Archivos de la categoría Calentamiento global?-CLIMATOLOGÍA

Más de la mitad de las ciudades se quedarán sin agua en 30 años

El déficit hídrico afectará a 500 millones de habitantes de las megalópolis
Más de la mitad de las grandes ciudades del mundo se quedarán sin agua en 30 años, según un estudio. El déficit hídrico afectará a 500 millones de habitantes de las megalópolis. Las ciudades del sudeste asiático y de Norteamérica son las más amenazadas. El calentamiento global y la urbanización galopante agravan el déficit hídrico.

Foto: Homestage.
Más de la mitad de las grandes metrópolis del planeta tendrán escasez de agua potable dentro de 30 años, según un estudio publicado en la revista Nature.

En los últimos 60 años, la demanda de agua de abasto se ha cuadruplicado en el mundo debido  a la creciente urbanización, a un mejor acceso a las infraestructuras y al aumento de la higiene, pero esta demanda podría aumentar hasta un 80% en 2050, según esta investigación. Hasta ahora se creía que el aumento de la demanda sería del 50%.

Esta demanda no podrá ser atendida en su totalidad por la creciente escasez de agua asociada al calentamiento global y a la urbanización galopante, que afectará al 66% de la población del mundo que entonces vivirá en ciudades. En la actualidad, el 50% de la población humana vive en núcleos urbanos.

La investigación, desarrollada por  investigadores de la universidad alemana de Kassel,  estudió la evolución de los recursos, tanto en agua de superficie como subterránea, hasta el año 2050 y sus consecuencias sobre el suministro a poblaciones humanas.

Analizaron específicamente la situación de 482 grandes ciudades del mundo, que acogen a un total de 736 millones de habitantes, teniendo como referencia un escenario socio-económico estable, similar al actual (business as usual).

Asimismo, introdujeron en su proyección dos hipótesis políticas: que las ciudades son consideradas prioritarias a la hora de obtener agua para el abasto de su población, o que las necesidades de la industria y la agricultura se consideran primordiales.

En el primer escenario, el 36% de las ciudades, donde viven 440 millones de personas, tendrán problemas de abastecimiento dentro de 30 años. En el segundo caso, la situación de las ciudades será mucho peor: afectará a 673 millones de personas, que vivirán en el 55% de las ciudades estudiadas. Más de la mitad de las ciudades tendrá pues déficit hídrico.

Las ciudades del sudeste asiático y de Norteamérica emergen como las más amenazadas, según esta investigación. En 2050, ciudades como Los Ángeles en Estados Unidos, Jaipur en India o Dar es Salaam (Tanzania), tendrán un déficit hídrico en aguas de superficie superior a los 400 millones de metros cúbicos por año.

Sigue leyendo Más de la mitad de las ciudades se quedarán sin agua en 30 años

2018 será el cuarto año más cálido desde 1850

Neckar Valley near Heilbronn (Germany)  Photographer: Maximilian Ziegler. OMM.

Neckar Valley near Heilbronn (Germany) Photographer: Maximilian Ziegler. OMM.
Después de hacer una síntesis de diversas fuentes internacionales de datos, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) confirma que los años 2015, 2016 y 2017 han sido los más cálidos jamás registrados y que el año pasado la temperatura media en la superficie terrestre superó en 1,1ºC la temperatura de la era preindustrial.

Hay que tener en cuenta que el Acuerdo de Paris de diciembre de 2015, orientado a contener el calentamiento global, estableció como objetivo mantener el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de 2 °C con respecto a los niveles preindustriales antes de 2010, e incluso limitar ese aumento de la temperatura a 1,5 °C con respecto a los niveles preindustriales. 2017 se ha situado ya a 1,1ºC.

Aunque 2016 se mantiene a la cabeza en el listado de años más cálidos, 2017 es el primero más cálido sin el efecto El Niño. El intenso episodio de El Niño 2015/2016 contribuyó a que se registraran temperaturas sin precedentes en 2016. Sin embargo, 2017 comenzó con un episodio de La Niña muy débil y terminó también con uno débil.

De todas formas, es casi imposible separar los datos de estos dos últimos años porque la diferencia de temperatura entre ambos en inferior a una centésima de grado, menos que el margen estadístico de error, señala la OMM.

La temperatura media mundial en 2017 fue superior en aproximadamente 0,46 °C a la media a largo plazo del período 1981-2010 (14,3 °C), destaca la OMM, añadiendo que las temperaturas sólo cuentan una pequeña parte de la historia.

En paralelo a las temperaturas cálidas de 2017 se produjeron fenómenos meteorológicos extremos en muchos países del mundo. Estados Unidos tuvo que hacer frente al año más costoso en términos de desastres meteorológicos y climáticos, mientras que en otros países se constató un desarrollo económico más lento, e incluso un retroceso, como consecuencia de los ciclones tropicales, las crecidas y las sequías.

Fuente: OMM.

Fuente: OMM.

2018: sigue la escalada

Respecto al presente año, la temperatura media mundial se situaría entre 0,88ºC y 1,12ºC por encima de las condiciones preindustriales (temperatura media del periodo comprendido entre 1850 y 1900), según adelanta el  Servicio Meteorológico Nacional del Reino Unido (Met Office). Si esta previsión se cumple, 2018 será el cuarto año más cálido desde 1850.

Hay que tener en cuenta que el mes pasado ha sido el séptimo enero más caluroso desde que se tienen registros. Aunque la anomalía ha sido inferior a la registrada a finales de 2017, sigue siendo relativamente elevada teniendo en cuenta las condiciones del Pacífico.

Respecto al periodo 2018-2022, la temperatura media mundial debería situarse entre 1,10ºC y 1,40ºC por encima de las condiciones preindustriales (temperatura media del periodo comprendido entre 1850 y 1900), añade el Met Office.

Para el siguiente periodo 2019-2022, las previsiones británicas indican que el calentamiento del planeta proseguirá en gran parte debido a los niveles elevados de gases de efecto invernadero en la atmósfera terrestre.

Temperaturas récords están previstas de nuevo en los próximos cinco años, según el Met Office. La escalada de temperatura sigue rompiendo las expectativas del Acuerdo de París.

https://www.tendencias21.net/2018-sera-el-cuarto-ano-mas-calido-desde-1850_a44390.html

El calentamiento global puede recibir un ‘golpe’ inesperado

La reducción de emisión de la energía solar, prevista para mediados del siglo XXI, podría detener el ritmo de calentamiento global, pero no lo revertirá, estimaron los investigadores de la Universidad de California, una de las regiones más a riesgo por este proceso a largo plazo.

El Sol podría emitir menos radiación a mediados de siglo, dando al planeta Tierra la oportunidad de calentarse un poco más lentamente, aunque no detener la tendencia del cambio climático inducido por el hombre.

El cambio climático (imagen referencial)
© REUTERS/ STEPHANE MAHE

Esta es la conclusión a la que han llegado los investigadores dirigidos por el físico Dan Lubin tras un minucioso estudio financiado por el estado de California sobre la disminución del flujo ultravioleta en ‘un gran mínimo’, publicado por Astrophysical Journal Letters y citado por el portal Phys.Org.

El leve enfriamiento sería el resultado de un evento periódico durante el cual el magnetismo del Sol disminuye, las manchas solares se forman con poca frecuencia y llega a la superficie del planeta menos radiación ultravioleta. Los científicos creen que el evento se desencadena a intervalos irregulares por fluctuaciones aleatorias relacionadas con el campo magnético del Sol.

El equipo ha utilizado reconstrucciones basadas en datos geológicos e históricos para atribuir un período frío en Europa a mediados del siglo XVII a tal evento, denominado el “mínimo de Maunder”. Las temperaturas eran lo suficientemente bajas como para congelar el río Támesis con regularidad y congelar el mar Báltico a tal punto que un ejército sueco pudo invadir Dinamarca en 1658 caminando a pie cruzando el hielo marino, cuenta el portal.

La Tierra (ilustración)

Existe un ciclo bien conocido de 11 años en el cual la radiación ultravioleta del Sol alcanza su máximo y disminuye como resultado de la actividad de las manchas solares. Durante un gran mínimo, Lubin estima que la radiación ultravioleta disminuye un 7% adicional más allá del punto más bajo de ese ciclo.

El equipo, integrado además por David Tytler y Carl Melis, del Centro de Astrofísica y Ciencias Espaciales de la Universidad de California en San Diego, llegó a su estimación de la intensidad mínima al revisar casi 20 años de datos recopilados por la misión satelital internacional Ultraviolet Explorer. Compararon la radiación de estrellas que son análogas al sol e identificaron las que tenían mínimos.

La energía reducida del sol pone en movimiento una secuencia de eventos en la Tierra que comienza con un adelgazamiento de la capa de ozono estratosférico.

Ese adelgazamiento a su vez cambia la estructura de la temperatura de la estratosfera, que luego cambia la dinámica de la atmósfera inferior, especialmente los patrones del viento y el clima. El enfriamiento no es uniforme. Mientras Europa se enfriaba durante el Mínimo de Maunder, otras áreas como Alaska y el sur de Groenlandia se calentaban.

Sequía (imagen referencial)

Lubin y otros científicos predicen una probabilidad significativa de un gran mínimo cercano en el futuro porque el patrón de manchas solares descendentes en los ciclos solares recientes se asemeja a las de grandes eventos mínimos pasados.

A pesar de cuánto pudo haber afectado el Mínimo de Maunder a la Tierra la última vez, Lubin afirma que un evento venidero no detendría la tendencia actual del calentamiento planetario. El efecto de enfriamiento de un gran mínimo sería solo una fracción del efecto de calentamiento causado por la creciente concentración de dióxido de carbonoen la atmósfera, cuyo aumento comenzó con la Revolución Industrial.

Por lo tanto, una conclusión principal del estudio es que “un futuro gran mínimo solar podría ralentizar pero no detener el calentamiento global”. Así que todos los esfuerzos previstos para combatir el cambio no deberían relajarse.

https://mundo.sputniknews.com/ecologia/201802121076196854-energia-solar-tierra-investigacion/

PRONOSTICAN UN ‘APAGÓN’ SOLAR PARA MEDIADOS DE ESTE SIGLO

Según los expertos, este enfriamiento global no será lo suficientemente fuerte para detener el calentamiento global.

Imagen ilustrativa
Pixabay / Fotoworkshop4You
Síguenos en Facebook

Un grupo de científicos del Instituto Scripps de Oceanografía de la Universidad de California en San Diego, Estados Unidos, ha pronosticado que en la primera mitad del siglo comenzará una actividad solar mínima, que tendrá como consecuencia la llegada de menos calor a la Tierra. Estas son las conclusiones de un estudio publicado en la revista científica ‘The Astrophysical Journal’.

Los científicos han analizado datos recopilados durante más de 20 años por el Explorador Internacional de Luz Ultravioleta (IUE, por sus siglas en inglés), un telescopio espacial en órbita que opera en el ámbito de ese tipo de rayos. Su estudio consistió en medir la radiación emitida por las estrellas de tipo solar para revelar las condiciones que preceden a las grandes temperaturas mínimas. El resultado de la investigación fue el descubrimiento de que esta disminución de la actividad solar puede predecirse a partir de la frecuencia de la formación de manchas solares.

Según los expertos, la posibilidad de que exista una gran temperatura mínima en el futuro cercano es bastante alta. No obstante, este enfriamiento global no será lo suficientemente fuerte como para compensar el aumento de la temperatura media de la Tierra causada por el calentamiento global. Por lo tanto, el calor que nuestro planeta recibe del Sol disminuirá, pero esto no detendrá el calentamiento global, según señalan los investigadores.

El enfriamiento sería lo que los científicos llaman un gran mínimo, que es un período en el cual el magnetismo del Sol disminuye, se forman manchas solares y llega menos radiación ultravioleta a la superficie de la Tierra. Los científicos creen que el evento se desencadena a intervalos irregulares por fluctuaciones aleatorias relacionadas con el campo magnético del Sol. “Ahora tenemos un punto de referencia desde el cual podemos realizar mejores simulaciones de modelos climáticos […] Por lo tanto, podemos tener una mejor idea de cómo los cambios en la radiación UV solar afecta el cambio climático”, afirmó en un comunicadoDan Lubin, físico de investigación y director del proyecto.

Los astrónomos consideran que es posible que se repita el mínimo de Maunder, que tuvo lugar en el período de 1645-1715 y que se caracterizó por un pequeño número de manchas solares. Algunos expertos lo atribuyen al inicio de una pequeña edad de hielo, en la cual la temperatura global disminuyó entre 1 y 2 grados Celsius. Las bajas temperaturas provocaron que el río Támesis se congelara de manera regular durante todo ese período.

http://www.periodicoelnuevomundo.com/2018/02/pronostican-un-apagon-solar-para.html

La capa de ozono está disminuyendo (por sorpresa) en algunas latitudes

La capa de ozono está disminuyendo (por sorpresa) en algunas latitudes
Fuente: Pixabay.

La capa de ozono, la zona de la estratosfera terrestre que contiene una alta cantidad de la molécula que protege a los seres vivos de la peligrosa radiación ultravioleta, esconde una desagradable sorpresa. A pesar de los esfuerzos realizados durante los últimos años para lograr el cierre del famoso agujero de la capa de ozono, un equipo de científicos ha determinado que los niveles de ozono se están reduciendo peligrosamente en la parte más baja de la estratosfera, la región de la atmósfera situada entre 15 y 24 kilómetros de altura, aunque el uso de clorofluorocarbonos(CFC) está prohibido desde la aprobación del Protocolo de Montreal de 1985.

Este acuerdo internacional impidió que los niveles de ozono continuaran cayendo drásticamente, una situación que podría poner en peligro la vida en la Tierra. Desde entonces, diversos equipos de investigadores habían encontrado que el agujero de la capa de ozono, que alcanza su máximo en septiembre sobre la Antártida, se había ido cerrando progresivamente. Sin embargo, los resultados presentados hoy en la revista Atmospheric Chemistry and Physics muestran que los niveles de ozono han seguido cayendo en latitudes más bajas, donde la densidad de población es mucho mayor que en los polos y, por tanto, donde los problemas podrían ser mayores.

“El ozono ha estado disminuyendo de forma importante a nivel mundial desde la década de 1980, pero mientras que la prohibición de CFC ha llevado a una recuperación en los polos, no parece ocurrir lo mismo en las latitudes más bajas”, comenta Joanna Haigh, catedrática de Física de la atmósfera en el Imperial College de Londres. “El potencial daño en las latitudes más bajas podría ser en realidad peor que en los polos. Las reducciones de ozono son menores que las que vimos en las regiones polares antes de la aprobación del Protocolo de Montreal, pero la radiación ultravioleta es más intensa en estas zonas, donde además vive más gente“, advierte la investigadora y firmante del trabajo.

agujero de la capa de ozono

Mschlindwein (Wikimedia)

Por el momento los científicos desconocen por qué los niveles de ozono parecen no recuperarse en las latitudes más bajas. Este gas, compuesto por tres moléculas de oxígeno, se forma en las latitudes más tropicales y se distribuye por todo el globo terráqueo después, protegiendo a los seres vivos de la radiación ultravioleta procedente del Sol. El estudio publicado hoy plantea algunas hipótesis, aún no confirmadas. Una posible explicación sugiere que el cambio climático podría haber alterado la circulación atmosférica; mientras que otra idea es que sustancias que contienen cloro y bromo —algunas de origen natural y otras de tipo industrial— estarían detrás de la destrucción del ozono en la parte baja de la estratosfera.

“La reducción ahora observada es mucho menos pronunciada que antes de la aprobación del Protocolo de Montreal. El impacto de este acuerdo es indiscutible, como ha demostrado la tendencia de cierre en la estratosfera superior y en los polos. Pero tenemos que prestar atención a la capa de ozono y su función como filtro de la radiación ultravioleta en regiones de latitudes medias y tropicales que están densamente pobladas”, afirma Thomas Peter, catedrático de la ETH de Zurich y autor del estudio. Los investigadores concluyen que sus resultados son “preocupantes”, no alarmantes de momento, pero destacan la necesidad de continuar analizando esta región de la atmósfera y aunar esfuerzos para evitar su adelgazamiento.

https://hipertextual.com/2018/02/capa-ozono-agujero-cierre

Los niveles del agua en Venecia son los más bajos desde que comenzaron los registros

Los principales canales de Venecia (Italia) se encuentran sin agua después de que la marea bajara hasta niveles que dificultan la navegación. Las góndolas y los botes, típicos del paisaje veneciano, se han quedado encallados entre el barro y el agua. Los medios locales atribuyen la sequía a fenómenos astronómicos, aunque también lo achacan a “la negligencia con la que se ha mantenido el centro histórico durante al menos un siglo”.

A gondola is seen tied up in Venice, near the Rialto bridge, on January 31, 2018, as exceptionally low tides have drained the lagoon city.

© VINCENZO PINTO / AFP/ GETTY IMAGES
Una góndola es vista atada en Venecia, cerca del puente de Rialto, el 31 de enero de 2018, cuando las mareas excepcionalmente bajas han drenado la ciudad.

Según los pronósticos del servicio de mareas del Ayuntamiento, en estos días, los niveles de agua llegan a niveles mínimos y en promedio solo alcanzan los 60 centímetros. Muchos canales del centro histórico se encuentran completamente sin agua.

Además de ser un problema para el sector turístico -especialmente para los gondoleros-, la baja marea dificulta el tránsito por los canales y, en consecuencia, las labores de los servicios de emergencia. Un portal local, La Nuova Venezia, aclara: “Hay que pensar que todos los vehículos de emergencia y rescate [las hidroambulancia o las lanchas de bombero] deben moverse rápidamente a lo largo de los canales de la ciudad”. El periódico también apunta a los malos olores que se generan por el agua estancada y el barro.

Despite frequent flooding, the water levels in the canals have fallen by almost 60 cm, a record low.

© VINCENZO PINTO / AFP/GETTY IMAGES
A pesar de las frecuentes inundaciones, los niveles de agua en los canales han caído casi 60 cm, un récord a la baja.

Aunque estos fenómenos son poco frecuentes, las alertas en Venecia normalmente se activan por la altas mareas, sobre todo en el invierno, y no por las bajas. En 2008, la ciudad italiana sufrió las peores inundaciones en 22 años cuando el nivel del agua subió hasta los 1,56 metros, anegó la plaza de San Marcos, las tiendas y muchas calles peatonales, y fueron suspendidos los taxis acuáticos y el servicio público del vaporetto (el popular autobús acuático municipal).

https://es.sott.net/article/58009-Los-niveles-del-agua-en-Venecia-son-los-mas-bajos-desde-que-comenzaron-los-registros

LOS PELIGROSOS EFECTOS QUE CONLLEVARÍA LA ELIMINACIÓN DE CONTAMINANTES COMO AEROSOLES

El aire limpio podría traer consecuencias nefastas para la Tierra.

Foto ilustrativa
pxhere.com

Descontaminar el aire podría traer consecuencias nefastas para la Tierra debido a que podría empeorar el calentamiento global y causar efectos climáticos extremos, advierte una investigación publicada en la revista Geophysical Research Letters y citada por Scientific American.

La contaminación atmosférica ayuda a enfriar el clima, evitando parte del calentamiento global. Ciertos aerosoles ―que son contaminantes emitidos a menudo por actividades industriales― como por ejemplo los sulfatos, protegen a la Tierra de parte de la radiación solar. De ese modo, señalan, eliminar las emisiones de aerosoles podría provocar un calentamiento global adicional de entre 0,5 y 1,1 grados. Esto es importante teniendo en cuenta que la Tierra ya se ha calentado en un grado.

Para llegar a esta conclusión, los científicos utilizaron cuatro modelos climáticos globales, simulando los efectos que ocurrían tras la eliminación de todas las emisiones de los principales aerosoles causadas por los humanos, incluyendo los sulfatos y las partículas a base de carbón como el hollín.

Además, los investigadores hallaron que la eliminación de emisiones de aerosoles tendría consecuencias regionales, causando cambios significativos en las precipitaciones y otros patrones climáticos en ciertas partes del mundo. Y los lugares donde la contaminación del aire es más grande experimentarían efectos climáticos más fuertes. Por ejemplo, Asia Oriental podría experimentar un fuerte aumento de las precipitaciones y de fenómenos meteorológicos extremos, concluye el estudio.

http://www.periodicoelnuevomundo.com/2018/01/una-reciente-investigacion-advierte.html

Científicos alertan sobre inminente colapso de la civilización humana

Un grupo de científicos estadounidenses y del Reino Unido advierte de que la Tierra podría ser un planeta inhabitable entre los años 2200 y 2400, debido entre otros al aumento de la temperatura y otros desastres relacionados a las tecnologías modernas.

“Más allá del problema climático actual, cualquier civilización tecnológica en crecimiento que viva en un planeta finito afrontará límites y consecuencias para el crecimiento, mientras aguanta las amenazas auto inducidas o existentes que se combinan con el tiempo”, se lee en un mensaje oficial remitido a la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU. por los científicos.

Los expertos opinan que el cambio climático causado por un consumo de energía que sigue aumentando día a día peligrará el futuro de la Tierra.

“Si las tendencias actuales de consumo de energía continúan, entonces un calentamiento ecológicamente catastrófico (…) puede producirse entre los años 2200 y 2400, independientemente de la desaceleración del crecimiento demográfico prevista en 2100”, explican.

Más allá del problema climático actual, cualquier civilización tecnológica en crecimiento que viva en un planeta finito afrontará límites y consecuencias para el crecimiento, mientras aguanta las amenazas auto inducidas o existentes que se combinan con el tiempo”, se lee en un mensaje oficial remitido a la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU. por un grupo de científicos estadounidenses y británicos.

‘Cambio climático sigue siendo el reto que daña a la humanidad’ | HISPANTV

El presidente de Francia ha dicho que el mundo está perdiendo la batalla contra el cambio climático y pide actuar de manera más consciente al respecto.

Varios otros hechos que  podrían conducir al declive de la civilización humana son “el invierno nuclear, una pandemia, el impacto de asteroides, así como fallas catastróficas de las tecnologías futuras como la inteligencia artificial”, según los datos científicos.

ftm/rha/alg/hnb

http://www.hispantv.com/noticias/ciencia-tecnologia/366293/cambio-climatico-cientificos-colapso-civilizacion-humana

La reconstrucción más precisa del clima de la península ibérica de los últimos 700 años

<p>Glaciar de Monte Perdido (Aragón) en 2011. / UB/Marc Oliva</p>

Glaciar de Monte Perdido (Aragón) en 2011. / UB/Marc Oliva

La llamada Pequeña Edad de Hielo, el período frío más importante del hemisferio norte desde finales del siglo XIV hasta el XIX, se alargó en la península ibérica de 1300 a 1850, según revela un trabajo publicado por varias instituciones españoles en la revista Earth Science Reviews y liderado por Marc Oliva, investigador Ramón y Cajal del departamento de Geografía de la Universidad de Barcelona (UB).

Los resultados, que han permitido reconstruir el clima de la península ibérica desde el año 1300 hasta la actualidad, ponen de manifiesto la acentuada variabilidad climática durante ese periodo y evidencian la alternancia de fases frías y cálidas.

La Pequeña Edad de Hielo se alargó en la península ibérica de 1300 a 1850 y tuvo una gran variabilidad climática, con alternancia de fases frías y cálidas

La investigación presenta la síntesis más precisa realizada hasta ahora de la evolución del clima peninsular durante los últimos 700 años para contextualizar ese periodo frío y su evolución posterior, y se basa en el análisis de diversas fuentes históricas y registros naturales en la montañas ibéricas, como el comportamiento de los glaciares, los sedimentos de los lagos y los anillos de los árboles.

Los autores se han centrado en las zonas de montaña porque son las áreas menos afectadas por la actividad humana, y han recopilado e integrado todas las evidencias que existían sobre el clima de los siglos analizados. Aunque la intensidad del frío y sus implicaciones eran conocidas en otras regiones del continente europeo, no se conocía su traslación al conjunto de la península ibérica ni cómo habían afectado a los ecosistemas naturales.

El período frío más prolongado de los últimos 10.000 años

Los resultados han permitido describir la evolución climática peninsular durante la Pequeña Edad de Hielo, “que es el periodo frío más prolongado e intenso de los últimos 10.000 años”, explica Oliva. “Una de las principales novedades del estudio es demostrar la elevada variabilidad del clima durante esta fase fría con una mayor recurrencia de eventos climáticos extremos (olas de frío, nevadas, sequías, inundaciones, etc.). Se sabía que era un período más frío que el actual, pero no sabíamos que había tenido tanta variabilidad ni con tantos episodios extremos que tenían repercusiones decisivas en la vida diaria de las sociedades de la época”.

Episodios de inundaciones extremas como los registrados en el levante peninsular en noviembre de 1617, o en la fachada atlántica en enero de 1626, implicaron la pérdida de cosechas, la destrucción de caminos y puentes, así como graves daños a la economía. Las recurrentes olas de frío comportaban un aumento de la mortalidad e incluso determinaron cambios en la dieta diaria de las sociedades del noroeste peninsular. Además, las bajas temperaturas a menudo iban acompañadas de nevadas que desencadenaban aludes catastróficos, como sucedió en la gran nevada de 1888 en Asturias.

Inundaciones extremas en Levante durante 1617 o en la fachada atlántica en 1626 supusieron la pérdida de cosechas, la destrucción de caminos y puentes, y graves daños a la economía

Este impacto se puede apreciar especialmente a través de la gran cantidad de fondos documentales de donde se ha extraído la información climática, como por ejemplo documentación administrativa municipal, dietarios, crónicas, libros de memorias, expedientes de obras públicas, planos y mapas o informes de daños por riesgo climático.

Aumento de 1 °C por causas naturales

El estudio también ha permitido cuantificar el calentamiento climático y evaluar su magnitud durante los últimos setecientos años. “El aumento térmico desde el inicio de la actividad industrial (1850-2017) es de aproximadamente 1 °C, un aumento similar al registrado desde las fases más frías de la pequeña edad de hielo, alrededor de 1675, hasta el inicio de la era industrial. En este caso, sin embargo, el aumento se produjo de modo natural, sin injerencia antrópica, por una serie de factores relacionados con la actividad solar, las erupciones volcánicas, etc.”, subraya Oliva.

Según los autores, estos resultados invitan a ser cuidadosos a la hora de relacionar de forma reduccionista cualquier fenómeno vinculado a la variabilidad climática con el concepto de cambio climático. “El clima responde a muchas variables cuyo comportamiento no se conoce bien, y el grado de incertidumbre científica se desprecia”, señalan.

Desaparición de los glaciares del Pirineo por causas naturales y antrópicas 

Oliva lo ejemplifica con la fusión acelerada de los glaciares de los Pirineos: “Los registros naturales nos dicen que los glaciares en los Pirineos son un fenómeno anómalo en los últimos 10.000 años, que solo se había producido en fases muy puntuales. Ha sido más habitual ver unos Pirineos sin hielo en verano que no que conserven hielo de manera permanente. Y esto ha ocurrido durante milenios en que no había afectación humana sobre el clima. Por lo tanto, la desaparición de los glaciares del Pirineo estaría ligada al calentamiento natural del final de la pequeña edad de hielo, que estaría a la vez potenciado por el calentamiento debido a los gases de efecto invernadero ligados a la actividad humana. Solo entendiendo mejor cuál es la respuesta de los ecosistemas en el pasado podemos anticipar qué puede pasar en el futuro”.

En este estudio también han participado los investigadores de la UB Mariano Barriendos, del Departamento de Historia Moderna, y Antonio Gómez Ortiz, del Departamento de Geografía, así como expertos del Servicio Meteorológico de Cataluña, el Instituto de Ciencias de la Tierra Jaume Almera (ICTJA-CSIC), el Instituto Pirenaico de Ecología (IPE-CSIC), la Universidad de Oviedo, el Museo Nacional de Ciencias Naturales, la Universidad de Zaragoza, la Universidad de Lisboa, la Universidad de Santiago de Compostela, la Universidad de Granada, la Universidad de Valladolid y el Instituto de Historia del CSIC.

El clima en la península ibérica durante la Pequeña Edad de Hielo

1300-1480: enfriamiento creciente con oscilaciones climáticas moderadas

1480-1570: condiciones relativamente más cálidas

1570-1620: enfriamiento gradual

1620-1715: período climático más frío de la Pequeña Edad de Hielo, particularmente durante el mínimo de Maunder, con temperaturas aproximadamente 2 °C por debajo de las actuales

1715-1760: temperaturas más cálidas y una baja frecuencia de eventos extremos

1760-1800: empeoramiento climático, con episodios más extremos (olas de frío y calor, inundaciones y sequías)

1800-1850: condiciones climáticas altamente variables que se alternan con periodos estables (1800-1815), con eventos extremos (1815-1835) y una leve tendencia al calentamiento asociada con eventos hidrometeorológicos intensos (1835-1850)

Desde 1850: aumento escalonado gradual de la temperatura de aproximadamente 1 °C

Referencia bibliográfica:

Oliva; M.; Ruiz-Fernández, J.; Barriendos, M.; Benito, G.; Cuadrat, J. M.; García-Ruiz, J. M.; Giralt, S.; Gómez-Ortiz; A.; Hernández, A.; López-Costas, O.; López-Moreno, J. I.; López-Sáez, J. A.; Martínez-Cortizas, A.; Moreno, A.; Prohom, M.; Saz, M. A.; Serrano, E.; Tejedor, E., Trigo, R., Valero-Garcés, B. y Vicente-Serrano, S. “The little ice age in Iberian mountains”. Earth Science Reviews, 177: 175-208, 2018.

Zona geográfica: España
Fuente: Universidad de Barcelona
http://www.agenciasinc.es/Noticias/La-reconstruccion-mas-precisa-del-clima-de-la-peninsula-iberica-de-los-ultimos-700-anos

La NASA alerta sobre extrañas nubes eléctricas-azules detectadas sobre la Antártida.

La NASA ha informado de una misteriosa formación de nubes azul eléctrico sobre la Antártida que, según dicen, puede arrojar algo de luz sobre el clima inusualmente frío que se experimenta en la costa este de América.

La nave espacial AIM de la NASA se ha desplegado para monitorear la misteriosa nube.

El portal, Wattsupwiththat.com informa: Estas son nubes noctilucientes (NLC), hechas de cristales de hielo con partículas de ” meteoro ” en la mesosfera a 83 km sobre el continente helado.

Esta es una animación de la extraña mancha en la Antártida:

Esta es la temporada para las nubes noctilucentes del sur. Cada año en esta época, el vapor de agua de verano se eleva hacia la alta atmósfera sobre la Antártida, proporcionando la humedad necesaria para formar nubes heladas en el borde del espacio. La luz del sol que brilla a través de las nubes altas produce un resplandor azul eléctrico, que AIM puede observar desde la órbita de la Tierra.

“La temporada actual comenzó el 19 de noviembre”, dice Cora Randall, miembro del equipo científico de AIM en el Laboratorio de Física Atmosférica y Espacial de la Universidad de Colorado. “En comparación con los datos de AIM de años anteriores, esta temporada parece ser bastante promedio, pero, por supuesto, uno nunca sabe qué sorpresas hay por delante, sobre todo porque las estaciones del hemisferio sur son muy variables”.

La formación de nubes extrañas en la alta atmósfera sobre la remota Antártida puede parecer de poco interés práctico, pero eso sería incorrecto.

Los investigadores que estudian estas nubes noctilucientes han descubierto teleconexiones inesperadas entre estas nubes y patrones climáticos a miles de millas de distancia.

Hace dos años, por ejemplo , Randall y sus colegas encontraron que la temperatura del aire invernal en muchas ciudades del norte de los Estados Unidos estaba bien correlacionada con la frecuencia de nubes noctilucentes sobre la Antártida. Comprender cómo funcionan estas conexiones a larga distancia podría mejorar los modelos climáticos y las predicciones meteorológicas, una razón más para estudiar NLC misteriosamente bellas.


Link: https://goo.gl/G3HUHK

http://www.extranotix.com/2018/01/la-nasa-alerta-sobre-extranas-nubes.html

Decenas de muertos por una ola de frío anómalo en el norte de la India

Por Sputnik

Más de 40 personas murieron en las últimas 24 horas por el frío anómalo que se registra desde hace una semana en el estado de Uttar Pradesh (norte de la India), según informa la agencia local IANS.

La cifra de muertos subió a 143 desde el 5 de enero por las bajas temperaturas que azotan la región en la que viven 200 millones de habitantes.

En algunas zonas las temperaturas bajaron hasta 2,9 grados centígrados.

La espesa neblina que se ha formado en la región debido a los vientos fríos y la alta humedad redujo la visibilidad a 15 metros, lo que obligó a cancelar o retrasar la salida de decenas de trenes.

Las autoridades mantienen suspendidas las clases en las escuelas.

Los meteorólogos pronostican que la ola de frío continuará otros dos días.

El frío llegó a África y un manto de nieve cubrió el Sáhara

Por RT

Por tercera vez en 40 años, el desértico paisaje argelino cambió su típico aspecto y sorprendió con su color blanco.

La ola polar que ha afectado en los últimos días a buena parte de EE.UU. y a España llegó al norte de África, donde el desierto del Sáhara trocó su habituales tonos rojizos y marrones por el blanco de la nieve.

El fenómeno se registró en el poblado de Aïn Séfra, conocido como ‘la puerta del desierto’, en el noroeste de Argelia. En este distrito, ubicado a 1.080 metros sobre el nivel del mar, la nieve llegó a alcanzar los 40 centímetros de espesor, reseñó el diario Express.

“Realmente, nos sorprendimos cuando nos despertamos y vimos nieve de nuevo”, contó el fotógrafo Karim Bouchetata.

Ver imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en Twitter

Spectacular scenes today in Algeria as snow covered the sand dunes in Ain El Safra! Snow visible also in imagery by NASA’s Terra satellite.

Report: Crt Sidali, Gian Alonso, Rabah Ripou Ouchen, Issam Bouchetata Bouchetata, ⵯⴰⵍⵉⴷ ⵏⴻⵇⵇⵉⵛ, Amayas Mazigh, حسام مسعودي

Esta nevada, que podría mantenerse hasta este martes es la tercera que se registra en el norte del Sáhara desde el 18 de febrero de 1979. La siguiente tuvo lugar en diciembre de 2016.

Se estima que en la próximas horas los sitios afectados por la ola de frío puedan quedar cubiertos por entre 10 y 15 centímetros de nieve.