Archivo de la categoría: PSICOLOGÍA- CEREBRO

¿Qué sueñan los ciegos?

Nuestros sentidos y nuestra memoria influyen en cómo soñamos. Así, las personas ciegas de nacimiento y las que son ciegas en una edad tardía sueñan de forma diferente de las personas que pueden ver. Además, las pesadillas son también mucho más frecuentes entre los ciegos.

Por  –

La absoluta mayoría de los seres humanos soñamos cuando estamos dormidos, especialmente durante la fase REM. A pesar de lo cotidiano que es este fenómeno, lo cierto es que todavía no sabemos con certeza por qué tenemos sueños y cuál es su papel en el ser humano. El sueño, ese arte poético involuntario (como lo denominaba el filósofo Kant), es una realidad distorsionada y caótica que surge a partir de la información que captan nuestros sentidos, de nuestros recuerdos y de las experiencias a lo largo de nuestra vida, especialmente de aquellas más recientes.

De la misma forma que nuestros sentidos (la vista, el oído, el olfato, el tacto y el gusto, entre otros) influyen en la construcción de nuestro esquema mental del mundo exterior,  también determinan nuestra imaginación y nuestros sueños. Pero ¿qué ocurre cuando uno de esos sentidos no existe? ¿Cómo sueñan las personas ciegas, que carecen del sentido de la vista?

Seguir leyendo ¿Qué sueñan los ciegos?

Estudio confirma lo obvio: uno no puede cambiar simplemente deseando cambiar

Si alguna vez has deseado cambiar uno de tus rasgos de personalidad, una forma de pensar, un mal hábito o una creencia muy arraigada, sabrás que no es una tarea fácil. A veces incluso puedes tener la sensación de que das un paso adelante y dos hacia atrás. Y eso puede llegar a ser extremadamente frustrante, hasta el punto de hacernos creer que “somos así” y no podemos cambiar.

El problema, quizá, es la manera en que estamos afrontando ese cambio. Para cambiar no basta con desearlo, hay que ponerse manos a la obra. Desear el cambio no es suficiente para transformar algo que venimos haciendo, pensando o sintiendo desde hace años. Ahora la ciencia lo confirma.

cambio

© Desconocido

Dime qué haces y te diré qué podrás cambiar

Psicólogos de la Universidad de Illinois y de Michigan pidieron a 377 estudiantes universitarios que eligieran dos de los cinco grandes rasgos de la personalidad (apertura a la experiencia, responsabilidad, extroversión, amabilidad y estabilidad emocional) que más querían cambiar en sí mismos. La mayoría de las personas optaron por mejorar su estabilidad emocional o aumentar su nivel de extroversión.
Seguir leyendo Estudio confirma lo obvio: uno no puede cambiar simplemente deseando cambiar

El actor británico que estuvo muerto 7 minutos cuenta qué vio en el más allá

Foto: Pixabay

Por RT

Este hombre de 60 años pinta cuadros con las escenas que habría contemplado durante ese periodo.

Shiv Grewal, actor de la compañía de teatro británica Royal Shakespeare Company (RSC), ha revelado al diferentes medios de de Reino Unido qué vio en el ‘más allá’ cuando experimentó una muerte clínica.

Hace cinco años, este artista sufrió un paro cardiaco y permaneció clínicamente muerto durante siete minutos antes de que le reanimaran, un periodo en el que experimentó algo similar a sentirse “en un vacío” aunque, al mismo tiempo, “tenía emociones y sensaciones“.

 

Shiv Grewal@shiv_shivinder
 

Man in the Mirror. Man who died for seven minutes paints pictures of what he saw in the ‘afterlife’ https://www.mirror.co.uk/news/uk-news/man-who-died-seven-minutes-12914335 

Enfermedades extremas causadas por la mente humana

cajal

Las emociones intensas y negativas pueden desencadenar reacciones en el cuerpo humano tan extremas como hasta el punto de provocar ceguera, parálisis e incluso la muerte. Para la medicina, muchos de los mecanismos detrás siguen siendo un misterio.

Seguir leyendo Enfermedades extremas causadas por la mente humana

El sentido del yo en los niños está condicionado por las personas que lo rodean

Foto: Universidad de Chichester.

Foto: Universidad de Chichester.
Una nueva investigación ha descubierto algo sorprendente en el comportamiento de los niños: se dibujan a sí mismos dependiendo de su audiencia, y su autoconciencia podría estar vinculada a influencias externas de formas bastante subliminales.

Investigadores del Departamento de Psicología de la Universidad de Chichester, en el Reino Unido, trabajaron con 175 niños de ocho y nueve años, 85 niños y 90 niñas. Los niños se organizaron en siete grupos: uno donde no se especificaba la audiencia que vería los dibujos y seis grupos más con diferentes audiencias pendientes de ver lo que los niños dibujaban.

La audiencia de unos de estos grupos representaba a profesionales (policía, maestro) y  los otros grupos  a personas con las que los niños estaban familiarizados, o bien  a personas con los que no estaban familiarizados. A todos se les invitó a dibujar tres imágenes de sí mismos: una como referencia, una feliz y otra triste.

Los resultados mostraron dos conclusiones principales: los dibujos de los niños son más expresivos si el público de esos dibujos es familiar para el niño. También que las niñas se dibujan más expresivamente que los niños.
Seguir leyendo El sentido del yo en los niños está condicionado por las personas que lo rodean

Los recuerdos de la música que te gusta son los últimos en perderse (ESTUDIO)

La memoria es una de las cualidades cognitivas más enigmáticas, tanto, que incluso en nuestros días no se conoce bien a bien su funcionamiento. Si acaso, uno de los descubrimientos más sorprendentes de la neurociencia contemporánea es que todo parece indicar que nuestros recuerdos no se crean y se almacenan una sola vez, sino que el cerebro “rehace” una nueva versión de aquello que recordamos en el momento mismo en que nuestra memoria la requiere, un proceso fascinante que a su vez plantea nuevas preguntas sobre esta capacidad.

Pero eso no es todo. Como también se ha observado, la memoria posee diferentes registros de acuerdo a los sentidos que perciben un hecho y, en consecuencia, los grados de memorización y fidelidad de un recuerdo varían en función de éstos. El escritor francés Marcel Proust no se equivocó cuando a lo largo de su monumental En busca del tiempo perdido ofreció distintos ejemplos de la asociación que puede tener un recuerdo con un sabor específico, con una fragancia, con el sonido tan particular de la pisada de un tacón contra un adoquín o de la textura de una servilleta de tela sostenida entre los dedos. Cada una de esas sensaciones deja un recuerdo particular, que depende también del contexto en el cual se produce, y como Proust también notó, el recuerdo queda atrapado en esa red que es al mismo tiempo como un cristal que lo contiene.

Recientemente, un estudio publicado en la revista especializada The Journal of Prevention of Alzheimer’s Disease dio cuenta del vínculo especialmente estrecho que existe entre la música y los recuerdos, al grado de que incluso en etapas avanzada de dicha enfermedad (que, como se sabe, mina poco a poco la memoria de una persona, incluso sus recuerdos más íntimos y estructurales), los pacientes son capaces de identificar la música que escucharon en etapas previas de su vida.

Seguir leyendo Los recuerdos de la música que te gusta son los últimos en perderse (ESTUDIO)

Cómo nuestra obsesión por las “selfies” está cambiando nuestra memoria

Cómo nuestra obsesión por las

Registrar cada detalle con tu celular y hacer selfies continuamente tiene serias consecuencias para nuestra memoria. Y podría incluso crear un conflicto de identidad, según Giuliana Mazzoni, profesora de psicología de la Universidad de Hull en Inglaterra.

Tomar decenas o cientos de fotos con los celulares es algo común cuando estamos de vacaciones.

Cada detalle es registrado, especialmente en selfies, y compartido luego en redes sociales.

Pero captar incesantemente nuestras experiencias con la cámara del celular está afectando nuestra memoria, asegura Giuliana Mazzoni, profesora de psicología de la Universidad de Hull en Inglaterra.

La experta en memoria señala que el hábito de fotografiar “sin parar” tiene serias consecuencias en nuestra capacidad de recordar y podría incluso crear un “conflicto de identidad”.

“Baja el nivel de atención”

Mazzoni cita un estudio de 2018 según el cual tomar fotos de un evento en lugar de estar inmerso en la experiencia del momento lleva a un recuerdo más pobre de la situación. (Tamir et al, Journal of Experimental Psychology).

“En general, tomar fotos incesantemente y rápidamente baja el nivel de atención hacia lo que estamos fotografiando, sea un objeto, un paisaje o una persona”, señaló Mazzoni a BBC Mundo.

Celular con un selfie enfocado

Getty Images
Las fotos pueden ayudarnos a recordar algo que vimos con nuestros ojos, pero reducen nuestra memoria sobre las conversaciones que escuchamos durante esos eventos.

La excepción a esta regla puede ser el caso de un fotógrafo profesional, que se concentra más en lo que está captando.

Pero en general, cuando sabemos que todo queda registrado “para verlo después”, no solo prestamos menos atención sino que puede disminuir la codificación de esos eventos en la memoria.

Seguir leyendo Cómo nuestra obsesión por las “selfies” está cambiando nuestra memoria

Aceptar las emociones negativas reducir su intensidad, según un estudio

Ansiedad, tristeza, vergüenza, culpa, miedo, angustia, ira, resentimiento y rencor son algunas de las emociones “negativas” que solemos experimentar en algunos momentos de nuestra vida. Cuando nos asaltan, resulta difícil pensar con claridad y salir de ese estado emocional. A menudo esas emociones nos arrastran en un bucle que nos hace sentir aún peor o incluso se produce un secuestro emocional en toda regla. ¿Deberíamos intentar combatirlas o simplemente aceptarlas?
Investigadores de la Universidad de Toronto y California se plantearon esa misma pregunta y analizaron si la aceptación de las emociones negativas, una idea que propone del budismo y que la Psicología ahora está aplicando, se asocia realmente con una mejor salud mental y una disminución de los estados negativos a lo largo del tiempo.

La aceptación nos protege del estrés 

En el estudio participaron más de 1 381 personas, las cuales se sometieron a diferentes experimentos en los que estuvieron involucradas emociones negativas. Los psicólogos descubrieron que aceptar las experiencias negativas se relaciona con un menor nivel de ansiedad y depresión, así como con una mayor sensación de bienestar y satisfacción con la vida.

Seguir leyendo Aceptar las emociones negativas reducir su intensidad, según un estudio

Recuerdos e historias que nos contamos a nosotros mismos: ¿Es realmente confiable nuestra memoria?

La humanidad, de algún modo, se sustenta en los recuerdos y relatos que nos contamos unos a otros, aunque la investigación nos demuestra una y otra vez que nuestra memoria no es el más confiable de los recursos. Aún así, probablemente sea el que siempre tendremos para construir nuestras narrativas.

memoria

Probablemente nuestra memoria no sea tan buena como creemos. Los humanos confiamos en nuestros recuerdos para compartir historias con amigos, aprender de nuestras experiencias o dar testimonio. También para cosas tan importantes como crear un sentido de la identidad personal.

Sin embargo, la evidencia muestra que nuestra memoria no es tan consistente como quisiéramos. Peor aún, sin siquiera darnos cuenta, a menudo somos culpables de cambiar los hechos y agregar detalles falsos a nuestros recuerdos.

Para comprender un poco cómo funciona el recuerdo, podemos pensar en el “juego del teléfono” (también conocido como susurros chinos). En el juego, una persona susurra silenciosamente un mensaje a la persona que está a su lado, quien luego lo pasa a la siguiente persona en la fila y así sucesivamente hasta llegar a una última persona que revela el mensaje.

Cada vez que se transmite el mensaje, algunas partes pueden ser mal escuchadas o mal entendidas, otras pueden ser alteradas, mejoradas u olvidadas inocentemente. Al llegar a destino, el mensaje puede llegar a ser muy diferente del original.

Lo mismo puede pasar con nuestros recuerdos. Hay innumerables razones por las que podemos cometer pequeños errores o agregar adornos al relato de eventos pasados, desde lo que creemos o desearíamos que fuera cierto, hasta lo que alguien más nos contó sobre el evento, lo que vimos en la ficción, lo que soñamos o lo que queremos que otra persona piense. Cuando estas fallas ocurren, pueden tener efectos a largo plazo en cómo recordaremos esos episodios en el futuro.

Seguir leyendo Recuerdos e historias que nos contamos a nosotros mismos: ¿Es realmente confiable nuestra memoria?

Cómo las bandas sonoras influyen en el cerebro

La música es un idioma universal. Es capaz de evocar recuerdos, despertar sentimientos e incluso ayudarnos en momentos complicados. De ahí que sea un elemento de gran impacto en el mundo cinematográfico. ¿Quién no recuerda la banda sonora de su película favorita?

Para muchas personas es imposible entender el cine sin música. Un gran número de películas se han hecho inmortales gracias a su hilo musical. Star Wars es un claro ejemplo de ello, al igual que Lo que el viento se llevo o la mítica escena de la ducha de Psicosis. 

Las bandas sonoras de las películas tienen el poder de conmovernos, sacarnos una sonrisa, perturbarnos o hacernos llorar. Y esto solo es posible por las consecuencias que tiene sobre el funcionamiento de nuestro cerebro. Profundicemos.

Seguir leyendo Cómo las bandas sonoras influyen en el cerebro

Las razones científicas que explican por qué algunas personas se enfrentan a la autoridad y otras no

Las razones científicas que explican por qué algunas personas se enfrentan a la autoridad y otras no

La mayoría de las personas tiende a obedecer las voces de autoridad. En cambio, otras son capaces de dudar, criticar y decidir no hacer caso a ciertas órdenes. La explicación hay que buscarla en cómo funciona nuestro cerebro.

Nos gusta pensar que haríamos lo correcto en una situación difícil. Que nos enfrentaríamos a nuestro jefe cuando fuese necesario, intervendríamos si estuviesen acosando a alguien y diríamos que no si nos piden hacer algo que sentimos que es incorrecto. Es tentador pensar que tenemos una brújula moral innata que guía nuestras acciones, incluso bajo la presión de los demás.

En realidad, la mayoría de nosotros somos notablemente malos al enfrentarnos a la autoridad.

Investigaciones recientes explican por qué somos así, al darnos una idea de cómo el cerebro trata, o no, estas situaciones difíciles.

En experimentos llevados a cabo por la neurocientífica social Emilie Caspar en el Instituto Holandés de Neurociencia, un grupo de voluntarios se dieron choques eléctricos entre ellos.

En primer lugar, se les pidió a los participantes aplicar choques por una pequeña suma de dinero (unos US$6,5 cada vez). Cuando les dieron a los voluntarios 60 oportunidades para infligir choques eléctricos a sus compañeros, alrededor de la mitad de las veces decidieron no hacerlo.

Entre el 5-10% de los participantes prefirieron no administrar los choques a sus compañeros en el total de las 60 ocasiones.

Luego, Caspar ordenó a la persona encargada de aplicar los choques que lo hiciera. Ahora, incluso los participantes que no habían dado ningún choque previamente empezaron a presionar el botón.

Seguir leyendo Las razones científicas que explican por qué algunas personas se enfrentan a la autoridad y otras no

El síndrome del caballero blanco: personas que salvan

El síndrome del caballero blanco define a esa persona con una necesidad casi compulsiva por salvar, ayudar y solucionar los problemas ajenos. La conducta de este perfil viene explicada por un historial de abandonos, traumas y afectos no correspondidos. De ahí que su capacidad para empatizar con el dolor ajeno sea muy elevada. Aunque la ayuda que prestan no es siempre la más acertada.

La mayoría de nosotros conocemos a un rescatador nato, a alguien que en vez de corazón parece tener un radar con el cual detectar necesidades y ser el abanderado de la utilidad. En ocasiones, como bien sabemos, esa ayuda puede ser intrusiva. Puede incluso causarnos incomodidad o llegar a vetar la oportunidad de ser responsables y solucionadores de nuestros propios problemas.

Otras veces, cómo no, agradecemos ese altruismo sincero y siempre entregado. No obstante, lo que no vemos en ocasiones es el trasfondo que hay detrás de esas dinámicas, de esa necesidad. El síndrome del caballero blanco define a una parte de nuestra población. Son personas a menudo invisibles, un perfil comportamental que tiene tras de sí heridas que nadie ve, nudos que no han resuelto de manera efectiva.

Este síndrome fue descrito en el 2015 por las psicólogas y profesoras de la Universidad de Berkekey Mary C. Lamia y Marilyn J. Krieger. Veamos más datos sobre el tema a continuación.

“Las lágrimas nacen del corazón, no del cerebro”.

-Leonardo da Vinci-

hombre medieval representando las frases del libro El caballero de la armadura oxidada

Características del síndrome del caballero blanco

En los libros de cuentos el caballero blanco es el salvador de esa dama que está en apuros. En la vida real, dicha figura de nuestro folklore puede ser un hombre o una mujer, y su máxima aspiración es iniciar relaciones afectivas con personas dañadas o vulnerables. Ese vínculo les puede permitir ser de utilidad, reparar afectivamente al otro, reafirmarse y reafirmar al mismo tiempo a la pareja.

Sin embargo, las personas heridas difícilmente llegan a reparar algo. A menudo, lo que consiguen es hacer más grande la herida, ser ese espejo donde magnificar los traumas y los sufrimientos. Son rescates, como vemos frustrados, que traen una inevitable infelicidad. Así, lo que se esconde detrás del síndrome del caballero blanco y lo que explica su comportamiento es lo siguiente:

Causas que originan el síndrome del caballero blanco

Un pasado de abusos, la figura de unos padres autoritarios o la falta de un apego saludable y afectuoso en la infancia, suele factores comunes a la hora de dar forma al síndrome del caballero blanco. Haber vivido varias experiencias de abandono, tanto a nivel familiar como de parejas afectivas, suelen ser otros disparadores.

Seguir leyendo El síndrome del caballero blanco: personas que salvan