8629424_4_1.html?c1=ff6600

Entrevistadora: Cecilia Zenteno
Grabación y Edición: Jesica V. Sánchez  jesica@lacajadepandora.eu
Musica: Ravi Ramoneda – www.raviramoneda.com
Difusión: La Caja de Pandora – www.lacajadepandora.eu

JOSEP PÀMIES

Impulsor de la Dulce Revolución

fotovideo

Josep Pàmies es un campesino catalán (Balaguer, Lleida) que hace 15 años abandonó los métodos modernos de cultivo con uso abundante de químicos y pesticidas, para pasar al cultivo ecológico, resultando en una radical mejora de su propia salud y la de sus tierras. Desde entonces, Josep se ha convertido en un firme defensor del cultivo ecológico y ha investigado y promueve el uso de las plantas con propiedades medicinales, sobre todo de la estevia o el ajenjo. Josep también critica ferozmente la industria farmacéutica y las empresas que promueven el uso de transgénicos, como Monsanto, por velar más por la obtención de beneficios económicos -mediante el uso de patentes y la cronificación de la enfermedad- que la búsqueda de soluciones reales y éticas.

www.dolcarevolucio.cat/es/

Fuente: lacajadepandora.eu

«Liberación AHORA»

«Transgénicos, Soberanía Alimentaria, Chemtrails y Grandes Multinacionales» Josep Pàmies.


En este video, Josep Pàmies charla con nosotros sobre todos estos temas, además de la censura ha vivido con los medios de comunicación y el ataque de Grandes Multinacionales. Una charla repleta de anécdotas e información de interés para todos.

Impulsor de la Dulce Revolución
Josep Pàmies es un campesino catalán (Balaguer, Lleida) que hace 15 años abandonó los métodos modernos de cultivo con uso abundante de químicos y pesticidas, para pasar al cultivo ecológico, resultando en una radical mejora de su propia salud y la de sus tierras. Desde entonces, Josep se ha convertido en un firme defensor del cultivo ecológico y ha investigado y promueve el uso de las plantas con propiedades medicinales, sobre todo de la estevia o el ajenjo. Josep también critica ferozmente la industria farmacéutica y las empresas que promueven el uso de transgénicos, como Monsanto, por velar más por la obtención de beneficios económicos -mediante el uso de patentes y la cronificación de la enfermedad- que la búsqueda de soluciones reales y éticas.


www.dolcarevolucio.cat/es
LA CAJA DE PANDORA

Aida. EL NEGOCIO CRIMINAL DE LAS INSULINAS

https://joseppamies.files.wordpress.com/2015/08/5c28a-1925351_10151874449186184_948148054_n.jpg?w=479&h=359

¿La Insulina transgénica puede provocar cáncer?

Las insulinas modificadas genéticamente pueden provocar aumento de cáncer de Colon, recto y de mama, según se desprende de varios estudios recogidos por la revista SIETES del Instituto de Farmacología de Catalunya.

Ya publiqué en noviembre de 2.009 un artículo donde daba a conocer cómo la Insulina Lantus, de origen transgénico, provocaba además muerte súbita por hipoglucemia silenciosa.
Y cómo en Inglaterra la ciudadanía ya había conseguido que se volvieran a reintroducir las insulinas de origen animal, que evitaban estas muertes.

Es una vergüenza que se siga manteniendo la prohibición de la venta deStevia para infusiones, cuando sabemos que ayuda a reducir drásticamente la medicación para diabetes, con lo cual evitaríamos muertes y padecimiento de cáncer.

La prohibición de venta de una planta extraordinaria e inofensiva como la Stevia y la ocultación de los riesgos de las insulinas es de un comportamiento psicópata-criminal de nuestras “democráticas” autoridades sanitarias.

Delante de estos hechos y dada la sordera de casi todos los partidos con opción de gobierno, no queda otra solución que espabilarse, cambiar de hábitos dietéticos, tomar Stevia y que se tome la insulina su madre.

Es posible dejar del todo o disminuir hasta mínimos, la administración de insulina si se sigue un mínimo las Recomendaciones de Dulce Revolución

Mirad además todos estos testimonios No anónimos

Ánimos!!!!!!

Más información:

Fuente: Josep Pàmies blog

«Liberación AHORA»

Aida. ¿Qué papel juegan la EMOCIONES en el cáncer? Vías de investigación ineludibles

EL PEOR CÁNCER ES EL MIEDO A PADECERLO

https://i1.wp.com/www.elblogalternativo.com/wp-content/uploads/2013/02/el-cancer-no-es-una-enfermedad.jpg

El Blog Alternativo

Hace tiempo que con mi actividad relacionada con la utilización de lasplantas medicinales útiles para curar o mejorar de cáncer, recibo visitas de personas que llegaron a la fase terminal de su enfermedad y me confiesan que remitió milagrosamente cuando ya los médicos renunciaron a medicar más a estas personas.

En unos casos han vivido experiencias extraordinarias estando en coma, donde perciben que la muerte no es nada a lo que haya que temer y deciden volver para consolar a sus familiares o para seguir haciendo algún trabajo útil para los demás. Compartir estas experiencias ya es de gran utilidad.

Otras personas, delante del veredicto fatal de los oncólogos de que su vida ha llegado al final de sus días, unos se derrumban y sus vidas acaban incluso antes del período pronosticado, y los que se lo toman como una oportunidad de vivir sus últimos días con sus familiares más allegados, viviendo cada día como si fuera el último, sin reproches, sin odio, sin dolor y con mucho amor, se produce el milagro de desaparición de todo rastro de células con cáncer.

Si tan grave fuera la enfermedad del cáncer, no se producirían estas remisiones, a las cuales nadie sabe dar explicación. O es que quizás no interesa que estos temas se conozcan para seguir con la locura de tratamientos súper tóxicos y a la vez abusivamente caros. (En Europa el consumo de Quimioterapia llega a los 250.000 millones de Euros)

Estudiando a grandes médicos, biólogos, tanatólogos, sacerdotes, como los que cito debajo de este párrafo, he podido comprobar cómo nuestras emociones influyen en nuestra recuperación y como las experiencias vividas en estado de coma también han servido para entender la enfermedad como vehículo de sanación definitiva.

En Emociones:

En Experiencias en coma:

De todo esto saco como conclusión que el miedo a padecer cáncer es el origen de muchos cánceres, así como el miedo a morir a causa del cáncer acelera nuestra muerte.

Por eso es tan importante que el personal sanitario, sea consciente de sus limitaciones actuales a la hora de pronosticar la gravedad de una enfermedad, y en vez de aterrorizar al paciente lo anime a superar sus miedos.

Tengamos en cuenta el poder del efecto Placebo y a la vez seamos conscientes del efecto Nocebo, cuando sentenciamos a muerte a nuestros semejantes.

De todos es conocido la caída de pelo y demás efectos secundarios igual o en más extensión en grupos de mujeres, que en experimentación de nuevos medicamentos de quimioterapia, les tocó dosis de placebo sin ninguna medicación agresiva. El miedo a la Quimioterpia les provoco vómitos y caída de cabello con igual o superior intensidad. Lo mismo ocurre cuando te anuncian que te quedan días o meses de vida.

Desde la Dulce Revolución abogamos por la medicina Holística, donde se contemplen todas estas cuestiones aquí desarrolladas y compatibilizar el uso de plantas antitumorales potentísimas, dieta alcalinizante y demás terapias efectivas de bajo coste, aún hoy prohibidas por nuestras ineptas y en algunos casos, criminales autoridades sanitarias.

Fuente: Josep Pàmies blog

Liberación  AHORA

Aida. Vías alternativas de curación del cáncer. Otro testimonio documental: E. Carrión

¿CURANDO EL CÁNCER CON ALIMENTACIÓN Y KALANCHOE?

Por Josep Pàmies

El testimonio de Enrique Carrión es uno de tantos testimonios que dan fe de que no somos unos charlatanes estafadores, como nos acusan en medios de comunicación como El País y la Sexta TV. Y si queréis leer mas testimonios NO ANÓNIMOS sobre cáncer, los podeis ver en este enlace.

Pero todos estos testimonios, no quieren decir que tengamos la fórmula mágica para resolver del todo esta temida enfermedad. La curación depende de diferentes factores que hay que contemplar en su integridad:Emocional, Alimentario, Tóxicos ingeridos voluntaria e involuntariamente, Desintoxicación, Geopatologías, Desmineralización de nuestro organismo.

Y el libro que enseña Enrique Carrión, durante su intervención en mi conferencia que estaba dando en Alcoy y que también le ayudó, es el de la Doctora granadina Odile Fernández, que con cáncer agresivo de ovarios y metástasis por todo el cuerpo se curó con plantas y dieta alcalinizante, pudiendo tener sin problemas a los tres años un nuevo bebé.

El pronóstico de sus oncólogos era de poco tiempo de vida y menos aún si no se sometía a extracción total de útero y ovarios.

Odile Fernández, gracias a su cáncer ha reorientado su concepción de la medicina. En tres meses, averiguó sobre cáncer, más que con 5 años de carrera de medicina. En su libro relaciona más de 1.000 estudios científicos que avalan los cambios que hizo para sanarse y que nunca fueron temario en sus clases de medicina. Todos podemos suponer por qué motivos.

Pueden ver en este vídeo, la conferencia que dio en la Feria que cada año se celebra en Balaguer sobre alimentación y salud, acompañada de su segundo bebé de pocos meses.

Programa de la Feria de este año, a celebrar el 24-25 de Octubre

Fuente: Josep Pàmies blog

«Liberación AHORA»