Archivos de la categoría PSICOLOGÍA- CEREBRO

El increíble caso del hombre que lleva una vida normal sin el 90% de su cerebro

Escáner del cerebro del paciente. The Lancet

Imagina tener una vida relativamente normal y saludable. Con un trabajo, una familia y buena condición física. Así vive un francés de 54 años de edad. Con una salvedad, el señor “x” es todo un misterio para la medicina. Un día descubrió que la mayor parte de su cerebro se había “perdido”.

Desde entonces, el estudio de este paciente le ha dado la vuelta a muchas ideas que teníamos. La primera y más importante: repensar lo que es, desde una perspectiva biológica, lo que nos hace conscientes.

Lo cierto es que a pesar de décadas de investigación, nuestra comprensión de la conciencia, ser conscientes de la existencia de uno mismo, sigue siendo bastante ínfima. Muchos investigadores piensan que la fuente física de la conciencia se basa en el propio cerebro pero, de ser así, ¿cómo puede ser posible que alguien pierda la mayoría de sus neuronas y siga siendo consciente de sí mismo y de lo que le rodea?

El hombre que perdió el 90% de su cerebro

El sistema límbico en el cerebro. Wikimedia Commons

Descrito por primera vez en The Lancet en el año 2007, el caso del hombre que parece estar perdiendo la mayor parte de su cerebro ha sido todo un misterio desde hace 10 años. El paciente tenía 44 años en el momento en que salió el artículo, y aunque su identidad se mantuvo en secreto, los investigadores explicaron cómo había vivido la mayor parte de su vida sin darse cuenta de que algo estaba mal.

Ocurrió un día y de forma casi casual, cuando acudió al médico aquejado de un pequeño dolor muy leve en su pierna izquierda. Los escáneres cerebrales revelaron que su cráneo estaba lleno de líquido, dejando únicamente una capa externa delgada de tejido cerebral real, con la parte interna de su cerebro prácticamente erosionada.

Tomografía mostrando acumulación del líquido cefalorraquídeo. Wikimedia Commons

Los médicos piensan que la mayoría de su cerebro se fue destruyendo lentamente en el transcurso de unos 30 años. ¿La razón? La acumulación de líquido en el cerebro, una condición conocida como hidrocefalia. Se la habían diagnosticado de pequeño y lo trataron con un stent (tubo diminuto que se coloca dentro de una estructura hueca en el cuerpo), pero se lo quitaron cuando tenía 14 años y, desde entonces, la mayoría de su cerebro parece haber seguido el proceso destructivo.

Sigue leyendo El increíble caso del hombre que lleva una vida normal sin el 90% de su cerebro

Lo que tu muro de Facebook y otras redes sociales revelan de tu salud mental

http://www.semana.com/vida-moderna/articulo/facebook-y-otras-redes-sociales-revelan-de-tu-salud-mental/506083

Una joven viendo su teléfono inteligenteImage copyrightISTOCK
Image captionCuando los jóvenes dejan de “aparecer” por las redes sociales puede ser una señal de depresión.

“¿En qué estás pensando?”. Así saluda Facebook diariamente a sus 1.700 millones de usuarios activos.

Se trata, además, de una interrogante que incontables psiquiatras, psicólogos y asesores formulan a sus clientes al comienzo de una sesión, y una pregunta que le hacemos a un amigo o a un familiar que parece preocupado.

Nuestra actividad en las redes sociales puede suministrar informaciónextraordinariamente reveladora -muchas veces accidentalmente- sobre nuestra salud mental.

No es de extrañar que los profesionales encargados de cuidarla estén ahora explorando cómo pueden aprovechar esas señales para tomar el “pulso emocional” de individuos, comunidades e incluso de especies enteras.

Revelaciones personales

Un estudio de 555 usuarios de Facebook en EE.UU. encontró que las personas extrovertidas tenían más probabilidades de publicar cosas sobre sus actividades sociales y cotidianas, y de forma más frecuente.

Las personas con una baja autoestima tendían a hacer más publicaciones sobre su pareja romántica, mientras que los individuos neuróticos acudían a Facebook buscando validación y atención.

Un logotipo de Facebook proyectado en una pantalla y, al fondo, un emoji sonriente.Image copyrightGETTY IMAGES
Image captionSi retocas mucho tus fotos puede ser una señal de que tienes baja autoestima.

Y quienes tenían tendencias narcisistas usaban sus actualizaciones de estado para presumir de sus logros o elogiar sus dietas y sus rutinas de ejercicios.

Otro estudio sugirió que quienes publican muchos selfies son, generalmente, más narcisistas y de tendencias psicopáticas, mientras que quienes retocan digitalmente mucho sus fotos pueden, en realidad, tener una baja autoestima.

Terapia de redes

Cualquiera que haya escrito una airada diatriba en Facebook o publicado un desolador mensaje en Twitter en la madrugada sabrá que hay una forma de autoterapia integrada a nuestro uso de las redes sociales.

Pero, ¿será que gritar a un vacío amplifica nuestros problemas en vez de ayudarnos?

Eso es lo que, aparentemente, piensa el Centro de Salud Mental y Género de México, que lanzó una campaña advirtiéndole a los ciudadanos que compartir sus aflicciones en Facebook no es una alternativa barata a tener una terapia psicológica adecuada.

Sin embargo, el “vacío” está escuchando y puede ayudar.

Hay investigadores que estudian cómo las actualizaciones de estados o publicaciones en Twitter pueden ser rastreadas en busca de señales de alarma en caso, por ejemplo, de riesgo de suicidio.

Una mujer en un aeropuerto, viendo su teléfonoImage copyrightISTOCK
Image captionLas redes sociales son un espacio inevitable, que forma parte de la cotidianidad de muchos.

Para tal fin, el Instituto “Black Dog” de Australia recientemente condujo un estudio utilizando un programa de computación que monitoreó dos meses de mensajes en Twitter que incluían ciertas frases o términos.

Los investigadores y un programa de software luego clasificaron los mensajes que suscitaban más preocupación.

Tanto los codificadores humanos y el software llegaron a un alto nivel de acuerdo, lo que abre la posibilidad de desarrollar programas que pueden identificar llamadas de auxilio e incluso alertas a familiares y médicos.

Algunas comunidades en internet también están reconociendo el significado de advertencias relacionadas con suicidios en las publicaciones y organizando sus propias redes de apoyo.

El sitio “Reddit’s Suicide Watch” fue configurado para ofrecer un medio para que la comunidad respondiera y diese apoyo a los miembros en riesgo.

Aunque el campo de batalla de las comunidades en internet inevitablemente genera troles en estas situaciones, muchas de las respuestas muestran un verdadero deseo de ayudar a otros seres humanos que están sufriendo.

Por otro lado, una falta de contacto en redes sociales también puede indicar problemas de salud mental.

Un estudio está utilizando una aplicación, habilitada por Bluetooth, para mapear los patrones de conectividad social de los jóvenes y detectar cuando están interactuando menos con sus amigos o retirándose de esas redes, algo que muchas veces es una señal de depresión.

Tendencias emocionales

Es frecuente que las comunidades y naciones, como la humanidad en un todo, pasen por altibajos juntas.

El Instituto “Black Dog” y la agencia científica australiana CSIRO unieron esfuerzos para tomar el pulso emocional de todo el planeta con su iniciativa “We Feel”.

Al monitorear a Twitter buscando una amplia gama de términos emocionales, escogieron una muestra aleatoria del 1% de mensajes públicos en la red y analizaron un promedio 19.000 de tuits por minuto para calcular cómo se siente la comunidad de esta red social en un determinado momento.

Una captura de pantalla del sitio Image copyrightCSIRO Y BLACK DOG INSTITUTE
Image captionEl sitio “We Feel” monitorea los “sentimientos” en Twitter en el mundo entero.

El resultado es un mapa que muestra los porcentajes relativos de distintos estados emocionales -sorpresa, alegría, amor, tristeza, ira, miedo- en distintas partes del mundo.

Y ese mapa revela cómo esos estados emocionales oscilan en respuesta a acontecimientos nacionales y globales.

El “Proyecto Hedonómetro” también recurre al flujo de Twitter para medir la felicidad relativa de distintos idiomas, incluyendo el inglés, el español, el francés, el árabe y el indonesio.

Utilizando textos de Twitter, periódicos, Google Libros e incluso títulos de películas, identificó las 10.000 palabras más frecuentemente usadas en cada idioma.

Posteriormente, hablantes nativos evaluaron cada palabra en una escala positiva-negativa.

El análisis reveló que, en general, todos tienen una tendencia hacia la positividad y la felicidad, aunque el español y el portugués parecieron ser idiomas especialmente optimistas en comparación con el resto.

El equipo está ahora usando ese mismo enfoque para analizar la felicidad promedio de Twitter y mostrar el impacto de acontecimientos como los debates presidenciales estadounidenses (una caída en la felicidad), el divorcio de Brad Pitt y Angelina Jolie (otra caída) y la legalización de matrimonios del mismo sexo (aumento en la felicidad).

Y también están usando ese modelo para observar cómo la felicidad se correlaciona con otros factores, tales como estatus socioeconómico, geografía y demografía en EE.UU.

Así que la próxima vez que navegues en las redes sociales tómate un momento para reflexionar que, cuando lees y compartes algo, revelas mucho más de lo que parece sobre lo que ocurre dentro de nuestras cabezas

 

“Una experiencia horrenda”: el testimonio de una hija sobre la batalla de su madre contra la demencia

http://www.scoopnest.com/pt/user/24HorasTVN/800065547966693377

Peggy WaltonImage copyrightSUSIE HEWER
Image captionPeggy Walton murió en 2005, ocho años después de ser diagnosticada con demencia vascular.

Según estadísticas recientes, la demencia ha superado a las enfermedades del corazón como principal causa de muerte en Inglaterra y Gales. Susie Hewer ofrece a la BBC su testimonio sobre la “surreal” y “angustiosa” manera en que esta enfermedad afectó los últimos años de la vida de su madre.

Poco después de haberse mudado con su hija en 1997, Peggy Walton fue diagnosticada con demencia vascular. Tenía 81 años.

Hewer, de 59 años, recuerda que era alguien “tan brillante como un botón. Estaba en forma y era muy activa cuando vino a vivir con nosotros, por eso fue tan chocante el momento en que tuvo una serie de pequeños infartos”.

“La primera vez que fuimos a ver a un médico, él dijo: ‘es solo la edad, que la atrapó (o sea, demencia senil)'”.

“Solo volvimos después de notar que ella parecía no saber dónde estaba. Gracias a que otro doctor reconoció los síntomas inmediatamente, fuimos remitidos a un especialista”.

“En aquel momento la gente hablaba sobre la demencia en voz baja. Estaban asustados por este padecimiento”.

Anciano con bastónImage copyrightGETTY IMAGES
Image captionLa demencia vascular es una enfermedad degenerativa causada por afectaciones en el suministro de sangre al cerebro y es el segundo tipo de demencia más común en el Reino Unido, después de la enfermedad de Alzheimer.

Peggy Walton comenzó a desaparecer de la casa y a experimentar violentos cambios de humor.

Según describe Susie Hewer, su “normalmente plácida” madre se había convertido en una persona “violenta y agresiva”.

“En un punto fue obvio que ella no podía quedarse sola por mucho tiempo. Entonces, dejé mi trabajo como gestora de ventas para cuidarla”, relata Hewer.

Hubo varios incidentes psicóticos.

“Era tan convincente cuando gritaba que había alguien en el armario. Se lo creía realmente. Yo quería ir y mirar con mis propios ojos”.

Hewer confiesa que fue un período muy difícil, especialmente para su esposo Mike, aunque dice que él fue muy paciente y comprensivo. Ambos se las arreglaron para hacerle frente a la situación.

Sin embargo, en un punto su madre “no supo más que yo era su hija y eso fue un momento terrible para mí”.

Finalmente, no pudo hacer más nada por sí misma y necesitó que alguien cuidara de ella en todo momento. No dormía más de 30 minutos seguidos y comenzó a sufrir incontinencia.

Susie HewerImage copyrightSUSIE HEWER
Image captionPara Hewer, ver a su madre luchando contra la enfermedad fue “absolutamente surreal” y “muy angustioso”.

Los últimos meses de su vida, Peggy Walton vivió en un hogar de ancianos cerca de su casa, donde el equipo realizó un trabajo maravilloso, según expresa Hewer. No obstante, a la familia, esta experiencia le resultó extremadamente penosa.

Justo un día después de cumplir 89 años, Peggy Walton murió en marzo de 2005.

Hewer dice que las nuevas cifras de la Oficina Nacional de Estadísticas en el Reino Unido le resultan chocantes, “pero no estoy completamente sorprendida porque los diagnósticos de demencia se han perfeccionado“.

Los síntomas de la demencia, explica, no eran tan fáciles de detectar cuando mi madre estaba sufriendo.

Hasta ahora, Hewer ha reunido más de 50.000 libras esterlinas para donar a las investigaciones científicas sobre el Alzheimer en memoria de su madre.

Lo ha hecho corriendo más de 100 maratones.

Ella se convirtió en la primera persona en tejer mientras corría un maratón. El logro fue registrado en el Libro de Records Guinness.

Susie Hewer y su madreImage copyrightSUSIE HEWER
Image captionEn la foto de la izquierda Susie Hewer sostiene algunas de las medallas de los maratones que ha corrido. A la derecha aparece en brazos de su madre, Peggy Walton.

Hewer es, además, la autora de un blog llamado Extreme Knitting Redhead donde ha registrado sus esfuerzos y pensamientos sobre la demencia.

“Ha sido una experiencia horrenda para nosotros. No comprendimos nada de lo que estaba pasando”, añade.

“Es por eso que estoy a favor de que haya más investigación y campañas de concientización porque eso podría ayudar a las familias a lidiar con esta enfermedad”.

Aida. ¿CALMAS A LOS NIÑOS CON UN CELULAR O UNA TABLET?

Consejos del Conejo

¿CALMAS A LOS NIÑOS CON UN CELULAR O UNA TABLET?

Quienes tienen la fortuna de ser padres, seguramente saben lo complicado y también desesperante que puede llegar a ser el tener que calmar a un niño cuando éste se encuentra enojado, llorando o haciendo berrinche. La mayoría no está seguro de lo que en realidad desean o simplemente no se toman el tiempo de averiguarlo y lo que más fácil se les hace es darles algo para que se entretengan y dejen ese comportamiento desquiciante.

Una golosina e incluso un juguete parecen ser buenas opciones, sin embargo, ¿qué pasa con aquellos padres que optan por prestarles el celular o la Tablet?. Para aquellos padres que piensan que el darles un aparato electrónico es la solución, les tengo una simple sugerencia: ¡dejen de hacerlo inmediatamente!.

Un grupo de investigadores han hecho un estudio sobre esta acción y han determinado que sin darse cuenta los padres están afectando gravemente el desarrollo de personalidad de sus hijos.

Ser padres no será fácil pero sería bueno practicar más la paternidad y estrechar lazos con ellos, no alejarlos con esas acciones que a la larga con su práctica podría causar un daño irreversible en ellos.

Desafortunadamente, cada vez son más los padres que recurren a esta ¨solución¨ cuando ya no saben qué hacer con la actitud de sus hijos. Fácilmente se rinden y no optan por la opción de tratar de tranquilizarlos, hablar con ellos o consolarlos, simplemente se inclinan por la ¨salida fácil¨. Sin embargo ignoran que este acto de rendición sólo traerá consecuencias que no están visualizando hoy.

JAMA Pediatrics reveló un estudio en donde se centraban en este tema, relata que lo más habitual para los papás es relajar o calmar a los pequeños usando el televisor, un celular, computadoras o tablets y todo se deduce a que en realidad tienen muy poco control sobre ellos y no saben de qué manera lidiar con el temperamento energético de éstos.

La doctora de la Universidad de Boston y autora de dicho estudio mi, , reveló haber advertido muchas veces a los padres que esta acción está mal, porque además de truncar el desarrollo de la personalidad, también están afectando el desarrollo del lenguaje, ya que el niño pasa más tiempo jugando con aparatos que interactuando con personas.

Hay personas que contrastan esta versión diciendo que el uso de smartphones y tablets ayuda a los niños a hablar y mejorar su vocabulario, sin embargo, Radesky contratacó argumentando lo siguiente: ¨si estos dispositivos se convierten en un método habitual para calmar y distraer a los niños, ¿ellos serán capaces de desarrollar sus propios mecanismos de autorregulación?¨ definitivamente el querer ¨distraer¨ a los niños que se aburren o lloran con un aparato, les impide poder generar su propia forma personal de entretenimiento.

No obstante y pese a contradicciones, la doctora Radesky señaló que el abuso de estos dispositivos durante la infancia, podrían interferir con su desarrollo de la empatía, sus habilidades sociales y de resolver los problemas, que generalmente se obtienen de la exploración, los juegos no estructurados y la interacción con amigos.

Así podemos determinar que el dar un aparato electrónico a nuestros hijos para tranquilizarlos, definitivamente no es la mejor opción, el que se tranquilicen depende de ti y de sus capacidades. La mejor opción es tratar de calmarlos a través de las palabras, escucharlos y atenderlos, ya que estos a su vez mejorarán sus ansiedades y aprenderán a controlarse poco a poco. Tal vez tomará tiempo, pero ningún camino es fácil cuando realmente vale la pena.

Y tú, ¿cómo calmas a tus hijos?

Fuente: moreliactiva.com

Aida. Aprende a disfrutar el presente, será lo que te acompañe el resto de tu vida

La Mente es Maravillosa

Aprende a disfrutar el presente, será lo que te acompañe el resto de tu vida

La clave de la felicidad parece estar relacionada con utilizar todos nuestros sentidos y prestar atención a la información que nos llega a través de ellos: desarrollar una consciencia presente y plena. Numerosos estudios de la Psicología positiva han puesto de manifiesto que el bienestar psicológico se alimenta de la capacidad de focalizar nuestra mente en lo que está pasando en el momento determinado en el que te encuentras.

Vivir el instante presente requiere un trabajo constante y progresivo de nuestra mente, una mente que no ha sido entrenada tiende por naturaleza a la dispersión. Vivimos para lo próximo que nos va a ocurrir, y esto nos lleva a numerosos desajustes emocionales.

Cuando nuestra mente vive constantemente preocupada sobre el futuro, la ansiedad se apoderará de nuestro presente. y cuando nuestra mente viva anclada en el pasado, será la tristeza y la desesperanza quien se apoderará de nuestros días.

Las personas somos frágiles cuando no paramos de hacernos preguntas sobre el pasado y el futuro, y somos fuertes cuando experimentamos sin miedo nuestro día a día.  El pasado y el futuro solo existen en nuestros pensamientos, por lo tanto, lo verdaderamente real está en el presente.

Vivir acorde al presente modifica nuestro cerebro

El Dr. Andrew Newberg, un neurocientífico de la Universidad Thomas Jefferson, y Mark Robert Waldman, un experto en comunicaciones, indican que vivir la vida enfocada en el presente puede cambiar nuestro cerebro. La palabra presente tiene el poder de influir en la regulación de la tensión física y emocional.

Mujer joven con los ojos cerrados

Cuando nos enfocamos solo en las tareas presentes, podemos cambiar la forma en la que nuestro cerebro funciona. Enfocando la vida de esta manera estaríamos potenciando el razonamiento cognitivo, el cual contribuye al fortalecimiento de las áreas de nuestros lóbulos frontales.

Utilizar palabras positivas enfocadas en lo que estamos realizando activa los centros de motivación del cerebro, conduciéndolos a la acción. En el extremo opuesto, cuando usamos palabras recordando el pasado o anticipándonos a lo que vamos a hacer, ciertos neuroquímicos como el cortisol, contribuyen a la gestión del estrés y la ansiedad.

Cuando utilizamos palabras negativas para recordar nuestro pasado se activa en nuestro cerebro el centro del temor, la amígdala. Cuando estas palabras se convierten en pensamientos se activa el miedo, aunque las situaciones que lo provocaron no estén presentes.

Los seres humanos estamos programados inicialmente para preocuparnos. Es parte de nuestro cerebro primitivo que nos protege de situaciones de peligro. De hecho, lo que hace 10.000 años era fundamental para nuestra supervivencia, en la actualidad sufre de un sobreuso que solo nos genera una angustia frente a lo que en la realidad aún no podemos actuar, porque aún no existe y hay probabilidades de que no llegue a existir nunca.

Sepa siempre qué es lo que está haciendo en todo momento, ahí se encuentra el verdadero poder.

La felicidad solo podemos experimentarla en el momento presente

Podemos imaginar que algún día seremos felices o recordar periodos en que los fuimos, pero la verdad es que solo podremos serlo en el momento que estamos viviendo. Esto no significa que no tengamos que fijar metas ni organizar nuestras vidas, sino que hacerlo no debe trasformarnos en unos porcastinadores a la hora de sumergirnos en la realidad que nos rodea, ya sea para disfrutarla o para trasformarla.

Aceptar las cosas tal como son, sin juzgarlas y focalizándolas en nuestra mente en el momento presente, es una manera de controlar los pensamientos errantes que nos alejan  de la consciencia plena. Si no podemos evitar que surjan, al menos tenemos que dejarlos pasar cuando aparezcan, sin aferrarnos a ellos.

estrategias-de-la-mente-para-negar-el-momento-presente-600x280

Recordad las circunstancias negativas del pasado disminuye nuestro entusiasmo, nuestro optimismo y, por tanto, nos agría el momento actual, limitando nuestro potencial y dispersando nuestra energía. Incluso los recuerdos de circunstancias positivas, si son recurrentes, afectan al gozo del momento presente, ya que conllevan un sentimiento de nostalgia, aquella idea de que cualquier tiempo pasado fue mejor.

El presente es el único lugar en el que podemos actuar sobre la realidad, en el que nuestros días son realidades y donde encontramos las oportunidades. El primer paso para conectarnos a él pasa por controlar actos tan presentes y tan naturales como la respiración. Solo con este acto de consciencia nuestros sentidos se abrirán.

Imágenes cortesía de Claudia Dinora

Nikola Tesla se enamoró de una paloma… y otras seis rarezas más del inventor

http://www.huffingtonpost.es/

NIKOLA TESLA

Nikola Tesla (1856-1943) es famoso por ser pionero en las investigaciones sobre electricidad y robótica, así como por sus numerosos inventos, entre otros, la llamada bobina de Tesla.

No obstante, el científico e inventor serbio también se hizo famoso por sus raras obsesiones y por su comportamiento un tanto extraño. Por poner un ejemplo, ¿conoces a muchas personas que se hayan enamorado de un pájaro? Bueno, pues él sí. A continuación, recopilamos esta y otras peculiaridades sobre la figura de este hombre, considerado uno de los grandes olvidados de la ciencia.

1. Tesla estaba obsesionado con el número tres. Está claro que era un genio, pero eso no quita que fuera excéntrico. Era un completo maniático del número tres: se lavaba las manos tres veces seguidas e incluso rodeaba un edificio tres veces antes de entrar. En definitiva, se le podría haber diagnosticado un trastorno obsesivo-compulsivo (TOC).

2. Odiaba las perlas. No soportaba verlas; las odiaba tanto que se negaba a hablar con mujeres que llevasen esta joya. Nadie sabe a qué se debía esta aversión, pero también podría tener su explicación en el TOC.

3. Mantuvo el celibato.El matrimonio no estaba hecho para Tesla, y él mismo lo argumentaba así: “no creo que podáis nombrar muchos inventos importantes que hayan sido ideados por hombres casados”. Supuestamente, pensaba que el sexo podía entorpecer su actividad científica.

 

4. Vivió en una habitación de hotel. Tesla vivió muchos años en Nueva York y pasó su última década alojado en el Hotel New Yorker. Su habitación era la 3327, una suite doble en la 33ª planta. Fue ahí donde desarrolló su pasión por las palomas, que trataremos a continuación.

tesla house
La casa donde nació Nikola Tesla (a la izquierda) y la iglesia donde su padre oficiaba misa en Smiljan. Los dos edificios se incendiaron durante las Guerras de Yugoslavia y el Gobierno croata posteriormente las reconstruyó.

5. Tenía un extraño cariño por las palomas. Hay mucha gente que echa de comer a las palomas del parque. Pero la obsesión de Tesla no acababa ahí. Él buscaba a palomas enfermas y las llevaba a su habitación de hotel. Una de ellas, en concreto, le robó el corazón. De hecho, esto fue lo que escribió sobre ella: “Quería a esa paloma al igual que un hombre ama a una mujer, y ella también me quería a mí. Me daba razones para vivir”.

 

6. Creía en la eugenesia. Parece ser que Tesla pensaba que algunas personas, sencillamente, no eran adecuadas para tener descendencia. Según Smithsonian.com, en 1935 publicó un artículo en una revista en el que afirmaba:

El año 2100 verá la eugenesia universalmente establecida. En épocas pasadas, la ley que rige la supervivencia del más fuerte más o menos eliminaba las razas menos deseables. Luego la nueva sensación humana de compasión comenzó a interferir con el funcionamiento implacable de la naturaleza. Como resultado de ello, seguimos manteniendo vivos y criando a los no aptos. El único método compatible con las nociones de civilización y raza para evitar la reproducción de los no aptos es la esterilización y la orientación intencionada del instinto de apareamiento. Varios países europeos y algunos estados de la Unión Americana esterilizan a los criminales y a los dementes. Esto no es suficiente. La tendencia de opinión entre los eugenistas es que tenemos que hacer que el matrimonio sea más difícil. Ciertamente, a nadie que no sea un padre deseable se le debe permitir la producción de una progenie.

7. Afirmaba haber inventado el “rayo de la muerte”. Puede que a Tesla le encantaran los animales, pero no todo en él era amor y cariño. De hecho, defendía ser el inventor de un rayo de la muerte que bautizó como “Teleforce” que, teóricamente, “enviaba a través del aire rayos concentrados de partículas con una energía tan potente que podía aniquilar a una flota enemiga de 10.000 aviones a una distancia de más de 320 kilómetros desde las fronteras de una nación y causar la muerte de ejércitos enteros”.

Aida. EDUCA EN EL RESPETO Y NO EN LA OBEDIENCIA DEL MIEDO

Consejos del Conejo.

EDUCA EN EL RESPETO Y NO EN LA OBEDIENCIA DEL MIEDO

Puede que a muchos les sorprenda, pero educar niños obedientes no trae como resultado dar al mundo niños felices. La obediencia se consigue casi siempre a través del miedo, así que lo más conveniente es educar personas que entiendan desde bien temprano qué es el respeto, la reciprocidad y esa empatía construída a través del afecto sincero.

Es muy posible que algunos papás y mamás no estén de acuerdo con este enfoque. Es más, a muchos de nosotros nos han educado bajo los pilares de esa psicología conductista donde hacer algo malo traía como resultado recibir un castigo severo, y hacer algo bueno, por su parte, hacía que recibiésemos una recompensa.

Los premios y los castigos no siempre son efectivos. En especial, porque en el mundo de los adultos la sociedad no siempre nos recompensa con algo bueno solo “por portarnos bien”. Los niños NO deben orientar su comportamiento en base a simples gratificaciones.

Es necesario que entiendan por sí mismos las propias raíces del buen comportamiento, del respeto y la nobleza y que lo practiquen de forma espontánea.

La obediencia basada en el miedo y la infelicidad

Empecemos aclarando conceptos importantes. Al igual que la obediencia transmitida a través del miedo ocasiona malestar en el niño, también la permisividad ocasiona infelicidad. El primer niño solo verá muros a su alrededor y el segundo, al no ver límite ninguno en su entorno, no sabe qué se espera de él en cada instante.

Los extremos en la crianza tampoco son buenos. Así pues, conviene primero delimitar qué entendemos por un “niño obediente”.

Niños que solo son obedientes en casa

Este es un tipo de conducta muy habitual que ven los maestros y profesores en las aulas. Niños que en clase abusan de otros, que no respetan y que muestran una conducta que dista mucho de cómo es su comportamiento en casa.

Cuando los profesores hablan con los padres, estos no terminan de entender -ni de creer- que sus hijos actúen de este modo porque en casa “son muy obedientes”.

El problema reside en lo siguiente: cuando educamos con el miedo y el castigo los niños obedecen, pero no llegan a profundizar en el concepto del respeto. Actúan por obligación no por comprensión. De ahí, que en la escuela, al sentirse libres de la presión familiar tiendan a canalizar ese miedo y esa rabia en conductas disruptivas.

No es lo adecuado. En ocasiones, incluso podemos ver también el caso contrario. Niños educados en una crianza severa a través de la obediencia muestra en otros escenarios comportamientos cerrados, temerosos y defensivos. El miedo no educa, el miedo daña su equilibrio emocional.

Formas en que se suelen educar niños obedientes

Hay muchos modos de educar a un niño y cada familia, tendrá sin duda sus principios, sus valores y sus esquemas sobre lo que desean transmitir a sus hijos. Ahora bien, la obediencia basada en sumisión no es saludable ni pedagógica. Veamos los riesgos que suele traer consigo esa crianza basada en la obediencia más dominante y severa:

  • Los niños no se atreven ni saben expresar sus emociones porque cualquier acto espontáneo es sancionado.
  • El niño al que se le enseña a guardar silencio, a esconder sus lágrimas porque “llorar es de débiles” o a quedarse quietos porque “molestan”, acaban desarrollando una represión emocional y personal muy peligrosa.
  • La obediencia busca también “proteger” al niño de posibles peligros. Un niño obediente es una persona que no cruzará la zona de confort del hogar y que estará apegado a esa burbuja paterna y materna.

El niño obediente educado en el miedo, no se atreve a explorar, no descubre, no se siente seguro para abrirse a los demás. El miedo es lo opuesto a la felicidad. Es necesario cambiar esquemas, educa en respeto no en miedo.

Educar en respeto, educar en felicidad

No es lo mismo “cállate y quédate quieto que lo único que haces es molestar” que decir “¿puedes guardar silencio ahora, por favor? Mamá está hablando por teléfono”.

El lenguaje educa, la actitud es pedagógica y servir de modelo es la clave de toda crianza. Si bien es cierto que todos queremos tener niños que nos hagan caso, es necesario que entiendan siempre por qué deben hacernos caso y qué sentido tiene actuar siempre con respeto hacia los demás.

Toma nota de estas claves en las que reflexionar sobre el valor de la educación basada en el respeto:

  • Ofrece responsabilidades a tu hijo. Es necesario que desde bien temprano aprenda la importancia de hacer cosas por él mismo y hacerse cargo de sus objetos personales. Poco a poco se sentirá orgulloso de sí mismo al darse cuenta de que es capaz de hacer muchas cosas y de que nosotros, confiamos en ellos.
  • Razona con tus hijos sobre toda norma que establezcas en casa. Explícale por qué debe cumplirse. Habla con tus hijos y establece una comunicación respetuosa donde atender todas sus preguntas.
  • Cuando haga algo mal no grites ni humilles (“eres torpe”, “eres el niño más malo del mundo”). En lugar de intensificar la negatividad, enséñale a hacer las cosas bien.

Entiende sus emociones y enséñales a canalizar y a entender esos procesos internos. Por ello, te pueden ser de gran utilidad libros como “La crianza feliz” de Rosa Jové, o “Infancia, la edad sagrada” de Evania Reichert.

Si tienes esta HUELLA DACTILAR hay algo ESPECIAL de ti que NO SABES

huelladactilar

La ciencia especial que se dedica al estudio de los patrones en los dedos se llama dermatoglifia. Ayuda a entender cómo el patrón de tus huellas dactilares se relaciona con tu carácter y comportamiento.

Resultado de imagen de huella dactilar

Este patrón de huellas digitales dice una personalidad tranquila y balanceada. Este tipo de personas son muy comprensivas, les gusta ayudarles a los demás y hacen amigos con facilidad. Son muy puntuales y responsables pero pocas veces muestran iniciativa.

Resultado de imagen de persona indiga

Las personas con este patrón de huellas por lo general obtienen la información mediante la comunicación con otras personas. Son emocionalmente predecibles y abiertas. Se destacan por su excelente salud, aunque en su infancia pueden ser bastante enfermizas. Hablando de termperamento, una persona con presillas en sus dedos es sanguínea. No soporta el trabajo aburrido y monótono que no le interese. Si este patrón aparece en todos sus dedos, indica una gran imaginación y cierto distanciamiento de la realidad. Sobre este tipo de personas dicen que «no son de este mundo».

Las personas con este tipo de patrón son enérgicas y seguras de sí mismas.Su seguridad se revela en todo: en su porte, manera de caminar y gesticulación. A veces es imposible hacerlos cambiar de parecer y aceptar que están mal, defienden sus opiniones y decisiones hasta el final. Prevalece el pensamiento concreto. Les resulta difícil adaptarse a los cambios del espacio exterior y escuchar las opiniones de las demás personas. Experimentan las sensaciones a través de alguna actividad práctica. Sin embargo, para solucionar tareas muchas veces prefieren involucrar a otras personas.

Resultado de imagen de persona segura

El temperamento de estos individuos es colérico. Les gusta la música y el arte. Por lo general, tienen expresiones faciales muy artísticas.
En una situación difícil deben estar ocupadas en algo, hacer algo, es decir, distraerse con alguna acción práctica. No soportan el sentimentalismo en las relaciones pero son muy leales y nunca dejan a los suyos.

Las personas con torbellinos en sus dedos son explosivas pero se calman rápido. Son personas creativas, apreden todo muy rápido y analizan lo que sucede alrededor.A menudo empiezan a hacer varias tareas a la vez pero las dejan a la mitad y pierden interés rápidamente. Son inestables e impredecibles emocionalmente, ocultan sus sentimientos y preocupaciones. Tienden a aislarse y analizarse a sí mismas. Muchas veces no están conformes con lo que son y dudan de todo. Buscan sensaciones en su interior, y la información en fuentes escritas.

Resultado de imagen de personas creativa

El temperamento de personas así es flemático. Su manera de hablar no es muy expresiva, son callados y un poco lentos a la hora de hablar. Si el dedo índice de cualquiera de las manos tiene torbellinos, estas personas son pensadores innatos. Tienen habilidades para ser programadores informáticos, abodagos o científicos.
En resumidas cuentas, las personas con torbellinos tienen una conducta variada y complicada, y muchas veces no conocen su potencial.

Este articulo es propiedad de:genial.guru

Aida. RESILIENCIA: LA ADVERSIDAD ME HACE MÁS FUERTE

by Aleja

RESILIENCIA: LA ADVERSIDAD ME HACE MÁS FUERTE

La resiliencia se define como la capacidad de hacer frente a una situación adversa y salir reforzado de dicha situación. Es la base para que utilicemos los problemas que se presentan como un aprendizaje que nos ayude a mejorar. La resiliencia se pone a prueba en situaciones prolongadas de estrés o sufrimiento, como puede ser la pérdida inesperada de un ser querido, sobrevivir a una catástrofe natural, malos tratos en la infancia, etc.

En el otro extremo del continuo del concepto resiliencia se podría situar el desarrollo de un trastorno de estrés postraumático. En la vivencia de un episodio traumático, cada individuo tiene diferentes formas de afrontar lo ocurrido. Además se puede valorar de manera diferente el mismo hecho.

Según D´Alessio, la resiliencia emocional englobaría al conjunto de los rasgos de la personalidad y a los mecanismos cognitivos desarrollados por un individuo que le confieren protección ante situaciones adversas, impidiendo el desarrollo de un trastorno mental.

La resiliencia desde el punto de vista neurobiológico

El cerebro es la central del sistema biológico responsable de la resiliencia y regula los mecanismos neurobiológicos, psicológicos y cognitivos del individuo vinculados con la respuesta al estrés. El funcionamiento del cerebro es dinámico y puede modificar su estructura en función de las necesidades percibidas gracias a la neuroplasticidad.

La recuperación de la neurogénesis en el giro dentado junto con la remodelación dendrítica hipocampal constituyen los principales cambios estructurales vinculados con la resiliencia y que se pueden ver alterados durante el estrés prolongado. Los factores que hacen que cada individuo reaccione de manera distinta a un mismo estímulo potencialmente estresante tienen distinta naturaleza: genéticos, circunstanciales, relacionales, etc.

En los individuos resilientes, las variables constitucionales, biológicas y genéticas interactúan con las variables ambientales y las conductas aprendidas para resolver determinadas situaciones adversas. Lo hacen evitando o previniendo un trastorno psiquiátrico. Así, no se puede hablar de una sola variable que haga a un sujeto resiliente.

Factores influyentes

Existen numeroso factores que influyen en la resiliencia y en la manera de afrontar las situaciones adversas. Por ejemplo, se ha observado que las situaciones de alto cuidado materno en la infancia la favorecen. Las personas que han recibido este cuidado son más resistentes al estrés, necesitando eventos altamente estresantes para que el organismo desencadene la misma respuesta que en otro individuo.

El estrés es un mecanismo fisiológico necesario para que nuestro organismo se ponga en marcha, para realizar actividades o para responder a estímulos exteriores amenazantes o peligrosos. Pero el estrés crónico puede propiciar cambios en el cerebro perjudiciales al tener mayores niveles de hormonas del estrés (cortisona y adrenalina).

El aprendizaje durante la infancia es otro de los factores que pueden influir. El desarrollo de estrategias de afrontamiento a los problemas desde una edad temprana también puede favorecer el desarrollo de la resiliencia.

La adversidad como aprendizaje

La resiliencia no solo da una salida a traumas o problemas que en otras personas pueden propiciar el desarrollo de enfermedades o problemas graves. También se caracteriza por dar un refuerzo que emana de la propia experiencia negativa. De aceptar lo que se ha vivido y utilizarlo para seguir adelante, hacerla una experiencia significativa que no se olvida, se transforma.

Vivir una experiencia traumática siempre va a tener impacto en nuestra vida, y una implicación negativa al tratarse de una situación altamente estresante. Se trata de transformar ese dolor en fuerza para seguir adelante y tener una vida plena. Muchas víctimas de catástrofes o experiencias similares utilizan su experiencia para ayudar a personas que viven la misma situación.

Aceptar que no podemos cambiar lo que ha ocurrido y que no siempre tenemos el control de lo que nos ocurre son estrategias que pueden ayudar a superar diferentes dificultades que se presenten. No tener miedo a pedir ayuda a las personas más cercanas o que han pasado por lo mismo y confiar en nuestras capacidades pueden ser estrategias muy efectivas.

7 cosas que haces hoy de las que te arrepentirás dentro de 10 años

http://www.rinconpsicologia.com/

El ritmo de vida que ha impuesto la sociedad puede llegar a ser agobiante. Inmersos en numerosos compromisos y responsabilidades, es fácil perder de vista las cosas más importantes. De hecho, pasamos gran parte de nuestra vida sin ser conscientes de que, a medida que pasa el tiempo, menos oportunidades tenemos para remediar los errores cometidos, por lo que es esencial encontrar un equilibrio aquí y ahora que nos permita satisfacer nuestras necesidades y, a la vez, ser más felices. Así podremos mirar al futuro con ilusión y encaminarnos hacia él con la certeza de que no tendremos grandes arrepentimientos.

El pasado no existe, el futuro es incierto, solo tenemos el hoy

1. Descuidar a los amigos. El tiempo pasa y postergamos todas aquellas cosas que no son urgentes. Como resultado, nos vemos atrapados en un sinfín de pequeñas tareas que en realidad no nos aportan mucho pero que se convierten en un agujero negro por el que se escapa nuestro tiempo. Como resultado, nos vamos alejando de los amigos, de manera que nuestro círculo social se va reduciendo cada vez más. Sin embargo, es importante no descuidar a esas amistades sinceras y profundas, a los amigos de la infancia y la juventud, para que un día, cuando lo necesites y mires a tu alrededor, no te encuentres solo.
2. Darse por vencido en una relación de pareja. Después de la fase de enamoramiento llega la etapa de compromiso y trabajo duro, que es precisamente cuando las personas suelen tirar la toalla. De hecho, prácticamente todos hemos roto con una persona significativa que, al cabo del tiempo, nos hace preguntarnos qué habría pasado si no nos hubiéramos dado por vencidos tan pronto. Por eso, cuando creas que una relación merece la pena, haz todo lo posible antes de tirar la toalla y, lo que es aún más importante, vívela plenamente ya que de esta forma, si en algún momento llega a su fin, no tendrás nada de qué arrepentirte.
3. No controlar el nivel de estrés. El ritmo de trabajo y las obligaciones familiares pueden llegar a asfixiarnos. Sin embargo, inventamos pretextos para no prestarle atención a esas primeras señales de estrés y seguimos recorriendo la vida por el carril rápido. Más temprano que tarde ese estrés nos pasará factura porque es una auténtica incubadora de enfermedades. Por eso, para que dentro de 10 años no te arrepientas de no haber parado a tiempo, es importante que aprendas a organizarte, que no te sobrecargues de planes que no puedes cumplir y que te desconectes de vez en cuando para que puedas relajarte y recargar las pilas.
4. No tomar decisiones por miedo. El miedo es la emoción más paralizante que existe, pero no podemos dejar que domine nuestras vidas hasta el punto que dicte nuestras decisiones. Si el miedo al rechazo social, a no ser lo suficientemente bueno, a arriesgar o a equivocarnos son los patrones en los que nos basamos para decidir, podemos estar seguros de que dentro de 10 años nos arrepentiremos de esas decisiones. Por supuesto, no se trata de lanzarse por un acantilado sin paracaídas pero debemos ser capaces de conectar con nuestro “yo” más profundo y descubrir exactamente qué queremos lograr en la vida, encontrar esas cosas que nos apasionan e ilusionan y atrevernos a alcanzarlas.
5. No decir lo que sentimos a las personas que amamos. Creemos que las personas que amamos y estimamos estarán siempre a nuestro lado, pero no es así. En realidad solo compartimos con ellas una parte de nuestras vidas y no sabemos cuándo nuestros caminos pueden separarse. Por eso, es importante expresar nuestros sentimientos, decirles cuánto las estimamos y queremos. Esas palabras son un bálsamo para el alma, fortalecen la relación y evitarán que te quedes en la boca con esas palabras que quisiste decir pero para las que no te alcanzó el tiempo. Di más a menudo: Te amo, Te quiero, Aprecio lo que haces por mí, Eres una persona importante en mi vida…
 
6. Trabajar demasiado. El trabajo es importante e incluso puede ser una fuente de satisfacción cuando amamos lo que hacemos. Sin embargo, no debe convertirse en la piedra angular de nuestras vidas porque hay mucho más que hacer y disfrutar. De hecho, haber trabajado demasiado, descuidando a la familia y amigos e incluso a uno mismo, es uno de los mayores arrepentimientos de las personas cuando llegan al final de sus vidas. Por supuesto, no se trata de abandonar el trabajo pero sí de asegurarse de que este no absorbe por completo nuestra vida personal.
7. Llevar un estilo de vida poco saludable. Ser sedentarios, acomodarse en el sofá delante del televisor, comer lo primero que tenemos a mano, beber alcohol con frecuencia y sin control así como fumar son hábitos que terminarán pasando factura a tu cuerpo y harán que envejezcas con menor calidad de vida. De hecho, se estima que a partir de los 30 años comienzan a ocurrir una serie de cambios en el organismo que pueden ser irreversibles, por lo que es el momento idóneo para comenzar a cuidarse.
Por último, recuerda que la vida es eso que pasa mientras hacemos otros planes. No dejes para mañana los cambios que te harán feliz hoy.

¿Por qué algunos sonidos provocan un profundo estremecimiento y rechazo?

Es probable que en más de una ocasión te haya sucedido: escuchas un sonido agudo y experimentas un profundo sobresalto, te embarga una sensación de rechazo inconsciente y visceral. Esa reacción se conoce como dentera o tiricia y se produce ante un estímulo que nuestro sistema nervioso cataloga como negativo.
De hecho, existen diferentes situaciones cotidianas que nos hacen cerrar los ojos y taparnos los oídos para intentar acallar ese sonido que tanto nos molesta. Algunos de los sonidos más comunes que provocan ese rechazo son:
– El arrastre de una tiza o de las uñas sobre la pizarra
– El choque entre dos metales
– El roce de la suela del zapato contra el suelo
– Deslizar el dedo sobre un globo inflado
– Morder un trozo de hielo
– Limarse las uñas
– Un cubierto que raya el fondo del plato

El rango de frecuencia que catalogamos como “áspero y doloroso”

Durante décadas los investigadores han intentado hallar la causa de la dentera o tiricia. Ahora sabemos que la mayoría de los sonidos más desagradables para el oído humano se producen entre 2 y 4 kHz, un rango de frecuencia que consideramos “áspero” y que se parece a la octava más alta del piano.
Así lo comprobaron investigadores de la Universidad de Viena, quienes se dedicaron a variar ligeramente el sonido de diferentes ruidos clasificados como desagradables, como pasar las uñas sobre una pizarra o un tenedor raspando un plato, para encontrar las frecuencias consideradas más “dolorosas”. Algunos de estos sonidos se atenuaban y otros se amplificaban.
Mientras los participantes se exponían a estos estímulos, también se medían las variaciones en su frecuencia cardíaca, presión arterial y conductancia de la piel, tres indicadores de estrés. Así los investigadores constataron que, efectivamente, los sonidos que provocan ese rechazo visceral se encuentran entre los 2 y 4 kHz.

¿Por qué esta frecuencia provoca esa reacción tan visceral?

Para comprender por qué estos sonidos nos hacen taparnos instintivamente los oídos y producen escalofríos debemos saber qué ocurre en el cerebro. La respuesta llega de la mano de neurocientíficos de la Universidad de Newcastle, quienes escanearon el cerebro de 13 personas expuestas a diferentes tipos de sonidos.
Así descubrieron que mientras más desagradables eran los sonidos, más se activaba la amígdala. La amígdala es una especie de centinela que nos mantiene alerta ante posibles peligros, desatando una respuesta emocional muy intensa de rechazo.
A continuación se activaba la corteza auditiva, para realizar un análisis más profundo de los sonidos, lo cual hacía que el sonido se percibiera de forma aún más penetrante y se intensificara la reacción emocional.
Como nota curiosa, las personas calificaron el sonido de un cuchillo sobre una botella de cristal como el más desagradable, seguido de un tenedor sobre un plato y una tiza sobre una pizarra.
Sin embargo, lo interesante es que algunas de las características acústicas de nuestra voz caen dentro de esta banda de frecuencia. Entonces, ¿cómo es posible que esos sonidos nos resulten tan desagradables?
En este punto, los investigadores vieneses pusieron en marcha la segunda parte de su experimento. Hicieron que los participantes escucharan esos sonidos desagradables, pero a la mitad de ellos les avisaron de lo que escucharían y a la otra mitad les engañaron diciéndoles que escucharían una pieza de música contemporánea.
Así apreciaron que, independientemente de la percepción subjetiva de los sonidos, los indicadores fisiológicos de estrés se alteraron en todas las personas. Esto avala la teoría de que los sonidos que se encuentran dentro del rango de los 2 y 4 kHz desatan una reacción aversiva debido a una vulnerabilidad especial de nuestro oído.
En práctica, todo parece indicar que nuestros conductos auditivos evolucionaron para priorizar precisamente este rango de frecuencia, de manera que pudiésemos distinguir el llanto de un bebé o la voz humana de otros sonidos ambientales. Por eso, al ser nuestros oídos más sensibles, también reaccionan con mayor intensidad a algunos de los ruidos que se encuentran precisamente en ese rango de frecuencia.
Fuentes:
Reuter, C. & Oehler, M. (2011) Psychoacoustics of chalkboard squeaking. The Journal of the Acoustical Society of America; 130 (2545).
McDermott, J. H. (2009) The cocktail party problem. Current Biology; 19(22): 1024-1027.
McDermott, J. H. et. Al. (2009) Sensory noise explains auditory frequency discrimination learning induced by training with identical stimuli. Atten Percept Psychophys; 71(1): 5-7.
Kumar, S. et. Al. (2008) Mapping unpleasantness of sounds to their auditory representation. Journal of Neuroscience; 124(6): 3810-3817.

La joven que cada vez que se mira en el espejo se ve fea sin motivo

http://www.24horas.cl/

Un desorden psiquiátrico que padece desde la adolescencia le cambió la vida y la aisló del mundo, al tiempo que la hizo aborrecer su propia imagen. Aunque poco conocido, su trastorno es más frecuente de los que se piensa.

Lucy Wallis BBC News

Algunos días, Alanah ha llegado a tomarse hasta 200 selfies y luego los ha borrado todos.

Alanah piensa que es fea, lo que no podría estar más lejos de la realidad.

Sufre de Trastorno Dismórfico Corporal (BDD, por sus siglas en inglés), una condición que hace que la gente se obsesione con los defectos que percibe en su apariencia.

Se estima que una de cada 50 personas sufre de BDD, aunque muchos de nosotros -incluyendo algunos médicos- no tienen conciencia de su existencia.

“Pensé que era una crueldad para los demás tener que ver mi rostro, que es realmente chocante”, explica Alanah, de 20 años de edad.

“Veo marcas alrededor de toda mi cara, que mi mamá me dijo que ella no ve. Veo mi piel llena de bultos y manchas. Veo mi nariz muy grande y torcida, sobresaliendo demasiado; y mis ojos son demasiado pequeños”.

Alanah es una joven y bella mujer, pero cuando se mira en el espejo no ve lo que otros ven.

Cuando su condición empeora se mira una y otra vez en el espejo, y se esfuerza en intentar ocultar cualquier defecto que ella crea haber visto. Su rutina de maquillaje puede durar hasta cuatro horas y, aún después de eso, con frecuencia se siente demasiado ansiosa como para salir de casa.

“Mi rutina requería cuatro o cinco capaz de base y de corrector de ojeras. Los ojos siempre tenían que estar muy bien maquillados. Yo seguía retocando cada pequeña imperfección una y otra vez”, señala.

Además se empeñaba en eliminar cualquier mancha hasta que su piel se rompía.

Cuando era una niña pequeña de cabellos rizados era feliz al dejarse fotografiar y al aparecer en el álbum de fotos familiar, pero cuando cumplió los 14 años las cosas empezaron a cambiar, por razones que nunca llegó a entender.

Cuando era pequeña se dejaba fotografiar y le encantaba ver sus fotos en el álbum familiar.

“No lo noté en ese momento, pero mirando en retrospectiva me doy cuenta de que era los síntomas del BDD. Por ejemplo, yo estaba en el colegio y estaba muy atenta del entorno. Miraba alrededor para ver si había alguien mirándome, ver si había alguien riéndose, ver quién estaba hablando”, dijo.

“En mi colegio había grandes ventanas y yo me miraba en ellas para verificar cómo lucía.Cada vez iba más al baño para mirarme en el espejo”, recordó.

Cuando cumplió los 15 años dejó de ir al colegio.

Su madre, Scarlett, la llevaba cada día pero Alanah -pese a su deseo de estudiar- se negaba a bajarse del auto.

Entonces, su madre conduciría de vuelta hasta la casa para luego ir nuevamente a la escuela, pero Alanah seguía negándose a entrar al colegio. Podían hacer hasta ocho intentos cada día.

Esto llevó a la joven a aislarse cada vez más y fue devastador para su madre ver cómo cambiaba su carácter.

“Durante los primeros dos o tres años no sabíamos qué ocurría”, dijo Scarlett.

“De ser una estupenda estudiante, con mucha confianza en si misma, simplemente colapsó. No podía salir. Yo tenía que bañarla, darle la bebida. Ella simplemente estaba todo el día en la cama”, agregó.

“Es descorazonador porque yo sé que toda madre cree que sus hijos son hermosos, pero es que no hay nada malo en Alanah y creo que cualquiera puede darse cuenta de ello. Lo peor es que como madre, se supone que debes proteger y ayudar a tus hijos, pero yo me sentía inútil al no ser capaz de hacer nada por ella”.

Su rutina de maquillaje podía durar hasta cuatro horas, intentado ocultar sus supuestas imperfecciones.

Pero Scarlett aprendió.

“Ahora sé que no tengo que luchar con ella si ella dice que es fea. Simplemente debo no seguir con el tema. Eso es lo que ella y yo debo dejarlo así e intentar poner el foco en otras cosas”, explicó.

Alanah se molestaba si su madre colocaba alguna fotografía suya en la sala de la casa, por lo Scarlett no tenía ninguna imagen de su hija que mostrarle a los amigos que llegaban de visita a la casa.

Diagnóstico tardío

Pasó mucho tiempo hasta que Alanah fue diagnosticada con BDD. Muchas veces los médicos dijeron erradamente que tenía angustia adolescente o problemas de ansiedad.

Finalmente su condición fue diagnosticada correctamente en la Clínica Maudsley, en Londres. Su recuperación comenzó con una estancia de cinco meses en un centro médico y ahora sigue tratamiento con sesiones regulares de terapia cognitivo-conductual.

Pese a no haber querido que nadie la fotografiara desde su temprana adolescencia, Alanah decidió hacer frente a su condición para una nueva serie de la BBC llamada “No Body’s Perfect” (Ningún cuerpo es perfecto).

Así, posó para el fotógrafo de moda Rankin con el fin de contribuir a crear conciencia sobre el BDD y ayudar a otros a reconocer síntomas de esa condición.

Aseguró que lograr el diagnóstico de BDD es difícil porque hay muy poca conciencia sobre la existencia de este tipo de condición, pero además porque quienes la sufren están tan avergonzados por su apariencia que no hablan de ello abiertamente.

“Mi principal preocupación con mi imagen es mi nariz, pero me tomó tres años de terapia para decirle a mi familia o a mi terapista qué eso era lo que tenía“, dijo.

La sesión de fotografías no iba a ser algo fácil para Alanah, quien normalmente se niega a ser retratada. Algunos días, ella era capaz de hacerse más de 200 selfies y luego los borraba todos.

Alanah aceptó ser fotografiada por el reconocido fotógrafo de moda Rankin.

Rob Wilson, terapista cognitivo-conductual y director de la Fundación sobre Trastorno Dismórfico Corporal, dijo que es frecuente que alguien son BDD intente evaluar su apariencia haciéndose autoretratos, pero dejar que otro les fotografíe les puede causar angustia porque es algo que está fuera de su control.

Según Wilson, el BDD con frecuencia comienza en la adolescencia y en ocasiones puede ser una respuesta al acoso y a las burlas.

También se puede relacionar con algo que hace que la persona se sienta diferente. Así, por ejemplo, alguien que sufre de acné puede sentirse expuesto por ello.

“Siendo adolescentes, a todos nos preocupa cómo nos vemos. Lo que distingue al BDD de esa preocupación común es que la persona tiene que pasar preocupada por su apariencia al menos una hora al día“, dijo.

“Debe causar niveles significativos de sufrimiento, con altos grados de ansiedad, vergüenza o depresión y, además, tiene que ser tan fuerte como para perturbar la vida normal de esa persona”, agregó.

Las redes sociales empeoraron la condición de Alanah porque ella constantemente se comparaba con otras personas de su edad, pero Wilson explicó que aunque la obsesión con la imagen que caracteriza la cultura actual ha cambiado nuestro comportamiento poniéndonos a todos a tomarnos selfies en lugar de mirarnos en un espejo, no se puede echar la culpa a las redes sociales.

“Hay muchos otros factores -genéticos, sociales, experiencias en los primeros años de la vida, variables de la personalidad- que se van juntando hasta crear un problema tan severo como en BDD”, dijo el experto.

Indicó que la naturaleza de este desorden significa que una persona cree que tiene un problema físico, en lugar de un problema psicológico, por lo que gastan un montón de dinero en maquillaje y cirugía estética.

Advirtió, no obstante, que sin un tratamiento adecuado puede llegar a tener consecuencias devastadoras.

“Este es uno de los desórdenes psiquiátricos de mayor riesgo, con una tasa de riesgo de suicidio de las más altas, discapacidad funcional y sufrimiento”, concluyó.

El proceso terapéutico de Alanah va avanzando favorablemente. Ella ahora estudia Psicología en la universidad y espera luego cursar un doctorado y hacer una investigación sobre el BDD.

El día que hizo la sesión de fotografía para el programa de la BBC debió hacer un esfuerzo al permitir por primera vez que alguien la maquillara y la peinara, además de dejarse fotografiar.

“Hacia el final de la sesión me sentí un poco más cómoda y estoy contenta de haberla hecho”, dijo sobre la experiencia.

Una de las fotografías que le tomaron en esa sesión está ahora colgada en la sala de su casa.

Adriana – Un colegio reemplaza los castigos por el yoga

http://www.yogaenred.com/

Compartimos por su interés un artículo publicado en Ok Diario. No estaría mal que cundiera el ejemplo en España, ¿verdad?

adulto-nino-yoga1

Dicen que la música amansa a las fieras, pero el deporte podría tener unos efectos similares sobre las personas, en concreto con los niños. Y si no que se lo pregunten a los responsables de un colegio estadounidense, que han decidido reemplazar los castigos por el yoga y la meditación.

Se trata de centro escolar Robert W. Coleman de Baltimore. Después de varias pruebas han comprobado los efectos que tienen estas disciplinas sobre los alumnos más problemáticos. Los responsables del colegio han probado esta iniciativa en una aula agradable y colorida, en lugar de hacerlo en una clase vacía y con mal aspecto.

El objetivo que se perseguía era que los niños con mal comportamiento pudiesen disfrutar de “un momento consciente” y hagan ejercicios de meditación y respiración, que correrán a cargo de un psicólogo. Pero aunque parezca mentira, este aula también está abierta para los alumnos que tengan buen comportamiento, que también se merecen su momento de relax. Es posible utilizarla en la hora del recreo.

Los profesores del centro han comprobado que después de implantar este sistema son muchos los estudiantes que prefieren irse a la sala de meditación en vez de jugar en el recreo con sus compañeros en el patio. Esta idea recibe el nombre de ‘Yo holístico’ y ha sido posible gracias a la asociación sin ánimo de lucro Holistic Life, dirigida por Kirk Philips, que ha explicado que los resultados que se obtienen son realmente llamativos.

Una de las épocas en donde los niños se encuentran más agobiados y nerviosos es durante las Navidades, ya que muchos de ellos aguardan con ilusión e incertidumbre el contenido de los regalos. Sin embargo, a partir de realizar esta actividad de meditación empezaron a mostrarse más tranquilos. Esto modelo de relajación fue implantado hace un par de años y desde ese instante no se ha vuelto a expulsar del colegio a ningún estudiante, lo que demuestra los efectos positivos que tiene para el sistema educativo el programa.

Es posible que quizás dentro de mucho tiempo se pueda tener en España.

http://okdiario.com/vida-sana/2016/10/03/colegio-reemplaza-castigos-yoga-20229