Archivos de la categoría darwinismo-BIOLOGIA

¡Las plantas pueden contar! La creciente evidencia de que las plantas tienen consciencia

El neurocientífico Greg Gage realizó un experimento que muestra que las plantas pueden contar y “pensar”, durante una TED Talk [sesiones de charla llevadas a cabo por la compañía ‘Tecnología, Entretenimiento y Diseño’ dedicada a difundir ideas] que recientemente fue publicada. Esta es solo una pieza de un gran rompecabezas que nos enseña que las plantas podrían tener un tipo de consciencia.

En su presentación, Greg introdujo su experimento preguntando: “¿Qué tiene un cerebro?”. Dijo que cuando se trata de buscar la diferencia entre algo que tiene un cerebro y algo que no, los estudiantes a menudo dirán: “Las cosas que se mueven tienden a tener cerebros”. “Eso es correcto”, dijo Greg.

Para su experimento, el científico usó dos tipos de plantas que se mueven rápidamente. Una planta de mimosa se enrosca cuando es tocada. Una planta “Venus atrapamoscas” cierra su “boca” cuando entra una mosca en ella.

El neurocientífico Greg Gage midió los impulsos eléctricos en las plantas, que actúan como neuronas disparándose en el cerebro

Greg Gage (Screenshot/TEDTalks)

Greg conectó electrodos a una planta mimosa para mostrar que las señales eléctricas se disparan en la planta cuando se le toca, enviando un mensaje al tallo para mover las hojas. Esto es similar a las neuronas que se disparan en el cuerpo humano, facilitando la comunicación entre el cerebro y las partes del cuerpo para reaccionar a un estímulo.

Después Greg enganchó los electrodos en la planta “Venus atrapamoscas”. Del mismo modo, cuando tocó los pelos sensoriales dentro de la planta, se creó un impulso eléctrico en la planta. Pero esta no se cerró. Eso es porque estas plantas solo cierran sus bocas si están seguras de que hay una mosca allí. Se requiere mucha energía para abrir y cerrar la boca.

¿Cómo están seguras de ello estas plantas? Por la cantidad de veces que los pelos sensoriales son estimulados. Eso significa que la planta “Venus atrapamoscas” puede contar.

Las plantas “Venus atrapamoscas” pueden contar cuántas veces las moscas aterrizan en ellas

Sigue leyendo ¡Las plantas pueden contar! La creciente evidencia de que las plantas tienen consciencia

Los chimpancés alertan a sus amigos de peligros como serpientes

Una investigación con chimpancés en Uganda ha demostrado que estos simios alertan a sus compañeros cuando perciben peligros como una serpiente venenosa, según un artículo publicado hoy en la revista estadounidense Science.

El hallazgo sugiere que los chimpancés son capaces de establecer un nivel de comunicación y cooperación que se creía exclusivo de la especie humana.

https://www.efe.com/efe/espana/sociedad/los-chimpances-alertan-a-sus-amigos-de-peligros-como-serpientes/10004-3439850

El hongo que convierte en zombis a las hormigas es mucho más diabólico de lo que imaginábamos

A dead carpenter ant with fungal spores erupting out of its head. (Image: David Hughes/Penn State University)

Las hormigas carpinteras de la selva tropical brasileña lo tienen jodido. Cuando uno de estos insectos se infecta con un hongo determinado, se convierte en una “hormiga zombi” y ya no controla sus acciones. Manipulada por el parásito, una hormiga infectada abandonará los acogedores confines de su hogar arbóreo y se dirigirá al suelo del bosque, un área más adecuada para el crecimiento de hongos. Después de alojarse en la parte inferior de una hoja, la hormiga zombificada se ancla a sí misma mordiendo el follaje. Esto marca el acto final de la víctima. A partir de aquí, el hongo continúa creciendo y pudriéndose dentro del cuerpo de la hormiga, atravesando en algún momento la cabeza de la hormiga y liberando sus esporas de hongos. Todo este proceso, de principio a fin, puede llevar más de diez agonizantes días.

Sabemos de las hormigas zombis desde hace bastante tiempo, pero los científicos siguen intentando comprender cómo el hongo parásito, O. unilateralis, realiza sus tareas de titiritero. Este hongo se conoce comúnmente como “parásito cerebral”, pero una nueva investigación publicada esta semana en Proceedings of the National Academy of Sciences muestra que los cerebros de las hormigas zombis quedan intactos tras la infección, y que O. unilateralis es capaz de controlar las acciones de su anfitrión infiltrando y rodeando las fibras musculares a través del cuerpo de la hormiga. En otras palabras, convierte a la hormiga infectada en una versión externalizada de sí mismo. Las hormigas zombis se convierten en parte insecto, parte hongo. Horrible, ¿verdad?

Para hacer este descubrimiento, el científico que descubrió por primera vez el hongo de la hormiga zombi, David Hughes de Penn State, inició un esfuerzo multidisciplinario que involucró a un equipo internacional de entomólogos, genetistas, informáticos y microbiólogos. El objetivo del estudio era observar las interacciones celulares entre O. unilateralis y la hormiga Camponotus castaneus durante una etapa crítica del ciclo de vida del parásito, la fase en que la hormiga se ancla en el fondo de la hoja con sus poderosas mandíbulas.

Sigue leyendo El hongo que convierte en zombis a las hormigas es mucho más diabólico de lo que imaginábamos

Científicos encuentran una respuesta a la ‘inmaculada concepción’… entre lagartijas

En 1958, el biólogo ruso Iliá Darevski observó y clasificó una comunidad de lagartijas compuesta únicamente por hembras. El hallazgo marcó una revolución en los estudios sobre la reproducción. Ahora, un grupo de investigadores rusos se ha propuesto descubrir cómo pudieron surgir estos particulares grupos sin machos y cómo se reproducen.

La partenogénesis es una forma de reproducción basada en el desarrollo de células sexuales femeninas no fecundadas, típica en algunos peces e insectos. No obstante, hasta el descubrimiento de Darevski, a nadie se le habría ocurrido que algunas especies de vertebrados también pudiesen reproducirse exitosamente sin necesidad de parejas masculinas.

La reproducción sexual habitual se da mediante la fusión de cromosomas masculinos y femeninos. Por muy curioso que parezca, la partenogénesis también es considerada por los científicos como un tipo de reproducción sexual, ya que el espécimen resultante se desarrolla a partir de las células de su antecesor.

El principal problema al que en teoría debería enfrentarse esta estrategia reproductiva es la acumulación de mutaciones destructivas con cada nueva generación. Incluso entre parientes cercanos, el incesto provoca el deterioro de las características fenotípicas de su descendencia, producto de la duplicación de cuadros genéticos muy similares. Entonces, ¿cómo es posible que estas especies se reproduzcan básicamente consigo mismas generación tras generación?

La lagartija Darevskia rostombekowi, natural del Cáucaso y capaz de aparearse sin recurrir a los machos, lleva el nombre de su descubridor, el biólogo ruso Iliá Darevski (1924-2009).
La lagartija Darevskia rostombekowi, natural del Cáucaso y capaz de aparearse sin recurrir a los machos, lleva el nombre de su descubridor, el biólogo ruso Iliá Darevski (1924-2009).

Los científicos del Instituto de Biología Génica de Rusia hicieron un mapa completo de los genomas de las lagartijas unisexuales y las de sus parientes con varios sexos más cercanos. Marcaron por separado los cromosomas hereditarios paternos y maternos de los reptiles usuales para luego compararlos con los partenogenéticos. Fue así como descubrieron la época en la que las comunidades se separaron.

Como resultado de la reproducción convencional entre dos ejemplares, hace 10.000 años apareció una hembra con peculiares mutaciones en su ADN. Esto le permitió no solo reproducirse sin la necesidad de aparearse con el sexo opuesto, sino también garantizar a su descendencia un conjunto de cromosomas único, capaz de brindarles la posibilidad de sobrevivir sin machos.

“Existen géneros enteros de lagartijas y serpientes que se clonan a sí mismas durante milenios. Tal clonación natural sugiere que en cierta etapa apareció una hembra con alteraciones genéticas, que se volvió unisexual como resultado de transformaciones complejas. Esas hembras en realidad son descendientes de especies con dos sexos”, explica el jefe del Laboratorio del genoma de la Academia de Ciencias de Rusia, el doctor Alexéi Riskov.

Aun así, durante milenios de reproducción unisexual, los genes de esas lagartijas han acumulado ciertas mutaciones en comparación con sus ‘padres ancestrales’. Es por eso que sigue sin respuesta la pregunta de cuán eficiente es este tipo de reproducción y si tiene ‘fecha de caducidad’ para estas comunidades.

Sigue leyendo Científicos encuentran una respuesta a la ‘inmaculada concepción’… entre lagartijas

Los científicos acaban de encontrar MILES de nuevas formas de vida que redibujan el Árbol de la Vida

Un asombroso descubrimiento acaba de ser realizado por científicos que han encontrado “organismos que son diferentes de cualquier otra forma de vida en la Tierra conocida por la ciencia”.

Si bien los humanos son las especies dominantes en la Tierra, si echamos un vistazo al árbol de la vida, notaremos que compartimos esta rama con varias criaturas diferentes en la Tierra, que tienen una cosa en común, una columna vertebral.

Esta característica pequeña pero extremadamente importante es suficiente para ubicar a los humanos en un grupo al que se hace referencia como ‘phylum’ junto con perros, peces y lagartijas. Esto es algo que vemos repetido a través de los organismos de la Tierra, y esencialmente conecta todas las diversidades de la vida en una sola.

Un árbol de vida filogenético. Tenga en cuenta qué tan pequeño es el phylum Animalia, donde los humanos encajan, se compara con las bacterias y las arqueas. (Crédito de la imagen: Adl, Sina M, Simpson, Alastair GB y otros)

Según lo observado por Futurism, los científicos de la  Universidad de Queensland (UQ)  en Australia han descubierto una variedad de miles de organismos tan únicos que no encajan en ningún phylum existente.

Sigue leyendo Los científicos acaban de encontrar MILES de nuevas formas de vida que redibujan el Árbol de la Vida

Descubren los restos de un predador volador gigante que se alimentaba de dinosaurios

Por RT

Los fósiles encontrados en Mongolia pertenecen a pterosaurio tan alto como una jirafa cuya envergadura con las alas abiertas era similar a la de un avión pequeño.

Un grupo de científicos internacionales ha encontrado en el desierto de Gobi en Mongolia restos fósiles de un enorme pterosaurio de la familia Azhdarchidae, posiblemente uno de los dinosaurios voladores más grandes que haya existido en la Tierra. Los resultados de su estudio han sido publicados en la revista ‘Journal of Vertebrate Paleontology‘.

El depredador recién descubierto, que habitó hace 70 millones de años en un hábitat cálido, podría haber tenido una envergadura de más de 10 metros, comparable con el tamaño de un avión pequeño. Como esta criatura vivió durante el período Cretácico, cuando existía gran cantidad de dinosaurios, los paleontólogos consideran que el animal podría haberse alimentado de dinosaurios jóvenes o de reducidas dimensiones.

Además, los expertos sostienen que este pterosaurio podía caminar a cuatro patas y de esa manera también acechaba a sus presas en el suelo.

Si bien estos fósiles no han sido identificados como una especie nueva porque el esqueleto está incompleto, los investigadores dicen que pudo ser tan alto como una jirafa y que probablemente es uno de los pterosaurios más grandes que jamás haya existido, con seguridad el más grande encontrado hasta el momento en Asia.

El descubrimiento se inició en el año 2006 en una zona del oeste del desierto de Gobi, donde los paleontólogos encontraron por primera vez fragmentos de una gran vértebra que fueron enviados a la Universidad de Tokio para su análisis. Después de años de trabajo para reconstruir los restos, los investigadores recuperaron varias columnas vertebrales y determinaron que por su semejanza, el ejemplar podía pertenecer al misterioso grupo de pterosaurios conocidos como Azhdarchidae.