Archivos de la categoría Calentamiento global?-CLIMATOLOGÍA

Estado de Emergencia en Perú por bajas temperaturas

LIMA (Sputnik) — El Gobierno de Perú declaró en estado de emergencia a 27 provincias de 11 departamentos por un lapso de 60 días a causa de las bajas temperaturas registradas en las zonas registradas altoandinas del país.

“Declárese el Estado de Emergencia por peligro inminente a consecuencia de la ocurrencia de heladas y nevadas, en distritos de diversas provincias de los departamentos de Apurímac, Ayacucho, Arequipa, Cusco, Huancavelica (sur); Huánuco, Junín, Pasco (centro); Moquegua, Puno y Tacna (sur)”, se lee en el decreto supremo publicado en el diario oficial El Peruano.

Lluvia

Sigue leyendo Estado de Emergencia en Perú por bajas temperaturas

La Tierra se enfría medio grado y reta al “cambio climático”

Por RT

Nuestro planeta ha vivido los 20 meses de enfriamiento más intenso desde 1916, según calculó un periodista australiano a partir de información difundida por la NASA.

Las temperaturas medias mundiales han descendido casi medio grado en los últimos 20 meses, según ha difundido el comentarista Rowan Dean a través del canal Sky News Australia.

En una emisión del pasado fin de semana, este hombre aseguró que “la Tierra se ha hecho 0,454 ºC más fría desde que Donald Trump fue elegido” presidente de Estados Unidos, según estadísticas que la NASA publicó el pasado abril.

Así, Dean destacó que “es el período de enfriamiento en 20 meses más rápido desde 1916” y se trata de “otro triunfo de Trump”, a pesar del escepticismo que genera la percepción respecto al cambio climático que el mandatario norteamericano ha manifestado en numerosas ocasiones.

Sky News Australia

@SkyNewsAust

.@rowandean: Earth has cooled 0.454 degrees Celsius since Donald Trump got elected. That’s the fastest 20 month cooling period since 1916. Another Trump triumph.

MORE: https://bit.ly/2BuFqi1 

Sigue leyendo La Tierra se enfría medio grado y reta al “cambio climático”

NASA descubre misteriosos huecos de hielo en superficie de Ártico

Los científicos de la misión Operation Ice Bridge de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos (NASA, por su acrónimo en inglés) descubrieron en el Ártico extrañas formas de agujeros de hielo de origen desconocido, 23 de abril de 2018, 23 de abril de 2018.

De acuerdo con informes de la NASA, un dispositivo especial instalado en un avión que rastreaba la región polar, confirmó que la cantidad de hielo se había reducido en comparación con el año 2013. Al medir el hielo, los científicos notaron unos grandes agujeros y afirmaron que antes no los había en esa zona.

“Definitivamente es un área de hielo delgado, ya que se puede ver el rafting con los dedos cerca de los agujeros y el color es lo suficientemente gris como para indicar poca capa de nieve”, aseguró el científico de la NASA Nathan Kurtz durante la exploración.

Una de las explicaciones potenciales más interesantes es que los huecos son el resultado de animales como focas o osos polares que cavan a través del hielo. No se observaron animales durante la misión, por lo que, si crearon un patrón extraño, se han ido desde entonces.

Fuente: Mirror

 

smd/ncl/mkh/hnb

https://www.hispantv.com/noticias/fotos/375075/nasa-agujeros-hielo-artico-polo

La circulación meridiana del Atlántico disminuye un 15%

<p>Imagen de la temperatura de superficie del Atlántico Norte simulado por el modelo CM2.6. / Remik Ziemlinski (NOAA GFDL)</p>

Imagen de la temperatura de superficie del Atlántico Norte simulado por el modelo CM2.6. / Remik Ziemlinski (NOAA GFDL)

La circulación meridiana del océano Atlántico, fenómeno por el que se conoce la redistribución de calor del sur al norte, ha disminuido un 15% desde la última mitad del siglo XX, según una investigación internacional en la que participa la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y que acaba de publicarse en Nature.

“Analizamos datos y modelos de muy alta resolución que demuestran que hay un patrón de temperaturas en el Atlántico que deja claro que la circulación del océano en el Atlántico ha disminuido”, indica Alexander Robinson, coautor del estudio, investigador de la facultad de Ciencias Físicas de la UCM y del Instituto de Geociencias (CSIC-UCM).

Este trabajo logra registrar el mayor debilitamiento de la circulación meridiana del Atlántico en los últimos mil años a partir del análisis de la temperatura de la superficie del océano con los datos desde el siglo XIX y de los modelos de alta complejidad.

Cuando las aguas saladas y cálidas de latitudes bajas pierden temperatura, van ganando densidad y cuando llegan al Atlántico norte descienden al fondo del mar
Sigue leyendo La circulación meridiana del Atlántico disminuye un 15%

Bosques: principio y fin del cambio global

Entre 2012 y 2015, una sequía extraordinariamente intensa, sin precedentes en los últimos 1.000 años, provocó la muerte de 100 millones de árboles, según el servicio forestal estadounidense. Episodios similares, aunque a menudo de menor magnitud, se han observado en prácticamente todos los biomas de la Tierra, incluyendo las selvas tropicales y, por supuesto, los bosques de nuestro entorno mediterráneo. En nuestro entorno, estos episodios de decaimiento afectan principalmente a especies que tienen su límite sur de distribución en la cuenca mediterránea, como el pino silvestre o el haya. ¿Qué indica este fenómeno y qué relación tiene con nosotros y con el cambio global?

Es difícil sobreestimar la importancia de los bosques. Desde el punto de vista cultural muchos historiadores sostienen que la madera ha sido el material más importante en la historia de la civilización, por encima de la piedra o los metales. La madera ha sido el elemento de construcción por excelencia y también la principal fuente de energía a lo largo de la historia de la humanidad. Todavía hoy, nuestra energía procede en su mayor parte de combustibles fósiles, formados a lo largo de millones de años a partir de restos vegetales.

Desde una perspectiva más biofísica el papel de los bosques es también formidable: albergan la mayor parte de la biodiversidad de la Tierra, controlan el clima y los ciclos biogeoquímicos globales, incluyendo el del carbono y el del agua. Los bosques con su transpiración retornan a la atmosfera más de la mitad de la precipitación que cae sobre los continentes en forma de agua o nieve. En otras palabras: circula más agua a través de los troncos de los árboles que a través de todos los ríos de la Tierra juntos. En buena medida los bosques dan forma al planeta tal como lo conocemos.

A largo plazo, la distribución de los bosques viene determinada por el clima. No encontramos bosques de manera natural en lugares donde las condiciones son demasiado frías, como las cimas de las montañas, o demasiado secas, como los desiertos. El tipo de bosque depende también del clima: no existen selvas lluviosas fuera del clima cálido y húmedo de los trópicos, ni podemos esperar que crezcan hayedos bajo el clima seco del sur de España.

A lo largo de la historia de la Tierra la distribución de los bosques ha cambiado siguiendo los cambios en el clima. Algunos de estos cambios ocurrieron hace millones de años, como los que atestiguan los bosques fósiles en distintos lugares del mundo, que a menudo muestran troncos petrificados de árboles tropicales en lo que ahora son desiertos prácticamente sin vegetación. Otros cambios son mucho más recientes y ocurrieron mucho más rápido. Hasta hace unos 4.500 años amplias zonas de lo que actualmente es el desierto del Sahara estaban cubiertas por praderas y bosques tropicales. Un cambio en el clima modificó el régimen hidrológico de la zona y propició la transición hacia el desierto desprovisto de vegetación que actualmente conocemos. Centenares de ejemplos similares, aunque no siempre tan dramáticos, se han documentado en otras regiones. La conclusión es clara: si cambia el clima, cambian los bosques.

Y si hay alguna cosa de la que estamos seguros es de que estamos modificando el clima. Por desgracia, el cambio climático está aquí para quedarse. Por supuesto hay todavía mucha incertidumbre en cuanto a cuál va a ser la magnitud del cambio. Ésta dependerá en buena medida de la progresión de nuestras emisiones de gases de efecto invernadero, pero también de la propia respuesta de los bosques.

Investigadores estudian el vínculo entre los bosques y la salud de las personas
Investigadores estudian el vínculo entre los bosques y la salud de las personas EFE

Un sumidero de dióxido de carbono

Casi un tercio de las emisiones antrópicas de dióxido de carbono, principal causante del calentamiento global, son absorbidas por ellos. Si no fuera por este sumidero la magnitud del cambio climático sería mucho mayor. Sin embargo, todas las evidencias apuntan a que esta capacidad de sumidero de los bosques se reducirá a medida que las condiciones sean más cálidas y más secas, pudiendo incluso llegar a revertirse.

Las sequías extremas que padeció la Amazonía durante los años 2005 y 2010, por ejemplo, provocaron que el conjunto de la selva tropical amazónica se convirtiera en una fuente neta de dióxido de carbono; es decir, en un contribuyente neto al calentamiento global. Lo mismo se observó en extensas zonas del continente europeo durante la ola de calor del verano de 2003.

Los bosques, pues, son protagonistas del cambio climático por partida triple: como origen de los combustibles fósiles que utilizamos y por tanto de nuestras emisiones de dióxido de carbono, como reguladores de la concentración de este gas en la atmósfera, y como sistemas particularmente sensibles a los cambios en el clima.

¿Qué hace que los bosques sean tan sensibles a la sequía? Las plantas necesitan agua en grandes cantidades para mantener su funcionamiento. En condiciones favorables, un solo árbol puede llegar a transpirar cientos de litros de agua en un solo día. Toda esta agua es absorbida del suelo y transportada a través de los troncos hasta las hojas, donde casi toda se evapora a la atmósfera (una pequeña parte se utiliza en la fotosíntesis).

La energía solar, que provoca la evaporación del agua en las hojas, es la que genera la fuerza de succión necesaria para subir el agua hasta las copas de los árboles, que pueden llegar a estar a más de 100 metros del suelo. A mayor temperatura mayor es la capacidad evaporativa de la atmósfera y, por tanto, mayores los requerimientos hídricos de las plantas.

Sigue leyendo Bosques: principio y fin del cambio global

China construye una enorme red para la producción de lluvia

Por RT

Se está implantando un nuevo proyecto de cámaras de combustión para salvar el lugar más seco de la Tierra.

China está probando una tecnología innovadora que producirá suficientes partículas capaces de formar nubes extensas en el territorio de la meseta del Tíbet, de 1,6 millones de kilómetros cuadrados, informa el periódico South China Morning Post.

Según los expertos que trabajan en el proyecto, el sistema ubicado en la cima de la meseta tibetana, será capaz incrementar la caída de lluvia en la región hasta en 10.000 millones de metros cúbicos por año, el 7% de todo el consumo de agua de China. Decenas de miles cámaras serán construidas en distintos puntos de la zona y quemarán combustible sólido para producir yoduro de plata, que, a su vez, creará nubes. Las precipitaciones en forma de lluvia y nieve serán posibles gracias al aire húmedo que, al enfriarse, se enfrenta con partículas de la atmósfera y juntos crean gotas de agua.

“A veces la nieve comenzaba a caer casi inmediatamente después de encender la cámara. Era como estar en el escenario de un espectáculo de magia“, ha señalado el investigador líder del sistema que se negó a ser nombrado debido a la delicadeza del proyecto, según South China Morning Post.

El futuro del proyecto es incierto

El trabajo está siendo desarrollando por la estatal China Aerospace Science and Technology Corporation, un importante contratista espacial y de defensa. El día a día de la operación de las cámaras se podrá guiar con ayuda de datos precisos en tiempo real y recopilados de una red de 30 satélites meteorológicos. Aparte, se utilizarán aviones, drones y artillería para ‘sembrar’ nubes, maximizando así el efecto del sistema de modificación del clima.

Hay que destacar que China es el primer país que emplea esta tecnología a gran escala. El precio del proyecto se valora como relativamente bajo. Sin embargo, según expertos, su realización aún es bastante discutible. En opinión de Ma Weiqiang, investigador del Chinese Academy of Sciences Institute of Tibetan Plateau Research, Pekín podría no aceptar el proyecto, ya que interceptar la humedad en los cielos sobre el Tíbet podría tener un efecto dominó y reducir las lluvias en otras regiones de China.

La meseta del Tíbet es considero uno de los lugares más secos de la Tierra. La mayoría de las áreas reciben menos de 10 cm de lluvia al año, a pesar del gran volumen de corrientes de aire húmedo que pasan sobre la meseta cada día. Debido a eso, el territorio está definido como “un desierto” por el Servicio Geológico de EE.UU.

Científicos sorprendidos por gran cantidad de hielo en la Antártida

Por Noticias asombrosas

Científicos que han ido a la Antártida a investigar el deshielo y el ecosistema marino se han llevado una sorpresa… Hay más hielo del que creían…

La primera sorpresa se la ha llevado un barco de investigación científica que pretendía llegar al lugar en donde se desprendió un iceberg el año pasado, la zona del A68… No pudieron, pues había tanto hielo que el barco no pudo llegar a la zona…

La segunda sorpresa fue cuando un equipo de científicos perforó la barrera de Ross para ver como afectaba el deshielo desde abajo… De nuevo se toparon con ese amigo que no debería estar, EL HIELO…

loading…

Contra pronóstico ambientalista: las poblaciones de osos polares gozan de buena salud, según experta

Por Jesús de León – La Gran Época

Susan Crockford, posiblemente la mejor experta en osos polares del mundo, reveló recientemente datos que sugieren una realidad distinta a la que han pronosticado ambientalistas, según publicó en febrero en su “Informe sobre el estado del Oso Polar de 2017”.

En medio de muchas voces clamando sobre la fatalidad climática, el informe asevera que “las poblaciones de osos polares están estables, cuando no creciendo”.

Lo que algunos medios liberales informan es que los osos mueren de hambre por el delgado hielo marino del verano, según Breibart.

Según Crockford, “el número de osos polares se ha mantenido estable o ha aumentado ligeramente desde 2005, a pesar de que el hielo marino del verano desde 2007 alcanzó niveles no esperados hasta mediados de siglo: la disminución prevista del 67% en el número de osos polares no ocurrió”.

“La resistencia del oso polar debería haber significado el final de su uso como un ícono preciado del destino del calentamiento global, pero no fue así”, dijo Finacial Post, que agrego, “El alarmismo no va a desaparecer sin una lucha”.

Parte de esta lucha implica un choque científico sobre la transparencia en la ciencia en cuanto a la situación del oso polar.

Las presas abundantes y la adecuada cantidad de hielo marino en primavera y a comienzos del verano desde 2007 parecen explicar por qué el número de osos polares no ha disminuido, como podría haberse esperado como resultado de los bajos niveles de hielo marino en el verano.

El informe de Crockford indica que el mayor cambio en el hábitat del hielo marino desde 1979, lo experimentaron los osos polares del mar de Barents, y el menor cambio lo experimentaron los que viven en la Bahía del sur de Hudson, la región más meridional habitada por osos.

Luego “por lo que se sabe, el récord de la baja cantidad de hielo marino en marzo de 2017 no tuvo ningún impacto en la salud o supervivencia del oso polar”, expone el estudio.

Algunos estudios muestran que los osos pesan menos que en los años ochenta, pero ninguno mostró un aumento en el número de ejemplares muriendo de hambre o demasiado delgados como para no reproducirse.

Sigue leyendo Contra pronóstico ambientalista: las poblaciones de osos polares gozan de buena salud, según experta

La realidad que tiene perplejos a los científicos: mientras Europa sufre el frío extremo de “la bestia del este”, el Polo Norte vive una ola de calor

Algunas ciudades de Reino Unido registran temperaturas negativas, muy por debajo de algunos puntos del Polo Norte.

Hay algo que tiene intrigados a los meteorólogos.

Mientras Europa se cubre de un inmenso manto blanco por la llamada “la bestia del este” y muchas de sus poblaciones están en temperaturas bajo cero, el Polo Norte está especialmente cálido .

Al menos para lo que se espera en este punto del planeta en esta época del año.

La estación meteorológica Cape Morris Jesup, en Groenlandia , registró temperaturas de hasta 6,1 grados centígrados la semana pasada, llegando incluso a los 7,2 el pasado sábado.

Eso es mucho más que los -15 ºC que han alcanzado los termómetros en algunas partes de Reino Unido.

Imagen de la Plaza de San Pedro nevada

Getty Images
Roma y la Ciudad del Vaticano también registraron temperaturas mínimas esta semana y vieron nieve por primera vez en 6 años.
 

¿Pero qué es lo que provoca que haga más frío en muchos puntos de Europa que en el habitualmente gélido Polo Norte?

Las imágenes satelitales que han podido observar los meteorólogos muestran cómo el viento está empujando aire con temperaturas por encima de los 0 ºC hacia el Ártico.

Los científicos no descartan que esto sea una consecuencia más del cambio climático , pero no pueden asegurarlo.

Lo que sí pueden confirmar es que en los últimos tres años se han ido registrandotemperaturas récord en el Ártico y prevén que las olas de calor sean recurrentes, más intensas y de mayor duración en el futuro.

Sigue leyendo La realidad que tiene perplejos a los científicos: mientras Europa sufre el frío extremo de “la bestia del este”, el Polo Norte vive una ola de calor

Más de la mitad de las ciudades se quedarán sin agua en 30 años

El déficit hídrico afectará a 500 millones de habitantes de las megalópolis
Más de la mitad de las grandes ciudades del mundo se quedarán sin agua en 30 años, según un estudio. El déficit hídrico afectará a 500 millones de habitantes de las megalópolis. Las ciudades del sudeste asiático y de Norteamérica son las más amenazadas. El calentamiento global y la urbanización galopante agravan el déficit hídrico.

Foto: Homestage.
Más de la mitad de las grandes metrópolis del planeta tendrán escasez de agua potable dentro de 30 años, según un estudio publicado en la revista Nature.

En los últimos 60 años, la demanda de agua de abasto se ha cuadruplicado en el mundo debido  a la creciente urbanización, a un mejor acceso a las infraestructuras y al aumento de la higiene, pero esta demanda podría aumentar hasta un 80% en 2050, según esta investigación. Hasta ahora se creía que el aumento de la demanda sería del 50%.

Esta demanda no podrá ser atendida en su totalidad por la creciente escasez de agua asociada al calentamiento global y a la urbanización galopante, que afectará al 66% de la población del mundo que entonces vivirá en ciudades. En la actualidad, el 50% de la población humana vive en núcleos urbanos.

La investigación, desarrollada por  investigadores de la universidad alemana de Kassel,  estudió la evolución de los recursos, tanto en agua de superficie como subterránea, hasta el año 2050 y sus consecuencias sobre el suministro a poblaciones humanas.

Analizaron específicamente la situación de 482 grandes ciudades del mundo, que acogen a un total de 736 millones de habitantes, teniendo como referencia un escenario socio-económico estable, similar al actual (business as usual).

Asimismo, introdujeron en su proyección dos hipótesis políticas: que las ciudades son consideradas prioritarias a la hora de obtener agua para el abasto de su población, o que las necesidades de la industria y la agricultura se consideran primordiales.

En el primer escenario, el 36% de las ciudades, donde viven 440 millones de personas, tendrán problemas de abastecimiento dentro de 30 años. En el segundo caso, la situación de las ciudades será mucho peor: afectará a 673 millones de personas, que vivirán en el 55% de las ciudades estudiadas. Más de la mitad de las ciudades tendrá pues déficit hídrico.

Las ciudades del sudeste asiático y de Norteamérica emergen como las más amenazadas, según esta investigación. En 2050, ciudades como Los Ángeles en Estados Unidos, Jaipur en India o Dar es Salaam (Tanzania), tendrán un déficit hídrico en aguas de superficie superior a los 400 millones de metros cúbicos por año.

Sigue leyendo Más de la mitad de las ciudades se quedarán sin agua en 30 años