Archivo de la categoría: PSICOLOGÍA- CEREBRO

Cómo el cerebro construye un sentido de sí mismo a partir de las personas que nos rodean – nueva investigación

Somos muy sensibles a las personas que nos rodean. Cuando somos bebés, observamos a nuestros padres y maestros, y de ellos aprendemos a caminar, hablar, leer y usar teléfonos inteligentes. Parece que no hay límite para la complejidad del comportamiento que podemos adquirir del aprendizaje observacional.

Seguir leyendo Cómo el cerebro construye un sentido de sí mismo a partir de las personas que nos rodean – nueva investigación

LA KETAMINA PUEDE DESCONECTAR TEMPORALMENTE EL CEREBRO

Las experiencias ‘extracorporales’ que la ketamina genera en pacientes humanos son bastante conocidas, pero los científicos estiman ahora que se podría convertir este comportamiento del cerebro en una herramienta para tratar enfermedades neurológicas.

Imagen ilustrativaPixabay / geralt

Una serie de experimentos con ovejas para desarrollar tratamientos contra la hereditaria enfermedad de Huntington ha llevado a los científicos a un descubrimiento sorpresa.

Cuando aplicaron altas dosis del analgésico ketamina a los animales, registraron en sus cerebros un estado cercano a la muerte, pero el tejido neuronal volvía a operar minutos después.

Seguir leyendo LA KETAMINA PUEDE DESCONECTAR TEMPORALMENTE EL CEREBRO

Ecuanimidad, dejar que todo fluya y que nada influya

La ecuanimidad nos permite mantener la calma y la serenidad en medio de la tormenta. Es una cualidad imprescindible para afrontar la adversidad sin venirnos abajo y, sin embargo, es una de las más difíciles de desarrollar ya que normalmente nos movemos al ritmo que marcan las emociones.

Cuando dejamos que los pensamientos negativos campen a sus anchas y las emociones tomen el mando es difícil encontrar la serenidad y equidistancia necesarias para tomar buenas decisiones. Entonces corremos el riesgo de caer en una espiral autodestructiva.

Seguir leyendo Ecuanimidad, dejar que todo fluya y que nada influya

Tenemos los códigos neuronales para interpretar los pensamientos

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay
Los científicos llevan tiempo intentando construir un entendimiento común y compartido (una ontología) del conocimiento humano que incluya la biología del cerebro.

El pasado octubre, un equipo de investigadores de la Universidad Carnegie Mellon liderado por Marcel Just, director del Centro de Imágenes Cognitivas del Cerebro (CCBI) de la citada universidad, anunció en la revista Cerebral Cortex un logro significativo en este proceso.

Pudo determinar dónde ocurre la representación de conceptos abstractos en el cerebro humano y comprobar, por ejemplo, cómo se representa neuronalmente el concepto “manzana”.

Seguir leyendo Tenemos los códigos neuronales para interpretar los pensamientos

LA ACTITUD DEL VICTIMISMO

Hacerse la víctima consiste en “quejarse excesivamente buscando la compasión de los demás”, según la RAE, pero las quejas son solo la punta del iceberg del victimismo, un rasgo de la personalidad que abarca una variada gama de comportamientos no adaptados a la realidad.

Llamamos “victimismo” a la utilización del sufrimiento como recurso de modo habitual. Esta actitud supone una trampa, en el sentido de que constituye uno de los mayores obstáculos para la evolución personal.

Seguir leyendo LA ACTITUD DEL VICTIMISMO

El cerebro construye puentes a través del tiempo

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay
 Una investigación desarrollada en la Universidad de Columbia ha descubierto cómo el cerebro construye puentes a través del tiempo para desarrollar la memoria.

El cerebro tiene la sorprendente capacidad de recordar y conectar eventos separados en el tiempo.

Puede registrar un episodio y asociarlo con un ruido o una imagen. Cada vez que presenciamos ese elemento asociado, recordamos el evento.

Seguir leyendo El cerebro construye puentes a través del tiempo

Lo que aceptas te transforma; lo que niegas te somete: Carl Jung

A menudo se escucha que el sufrimiento y en general las adversidades son importantes potenciales de crecimiento. Esto es algo que encontramos en todas las tradiciones religiosas y filosóficas, por ejemplo, en la popular frase «Lo que no te mata te hace más fuerte» (la cual viene de Nietzsche, pero cuya idea aparece mucho antes, entre los estoicos). El autor del Eclesiastés observa que la sabiduría y el sufrimiento están conectados: «Con la sabiduría viene mucho dolor; y con mayor conocimiento, más dolor».

Sin embargo, hay que precisar que el sufrimiento y la adversidad no necesariamente traen beneficios –bendiciones disfrazadas–, fuerza o crecimiento. Por el contrario, como resulta lógico, suelen traer destrucción, desesperanza, depresión, etc. ¿Por qué encontramos en las vidas de grandes personalidades de la historia episodios claves de sufrimiento y adversidad como medios de transformación? ¿En qué yace la diferencia?

Una de las formas de responder a esto es haciendo referencia a la noción de aceptación. Esto en dos sentidos interconectados. Por una parte la aceptación en su sentido biológico, de no ejercer una fuerza de choque sobre un fenómeno, una respuesta de estrés e inflamación. No gastar energía huyendo o peleando, cuando es posible simplemente esperar. La otra es una aceptación psicológica y espiritual que, de manera similar, no genera aversión o avidez ante un fenómeno.

La clave parece estar, en ambos casos, en que si algo negativo ocurre y somos capaces de no interferir demasiado lo que nos amenaza se disuelve, se revela como impermanente. Además, al no tener una respuesta violenta, podemos observar el fenómeno y aprender. Y acaso, también podemos aprender a soltar. En gran medida, esta parece ser la enseñanza estándar de un momento crítico de adversidad: soltar o renunciar a aquello innecesario –a veces incluso por la fuerza, pues de otra forma es imposible sanar– y, a través de ello, reconfigurar la experiencia con sólo lo esencial en la mira.

El psicólogo Carl Jung es especialmente relevante en este tema. Jung no sólo observó a cientos de pacientes atravesar momentos críticos y en muchos casos alcanzar, gracias a estos descensos o confrontaciones del alma o del inconsciente, una transformación: él mismo vivió una serie de episodios que transformaron su vida radicalmente. Esto ocurrió antes y durante la Primera Guerra Mundial, cuando tuvo una serie de episodios, posiblemente esquizofrénicos. En una de esas perlas de penetración psicológica que se encuentran abundantemente en su obra, Jung señala:

Aquellos que no aprenden nada de los hechos desagradables de sus vidas, fuerzan a la conciencia cósmica a que los reproduzca tantas veces como sea necesario para aprender lo que enseña el drama de lo sucedido. Lo que niegas te somete; lo que aceptas te transforma.

Aquí Jung claramente evoca su visión psicológica particular, basada en la teleología de la mente inconsciente que tiende por su propia cuenta, si el paciente es capaz de no interferir y traer a la luz los aspectos negativos de su mente, a integrarse, a formar una especie de profunda armonía con las corrientes vitales de la existencia. La aceptación es transformación, de una forma más dinámica y más positiva y numinosa que la sublimación de Sigmund Freud, más cercana a la noción de Nietzsche de una sublimación artística. El inconsciente mismo hace de la vida del individuo una obra de arte llena de significado, si este acepta lo que le sucede y pone atención a los mensajes del inconsciente y de la realidad misma como dimensión psíquica. Por otro lado, en la medida en la que el individuo se resiste a escuchar y aceptar lo que se le presenta, la fuerza oceánica del inconsciente no deja de producir eventos cada vez más tortuosos y complicados. Como dijera un alumno de Jung, James Hillman, «el alma, hasta que no obtiene lo que quiere, te enferma».

Evidentemente las ideas de Jung parten de un postulado difícil de aceptar para la ciencia, el hecho de que existe un sentido o telos inherente a la psique y que esta es lo fundamental (y no la materia). De cualquier manera no es difícil ver en estas ideas algo que podemos aplicar a la vida diaria, suscribiéndonos o no al psiquismo de Jung. Pues es cosa resonante con la experiencia cotidiana el hecho de que resistirse a cosas que se presentan y están fuera de nuestro control –las cuales ocurren todo el tiempo, aunque a veces somos tan arrogantes que no lo vemos– es una mala estrategia de salud.

Para concluir y ampliar el entendimiento de la aceptación, meditemos sobre una frase de Simone Weil, una de las grandes filósofas del siglo XX:

El espíritu no es forzado a creer en la existencia de nada… Es porque el único órgano de contacto con la existencia es la aceptación, el amor. Es porque la belleza y la realidad son idénticas. Es porque la alegría pura y el sentimiento de realidad son idénticos.

(Cahiers, 7)

Simone Weil iguala aquí el amor con la aceptación y en otras partes incluye en esta relación a la atención. Atención, aceptación y amor son de alguna manera sinónimos o, por lo menos, términos complementarios. El amor es un vaciarse de egoísmo, y por lo tanto del apego y de los juicios de valor. La aceptación es un modo de ascetismo a través del cual la percepción se transforma y se puede entonces percibir la realidad sin proyecciones. En la gracia –opuesta a la gravedad y al aferramiento– de la aceptación, el mundo se revela como luminoso, como constante epifanía. A través de los ojos de quien acepta –y ama– el mundo es pura belleza. Weil, siguiendo a Platón, creía que, de hecho, el mundo era la encarnación de una belleza infinita.

https://pijamasurf.com/2020/05/lo_que_aceptas_te_transforma_lo_que_niegas_te_somete_carl_jung/

Las conexiones neuronales también son inalámbricas

Starline - www.freepik.es

Starline – www.freepik.es
Los científicos han descubierto que el cerebro tiene un sistema de comunicación neuronal totalmente desconocido hasta ahora.

La principal función de una neurona consiste en recibir información y transmitirla a otras neuronas. El sistema básico de comunicación entre neuronas se llama sinapsis: un espacio entre neuronas que físicamente es una separación, pero funcionalmente es una conexión.

Cuando una información llega al extremo de una neurona, continúa su trayectoria a través de sus axones, que son las extremidades filamentosas de las células cerebrales. Los axones surcan el espacio entre neuronas y llevan la información, en forma de impulso eléctrico, a otra neurona.

Seguir leyendo Las conexiones neuronales también son inalámbricas

Relatos de vida después de la muerte: ¿realidad o ficción?

En la historia contemporánea los primeros relatos de vida después de la muerte aparecieron en 1926, cuando Sir William Barrett, miembro de la Royal Geographical Society, publicó un ensayo plagado con visiones de muerte. El público aprendió que, según la información compilada en este documento, después de la muerte las personas observan otras realidades, escuchan música y a menudo se reencuentran con seres queridos fallecidos.

el perro y la luna paisaje surrealista

Seguir leyendo Relatos de vida después de la muerte: ¿realidad o ficción?

El valor de la honestidad nos hace libres

Las personas honestas no solo hacen uso de una sinceridad respetuosa y valiente: también esperan que los demás actúen del mismo modo con ellas. ¿Quieres saber cómo a través de este valor logramos construir relaciones basadas en la confianza?

El valor de la honestidad no solo nos dignifica como personas; además, actúa como un mecanismo de paz y equilibrio mental. La capacidad de ser coherentes, de hacer llegar a otros nuestra verdad, nuestras necesidades y puntos de vista facilita la convivencia. Esta dimensión actúa como esa semilla a través de la cual crece la flor más hermosa de todas en nuestras relaciones: la confianza.

Seguir leyendo El valor de la honestidad nos hace libres

Qué reveló el experimento sobre la inteligencia más grande del mundo

Qué reveló el experimento sobre la inteligencia más grande del mundo

¿Quiénes resuelven mejor los problemas? ¿Hay diferencias entre hombres y mujeres? ¿Está la nueva tecnología afectando nuestra inteligencia? Y, ¿qué puedes hacer para potenciarla?

BBC Mundo

¿Qué ganas y qué pierdes con la edad? ¿Te está volviendo estúpido tu teléfono inteligente? ¿Puedes hacer algo para mantener tus habilidades mentales e incluso para mejorarlas?

Cuando se trata de medir la inteligencia, hay muchas habilidades que entran en juego, desde la resolución de problemas y las habilidades ligadas a las relaciones espaciales, hasta la conciencia emocional y la memoria de trabajo.

Seguir leyendo Qué reveló el experimento sobre la inteligencia más grande del mundo

El síndrome de Hubris: el poder como causa de la corrupción moral

El síndrome de Hubris fue descrito por el expolitico David Owen y el psquiatra Jonathan Davidson como un cuadro derivado del exceso de poder en algunos políticos. Veamos en qué consiste.

El síndrome de Hubris hace referencia a las personas que experimentan un cambio de personalidad cuando se encuentran en posiciones de liderazgo. Puede darse en los negocios, política o cualquier otro campo.

Este síndrome describe como personas en el poder muestran un orgullo extremo, exceso de confianza y un desprecio total por los demás. Estos rasgos de carácter conducen a un comportamiento impulsivo y a menudo destructivo.

Desde el punto de vista neurocientífico no hay ninguna evidencia de que pueda existir un cambio fisiológico en dichas personas. Sin embargo, tanto la psiquiatría como la psicología abordan este tema.

Seguir leyendo El síndrome de Hubris: el poder como causa de la corrupción moral

Cuando le das demasiada importancia a tu pasado, lo conviertes en tu presente

Mientras más miremos al pasado, más desaprovecharemos el presente. El pasado solo existe en nuestra mente. Nuestra mente, sin embargo, se encarga de reactivarlo constantemente. Volvemos al pasado una y otra vez, hasta el punto que hay quienes se quedan atrapados en sus recuerdos. No logran seguir adelante porque el pasado les retiene con sus cadenas. Así terminan viviendo en un tiempo perdido, donde solo habita la añoranza y no hay espacio para el cambio.

La trampa del pasado «perfecto»

De todos los recuerdos que puedes evocar, ¿cuántos son positivos y cuántos negativos?

Es bastante probable que tengas muchos más recuerdos positivos que negativos.

Seguir leyendo Cuando le das demasiada importancia a tu pasado, lo conviertes en tu presente